Seat IBE

La apuesta eléctrica de Seat se llama IBE, un prototipo que anticipa el futuro de la marca en diseño y tecnología. Tiene la misma anchura que un León… ¿será así el próximo Seat León? Todo apunta a que se parecerá bastante.
-
Seat IBE
Seat IBE

Ya está preparada. Seat se suma a la moda de los vehículos cien por cien eléctricos con este prototipo denominado IBE. De momento es un llamativo «Concept Car», que podría interpretarse como una muestra más de tecnología y diseño creada como reclamo de la vista en el Salón Internacional de París. Sin embargo, este coche supone para Seat mucho más; funciona a la perfección y deja claro a la sociedad, gobierno e instituciones la capacidad tecnológica e independencia que tiene la marca española para realizar este tipo de vehículos dentro del grupo VAG al que pertenece.

El Seat IBE no será ningún modelo en concreto de momento pero, cuando los coches eléctricos sean reales, es decir, viables para todo el mundo por precio, autonomía y fiabilidad, Seat ya sabe cómo hacerlo y, además, con garantías. Su primera incursión en el mundo de la electricidad vendrá de la mano del León Twin Drive —con dos motores, eléctrico y de combustión—, aunque posiblemente el primer modelo que pueda estrenar la tecnología que presenta el IBE sea el próximo modelo de la marca, un utilitario derivado del VW !Up que se espera para no antes de 2014.

El IBE es un vehículo bajito, de corte deportivo con apenas 3,8 metros de largo pero con la misma anchura que el actual Seat León… ¿casualidad? Está claro que no. Jorge Díez, diseñador del grupo VAG —viene de participar en el diseño del Audi A7—, se encuentra trabajando en el próximo León y fue el encargado de presentarnos este IBE  ¿otra casualidad? Fue el mismo Jorge quien nos aseguró que el futuro del compacto de la marca tomará grandes rasgos del IBE. Hay que fijarse en los marcados pliegues de la carrocería, que le dan un aire más robusto y dinámico; está claro que el futuro de la marca, por lo menos en lo que a diseño se refiere, sigue apostando por la deportividad.

En el interior encontramos una imagen futurista con 2+2 plazas y una consola central minimalista que se aleja de lo habitual. Desaparecen sistemas como la radio o el navegador, que ahora se controlan desde el propio teléfono. En el caso de este prototipo, un iPhone era el encargado de ofrecer toda la información, gestionar la música y, además, guardar en su memoria todo lo referente al consumo y autonomía del vehículo.

El IBcuenta con un motor eléctrico de 75 kW —102 CV— y baterías de litio conautonomía máxima de unos 130 km. Como era de esperar, presenta un tacto general de prototipo en todo lo referente a frenos, bastidor y dirección, aunque su funcionamiento no difiere mucho del mostrado por los distintos vehículos cien por cien eléctricos que ya se comercializan. Como ellos, ofrece la posibilidad de recarga rápida o lenta, pero anuncia un nivel prestacional superior, algo que, dado el carácter de prototipo, la pista de pruebas donde lo condujimos y que se trataba de una única unidad, no pudimos comprobar.

Quizá no sea el primero en llegar, otros se han anticipado, pero Seat deja claro que tiene los pies sobre la tierra y que, de momento, no va a comercializar un vehículo que no ofrezca una utilización lógica.

Motor IBE
Tipo Eléctrico
Situación Delantero
Potencia máxima 75 kW (102 CV)
Par máximo 20,4 mkg
Baterías
Tipo Ión-litio
Energía total 18kW/h
Transmisión
Tipo Tracción delantera
Carrocería
Tipo Compacto de 3 puertas
Nº de plazas 2+2
Peso oficial 1.100 kg
Largo x ancho x alto 383 x 177 x 123 cm
Rendimientos oficiales
Velocidad máxima 160 km/h
Autonomía 130 km
Aceleración 0-50 km/h 3,6 s
Aceleración 0-80 km/h 6,6 s
Aceleración 0-100 km/h 9,7 s
Emisiones de CO2 durante el uso 0 g/km

Galería relacionada

Seat IBE

Te recomendamos

Hay un público fiel que sigue apostando por las berlinas tradicionales, y ahí el Lexu...

Espacio de carga, confort en viaje y capacidad para dormir en su interior hacen de lo...

El Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlina surcoreana, se ve las caras...

El Ford Focus siempre ha sido un compacto de retos y récords, y su cuarta generación ...