Skoda Kamiq 2019: prueba y análisis de un nuevo SUV eminentemente práctico

El Kamiq podría pasar por el también muy reciente Scala si analizamos su habitáculo, ya sea por dimensiones o diseño; o su comportamiento dinámico, lo que dice mucho del nuevo SUV de Skoda. Ya lo hemos podido conducir y éste es nuestro análisis.
Luis Miguel Vitoria.

Twitter: @luismivitoria -

Skoda Kamiq 2019: prueba y análisis de un nuevo SUV eminentemente práctico
Skoda Kamiq 2019: prueba y análisis de un nuevo SUV eminentemente práctico

Con el Kamiq Skoda sustituye, «en diferido», al Yeti y suma su tercer SUV a la oferta, el más pequeño de ellos —mide 4,24 m de largo—, todos con menos de dos años de antigüedad en el mercado. Aunque las reservas pueden hacerse en los concesionarios desde hace unos días, las primeras entregas de este nuevo modelo no se realizarán hasta octubre.

Publicidad

La tarifa oficial arranca con los 20.140 euros que cuesta la versión 1.0 de 95 CV con cambio manual, aunque como todos los niveles Active —también disponibles en el 1.0 TSI de 115 CV y el 1.6 TDI de la misma potencia, siempre con caja manual— tienen un descuento específico de 2.740 euros. En el resto de las versiones —18 del total de 22 con el que arranca este Kamiq— es de 2.480 euros, a lo que habría que sumar el descuento de 2.500 euros con el que también se cuenta en el caso de que se efectúe la financiación de la compra. Todo esto lleva a la versión que, presumiblemente, más se venderá —que no es otra que la 1.0 TSI de 115 CV con el cambio DSG y el acabado Ambition, el segundo nivel de los cuatro disponibles— de costar 23.790 euros a 18.900. Pero en el Kamiq hay mucho más que política de precios para hacerlo interesante a los ojos de los compradores.

El nuevo SUV de Skoda se sitúa en un segmento de crecimiento de ventas y de oferta que no para de crecer: hoy son 22 los modelos que, en el mercado español, tienen una longitud entre los 4,10 y 4,30 cm. Los más pequeños son coches como los Volkswagen T-Cross, DS3, Renault Captur, Peugeot 2008, Seat Arona o Kia Stonic; en tanto que los más grandes son Suzuki S-Cross, Mini Countryman, Opel Mokka, Mazda CX-3 o Fiat 500 X. Casi a mitad de camino entre unos y otros con sus 4,24 m se encuentra este Kamiq, por lo demás, un SUV de apariencia muy civilizada por la discreta presencia de protecciones en su carrocería y bajito: se queda en 1,53 m si se tiene en cuenta la altura hasta el techo, unos cuatro centímetros por debajo de la media del segmento.

Skoda Kamiq 2019: prueba y análisis de un nuevo SUV eminentemente práctico

Skoda Kamiq 2019: prueba y análisis de un nuevo SUV eminentemente práctico

A diferencia del Volkswagen T-Roc, también de dimensiones parecidas, el Skoda Kamiq está realizado con la plataforma MQB A0 como punto de partida. Es la misma que se utiliza en Audi Q2 también, además del T-Cross y Arona, los otros SUV del grupo industrial Volkswagen.

Es la misma que se emplea en el Skoda Scala, una referencia ineludible cuando se habla del Kamiq no sólo por la proximidad del lanzamiento comercial de ambos modelos —apenas seis meses—, también por la enorme cantidad de elementos en común entre ambos. Entre ellos, también los motores, todos ellos compartidos. La excepción en este sentido está en que el SUV cuenta con la posibilidad de incorporar, como opción (1.600 euros) a la caja manual de seis marchas, la DSG de siete a ese 1.0 TSI de 115 CV —en realidad sólo carecen de ese cambio de doble embrague los Kamiq 1.0 TSI de 95 CV—, así como de que el 1.5 TSI de 150 CV y con ACT, el sistema que desactiva dos de sus cuatro válvulas con poca carga, tiene versión con transmisión manual, no sólo DSG como en el Scala.

Skoda Kamiq 2019, interior

Entre este Scala y el Kamiq hay una diferencia de longitud de 12 cm, todos ellos situados en el Scala por detrás del eje trasero. Esto explica que, en nuestras primeras mediciones, hayamos dado con prácticamente las mismas cotas de habitabilidad en uno y otro —la discrepancia, en la altura, dado que el monocasco de acero es dos centímetros más alto en el Kamiq— y que sólo encontremos diferencias en el maletero: 16 cm más corto en el plano inferior en el SUV que en el Scala, con lo que la capacidad es de 360 litros frente a los 440. Cuando lo usual en cualquier nueva aparición de la marca es que rompa récords, en este caso se sitúa en la media de la clase. En el Kamiq es posible abatir el respaldo del asiento del acompañante hacia delante (90 euros), consiguiendo así transportar objetos de hasta 2,45 m en su interior: es la única licencia a la modularidad frente a la absoluta transformación de su habitáculo que permitían los tres asientos independientes del Yeti, pues ni siquiera la banqueta trasera deslizable longitudinalmente está presente en el Kamiq como sí ocurre en Citroën C3 Aircross, Renault Captur, Mini Countryman, VW T-Cross…

Skoda Kamiq 2019: prueba y análisis de un nuevo SUV eminentemente práctico

Skoda Kamiq 2019: prueba y análisis de un nuevo SUV eminentemente práctico

Estas cotas de habitabilidad le permiten al Skoda Kamiq de presumir de habitabilidad frente a todos su rivales, particularmente, por la altura y espacio longitudinal, aspecto éste en el que está a la altura del Ssangyong Tivoli. Parte de la ventaja en altura del SUV checo —se fabrica en Mlada Boleslav, junto con Fabia, Scala, Karoq y Octavia— se debe a que sus asientos están, respecto al suelo del coche, a la misma altura que en un Scala. No están sobreelevados, por tanto, como sí ocurre en otros coches de campo. Toda la altura extra en relación al asfalto se obtiene con unos neumáticos, siempre de verano, de mayor perfil —por ejemplo, con la llanta de 16” si el Scala tiene unos 205/45 R16, el Kamiq usa unos 205/60 R16, unos con un diámetro de 65 cm, los otros, de 59؅— y el pequeño extra que añaden unos muelles más largos. Así, roza los 19 cm de altura libre, ya sea con llantas de 16, 17 o 18”.

Por razones de eficiencia y costes, todas las versiones del Kamiq son con tracción delantera, por mucho que existe la posibilidad de contar con la plataforma MQB A0 con la tracción a las cuatro ruedas y, al menos, en más de la mitad de sus rivales esa posibilidad de contar con las todas las ruedas motrices se contempla; mayoritariamente con los motores más potentes.

Skoda Kamiq 2019, comportamiento

Con una estabilizadora más gruesa en el eje delantero y pequeños retoques más en el chasis, encontramos un comportamiento dinámico muy semejante entre ambos Skoda, Scala y Kamiq. Turismo y SUV entran con facilidad en las curvas, su carrocería se mueve poco en ellas y es muy estable, con un eje trasero que nunca se desmanda, además de confortable en toda situación de firme.

Como opción para los niveles Ambition, Style o Sport, y por 420 euros, se dispondrá de un tren de rodaje denominado «Sport Chasis Control» que incorporará la regulación electrónica de amortiguación y, a nuestro criterio, perfectamente prescindible yendo el Kamiq como va. Tanto como el Drive Mode Select —105 euros— que permite definir el trabajo de la climatización, control de velocidad de crucero con radar (ACC), cambio o dirección pero con diferencias tan sutiles entre la mayoría de los perfiles que puede resultar poco recomendable gastar en esta opción por asequible que sea.

Skoda Kamiq 2019: prueba y análisis de un nuevo SUV eminentemente práctico

Skoda Kamiq 2019: prueba y análisis de un nuevo SUV eminentemente práctico

Hemos podido conducir dos Kamiq diferentes. Uno con el 1.6 TDI y cambio DSG, el otro, con el 1.0 TSI y cambio manual, ambos con 115 CV. Así, aunque el 1.0 TSI se siente voluntarioso, el 1.6 TDI es claramente más enérgico, incluso vibra o suena algo menos cuando se le exige. En cualquier caso, ambos dan sobradamente para mantener ritmos vivos de conducción sin dificultad aunque, incluso en conducción por carretera de montaña y yendo rápido, el TDI sorprende por lo poco que gasta: su rival más directo, por coste por kilómetro, presumiblemente será el 1.0 G-TEC, apto para el uso con gas natural, que llegará a finales de año a la gama. Para este motor Diesel, que tiene poca fuerza muy bajas vueltas, resulta particularmente recomendable esa caja de cambios automática de doble embrague.

El salto entre los motores 1.0 TSI de 95 y 115 CV, a igualdad de cambio, supone 800 euros; el diferencial entre los dos de 115 CV es de 2.400 en contra del TDI; y pasar del 1.0 TDI 115 al 1.5 150, 1.050 euros.

Publicidad

Skoda Kamiq 2019, equipamiento

Skoda ha apostado por equipar largamente al Kamiq toda vez que el nivel básico, Active, ya cuenta con el asistente de luces automático, llantas de aleación, Front Assist que detecta el riesgo de alcance o atropello y llega a frenar por nosotros, Lane Assist, que ayuda a no salirse del carril o la radio bolero con pantalla de 8" como elementos estrellas. No obstante, también puede llevar otras ayudas como el Side Assist que detecta vehículos en el carril adyacente (445 euros), el Park Assist para guiarlo en los estacionamientos, el freno multicolisión que evita que el Kamiq ruede descontroladamente tras un primer impacto o el ACC, capaz de mantener la velocidad hasta 210 km/h (desde 410 euros) a la vez que controla la distancia con otros coches. De serie para todos, son seis los airbags disponibles, aunque el Kamiq puede sumar hasta nueve si incorpora las opciones del de rodilla para el conductor (210 euros) y los laterales y de cortina (450 euros). El sistema de acceso sin llave Keyless es una de las señas de identidad de los niveles Style y Sport y que es opcional en los Ambition (385 euros).

Skoda Kamiq 2019: prueba y análisis de un nuevo SUV eminentemente práctico

Skoda Kamiq 2019: prueba y análisis de un nuevo SUV eminentemente práctico

En este nivel —1.250 euros más costoso que el Active— el climatizador ya es automático, en sustitución del aire acondicionado manual de los Active, y aparecen algunos de los elementos Simply Clever habituales de Skoda, como el paraguas insertado en el guarnecido de la puerta del conductor, el portagafas o el enchufe de 12 voltios del maletero. Por su parte, en los Style se da el salto a las llantas de 17”, aparecen los intermitentes dinámicos, el control de velocidad Tempomat y el detector de fatiga; en tanto que en el Sport —cuestan ambos lo mismo, 1.600 euros más que el Ambition— se incorporan específicamente, el techo panorámico y mayor cantidad de elementos cromados, sobre todo.

Publicidad

Skoda Kamiq 2019, conectividad

La pantalla central de serie en todos los Kamiq es la del sistema Bolero de 8”, sin navegador pero con un equipo de sonido con ocho altavoces y Bluetooth; mientras que la opcional es el Amundsen con 9,2” que ya incluye navegador. Cuesta 760 euros incluyendo el Virtual Cockpit, eso es, con la información de la instrumentación volcada sobre una pantalla de 10,25” configurable de cinco modos distintos, aunque en el momento del lanzamiento ésta se incluirá desde el nivel Ambition junto a los intermitentes dinámicos y otros elementos como el asiento del acompañante regulable en altura o la cámara de marcha atrás, en un paquete sin coste.

El sistema Amundsen puede activarse gestualmente o tocando la pantalla, pero también con el control de voz o, simplemente, diciendo «Okay Laura». Sus funciones son aún muy limitadas: fundamentalmente, para establecer la navegación a un destino o llamar por teléfono.

Skoda Kamiq 2019: prueba y análisis de un nuevo SUV eminentemente práctico

Skoda Kamiq 2019: prueba y análisis de un nuevo SUV eminentemente práctico

La tarjeta eSIM integrada permite contar con servicios móviles online, así como las actualizaciones de los mapas de navegación. Es también la base de las llamadas de emergencia y de la posibilidad de contactar con el taller, planificar las visitas o transmitir datos en caso de avería. También a través de ella se encuentran gasolineras o aparcamientos e información sobre el tráfico.

El Kamiq tiene la tecnología SmartLink que permite controlar cualquier smarphone a través de la pantalla y, además, estrena la posibilidad de conectar con teléfonos Android ya sin necesidad de cable, más allá de que puede disponer de dos puertos USB-C en la parte delantera y dos más en la trasera.

Skoda Kamiq 2019, practicidad

Como en todo Skoda, en el nuevo SUV no faltan elementos prácticos que facilitan el día a día e inusuales en otros coches, aunque no siempre sea así: en el Kamiq es nuevo el protector de los bordes de las puertas, similar al que ya habíamos visto ya utilizarse en los Ford Focus, por ejemplo; el gancho de remolque retráctil eléctricamente que se puede ver, entre otros, en el Seat Ateca o la linterna extraíble que, cuando está instalada hace de luz adicional en el maletero, como la que en su momento estrenasen algunos Citroën. Sin embargo, en ningún otro coche habíamos visto un embudo integrado en el depósito del líquido limpiaparabrisas o, tal como estrenó el Skoda Rapid, en éste también se sitúa un rascador de hielo en la tapa de depósito.

Publicidad

Otros detalles útiles habituales de Skoda y que están presentes en el Kamiq pueden ser la pinza para tickets en el parabrisas, compartimentos para gafas, el del paraguas en la puerta del conductor, las múltiples sujeciones en el maletero, incluidas las de los anclajes Top Tether y las redes; o el suelo con doble cara para este espacio de carga. También el doble suelo que permite ajustar al mismo nivel el borde de carga con los asientos abatidos al emplazarse a 15 cm por encima del que oculta la rueda de repuesto.

Está previsto el lanzamiento de una versión Monte Carlo y, a la vista del aspecto que luce el Kamiq, ¿por qué no apostar por una Scout para él en el futuro?

Publicidad
Historias
LOS MEJORES VÍDEOS
Te recomendamos

El próximo 10 de octubre se celebra en Madrid la cita anual de empresas, administraci...

No llueve sobre mojado. La sociedad evoluciona imparable y, con ella, las ciudades y ...

Si eres propietario de un vehículo clásico, y quieres pasar un día de ruta inolvidabl...

Un neumático todo tiempo, como por ejemplo el Bridgestone Weather Control A005, está ...

El Lexus UX 250h apuesta por un diseño exterior distintivo, una brillante puesta en e...

Universitaria, soltero, familias, viajeros, ejecutiva… Sea cual sea tu perfil de vida...