SsangYong Actyon Sports Pick Up

SsangYong sigue adelante con la renovación de su gama. A la presentación del Actyon, producida hace unos meses, sigue ahora la del Actyon Sports, variante pick-up que sustituye en la gama al ya veterano Musso Sports. Como sucedía con este último, el pick-up coreano muestra unas magníficas maneras tanto en el campo como en la carretera. Es, desde luego, un coche inteligente.
Autopista -
SsangYong Actyon Sports Pick Up
SsangYong Actyon Sports Pick Up
Ver vídeosVer vídeo
<table border=0 cellspacing=0 cellpadding=0 class=visu4>
<tr align=right><td colspan=3 class=visu2><img 

src="http://www.terra.es/img/visu_aub.gif" alt=""> <img src="http://www.terra.es/img/au.gif" width=1

height=1 alt="">

        <li><a href="javascript:abrir_ventana
    

    ('http://multimedia.terra.es/viewer/portada.cfm?

    cod_media=61234&mapnivel1=MUS','','width=765,height=470') ">SsangYong Actyon Sports

<img src="http://www.terra.es/img/au.gif" width=1

height=1 alt=""> <img

src="http://www.terra.es/img/visu_aub.gif" align=left hspace=0 alt=""><img

src="http://www.terra.es/img/visu_aub.gif" align=right hspace=0

alt="">

Con la llegada de este pick-up, en SsangYong ponen en marcha una decidida apuesta por un segmento en alza. Con el viejo Musso no pusieron toda la carne en el asador, pues era un coche ya en su última etapa. Sin embargo, ahora no dudan en lanzar el Actyon Sports con toda la pompa, confiando en vender nada menos que 1.200 unidades en este 2007, lo que situaría al coche en el quinto puesto del segmento, sólo superado por los líderes Mitsubishi L200, Nissan Navara, Ford Ranger y Toyota Hilux.

Para conseguir este éxito comercial, SsangYong hace una apuesta muy fuerte por un coche que rompe los esquemas de la categoría. Es, con diferencia, una de las opciones más atractivas por equipamiento y cotas de comodidad y confort. Estos argumentos deberán permitir que el coche se defienda comercialmente con habilidad, llevándose al público que busca un vehículo de este tipo pero que no se conforma con las espartanas versiones básicas –y no tan básicas- de otros modelos. Para ellos, SsangYong ofrece una dotación de serie muy amplia y moderna, además del mejor habitáculo de la categoría, la caja más ancha y el único tren trasero montado sobre muelles y no sobre ballestas.

<

p> Se ofrece en dos versiones, Actyon Sports Pick Up 200 Xdi, que cuesta 23.990 euros, y Pick Up 200 Xdi Limited, a un precio de 26.590 euros. Son, como se ve, tarifas muy competitivas, sobre todo, si se tiene en cuenta que sus competidores ofrecen versiones de acceso mucho más limitadas en equipamiento y posibilidades.

Con el modelo que analizamos en esta toma de contacto, SsangYong completa la renovación de su gama, a falta de un par de rediseños que llegarán en primavera. Se compone la familia de cinco modelos: Actyon, el Sports Pick Up, el Kyron, el Rexton y el Rodius, todos ellos lanzados en los últimos dos años y muy modernizados con respecto a los componentes de gamas anteriores de la firma.
De este nuevo rumbo de SsangYong España es responsable el grupo Bergé, que se encarga de la importación y la distribución. Su buen criterio ha logrado que la marca vendiera 12.000 coches en 2006, una cifra llamativa si se tiene en cuenta que sólo se vendían 800 unidades cuando, en 2003, Bergé se hizo cargo de la marca.
Gracias al Sports y a la consolidación de su red comercial, que ya tiene 70 puntos de venta, SsangYong España prevé unas ventas totales de 16.000 vehículos en 2007, lo que supondrá un incremento del 33 por ciento con respecto a 2006 y un importante salto adelante en el mercado, acercándose a las posiciones de firmas con más trayectoria, como Volvo o Mitsubishi.
Coincidiendo con el lanzamiento de este coche, Bergé se hace también cargo de SsangYong para Portugal.

<

p>

SsangYong acierta otra vez al apostar por un pick-up enfocado a un uso mixto, no necesariamente para los profesionales de la construcción, la industria o el campo. Su acertado eje trasero, que destierra las ballestas y las cambia por muelles y amortiguadores, permite que el coche se conduzca como un todo terreno normal. La consecuente pérdida de capacidad de carga no nos parece un argumento demasiado peligroso: la inmensa mayoría de los usuarios de pick-ups no necesita llevar muchos más kilos de los que admite este coche.
El motor es noble y empuja, aunque le falta brillo. A cambio, la reductora es de primera línea, poderosa y eficaz, lo que hace que el coche se desenvuelva bien en el campo. Por último, el interior del habitáculo es claramente el mejor del segmento, con lo que se completa una combinación más que satisfactoria. Para colmo, los precios son realmente competitivos.

Ver vídeosVer vídeo
<table border=0 cellspacing=0 cellpadding=0 class=visu4>
<tr align=right><td colspan=3 class=visu2><img 

src="http://www.terra.es/img/visu_aub.gif" alt=""> <img src="http://www.terra.es/img/au.gif" width=1

height=1 alt="">

        <li><a href="javascript:abrir_ventana
    

    ('http://multimedia.terra.es/viewer/portada.cfm?

    cod_media=61234&mapnivel1=MUS','','width=765,height=470') ">SsangYong Actyon Sports

<img src="http://www.terra.es/img/au.gif" width=1

height=1 alt=""> <img

src="http://www.terra.es/img/visu_aub.gif" align=left hspace=0 alt=""><img

src="http://www.terra.es/img/visu_aub.gif" align=right hspace=0

alt="">

Con la llegada de este pick-up, en SsangYong ponen en marcha una decidida apuesta por un segmento en alza. Con el viejo Musso no pusieron toda la carne en el asador, pues era un coche ya en su última etapa. Sin embargo, ahora no dudan en lanzar el Actyon Sports con toda la pompa, confiando en vender nada menos que 1.200 unidades en este 2007, lo que situaría al coche en el quinto puesto del segmento, sólo superado por los líderes Mitsubishi L200, Nissan Navara, Ford Ranger y Toyota Hilux.

Para conseguir este éxito comercial, SsangYong hace una apuesta muy fuerte por un coche que rompe los esquemas de la categoría. Es, con diferencia, una de las opciones más atractivas por equipamiento y cotas de comodidad y confort. Estos argumentos deberán permitir que el coche se defienda comercialmente con habilidad, llevándose al público que busca un vehículo de este tipo pero que no se conforma con las espartanas versiones básicas –y no tan básicas- de otros modelos. Para ellos, SsangYong ofrece una dotación de serie muy amplia y moderna, además del mejor habitáculo de la categoría, la caja más ancha y el único tren trasero montado sobre muelles y no sobre ballestas.

<

p> Se ofrece en dos versiones, Actyon Sports Pick Up 200 Xdi, que cuesta 23.990 euros, y Pick Up 200 Xdi Limited, a un precio de 26.590 euros. Son, como se ve, tarifas muy competitivas, sobre todo, si se tiene en cuenta que sus competidores ofrecen versiones de acceso mucho más limitadas en equipamiento y posibilidades.

Con el modelo que analizamos en esta toma de contacto, SsangYong completa la renovación de su gama, a falta de un par de rediseños que llegarán en primavera. Se compone la familia de cinco modelos: Actyon, el Sports Pick Up, el Kyron, el Rexton y el Rodius, todos ellos lanzados en los últimos dos años y muy modernizados con respecto a los componentes de gamas anteriores de la firma.
De este nuevo rumbo de SsangYong España es responsable el grupo Bergé, que se encarga de la importación y la distribución. Su buen criterio ha logrado que la marca vendiera 12.000 coches en 2006, una cifra llamativa si se tiene en cuenta que sólo se vendían 800 unidades cuando, en 2003, Bergé se hizo cargo de la marca.
Gracias al Sports y a la consolidación de su red comercial, que ya tiene 70 puntos de venta, SsangYong España prevé unas ventas totales de 16.000 vehículos en 2007, lo que supondrá un incremento del 33 por ciento con respecto a 2006 y un importante salto adelante en el mercado, acercándose a las posiciones de firmas con más trayectoria, como Volvo o Mitsubishi.
Coincidiendo con el lanzamiento de este coche, Bergé se hace también cargo de SsangYong para Portugal.

<

p>

SsangYong acierta otra vez al apostar por un pick-up enfocado a un uso mixto, no necesariamente para los profesionales de la construcción, la industria o el campo. Su acertado eje trasero, que destierra las ballestas y las cambia por muelles y amortiguadores, permite que el coche se conduzca como un todo terreno normal. La consecuente pérdida de capacidad de carga no nos parece un argumento demasiado peligroso: la inmensa mayoría de los usuarios de pick-ups no necesita llevar muchos más kilos de los que admite este coche.
El motor es noble y empuja, aunque le falta brillo. A cambio, la reductora es de primera línea, poderosa y eficaz, lo que hace que el coche se desenvuelva bien en el campo. Por último, el interior del habitáculo es claramente el mejor del segmento, con lo que se completa una combinación más que satisfactoria. Para colmo, los precios son realmente competitivos.

Galería relacionada

SsangYong Actyon Sports

Historias
LOS MEJORES VÍDEOS
Te recomendamos

Una historia de amor de ida y vuelta a bordo de un MINI....

Por espacio y tecnología, el MINI Countryman se establece como una de las opciones má...

No es una afirmación gratuita, sino el resultado de un estudio del INSIA, uno de los ...

Por la ciudad, a la montaña, de viaje, solo, en pareja o en familia... pero siempre d...

Con las proporciones más deportivas y el dinamismo de conducción de un turismo, pero ...

Los ganadores de un juego de neumáticos todo tiempo Bridgestone Weather Control A005 ...