Seat León 1.5 TGi ST: superprueba del León familiar de gas natural

Seat sigue apostando por el gas natural como combustible. Ponemos a prueba la versátil versión familiar ST con el motor bi-fuel 1.5 TGi y con la etiqueta ECO de la DGT.
Luis M. Vitoria / Fotos: Mikael Helsing y MPIB -
Seat León 1.5 TGi ST: superprueba del León familiar de gas natural
Seat León 1.5 TGi ST: superprueba del León familiar de gas natural

Seat sigue estando a la cabeza en el desarrollo del uso del gas natural comprimido (GNC) en el grupo Volkswagen: lo usan las versiones TGI de los Mii, Ibiza, Arona y León, es decir, el 60 por ciento de la oferta de la marca española.

Publicidad

Este combustible, alternativo al petróleo —de ahí la etiqueta ECO que lucen los coches que lo usan— y compuesto mayoritariamente por metano (CH4), tiene como ventaja fundamental para el usuario su bajo precio por kilo; y como mayor pega, la escasa red de distribución de GNC frente a la red de gasolina. Según datos de Gasnam, la asociación que fomenta su uso, son 77 las estaciones operativas en España.

PRESTACIONES Seat León ST 1.5 TGI (GNC) 130 CV FR
Acel. 0-100 km/h 9,54 s
Acel. 0-1000 m 30,84 s
Sonoridad 100 km/h 67 dBA
Sonoridad 120 km/h 69 dBA
Frenada desde 120 km/h 55 m
Peso en báscula 1.360 kg

En cierto modo, pasa como con los eléctricos: los coches de GNC hoy exigen a su comprador tener bien controlado dónde repostar, aunque se tenga el apoyo del navegador con sus indicaciones hacia dónde dirigirse. Por eso, mi consejo es que si en la zona en la que naturalmente te mueves no existe un punto de repostaje -hay unos cuantos «agujeros negros», pero las grandes ciudades y zonas como la costa levantina tienen una nutrida presencia- puede ser mejor que pongas los ojos en otras soluciones de movilidad, alternativas o no.

Seat León 1.5 TGi ST: superprueba del León familiar de gas natural

Seat León 1.5 TGi ST: superprueba del León familiar de gas natural

Ahora bien, frente a los eléctricos, el repostaje se hace de forma muchísimo más rápida, apenas un poco más lentamente que en uno normal de gasolina o gasóleo por aquello de que es necesaria la presurización del sistema; y, aunque no llegan a tener un coste por kilómetro tan barato como el de cualquier eléctrico -ni la satisfacción de su limpieza durante el uso-, es muy competitivo. Además de que el precio de compra es mucho más barato.

CONSUMOS Seat León ST 1.5 TGI (GNC) 130 CV FR
Consumo en ciudad 4,3 kg/100 km
Consumo en carretera 3,4 kg/100 km
Consumo medio 3,8 kg/100 km

Números que SÍ importan en un coche de gas

Como el consumo del Seat León con su nuevo motor 1.5 adaptado para el uso del gas natural sigue siendo muy bajo, aún más que el del anterior 1.4 —4,5 kg/100 km— incluso habiéndose ganado 20 CV; y el combustible no supera el euro por kilo, todo redunda en un coste por kilómetro también muy bajo: está cerca de los 3,5 euros/100 km.

Seat León 1.5 TGi ST: superprueba del León familiar de gas natural

Seat León 1.5 TGi ST: con etiqueta ECO de la DGT

El motor de este León TGI es, técnicamente, como el que llevan los 1.5 TSI, incluyendo un turbo de geometría variable que suaviza la entrada en acción de la sobrealimentación a eso de las 1.700 rpm. Es un motor progresivo, elástico y de funcionamiento suave, muy redondo.

Sin embargo, siendo más potente que el 1.4 TGI al que reemplaza, no parece hacer mucho más rápido al León: porque sí, acelera de 0 a 1.000 m en un segundo menos —también cuenta el ahorro de 58 kilos que hemos encontrado—, pero las recuperaciones son semejantes. La explicación está en que el par disponible es el mismo y los desarrollos de este cambio, también.

ESPACIO Seat León ST 1.5 TGI (GNC) 130 CV FR
Anchura delantera 142 cm
Anchura trasera 134 cm
Altura delantera 94/100 cm
Altura trasera 96 cm
Espacio para piernas 75 cm
Maletero 410 litros

Una de las novedades de este ST 1.5 TGI está en la incorporación de un tercer depósito de gas, con el que se lleva la capacidad total a 17,3 kg a 200 bares frente a los anteriores 15. Se ganan así casi 50 km de autonomía con gas, que ronda los 450.

Publicidad

Sin embargo, su presencia, que no resta capacidad al maletero —más allá de que, como en anteriores TGI, se reduce su doble fondo—, sí conlleva la reducción de la del depósito de gasolina «de reserva», que pasa de 50 a 9 litros. Esto, que permite una renovación más fácil de toda la gasolina del depósito —que, recordemos, caduca— tiene, sin embargo, el inconveniente de condicionar mucho más la movilidad fuera de áreas donde no existe la posibilidad real de repostar gas natural.

Publicidad
Historias
LOS MEJORES VÍDEOS
Te recomendamos

El próximo 10 de octubre se celebra en Madrid la cita anual de empresas, administraci...

No llueve sobre mojado. La sociedad evoluciona imparable y, con ella, las ciudades y ...

Si eres propietario de un vehículo clásico, y quieres pasar un día de ruta inolvidabl...

Un neumático todo tiempo, como por ejemplo el Bridgestone Weather Control A005, está ...

El Lexus UX 250h apuesta por un diseño exterior distintivo, una brillante puesta en e...

Universitaria, soltero, familias, viajeros, ejecutiva… Sea cual sea tu perfil de vida...