Subaru Legacy 3.0R Spec-B

La llegada al mercado nacional del más potente de los Subaru Legacy, el 3.0 R Spec-B, ha sido silenciosa. Está entre nosotros desde la pasada primavera y por fin lo hemos conducido.
Autopista -
Subaru Legacy 3.0R Spec-B
Subaru Legacy 3.0R Spec-B

Sólo hemos encontrado un rival para el protagonista de nuestra prueba: este Audi A4. ¿Por qué tantos problemas? ¿No es suficientemente amplio el mercado español? Pues sí y no. Hay muchas berlinas con potentes mecánicas de gasolina en torno a los 42.000 euros. Sin embargo, pocas son las que montan, además, tracción integral permanente como el Subaru.
Analizando este contrincante y dejando a un lado el mercado español, encontramos más equipamiento de serie en el Subaru que en el Audi. El navegador y la tapicería de cuero vienen de serie en el Legacy, mientras que en el A4 cuestan 1.545 y 2.115 euros, respectivamente. Los ocho airbags, el control de tracción y de estabilidad y el antibloqueo de frenos con distribución electrónica de la fuerza de frenada son comunes en ambos casos. Sólo el Audi puede montar una transmisión automática, Tiptronic, por 2.050 euros adicionales.
Pese a que las prestaciones son similares, los 10 CV más del A4 y la cilindrada mayor se notan en la suavidad de la mecánica y en el bajo ruido que emite. Los consumos son más abultados en el Subaru, pero hay que tener en cuenta que el Audi monta un propulsor FSi (inyección directa de gasolina que trabaja con una mezcla pobre), que “justifica” dicho ahorro en combustible.

Sólo hemos encontrado un rival para el protagonista de nuestra prueba: este Audi A4. ¿Por qué tantos problemas? ¿No es suficientemente amplio el mercado español? Pues sí y no. Hay muchas berlinas con potentes mecánicas de gasolina en torno a los 42.000 euros. Sin embargo, pocas son las que montan, además, tracción integral permanente como el Subaru.
Analizando este contrincante y dejando a un lado el mercado español, encontramos más equipamiento de serie en el Subaru que en el Audi. El navegador y la tapicería de cuero vienen de serie en el Legacy, mientras que en el A4 cuestan 1.545 y 2.115 euros, respectivamente. Los ocho airbags, el control de tracción y de estabilidad y el antibloqueo de frenos con distribución electrónica de la fuerza de frenada son comunes en ambos casos. Sólo el Audi puede montar una transmisión automática, Tiptronic, por 2.050 euros adicionales.
Pese a que las prestaciones son similares, los 10 CV más del A4 y la cilindrada mayor se notan en la suavidad de la mecánica y en el bajo ruido que emite. Los consumos son más abultados en el Subaru, pero hay que tener en cuenta que el Audi monta un propulsor FSi (inyección directa de gasolina que trabaja con una mezcla pobre), que “justifica” dicho ahorro en combustible.

Galería relacionada

Subaru Legacy SpecB 3.0R

LOS MEJORES VÍDEOS
Te recomendamos

La conciencia social, el ahorro, las medidas políticas aplicadas y la confianza en un...

Ciudades inteligentes, movilidad sostenible, coches y conductores conectados… ¿Y el c...

Eficiencia antes, durante y después. Un coche ecológico no puede ser denominado así ú...

El Land Rover Discovery Sport se convirtió en el aliado perfecto para nuestra Aventur...

Sí, ambas son tecnologías enfocadas a reducir las emisiones y los consumos, combinan ...

Huye de las preocupaciones secundarias y céntrate en lo más importante en cada instan...