Publicidad

Subaru Outback 2.0D AWD Lineartronic, el más cómodo

El Subaru Outback aprovecha su puesta al día en diseño para estrenar la combinación de motor Diesel de 150 CV y el cambio automático Lineartronic. Gracias a esto, se gana en confort de marcha y facilidad de conducción.
Arturo de Andrés -
Subaru Outback 2.0D AWD Lineartronic, el más cómodo
Subaru Outback 2.0D AWD Lineartronic, el más cómodo

En los últimos tiempos, el concepto crossover ha ganado popularidad.  Un “crossover” comparte características con un turismo, un todo terreno puro y duro, y un SUV o todocamino. Del turismo utiliza la carrocería, que suele ser la de un familiar; de gama media o alta, por lo general. En el caso del Subaru Outback, la carrocería es la del Legacy Wagon, que, como todo Subaru, ya dispone de tracción integral. De un todo terreno se toma la tracción total y de un SUV se recibe la suspensión sobreelevada para poder circular por caminos en mal estado o, incluso, en campo a través que no llegue a ser de tipo trialero (20 cm de distancia libre al suelo en el caso del Outback). Lo que ocurre es que bastantes SUV se quedan con la estética, y luego llevan exclusivamente tracción a dos ruedas. El Outback, en este sentido, es bastante similar al Forester, que es el SUV de Subaru, pero con una estética más “cuadrada” y alta.


Su renovada suspensión ytracción integral con distribución variable y activa, le confieren toda la seguridad de comportamiento que se puede exigir a un vehículo con neumáticos de tipo mixto.


La principal novedad que presenta en esta toma de contacto el Subaru Outback es la combinación del motor turbodiésel que ya se monta prácticamente en toda la gama Subaru, un 2.0D de 150 CV, con la transmisión Lineartronic de variador continuo que, hasta el momento, era exclusiva del motor 2.5i atmosférico de gasolina. Pero no es la misma, debido entre otras cosas, a que el par motor del 2.0D es 11,7 mkg más elevado que el del 2.5i.


Además, tanto el convertidor hidráulico como la cadena del variador y otros detalles se han modificado radicalmente para adaptarlos a las nuevas prestaciones, y se ha aprovechado para añadir una serie de funciones que en la versión para el motor de gasolina no existían.


El Subaru Outback Lineartronic se presta a múltiples tipos de conducción; y en el bastidor se han hecho algo más rígidos los anclajes y la estabilizadora delantera, a fin de optimizar el comportamiento sobre asfalto.

Nueva cara


Al margen de la nueva transmisión, tenemos un frontal estéticamente renovado, de carácter más fuerte, mientras que en el interior se ha mejorado la calidad de la tapicería, y en el cuadro de instrumentos y en la consola se han efectuado adaptaciones más prácticas.

 


Con el estilo discreto y funcional típico de Subaru, el equipamiento ofrece prácticamente todo lo que hoy en día se considera necesario para un máximo confort, pero siempre poniendo el acento en lo práctico.

 

Buen precio

Teniendo en cuenta su excelente equipamiento y su mecánica, y comparando con el precio de sus rivales más directos (Audi A4 allroad quattro 2.0-TDI S-tronic y Range Rover Evoque 2.2D TD4 Pure 4x4 Aut), el Outback 2.0D Lineartronic es una compra espectacularmente atractiva. Ya lo puedes adquirir en los concesionarios de la marca con un precio de 34.400 € (a los que hay que restar unos 3.000 € de oferta de lanzamiento).