Publicidad

Seat Ibiza FR 2.0 TDI 143 CV

El Seat Ibiza FR 2.0 TDI destaca por su versatilidad de uso. Por primera vez en la historia de este modelo, se incorpora el motor Diesel 2,0 litros con sistema common rail, que en el caso de esta versión pasa a rendir 143 CV. La deportividad innata de las siglas FR y sus contenidos consumos y emisiones convierten a esta variante del Ibiza en un producto redondo.
-
Seat Ibiza FR 2.0 TDI 143 CV
Seat Ibiza FR 2.0 TDI 143 CV

No tiene rival en el mercado automovilístico. Un utilitario Diesel de más de 140 CV de potencia y con comportamiento y diseño deportivos, éstas son las características que configuran la carta de presentación del nuevo Seat Ibiza FR 2.0 TDI. Asimismo, y si lo comparamos con los otros polivalentes del Grupo Volkswagen, como es el caso del Skoda Fabia y del Volkswagen Polo, éstos recurren a mecánicas con inyector bomba (el 1.9 TDI de 105 CV del Fabia) o a propulsores también con common rail pero de menor cilindrada y potencia (el Polo 1.6 TDI de 105 CV).

Seat anuncia con orgullo en comercializar el primer y auténtico ‘ECO-GTI’. Para demostrarlo, ahí van las cifras oficiales del Seat Ibiza FR 2.0 TDI de 143 CV. El consumo medio de gasóleo anunciado es de 4,6 l/100 km, mientras que el nivel de emisiones es de 119 g/km de CO2, por lo que esta versión está exenta del pago del impuesto de matriculación en España. En cuanto a prestaciones, el Ibiza FR TDI es capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en 8,2 segundos y puede alcanzar una velocidad punta de 210 km/h.

Ya está disponible el Seat Ibiza FR 2.0 TDI SC (tres puertas) a un precio de 19.560 euros, mientras que la tarifa del 5 puertas es de 19.900 euros. Entre su equipamiento de serie, destacamos el Control de Estabilidad ESP, el Control de Tracción TCS, el sistema XDS, un dispositivo de ayuda al arranque en pendientes, faros antiniebla con función de iluminación en curva, equipo de música con lector de archivos MP3 y entrada auxiliar para USB, entre otros elementos.

Durante nuestra breve toma de contacto, pudimos comprobar que el Ibiza FR 2.0 TDI es un auténtico deportivo para el uso diario. Su estética ya nos da pistas de que estamos ante una versión especial del vehículo español. Unos paragolpes con parrilla delantera en panel de nido de abeja, unos espejos retrovisores con la carcasa en color plata, unas llantas de aleación de 17 pulgadas de diámetro montadas sobre neumáticos de medidas 215/40 y una doble salida lateral del tubo de escape son toda una provocación para invitarnos a entrar a su habitáculo. Por dentro, la agresividad mostrada en el exterior es mucho más discreta, aunque los elementos deportivos sí están presentes a través de un volante achatado en su parte inferior y con el logo FR integrado, logo que también se repite en el pomo del cambio manual de seis marchas. Por su parte, los asientos cuentan con unas costuras en color rojo. También nos llama la atención la zona del velocímetro y del cuentarrevoluciones, en cuya parte superior notamos la presencia de una visera en negro (o en carbono, si lo elegimos como opción).

Con el recibimiento que nos da el Ibiza FR 2.0 TDI, sólo nos queda cumplir con lo que realmente queremos: probarlo. Es cierto, que nuestro test de conducción iba a ser breve, pero lo suficiente para mostrarnos de qué es capaz esta nueva versión del Ibiza. Arrancamos el motor y nos ponemos en marcha. Lo primero que nos llama la atención, si lo comparamos con el anterior Ibiza FR 1.9 TDI con sistema de inyector-bomba es los niveles de ruido y las vibraciones. El nuevo motor common rail aporta más refinamiento, más suavidad y una entrega de potencia menos brusca que la anterior mecánica por inyector bomba. Las cifras oficiales indican una mejora en los niveles de sonoridad del motor de entre un 5 y un 10 por ciento.

Transcurren los kilómetros y llegamos a la zona interesante del recorrido, un tramo de unos pocos kilómetros son sucesión de curvas en el que íbamos a certificar si el Ibiza FR 2.0 TDI podía o no recibir el apelativo de ‘ECO-GTI’. Enlazamos los giros, cambios de apoyo por aquí, engranaje muy rápido de las marchas del cambio manual… y las sensaciones son muy buenas. El concepto de Chasis Ágil de Seat queda patente con una serie de ajustes en muelles y amortiguadores –ahora, más rígidos-, junto a una barra estabilizadora de mayor diámetro –pasa de 18 mm en el acabado Sport a 19 mm en esta versión FR-. El ancho de vías mayor en el eje delantero -29 mm más- junto a una menor altura de la carrocería respecto al suelo -5 mm menos respecto a la versión Sport- contribuyen a la agilidad y a la sensación de que con el Ibiza FR uno circula como si estuviese haciéndolo sobre raíles.

A esta estabilidad y poder de tracción constante contribuye, sobre todo, el sistema XDS de autoblocante electrónico, dispositivo que funciona conjuntamente junto al Control de Estabilidad ESP y de serie en el equipamiento del Ibiza FR 2.0 TDI. Al igual que en un autoblocante mecánico, el XDS cumple con las mismas funciones, es decir, en situaciones extremas frena la rueda que pierde adherencia pero de una forma mucho más suave.

Por su parte, el reparto de pesos ha sido otro de los aspectos en los que ha trabajado Seat en su nuevo Ibiza FR TDI. De esta forma, se ha decidido colocar la batería bajo el piso del maletero, algo que ha repercutido de forma negativa en el espacio disponible para la carga. Para el Ibiza SC FR TDI, Seat anuncia un volumen de 236 litros (284 litros en el resto de versiones de 3 puertas), mientras que para la carrocería de 5 puertas la capacidad se sitúa en los 250 litros (292 litros en las otras variantes del Ibiza de 5 puertas).

Para aquellos que el acabado FR les resulte poco agresivo, Seat también ofrece la posibilidad de incorporar el kit estético Bocanegra a un precio de 827 euros, en el que se incluye entre otros elementos una parrilla delantera más agresiva y en color negro, retrovisores en color negro, llantas de aleación de diferente diseño, techo solar, doble salida de escape colocada en la parte central del paragolpes trasero y asientos específicos con la letra ‘B’ bordada.

Como conclusión, podemos decir que el Ibiza FR 2.0 TDI ha cumplido con nuestras expectativas. Ya hemos iniciado nuestra cuenta atrás para poder probarlo con más tiempo y en todo tipo de condiciones de conducción. Y para terminar, una última pregunta: ¿habrá un Ibiza Cupra Diesel? En Seat, ni afirman ni desmienten, por lo que no sería descabellado pensar en un Ibiza Cupra Diesel con el motor 2.0 TDI common rail de 170 CV, un digno sucesor del anterior Ibiza Cupra 1.9 TDI de 160 CV con sistema de inyector-bomba.


Motor
Tipo: 4 cilindros, 16 v
Cilindrada: 1.968 cm3
Potencia: 143 CV a 4.200 rpm
Par motor: 32,64 mkg entre 1.750-2.500 rpm
Transmisión
Tracción: Delantera
Caja de cambios: Manual de 6 marchas
Prestaciones
Velocidad máxima: 210 km/h
Aceleración 0-100 km/h: 8,2 segundos
Consumos y emisiones
Consumo urbano: 5,9 l/100 km
Consumo extraurbano: 3,9 l/100 km
Consumo medio: 4,6 l/100 km
Emisiones CO2: 119 g/km

Galería relacionada

Seat Ibiza FR 2.0 TDI