SsangYong XLV: a prueba un coche familiar práctico y barato

El XLV es la segunda incorporación a la gama de monovolúmenes de SsangYong. Mucho espacio, practicidad y unos precios contenidos sus claves. Lo probamos.
Adrián Lois.

Twitter: @loisSr_motor -

SsangYong XLV: a prueba un coche familiar práctico y barato
SsangYong XLV: a prueba un coche familiar práctico y barato

El SsangYong XLV no es sólo un Tivoli con más maletero. La marca surcoreana lo tiene claro: es un ‘mini Rodius’. Mientras que el perfil del Tivoli se enfoca más hacia los populares SUV, el XLV se venderá como una opción monovolumen más en el segmento de los compactos. Con 4,44 metros de largo (el Rodius llega hasta los 5,13 metros), eso sí, el nuevo XLV copia en muchos aspectos al Tivoli (sobre todo en el interior), pero con una puesta a punto específica que le convierten en un coche mucho más confortable y con muchísimo más espacio.

Bajo esa particular carrocería que envuelve las entrañas del SsangYong XLV, cuyo diseño recuerda más en su zaga al Rodius y al Tivoli en el frontal, se esconde un gran maletero con doble fondo, cuyas dimensiones mínimas son de 720 litros y llegan hasta los 1.440 litros con los respaldos de los asientos traseros plegados (de 875 a 2.583 litros en el Rodius). El acceso al maletero viene de un portón de generosas dimensiones, muy ligero y fácil de manipular, con una boca de carga algo alta, pero fácilmente accesible.

Estos asientos traseros son otra muestra más de la gran amplitud que ofrece el XLV en su interior: además de los muchos espacios portaobjetos disponibles, la altura al techo y el espacio para las rodillas atrás es muy bueno, con una plaza central realmente cómoda, gracias en parte a lo poco intrusivo que es el túnel central. Los respaldos de las plazas traseras, además, son reclinables en dos niveles. El XLV, eso sí, sólo tiene opción para cinco asientos, abandonando la idea de anteriores prototipos (XLV Concept, XLV Air…) que ofrecían siete ‘teóricas’ plazas.

El XLV es el segundo modelo de la plataforma que SsangYong ha sacado para el Tivoli. Más adelante llegará un tercer modelo que podríamos ver en el Salón de París, y que responde al código interno ‘C300’. En la única imagen que hemos visto, es muy similar al SsangYong SIV-2 que vimos en Ginebra. ¿Un SUV de siete plazas?

SsangYong XLV

SsangYong XLV: sólo dos motores

Al igual que en el Tivoli, el XLV cuenta con los mismos nuevos motores de 1,6 litros y desarrollo propio de SsangYong: un gasolina atmosférico de 128 CV, disponible sólo con cambio manual y con un consumo medio de 6,8 litros a los 100 km; y un turbodiésel de 115 CV, 30,5 mkg de par, geometría variable y un consumo mixto de 4,5 l/100 km con cambio manual de seis marchas y 5,9 l/100 km con el automático de convertidor de par de seis marchas.

Tan sólo estará disponible en el SsangYong XLV la tracción delantera, no como en el Tivoli que ofrece versiones 4x4, y el cambio automático (de origen Aisin) sólo se ofrece para las variantes Diesel. Sí que es novedad dentro de la marca la llegada del sistema Start&Stop a sus coches, siendo el XLV el primero en incorporar este sistema que reduce los consumos.

SsangYong XLV

SsangYong XLV: al volante

Nosotros hemos tenido una primera toma de contacto con la versión turbodiésel y cambio manual del SsangYong XLV, sin duda la más recomendable por funcionamiento, consumos y agrado. Las versiones automáticas, como comentábamos antes, declaran un consumo (y emisiones de CO2) mucho más grandes. Con el cambio manual –de origen Hyundai–, nos encontramos con un coche de tacto agradable, con recorridos duros de la palanca de cambios y llamativamente cortos en su primera y segunda marcha en comparación con el resto.

El par motor (30,5 mkg) está disponible desde las 1.500 rpm, lo que deja una respuesta bastante buena, aunque nos reservamos para una prueba en profundidad con las cinco plazas y el maletero plenamente ocupados en un viaje familiar. Aquí la cifra de potencia (115 CV) para un coche de este tamaño puede resultar escasa, pero no por ello deja malas sensaciones y los consumos no son nada malos: 6 litros a los 100 kilómetros en nuestro recorrido mixto de autovía y carreteras convencionales.

A diferencia del Ssangyong Tivoli, el XLV cuenta con una puesta a punto más blanda en sus suspensiones. El confort manda en este monovolumen y eso se nota, incluso montando las llantas de 18 pulgadas con neumáticos de perfil más bajo (16 pulgadas de serie). Con la dirección del coche (asistida eléctrica), si bien cuenta con tres ajustes de dureza, apenas se perciben variaciones y resulta algo artificial en los giros, sumando más agrado en vía rápida.

SsangYong XLV

SsangYong XLV: equipamiento

El SsangYong XLV de gasolina sólo está disponible en el acabado básico ‘Line’ e intermedio ‘Premium’, mientras que las variantes Diesel se ofrecen en los niveles de equipamiento ‘Premium’ y el tope de gama ‘Limited’. En gasolina, el precio de partida con el descuento de la marca es de 16.650 euros. En Diesel, el manual comienza desde los 20.000 euros y el automático desde los 22.000 euros.

El acabado ‘Line’ ya incluye climatizador manual, luces diurnas de ledes, faros antiniebla, llantas de 16 pulgadas (205/60R16) y sistema de audio mp3 con conexiones Bluetooth, auxiliar y USB. En ‘Premium’, hay que sumar a lo anterior las barras de techo plateadas, asientos de cuero, cristales tintados, navegador con pantalla de 8 pulgadas en el interior y llantas de 18 pulgadas (215/45R18). Por último, en los XLV ‘Limited’ se añade el volante y pomo del cambio en cuero, asientos y volante calefactables, airbag de rodilla, sensores de lluvia y luz,… Opcionalmente, tan sólo cabe elegir la pintura metalizada (410 euros), navegador para el nivel intermedio (500 euros), pack rueda de emergencia (100 euros) y pack utilidad, con bandeja cubremaletero, bandeja rígida articulada para dividir los dos niveles del maletero y kit antipinchazos (200 euros).

SsangYong XLV

SsangYong XLV: precios

- SsangYong XLV G16 Line: 16.650 euros.

- SsangYong XLV G16 Premium: 18.500 euros.

- SsangYong XLV D16T Premium: 20.000 euros.

- SsangYong XLV D16T Automático Premium: 22.000 euros.

- SsangYong XLV D16T Limited: 22.000 euros.

- SsangYong XLV D16T Automático Premium: 24.000 euros.

*Contado el descuento de la marca de 2.000 euros (2.250 euros en el gasolina básico).

 

También te puede interesar

Contacto: SsangYong Rodius, adiós al 'patito feo'

Consumo real de SsangYong, pruebas de consumo reales

Te recomendamos

Hay un público fiel que sigue apostando por las berlinas tradicionales, y ahí el Lexu...

Espacio de carga, confort en viaje y capacidad para dormir en su interior hacen de lo...

El Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlina surcoreana, se ve las caras...

Del 7 al 13 de septiembre tienes ocasión de vivir una experiencia exclusiva a los man...

El Ford Focus siempre ha sido un compacto de retos y récords, y su cuarta generación ...

Nuevo rival en circuito para el Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlin...