Publicidad

Smart Fortwo Eléctrico Cabrio: ¡probamos un urbano de referencia!

El Smart Fortwo biplaza eléctrico de ciudad se vuelve más exclusivo con una nueva versión descapotable de hasta 155 km de autonomía. ¡Lo probamos!
Óscar Díaz.

-

Smart Fortwo Eléctrico Cabrio: ¡probamos un urbano de referencia!
Smart Fortwo Eléctrico Cabrio: ¡probamos un urbano de referencia!

Siendo el Smart Fortwo un coche de ciudad con un amplio componente de capricho, era cuestión de tiempo que Mercedes presentara una versión que reforzara esa condición apuntalándose en dos aspectos tan exclusivos como ser un cabrio y eléctrico, que le convierten en algo prácticamente único y una propuesta de lo más atractiva para la ciudad.

El Smart Fortwo Cabrio cuenta para ello con un motor eléctrico de 60 kW que toma su energía de una batería de litio de 17,6 kw/h y 96 celdas desarrollada por Accumotive, una empresa filial de Mercedes. Anuncia una autonomía de 155 km (6 menos que la versión coupé debido a la ganancia de peso que implican los refuerzos en la zona inferior del chasis destinados a compensar la menor rigidez derivada de la ausencia de techo), 130 km/h de velocidad máxima  y cuenta con refrigeración por líquido, lo que le permite estar más protegida de las altas temperaturas generadas durante el proceso de carga, lo que redunda en mayor fiabilidad. De hecho, la batería del Smart Fortwo eléctrico cabrio está amparada por una garantía de fábrica de ocho años o 100.000 km.

Conectado a una red doméstica convencional de 12 amperios, Mercedes anuncia un tiempo de recarga de 7,5 horas estando la batería del Smart Fortwo eléctrico cabrio completamente descargada (6,5 para alcanzar el 80%) y 3,5 horas en una estación de carga tipo Wallbox. Adicionalmente, en 2018 hará su aparición una conexión trifásica de carga rápida que permitiría en 45 minutos ganar un 80% de su capacidad, si bien esa conexión no será compatible con la conexión convencional y aumenta la exigencia a la batería, lo que restringirá su popularidad a flotas o empresas comerciales.

Smart Fortwo Cabrio EléctricoDos modos de uso, normal y Eco, permiten al conductor del Smart Fortwo eléctrico Cabrio administrar la energía de la batería. El primero ofrece la potencia del motor sin restricciones y sin modificar la capacidad del sistema de climatización y con una regeneración de energía variable en cinco niveles sin intervención del conductor dependiendo de la velocidad, estado del tráfico y presencia de otros vehículos en base a la información recogida por el radar delantero de proximidad. Por su parte el modo Eco aumenta la autonomía en torno a un 8% a costa de reducir la respuesta al acelerador, reducir el caudal y refrigeración del aire acondicionado y maximizar la capacidad de recuperación de energía en las fases sin aceleración, aunque sin llegar a los extremos del BMW i3 cuya enorme retención obliga a modular el acelerador y presionarlo ligeramente incluso cuando queremos perder velocidad de manera lenta y progresiva.

La capota y seguridad del Smart Fortwo Cabrio eléctrico

Como la variante de motor térmico, el Smart Fortwo eléctrico Cabrio cuenta con una capota textil de tres capas de tejido poliacrílico en la que la capa exterior cuenta con un tratamiento que le debe proteger de los rayos ultravioleta e inclemencias meteorológicas. En las dos inferiores se emplea una mezcla de algodón y poliéster y están separadas por un aislamiento de caucho para un espesor total de dos centímetros. Su apertura es eléctrica, se recoge y extiende en 12“ y queda replegada en forma de Z. Es entonces cuando se pueden quitar los montantes laterales superiores, como sucedía en su día en el Citroën C3 Pluriel  y el Smart Fortwo se convierte en un atractivo cabrio.

Smart FortwoUn sistema generador de sonido permite mejorar las posibilidades de convivencia entre coches eléctricos como este Smart Fortwo Cabrio y peatones. En este caso el mismo sistema de radar del asistente frontal detectaría la presencia de peatones y a través de un altavoz estanco situado detrás de la parrilla se emitiría un sonido ajustable en tono e intensidad por el usuario que iría aumentando a medida que se acercase al peatón. Funciona a velocidades de hasta 30 km/h y supone un plus de seguridad como el asistente de viento cruzado lateral, que ayuda a no perder la trayectoria en caso de viento fuerte. Es de serie, a diferencia de la advertencia de cambio involuntario de carril.

El precio oficial del Smart Fortwo Cabrio ED (esa es la denominación oficial de este coche eléctrico) es de 26.730 euros, 3.400 más que la versión Coupé  y al que habría que descontar el importe del plan Movea de incentivo de compra de vehículos eléctricos, el de la instalación de la estación doméstica de carga que Mercedes asumiría y en el caso de firma la tarifa Tempo Zero Smart con Endesa -en el caso de prorrogarse ya que acaba el 30 de junio- la gratuidad de 1.200 kWh al año consumidos entre la 1 y las 7 de la mañana, que debería alcanzar para recorrer unos 10.000 km al año.

También te puede interesar:

Así es el Smart Fortwo eléctrico

¿Quieres saber cuanto cuesta el Smart Fortwo Cabrio eléctrico?

Así es el plan Movea de ayuda a la compra de coches eléctricos