SsangYong Kyron M200 Xdi

Precio contenido, buena dotación, comportamiento en carretera aceptable, estética agradable y mismas o más cualidades off-road que la mayoría de sus rivales son los cinco argumentos principales que hemos encontrado en este original todo terreno coreano.
-
SsangYong Kyron M200 Xdi
SsangYong Kyron M200 Xdi

Mucho ha cambiado SsangYong desde sus tímidos inicios en España allá por los años 90. Tardó en despegar, pero a partir de 2003, sin grandes alardes y sin hacer mucho ruido, el fabricante ha ido ganando adeptos y cuota de mercado con productos con una buena relación calidad precio. Gran parte de la culpa la tiene la elección de nueva distribuidora para nuestro país, pero también el cambio de orientación del producto. Ahora, y en consonancia con lo que están haciendo otras marcas coreanas en nuestro mercado -claro ejemplo es Kia-, ha decidido adaptar sus modelos al público europeo, elevando la calidad, aumentando la dotación y mejorando la imagen. Como contrapartida, ha incrementado sus precios, aunque siguen siendo competitivos frente a sus rivales por todo lo que sus vehículos ofrecen. El SsangYong Kyron es un claro ejemplo de esta nueva filosofía de producto que, por lo que hemos podido comprobar, parece bastante acertada.

Eso es lo que significa Kyron en coreano, un nombre que casa perfectamente con la orientación del producto: versatilidad de uso, amplitud interna e imagen poderosa. El modelo fue desarrollado en un solo 30 meses sobre la base del concept SV-R, gracias a que está basado en la plataforma del Rexton.

Con 4,66 metros y una batalla de 2,74, basada en la misma plataforma que la segunda generación del Rexton, y que ahora también emplea el Actyon, el Kyron es el modelo que ha sustituido al Musso. Su diseño denota una imagen para un público europeo, muy alejada de aquellas formas tan cuadradas, de aquella estética, digamos, tan “coreana” que mostraba el modelo sustituido. Un perfil en cuña, que ya hemos visto levemente esbozado en el Rexton II y en el Rodius, y unas líneas muy marcadas son algunas de las formas de conseguir una imagen más fresca, moderna y dinámica. Así, la línea de cintura se va progresivamente elevando desde los contundentes pasos de rueda delanteros hasta el portón trasero, de tal modo que las tres lunetas laterales van disminuyendo su tamaño y cambiando su forma, desde una amplia y triangular ventanilla delantera hasta un pequeño tercer cristal lateral de forma trapezoidal. Una abultada línea, que corre paralela desde la maneta delantera hasta la trasera, viene a recalcar esa forma apuntada.

<

p> Esta manera de disponer el perfil del vehículo se está haciendo esencial en la estética de los modelos SsangYong. A medida que lanzan nuevos productos acentúan aún más esa forma, como se puede comprobar en el más pequeño SUV Actyon, calificado por la firma como un Coupé Utility Vehicle (CUV). No podemos decir que el Kyron tenga los rasgos de coupé de su nuevo hermano, pero la caída del techo desde las plazas delanteras hasta el portón trasero, recuerdan en cierto modo a este tipo de vehículos. Le falta la curvatura que tiene el Actyon para que la asociación pueda ser válida del todo.

A pesar de que las líneas laterales superior e inferior se van juntando hacia atrás, SsangYong ha sabido evitar que la estética sacrificase funcionalidad, colocando abruptamente un portón trasero en forma de L invertida. Con ello, consigue mantener la estética general del modelo y proporcionar una boca de carga y una luneta posterior amplias, lo cual sirve para matar dos pájaros de un tiro: facilita la colocación del equipaje y respeta la visibilidad trasera. Es, además, en este inmenso portón donde tiene el Kyron su elemento más reconocible.

<

p> La zona delantera, con su pequeña parrilla partida, con el capó, también, en forma de cuña, y con el paragolpes integrado, recalcan esa idea de fortaleza que desprende la imagen general del modelo. Tras él, pensamos, se tiene que esconder un interior de generosas dimensiones, amplio y confortable.

Y cuando subimos a bordo, lo comprobamos. El Kyron es grande lo mires por donde lo mires: las plazas delanteras, las plazas traseras y el maletero. Supera a muchos de sus rivales en el apartado de habitabilidad y, por si fuera poco, presenta una imagen interna bastante aceptable. Los remates son buenos, los materiales utilizados, también, y el habitáculo, envolvente. Obviamente no es un SUV lujoso, pero en su nivel de acabado superior, el Limited, con su tapicería de cuero que hace el ambiente aún más agradable, disimula bastante bien sus posibles carencias. El mullido de los asientos delanteros es cómodo, aunque éstos no agarran en exceso. Las plazas traseras esgrimen un tanto de lo mismo: confort, pero escasa sujeción. Además, la central, es menos confortable, dada la posibilidad de transformar el respaldo en un reposabrazos central.

En términos ergonómicos, el Kyron está bastante bien logrado. El conductor encontrará rápidamente una postura de conducción cómoda gracias a la regulación en inclinación y altura de la banqueta. Los mandos están situados muy al alcance y algunos están integrados en el volante. El diseño del salpicadero coincide con lo estipulado en un manual de ergonomía. Por esta razón, resaltan más ciertos detalles que deberían haber sido mejorados, especialmente la ubicación de ciertos botones, que, aunque no de mucho uso, sí que convendría hubiesen estado más a la vista. Nos referimos al accionamiento del control de descensos de pendientes o al de desactivación del control de estabilidad.

<

p> La funcionalidad es otro apartado bien estudiado por los creadores del Kyron. Un cofre en el espacio entre los asientos delanteros, que sirve también de apoyabrazos, bandejas en las puertas y la posibilidad de inclinar y de abatir los asientos traseros asimétricamente, dejando un suelo casi plano y ampliando la capacidad del maletero desde 590 litros hasta 960, son sólo algunos ejemplos de que el Kyron es también un coche práctico.

Galería relacionada

SsangyongKyron_200

Te recomendamos

SEAT, Autopista y el Máster en Styling y Diseño de la Universidad Politécnica de Vale...

Range Rover sorprendió a todos con la llegada de su último SUV. El Range Rover Velar ...

Hablar del MINI Countryman Híbrido Enchufable es hablar de un SUV camaleónico, que aú...

Uno de los motivos principales a la hora de comprar un coche de segunda mano es el pr...

Casi todo cuanto imaginas se puede comprar con dinero, menos tu tiempo, pero MINI te ...

Las capacidades dinámicas del nuevo VW Touareg lo convierten en un poderoso rodador, ...