Publicidad

Skoda Kodiaq 2.0 TDI: superprueba al SUV con todas las mediciones

El Skoda Kodiaq es un SUV compacto con alma de categoría superior por tamaño, calidad, espacio y confort. Lo probamos Diesel y te damos todas nuestras mediciones. ¿El mejor SUV del momento?
Miguel García-Vidal.

Twitter: @autopista_es Fotos: I.Gardyn. -

Skoda Kodiaq 2.0 TDI: superprueba al SUV con todas las mediciones
Skoda Kodiaq 2.0 TDI: superprueba al SUV con todas las mediciones

Tras Volkswagen Tiguan y Seat Ateca, el siguiente SUV del Grupo Volkswagen bajo la plataforma modular MQB que llega al mercado es este imponente Skoda Kodiaq, que muestra la gran elasticidad de esta arquitectura. De los 4,36 metros de longitud y 2,64 m de batalla del Ateca pasa a ofrecer 34 y 15 cm más, respectivamente. Por dimensiones, el nuevo Kodiaq (que toma su nombre de un gigantesco oso pardo que habita en las islas de la costa sur de Alaska y en la isla del mismo nombre) se sitúa a caballo entre los SUV del segmento C y D, con rivales claros como Hyundai Santa Fe, Kia Sorento o Land Rover Discovery Sport, pero especialmente con los Mitsubishi Outlander y Nissan X-Trail.

Por todo ello, y por sus muchas posibilidades de carga, la gama del nuevo Skoda Kodiaq arranca con mecánicas relativamente potentes, y en Diesel con este 2.0 TDI de 150 CV —en gasolina lo hace con un 1.4 TSI de 125 CV 4x2— que puede elegirse con cambio manual de 6 velocidades o caja automático DSG, tracción delantera o total y 5 o 7 plazas. En nuestro caso empezamos probando ya a fondo el 2.0 TDI 150 CV, DSG y 4x4.

Skoda Kodiaq 2.0 TDI 4x4: espacio interior

Nada más acceder al habitáculo del nuevo Skoda Kodiaq sorprende tanto el amplio espacio disponible como, sobre todo, la gran calidad de sus materiales. Abundan las superficies mullidas, más incluso que en un VW Tiguan, aunque también las encontramos de plástico duro. Su salpicadero exhibe una sofisticada pantalla central de 8 pulgadas, con navegador de serie, con una gran superficie acristalada con botones táctiles a los lados y sólo dos físicos. Aporta un gran toque tecnológico, pero apagado se notan mucho en su superficie las huellas dejadas por los dedos.

Skoda Kodiaq interiorLa conectividad del Skoda Kodiaq es grandísima: puede tener wi-fi, cargador para teléfono por inducción… y, por supuesto, es compatible con Apple Car Play, Android Auto así como Mirror Link. Funcionalmente ofrece gran cantidad de huecos para dejar objetos repartidos por todo el habitáculo. La doble guantera —la superior sin iluminar ni refrigerar—, el de la consola central con tapa, el amplio espacio bajo el regulable y cómodo reposabrazos central o los de las puertas —forrados para evitar ruidos— son sólo una muestra. A ello habría que sumar las originales soluciones Simply Clever habituales en los últimos Skoda, con hasta 30 propuestas inteligentes.

La ergonomía al volante del Skoda Kodiaq es también muy buena, con múltiples regulaciones que permiten dar rápido con la mejor postura. Todos los mandos quedan muy a mano y sus asientos son comodísimos, con una excelente regulación lumbar eléctrica en cuatro vías. Atrás sobresale por su amplio espacio en todas las cotas, aunque ninguna medición sea de récord. Su acceso es muy cómodo por las generosas dimensiones de sus puertas, con una banqueta amplia y 143 centímetros de anchura que permiten acoger con cierto desahogo a tres adultos, si bien la plaza central tiene un mullido más firme, está ligeramente elevada y cuenta con un voluminoso túnel de transmisión. Se puede regular longitudinalmente en un amplio rango para jugar con el espacio para las piernas entre la 2ª y 3ª filas o aumentar la capacidad del maletero. Las plazas de la 3ª fila sólo son adecuadas para niños, pues para adultos hay poco espacio para las piernas —si se deja algo también para la 2ª, pues el máximo en la 3ª es de 70— mientras las rodillas quedan en un plano excesivamente elevado. Además, su acceso requiere ser ágil.

ESPACIO Skoda Kodiaq 2.0 TDI/150 4X4 DSG
Anchura delantera 147 cm
Anchura trasera 143 cm
Altura delantera 94-100 cm
Altura trasera 94 cm
Espacio para piernas 60-78 cm
Maletero 540-730 (con 5), 220 (con 7) litros

Skoda Kodiaq 2.0 TDI 4x4: maletero

El maletero es una de las joyas del nuevo Skoda Kodiaq. Ninguno de sus rivales pasa de los 180 litros con 7 plazas hábiles, mientras no hay otro SUV que con cinco pueda llegar a los 730 litros como éste: el VW Tiguan es el que más se acerca, con 690. Es cierto que, en ambos, con un mínimo espacio para las piernas de los ocupantes de la 2ª línea, pero con 18 cm de regulación longitudinal de la banqueta tenemos un amplio margen para conseguir, en cada caso, cubrir nuestras necesidades. Su piso está a la altura de la boca de carga, lo que facilita introducir bultos pesados, con un receptáculo debajo de éste para guardar la cortinilla cuando tenemos las 7 plazas habilitadas y otros para dejar triángulos, redes, guantes… ¡Y, sorpresa! Una rueda de repuesto de emergencia. Y es que todo espacio es aquí aprovechado.

Skoda Kodiaq 2.0 TDI 4x4: comportamiento y motor

Basta recorrer unos pocos metros para adivinar dónde Skoda ha puesto especial interés en el desarrollo de su Kodiaq: en ofrecer un altísimo nivel de confort, con una gran calidad de rodadura. En todo momento se siente muy bien aislado, con un nivel muy reducido de decibelios y una gran pisada. Encontramos el motor 2.0 TDI de 150 CV de potencia algo más refinado que en otros modelos del Grupo Volkswagen. Eso sí, su sonido a Diesel tanto al ralentí como a baja velocidad siempre está presente.

Skoda Kodiaq traseraEste Skoda Kodiaq 2.0 TDI de 150 CV 4x4 se siente muy suave y apenas transmite vibraciones. Su respuesta es muy progresiva, con una entrega de potencia muy lineal, pero tras la adaptación a la normativa Euro 6 ha perdido emoción, por lo que parece correr menos de lo que en realidad lo hace según certifican nuestras cifras. No es el más lento de sus rivales, pero sí está entre los de más baja aceleración y recuperación. En cuanto a consumos, sin ser elevados los suyos, si son algo más altos que los de otros SUV compactos, aunque no que los de los más grandes de 7 plazas. En carretera, por ejemplo, el VW Tiguan equivalente le rebaja tres décimas de litro.

CONSUMOS Skoda Kodiaq 2.0 TDI/150 4X4 DSG
Consumo en ciudad 7,0 l/100 km
Consumo en carretera 6,2 l/100 km
Consumo medio 6,5 l/100 km

Y es que esta unidad de nuestro Skoda Kodiaq, con cambio automático DSG, tracción total y a tope de equipo —lleva desde calefacción estacionaria a una bien resuelta bola de remolque de accionamiento eléctrico— ha arrojado en nuestra báscula nada menos que 1,9 toneladas. Un peso que se nos antoja algo excesivo para sus 150 CV de potencia. Es cierto que puede ser suficiente para la mayoría, pero quien pretenda un gran dinamismo o piense aprovechar sus posibilidades de carga con asiduidad le recomendamos, por 1.450 € adicionales, la versión de 190 CV superior.

El cambio DSG de 7 velocidades bañado en aceite, no en seco, como el que se emplea para los motores de hasta 25,5 mkg de par, sobresale como el más conocido de 6 por rapidez y suavidad. Aspectos en los que es soberbio. Pero en conducción deportiva o al adelantar no convence su lógica de actuación con este 2.0 TDI de 150 CV, lo que induce a su uso en modo manual, donde sí es completamente satisfactorio. Aunque su potencia máxima oficial la alcanza en el rango 3.500-4.000 rpm, la realidad es que, en las últimas mediciones que hemos hecho, ésta se encuentra más próxima a las 3.100 rpm, decayendo considerablemente pasadas las 4.000. El problema es que incluso rodando a ese régimen en Sport, ya pasada la zona de potencia máxima, al acelerar a fondo y sobrepasar el tope del «Kick-Down» el cambio se afana en reducir una velocidad, en la que ya no aporta ningún empuje adicional, cerca de las 5.000 rpm, cuando lo que tendría que hacer es subir una marcha hacia arriba.

PRESTACIONES Skoda Kodiaq 2.0 TDI/150 4X4 DSG
Acel. 0-100 km/h 10,78 s
Acel. 0-1000 metros 32,6 s
Adelantamiento 80-120 km/h 8,8 s
Sonoridad 100 km/h 64,0 dB
Sonoridad 120 km/h 67,9 dB
Frenada desde 140 km/h 68,9 m
Peso en báscula 1.897 kg

En carreteras de montaña, con curvas muy cerradas, se nota el sobrepeso de este Skoda Kodiaq respecto a un Volkswagen Tiguan, así como su mayor batalla, pero llama mucho la atención la gran velocidad de paso por curva que permite, con balanceos contenidos y buenas transiciones en los cambios de apoyo; al menos con la amortiguación pilotada DCC que equipa nuestra unidad. En autopista sobresale por su gran aplomo, precisión en las trazadas y la gran sensación de seguridad que trasmite. La dirección no aporta toda la información que esperamos, pero es precisa y suficientemente rápida para conformar, en general, un gran SUV que llega como claro desafío a sus rivales.

PRECIOS CON DESCUENTO (MARZO 2017) Skoda Kodiaq 2.0 TDI/150 4X4 DSG (de 31.585 a 38.135 €)

También te puede interesar:

El SUV Skoda Kodiaq Coupé, ¿más cerca de Europa?

Skoda Kodiaq vs VW Tiguan, ¿cuál es mejor?

Skoda Yeti 2018: el nuevo mini Kodiaq