Seat Exeo ST

El ST es la versión familiar del Exeo y sigue las mismas pautas que la berlina. Es decir, conserva las virtudes del anterior A4 Avant y corrige algunos defectos, como por ejemplo precio y equipamiento, que mejoran notablemente.
-
Seat Exeo ST
Seat Exeo ST

Comparado con un Audi A4 Avant de ahora, la diferencia de precio llega a casi 8.000 euros si igualamos el equipamiento en lo posible. El Audi va un poco mejor, su calidad de rodadura es superior, su lista de opciones de vanguardia resulta más completa y tiene una imagen de marca premium, pero todo ello puede diluirse con tanto dinero de por medio.

«¡Es un Seat Exeo ST, no un Audi A4 Avant!». La frase es inmediata por parte de los responsables de Seat en cuanto algún periodista recuerda el origen del nuevo modelo de la marca.

Por lo que se refiere al precio y al equipamiento ya sabemos que el Seat Exeo ST resulta atractivo. Falta saber, cuando tengamos ocasión de probarlo a fondo, si el concepto de chasis ágil del que presume Seat ha logrado optimizar un chasis ya muy logrado.

Por ejemplo, para la suspensión hay dos configuraciones, normal y deportiva. Esta última no supone sobreprecio en el acabado Sport e incluye carrocería rebajada en 20 milímetros y estabilizadora más gruesa en el eje posterior, así como muelles y amortiguadores más firmes. Con ella, el Audi A4 Avant tenía algunos problemas de motricidad por el tarado de la amortiguación en extensión; habrá que ver si el Seat Exeo ST los ha subsanado.

La comercialización del Seat Exeo ST es inmediata, pues ya se admiten pedidos que empezarán a servirse a finales de junio. Al igual que sucede con la berlina, Seat insiste en que el Seat Exeo STno viene para sustituir a ningún otro modelo. Se trata de un coche con el que Seatconfía en captar nuevos clientes y, a nuestro modo de ver, también servirá para recuperar a aquellos que se fueron a otro concesionario al ver el Seat Toledo.

La gama inicial del Seat Exeo ST consta de cinco motores —todos ellos bien conocidos—, tres de gasolina y dos Diesel. Entre los primeros tenemos el 1.6 de 102 CV, el veterano 1.8T de 5 válvulas por cilindro y 150 CV más el 2.0 TSi de 200 CV. Para los Diesel se recurre a las variantes de 143 y 170 CV del 2.0 TDi, ambas con inyección por conducto común. En otoño se espera la versión de 120 CV de este mismo motor, tanto para el ST como para la berlina.

El cambio es siempre manual de seis relaciones, si bien en octubre o noviembre habrá para el 2.0 TSi un cambio Multitronic opcional —por unos 900 euros— con siete «relaciones» y levas en el volante.

El Seat Exeo ST mide 5 mm más de largo que la berlina —lo que crece el voladizo posterior— y la habitabilidad interior es calcada, aunque la forma del techo contribuye a acrecentar la sensación de espacio.

Oficialmente, la capacidad del maletero disminuye —442 dm3 frente a 460 de la berlina— porque está limitada por la altura de la toldilla. De acuerdo con nuestras mediciones, el maletero debería ofrecer unos 380 dm3 reales. La toldilla, por cierto, pesa mucho y va anclada a la parte derecha del respaldo de los asientos traseros, que son abatibles asimétricamente (40:60) aunque se puede desmontar.

El piso del maletero se pliega en tres partes y ofrece la posibilidad de anclarse en varias posiciones; debajo hay un hueco y más abajo una rueda de repuesto convencional. Entre las innovaciones, el Seat Exeo ST estrena el sistema de mantenimiento variable WIV —avisa de la necesidad de pasar una revisión periódica— y el indicador de marcha recomendada, elementos ambos que estarán disponibles en la berlina. Opcionalmente se podrá montar un techo solar con placas fotovoltaicas que permiten activar la circulación de aire en el interior del habitáculo con el coche parado.

Los acabados disponibles son tres: Reference, Style y Sport. Sólo el Style se combina con los cinco motores disponibles, mientras que el Sport se reserva para motores de más de 140 CV y el Reference no supera los 150.

Cuando la base de partida es buena, lo normal es que el producto final acabe siendo igual o mejor. A nuestro modo de ver, el hecho de que el Seat Exeo ST esté basado en un Audi A4 Avant de la anterior generación implica muchas más ventajas que incovenientes.

No cabe duda de que el Centro Técnico de Martorell ha hecho un buen trabajo, ya que el tiempo y la experiencia han jugado a su favor para mejorar el producto.

Para empezar, un Audi A4 Avant 2.0 TDi-140costaba casi 32.000 euros en 2005. El actual Seat Exeo ST 2.0 TDi Stylevale 28.300 euros y está mucho mejor equipado, empezando por el airbag para las rodillas del conductor o los sensores de lluvia y luces. Y eso sin olvidar que el motor 2.0 TDi tiene ahora inyección por conducto único.

Comparado con un Audi A4 Avant de ahora, la diferencia de precio llega a casi 8.000 euros si igualamos el equipamiento en lo posible. El Audi va un poco mejor, su calidad de rodadura es superior, su lista de opciones de vanguardia resulta más completa y tiene una imagen de marca premium, pero todo ello puede diluirse con tanto dinero de por medio.

«¡Es un Seat Exeo ST, no un Audi A4 Avant!». La frase es inmediata por parte de los responsables de Seat en cuanto algún periodista recuerda el origen del nuevo modelo de la marca.

Por lo que se refiere al precio y al equipamiento ya sabemos que el Seat Exeo ST resulta atractivo. Falta saber, cuando tengamos ocasión de probarlo a fondo, si el concepto de chasis ágil del que presume Seat ha logrado optimizar un chasis ya muy logrado.

Por ejemplo, para la suspensión hay dos configuraciones, normal y deportiva. Esta última no supone sobreprecio en el acabado Sport e incluye carrocería rebajada en 20 milímetros y estabilizadora más gruesa en el eje posterior, así como muelles y amortiguadores más firmes. Con ella, el Audi A4 Avant tenía algunos problemas de motricidad por el tarado de la amortiguación en extensión; habrá que ver si el Seat Exeo ST los ha subsanado.

La comercialización del Seat Exeo ST es inmediata, pues ya se admiten pedidos que empezarán a servirse a finales de junio. Al igual que sucede con la berlina, Seat insiste en que el Seat Exeo STno viene para sustituir a ningún otro modelo. Se trata de un coche con el que Seatconfía en captar nuevos clientes y, a nuestro modo de ver, también servirá para recuperar a aquellos que se fueron a otro concesionario al ver el Seat Toledo.

La gama inicial del Seat Exeo ST consta de cinco motores —todos ellos bien conocidos—, tres de gasolina y dos Diesel. Entre los primeros tenemos el 1.6 de 102 CV, el veterano 1.8T de 5 válvulas por cilindro y 150 CV más el 2.0 TSi de 200 CV. Para los Diesel se recurre a las variantes de 143 y 170 CV del 2.0 TDi, ambas con inyección por conducto común. En otoño se espera la versión de 120 CV de este mismo motor, tanto para el ST como para la berlina.

El cambio es siempre manual de seis relaciones, si bien en octubre o noviembre habrá para el 2.0 TSi un cambio Multitronic opcional —por unos 900 euros— con siete «relaciones» y levas en el volante.

El Seat Exeo ST mide 5 mm más de largo que la berlina —lo que crece el voladizo posterior— y la habitabilidad interior es calcada, aunque la forma del techo contribuye a acrecentar la sensación de espacio.

Oficialmente, la capacidad del maletero disminuye —442 dm3 frente a 460 de la berlina— porque está limitada por la altura de la toldilla. De acuerdo con nuestras mediciones, el maletero debería ofrecer unos 380 dm3 reales. La toldilla, por cierto, pesa mucho y va anclada a la parte derecha del respaldo de los asientos traseros, que son abatibles asimétricamente (40:60) aunque se puede desmontar.

El piso del maletero se pliega en tres partes y ofrece la posibilidad de anclarse en varias posiciones; debajo hay un hueco y más abajo una rueda de repuesto convencional. Entre las innovaciones, el Seat Exeo ST estrena el sistema de mantenimiento variable WIV —avisa de la necesidad de pasar una revisión periódica— y el indicador de marcha recomendada, elementos ambos que estarán disponibles en la berlina. Opcionalmente se podrá montar un techo solar con placas fotovoltaicas que permiten activar la circulación de aire en el interior del habitáculo con el coche parado.

Los acabados disponibles son tres: Reference, Style y Sport. Sólo el Style se combina con los cinco motores disponibles, mientras que el Sport se reserva para motores de más de 140 CV y el Reference no supera los 150.

Cuando la base de partida es buena, lo normal es que el producto final acabe siendo igual o mejor. A nuestro modo de ver, el hecho de que el Seat Exeo ST esté basado en un Audi A4 Avant de la anterior generación implica muchas más ventajas que incovenientes.

No cabe duda de que el Centro Técnico de Martorell ha hecho un buen trabajo, ya que el tiempo y la experiencia han jugado a su favor para mejorar el producto.

Para empezar, un Audi A4 Avant 2.0 TDi-140costaba casi 32.000 euros en 2005. El actual Seat Exeo ST 2.0 TDi Stylevale 28.300 euros y está mucho mejor equipado, empezando por el airbag para las rodillas del conductor o los sensores de lluvia y luces. Y eso sin olvidar que el motor 2.0 TDi tiene ahora inyección por conducto único.

Comparado con un Audi A4 Avant de ahora, la diferencia de precio llega a casi 8.000 euros si igualamos el equipamiento en lo posible. El Audi va un poco mejor, su calidad de rodadura es superior, su lista de opciones de vanguardia resulta más completa y tiene una imagen de marca premium, pero todo ello puede diluirse con tanto dinero de por medio.

«¡Es un Seat Exeo ST, no un Audi A4 Avant!». La frase es inmediata por parte de los responsables de Seat en cuanto algún periodista recuerda el origen del nuevo modelo de la marca.

Por lo que se refiere al precio y al equipamiento ya sabemos que el Seat Exeo ST resulta atractivo. Falta saber, cuando tengamos ocasión de probarlo a fondo, si el concepto de chasis ágil del que presume Seat ha logrado optimizar un chasis ya muy logrado.

Por ejemplo, para la suspensión hay dos configuraciones, normal y deportiva. Esta última no supone sobreprecio en el acabado Sport e incluye carrocería rebajada en 20 milímetros y estabilizadora más gruesa en el eje posterior, así como muelles y amortiguadores más firmes. Con ella, el Audi A4 Avant tenía algunos problemas de motricidad por el tarado de la amortiguación en extensión; habrá que ver si el Seat Exeo ST los ha subsanado.

La comercialización del Seat Exeo ST es inmediata, pues ya se admiten pedidos que empezarán a servirse a finales de junio. Al igual que sucede con la berlina, Seat insiste en que el Seat Exeo STno viene para sustituir a ningún otro modelo. Se trata de un coche con el que Seatconfía en captar nuevos clientes y, a nuestro modo de ver, también servirá para recuperar a aquellos que se fueron a otro concesionario al ver el Seat Toledo.

La gama inicial del Seat Exeo ST consta de cinco motores —todos ellos bien conocidos—, tres de gasolina y dos Diesel. Entre los primeros tenemos el 1.6 de 102 CV, el veterano 1.8T de 5 válvulas por cilindro y 150 CV más el 2.0 TSi de 200 CV. Para los Diesel se recurre a las variantes de 143 y 170 CV del 2.0 TDi, ambas con inyección por conducto común. En otoño se espera la versión de 120 CV de este mismo motor, tanto para el ST como para la berlina.

El cambio es siempre manual de seis relaciones, si bien en octubre o noviembre habrá para el 2.0 TSi un cambio Multitronic opcional —por unos 900 euros— con siete «relaciones» y levas en el volante.

El Seat Exeo ST mide 5 mm más de largo que la berlina —lo que crece el voladizo posterior— y la habitabilidad interior es calcada, aunque la forma del techo contribuye a acrecentar la sensación de espacio.

Oficialmente, la capacidad del maletero disminuye —442 dm3 frente a 460 de la berlina— porque está limitada por la altura de la toldilla. De acuerdo con nuestras mediciones, el maletero debería ofrecer unos 380 dm3 reales. La toldilla, por cierto, pesa mucho y va anclada a la parte derecha del respaldo de los asientos traseros, que son abatibles asimétricamente (40:60) aunque se puede desmontar.

El piso del maletero se pliega en tres partes y ofrece la posibilidad de anclarse en varias posiciones; debajo hay un hueco y más abajo una rueda de repuesto convencional. Entre las innovaciones, el Seat Exeo ST estrena el sistema de mantenimiento variable WIV —avisa de la necesidad de pasar una revisión periódica— y el indicador de marcha recomendada, elementos ambos que estarán disponibles en la berlina. Opcionalmente se podrá montar un techo solar con placas fotovoltaicas que permiten activar la circulación de aire en el interior del habitáculo con el coche parado.

Los acabados disponibles son tres: Reference, Style y Sport. Sólo el Style se combina con los cinco motores disponibles, mientras que el Sport se reserva para motores de más de 140 CV y el Reference no supera los 150.

Cuando la base de partida es buena, lo normal es que el producto final acabe siendo igual o mejor. A nuestro modo de ver, el hecho de que el Seat Exeo ST esté basado en un Audi A4 Avant de la anterior generación implica muchas más ventajas que incovenientes.

No cabe duda de que el Centro Técnico de Martorell ha hecho un buen trabajo, ya que el tiempo y la experiencia han jugado a su favor para mejorar el producto.

Para empezar, un Audi A4 Avant 2.0 TDi-140costaba casi 32.000 euros en 2005. El actual Seat Exeo ST 2.0 TDi Stylevale 28.300 euros y está mucho mejor equipado, empezando por el airbag para las rodillas del conductor o los sensores de lluvia y luces. Y eso sin olvidar que el motor 2.0 TDi tiene ahora inyección por conducto único.

Comparado con un Audi A4 Avant de ahora, la diferencia de precio llega a casi 8.000 euros si igualamos el equipamiento en lo posible. El Audi va un poco mejor, su calidad de rodadura es superior, su lista de opciones de vanguardia resulta más completa y tiene una imagen de marca premium, pero todo ello puede diluirse con tanto dinero de por medio.

«¡Es un Seat Exeo ST, no un Audi A4 Avant!». La frase es inmediata por parte de los responsables de Seat en cuanto algún periodista recuerda el origen del nuevo modelo de la marca.

Por lo que se refiere al precio y al equipamiento ya sabemos que el Seat Exeo ST resulta atractivo. Falta saber, cuando tengamos ocasión de probarlo a fondo, si el concepto de chasis ágil del que presume Seat ha logrado optimizar un chasis ya muy logrado.

Por ejemplo, para la suspensión hay dos configuraciones, normal y deportiva. Esta última no supone sobreprecio en el acabado Sport e incluye carrocería rebajada en 20 milímetros y estabilizadora más gruesa en el eje posterior, así como muelles y amortiguadores más firmes. Con ella, el Audi A4 Avant tenía algunos problemas de motricidad por el tarado de la amortiguación en extensión; habrá que ver si el Seat Exeo ST los ha subsanado.

La comercialización del Seat Exeo ST es inmediata, pues ya se admiten pedidos que empezarán a servirse a finales de junio. Al igual que sucede con la berlina, Seat insiste en que el Seat Exeo STno viene para sustituir a ningún otro modelo. Se trata de un coche con el que Seatconfía en captar nuevos clientes y, a nuestro modo de ver, también servirá para recuperar a aquellos que se fueron a otro concesionario al ver el Seat Toledo.

La gama inicial del Seat Exeo ST consta de cinco motores —todos ellos bien conocidos—, tres de gasolina y dos Diesel. Entre los primeros tenemos el 1.6 de 102 CV, el veterano 1.8T de 5 válvulas por cilindro y 150 CV más el 2.0 TSi de 200 CV. Para los Diesel se recurre a las variantes de 143 y 170 CV del 2.0 TDi, ambas con inyección por conducto común. En otoño se espera la versión de 120 CV de este mismo motor, tanto para el ST como para la berlina.

El cambio es siempre manual de seis relaciones, si bien en octubre o noviembre habrá para el 2.0 TSi un cambio Multitronic opcional —por unos 900 euros— con siete «relaciones» y levas en el volante.

El Seat Exeo ST mide 5 mm más de largo que la berlina —lo que crece el voladizo posterior— y la habitabilidad interior es calcada, aunque la forma del techo contribuye a acrecentar la sensación de espacio.

Oficialmente, la capacidad del maletero disminuye —442 dm3 frente a 460 de la berlina— porque está limitada por la altura de la toldilla. De acuerdo con nuestras mediciones, el maletero debería ofrecer unos 380 dm3 reales. La toldilla, por cierto, pesa mucho y va anclada a la parte derecha del respaldo de los asientos traseros, que son abatibles asimétricamente (40:60) aunque se puede desmontar.

El piso del maletero se pliega en tres partes y ofrece la posibilidad de anclarse en varias posiciones; debajo hay un hueco y más abajo una rueda de repuesto convencional. Entre las innovaciones, el Seat Exeo ST estrena el sistema de mantenimiento variable WIV —avisa de la necesidad de pasar una revisión periódica— y el indicador de marcha recomendada, elementos ambos que estarán disponibles en la berlina. Opcionalmente se podrá montar un techo solar con placas fotovoltaicas que permiten activar la circulación de aire en el interior del habitáculo con el coche parado.

Los acabados disponibles son tres: Reference, Style y Sport. Sólo el Style se combina con los cinco motores disponibles, mientras que el Sport se reserva para motores de más de 140 CV y el Reference no supera los 150.

Cuando la base de partida es buena, lo normal es que el producto final acabe siendo igual o mejor. A nuestro modo de ver, el hecho de que el Seat Exeo ST esté basado en un Audi A4 Avant de la anterior generación implica muchas más ventajas que incovenientes.

No cabe duda de que el Centro Técnico de Martorell ha hecho un buen trabajo, ya que el tiempo y la experiencia han jugado a su favor para mejorar el producto.

Para empezar, un Audi A4 Avant 2.0 TDi-140costaba casi 32.000 euros en 2005. El actual Seat Exeo ST 2.0 TDi Stylevale 28.300 euros y está mucho mejor equipado, empezando por el airbag para las rodillas del conductor o los sensores de lluvia y luces. Y eso sin olvidar que el motor 2.0 TDi tiene ahora inyección por conducto único.

Comparado con un Audi A4 Avant de ahora, la diferencia de precio llega a casi 8.000 euros si igualamos el equipamiento en lo posible. El Audi va un poco mejor, su calidad de rodadura es superior, su lista de opciones de vanguardia resulta más completa y tiene una imagen de marca premium, pero todo ello puede diluirse con tanto dinero de por medio.

«¡Es un Seat Exeo ST, no un Audi A4 Avant!». La frase es inmediata por parte de los responsables de Seat en cuanto algún periodista recuerda el origen del nuevo modelo de la marca.

Por lo que se refiere al precio y al equipamiento ya sabemos que el Seat Exeo ST resulta atractivo. Falta saber, cuando tengamos ocasión de probarlo a fondo, si el concepto de chasis ágil del que presume Seat ha logrado optimizar un chasis ya muy logrado.

Por ejemplo, para la suspensión hay dos configuraciones, normal y deportiva. Esta última no supone sobreprecio en el acabado Sport e incluye carrocería rebajada en 20 milímetros y estabilizadora más gruesa en el eje posterior, así como muelles y amortiguadores más firmes. Con ella, el Audi A4 Avant tenía algunos problemas de motricidad por el tarado de la amortiguación en extensión; habrá que ver si el Seat Exeo ST los ha subsanado.

La comercialización del Seat Exeo ST es inmediata, pues ya se admiten pedidos que empezarán a servirse a finales de junio. Al igual que sucede con la berlina, Seat insiste en que el Seat Exeo STno viene para sustituir a ningún otro modelo. Se trata de un coche con el que Seatconfía en captar nuevos clientes y, a nuestro modo de ver, también servirá para recuperar a aquellos que se fueron a otro concesionario al ver el Seat Toledo.

La gama inicial del Seat Exeo ST consta de cinco motores —todos ellos bien conocidos—, tres de gasolina y dos Diesel. Entre los primeros tenemos el 1.6 de 102 CV, el veterano 1.8T de 5 válvulas por cilindro y 150 CV más el 2.0 TSi de 200 CV. Para los Diesel se recurre a las variantes de 143 y 170 CV del 2.0 TDi, ambas con inyección por conducto común. En otoño se espera la versión de 120 CV de este mismo motor, tanto para el ST como para la berlina.

El cambio es siempre manual de seis relaciones, si bien en octubre o noviembre habrá para el 2.0 TSi un cambio Multitronic opcional —por unos 900 euros— con siete «relaciones» y levas en el volante.

El Seat Exeo ST mide 5 mm más de largo que la berlina —lo que crece el voladizo posterior— y la habitabilidad interior es calcada, aunque la forma del techo contribuye a acrecentar la sensación de espacio.

Oficialmente, la capacidad del maletero disminuye —442 dm3 frente a 460 de la berlina— porque está limitada por la altura de la toldilla. De acuerdo con nuestras mediciones, el maletero debería ofrecer unos 380 dm3 reales. La toldilla, por cierto, pesa mucho y va anclada a la parte derecha del respaldo de los asientos traseros, que son abatibles asimétricamente (40:60) aunque se puede desmontar.

El piso del maletero se pliega en tres partes y ofrece la posibilidad de anclarse en varias posiciones; debajo hay un hueco y más abajo una rueda de repuesto convencional. Entre las innovaciones, el Seat Exeo ST estrena el sistema de mantenimiento variable WIV —avisa de la necesidad de pasar una revisión periódica— y el indicador de marcha recomendada, elementos ambos que estarán disponibles en la berlina. Opcionalmente se podrá montar un techo solar con placas fotovoltaicas que permiten activar la circulación de aire en el interior del habitáculo con el coche parado.

Los acabados disponibles son tres: Reference, Style y Sport. Sólo el Style se combina con los cinco motores disponibles, mientras que el Sport se reserva para motores de más de 140 CV y el Reference no supera los 150.

Cuando la base de partida es buena, lo normal es que el producto final acabe siendo igual o mejor. A nuestro modo de ver, el hecho de que el Seat Exeo ST esté basado en un Audi A4 Avant de la anterior generación implica muchas más ventajas que incovenientes.

No cabe duda de que el Centro Técnico de Martorell ha hecho un buen trabajo, ya que el tiempo y la experiencia han jugado a su favor para mejorar el producto.

Para empezar, un Audi A4 Avant 2.0 TDi-140costaba casi 32.000 euros en 2005. El actual Seat Exeo ST 2.0 TDi Stylevale 28.300 euros y está mucho mejor equipado, empezando por el airbag para las rodillas del conductor o los sensores de lluvia y luces. Y eso sin olvidar que el motor 2.0 TDi tiene ahora inyección por conducto único.

Comparado con un Audi A4 Avant de ahora, la diferencia de precio llega a casi 8.000 euros si igualamos el equipamiento en lo posible. El Audi va un poco mejor, su calidad de rodadura es superior, su lista de opciones de vanguardia resulta más completa y tiene una imagen de marca premium, pero todo ello puede diluirse con tanto dinero de por medio.

«¡Es un Seat Exeo ST, no un Audi A4 Avant!». La frase es inmediata por parte de los responsables de Seat en cuanto algún periodista recuerda el origen del nuevo modelo de la marca.

Por lo que se refiere al precio y al equipamiento ya sabemos que el Seat Exeo ST resulta atractivo. Falta saber, cuando tengamos ocasión de probarlo a fondo, si el concepto de chasis ágil del que presume Seat ha logrado optimizar un chasis ya muy logrado.

Por ejemplo, para la suspensión hay dos configuraciones, normal y deportiva. Esta última no supone sobreprecio en el acabado Sport e incluye carrocería rebajada en 20 milímetros y estabilizadora más gruesa en el eje posterior, así como muelles y amortiguadores más firmes. Con ella, el Audi A4 Avant tenía algunos problemas de motricidad por el tarado de la amortiguación en extensión; habrá que ver si el Seat Exeo ST los ha subsanado.

La comercialización del Seat Exeo ST es inmediata, pues ya se admiten pedidos que empezarán a servirse a finales de junio. Al igual que sucede con la berlina, Seat insiste en que el Seat Exeo STno viene para sustituir a ningún otro modelo. Se trata de un coche con el que Seatconfía en captar nuevos clientes y, a nuestro modo de ver, también servirá para recuperar a aquellos que se fueron a otro concesionario al ver el Seat Toledo.

La gama inicial del Seat Exeo ST consta de cinco motores —todos ellos bien conocidos—, tres de gasolina y dos Diesel. Entre los primeros tenemos el 1.6 de 102 CV, el veterano 1.8T de 5 válvulas por cilindro y 150 CV más el 2.0 TSi de 200 CV. Para los Diesel se recurre a las variantes de 143 y 170 CV del 2.0 TDi, ambas con inyección por conducto común. En otoño se espera la versión de 120 CV de este mismo motor, tanto para el ST como para la berlina.

El cambio es siempre manual de seis relaciones, si bien en octubre o noviembre habrá para el 2.0 TSi un cambio Multitronic opcional —por unos 900 euros— con siete «relaciones» y levas en el volante.

El Seat Exeo ST mide 5 mm más de largo que la berlina —lo que crece el voladizo posterior— y la habitabilidad interior es calcada, aunque la forma del techo contribuye a acrecentar la sensación de espacio.

Oficialmente, la capacidad del maletero disminuye —442 dm3 frente a 460 de la berlina— porque está limitada por la altura de la toldilla. De acuerdo con nuestras mediciones, el maletero debería ofrecer unos 380 dm3 reales. La toldilla, por cierto, pesa mucho y va anclada a la parte derecha del respaldo de los asientos traseros, que son abatibles asimétricamente (40:60) aunque se puede desmontar.

El piso del maletero se pliega en tres partes y ofrece la posibilidad de anclarse en varias posiciones; debajo hay un hueco y más abajo una rueda de repuesto convencional. Entre las innovaciones, el Seat Exeo ST estrena el sistema de mantenimiento variable WIV —avisa de la necesidad de pasar una revisión periódica— y el indicador de marcha recomendada, elementos ambos que estarán disponibles en la berlina. Opcionalmente se podrá montar un techo solar con placas fotovoltaicas que permiten activar la circulación de aire en el interior del habitáculo con el coche parado.

Los acabados disponibles son tres: Reference, Style y Sport. Sólo el Style se combina con los cinco motores disponibles, mientras que el Sport se reserva para motores de más de 140 CV y el Reference no supera los 150.

Cuando la base de partida es buena, lo normal es que el producto final acabe siendo igual o mejor. A nuestro modo de ver, el hecho de que el Seat Exeo ST esté basado en un Audi A4 Avant de la anterior generación implica muchas más ventajas que incovenientes.

No cabe duda de que el Centro Técnico de Martorell ha hecho un buen trabajo, ya que el tiempo y la experiencia han jugado a su favor para mejorar el producto.

Para empezar, un Audi A4 Avant 2.0 TDi-140costaba casi 32.000 euros en 2005. El actual Seat Exeo ST 2.0 TDi Stylevale 28.300 euros y está mucho mejor equipado, empezando por el airbag para las rodillas del conductor o los sensores de lluvia y luces. Y eso sin olvidar que el motor 2.0 TDi tiene ahora inyección por conducto único.

Comparado con un Audi A4 Avant de ahora, la diferencia de precio llega a casi 8.000 euros si igualamos el equipamiento en lo posible. El Audi va un poco mejor, su calidad de rodadura es superior, su lista de opciones de vanguardia resulta más completa y tiene una imagen de marca premium, pero todo ello puede diluirse con tanto dinero de por medio.

«¡Es un Seat Exeo ST, no un Audi A4 Avant!». La frase es inmediata por parte de los responsables de Seat en cuanto algún periodista recuerda el origen del nuevo modelo de la marca.

Por lo que se refiere al precio y al equipamiento ya sabemos que el Seat Exeo ST resulta atractivo. Falta saber, cuando tengamos ocasión de probarlo a fondo, si el concepto de chasis ágil del que presume Seat ha logrado optimizar un chasis ya muy logrado.

Por ejemplo, para la suspensión hay dos configuraciones, normal y deportiva. Esta última no supone sobreprecio en el acabado Sport e incluye carrocería rebajada en 20 milímetros y estabilizadora más gruesa en el eje posterior, así como muelles y amortiguadores más firmes. Con ella, el Audi A4 Avant tenía algunos problemas de motricidad por el tarado de la amortiguación en extensión; habrá que ver si el Seat Exeo ST los ha subsanado.

La comercialización del Seat Exeo ST es inmediata, pues ya se admiten pedidos que empezarán a servirse a finales de junio. Al igual que sucede con la berlina, Seat insiste en que el Seat Exeo STno viene para sustituir a ningún otro modelo. Se trata de un coche con el que Seatconfía en captar nuevos clientes y, a nuestro modo de ver, también servirá para recuperar a aquellos que se fueron a otro concesionario al ver el Seat Toledo.

La gama inicial del Seat Exeo ST consta de cinco motores —todos ellos bien conocidos—, tres de gasolina y dos Diesel. Entre los primeros tenemos el 1.6 de 102 CV, el veterano 1.8T de 5 válvulas por cilindro y 150 CV más el 2.0 TSi de 200 CV. Para los Diesel se recurre a las variantes de 143 y 170 CV del 2.0 TDi, ambas con inyección por conducto común. En otoño se espera la versión de 120 CV de este mismo motor, tanto para el ST como para la berlina.

El cambio es siempre manual de seis relaciones, si bien en octubre o noviembre habrá para el 2.0 TSi un cambio Multitronic opcional —por unos 900 euros— con siete «relaciones» y levas en el volante.

El Seat Exeo ST mide 5 mm más de largo que la berlina —lo que crece el voladizo posterior— y la habitabilidad interior es calcada, aunque la forma del techo contribuye a acrecentar la sensación de espacio.

Oficialmente, la capacidad del maletero disminuye —442 dm3 frente a 460 de la berlina— porque está limitada por la altura de la toldilla. De acuerdo con nuestras mediciones, el maletero debería ofrecer unos 380 dm3 reales. La toldilla, por cierto, pesa mucho y va anclada a la parte derecha del respaldo de los asientos traseros, que son abatibles asimétricamente (40:60) aunque se puede desmontar.

El piso del maletero se pliega en tres partes y ofrece la posibilidad de anclarse en varias posiciones; debajo hay un hueco y más abajo una rueda de repuesto convencional. Entre las innovaciones, el Seat Exeo ST estrena el sistema de mantenimiento variable WIV —avisa de la necesidad de pasar una revisión periódica— y el indicador de marcha recomendada, elementos ambos que estarán disponibles en la berlina. Opcionalmente se podrá montar un techo solar con placas fotovoltaicas que permiten activar la circulación de aire en el interior del habitáculo con el coche parado.

Los acabados disponibles son tres: Reference, Style y Sport. Sólo el Style se combina con los cinco motores disponibles, mientras que el Sport se reserva para motores de más de 140 CV y el Reference no supera los 150.

Cuando la base de partida es buena, lo normal es que el producto final acabe siendo igual o mejor. A nuestro modo de ver, el hecho de que el Seat Exeo ST esté basado en un Audi A4 Avant de la anterior generación implica muchas más ventajas que incovenientes.

No cabe duda de que el Centro Técnico de Martorell ha hecho un buen trabajo, ya que el tiempo y la experiencia han jugado a su favor para mejorar el producto.

Para empezar, un Audi A4 Avant 2.0 TDi-140costaba casi 32.000 euros en 2005. El actual Seat Exeo ST 2.0 TDi Stylevale 28.300 euros y está mucho mejor equipado, empezando por el airbag para las rodillas del conductor o los sensores de lluvia y luces. Y eso sin olvidar que el motor 2.0 TDi tiene ahora inyección por conducto único.

Comparado con un Audi A4 Avant de ahora, la diferencia de precio llega a casi 8.000 euros si igualamos el equipamiento en lo posible. El Audi va un poco mejor, su calidad de rodadura es superior, su lista de opciones de vanguardia resulta más completa y tiene una imagen de marca premium, pero todo ello puede diluirse con tanto dinero de por medio.

«¡Es un Seat Exeo ST, no un Audi A4 Avant!». La frase es inmediata por parte de los responsables de Seat en cuanto algún periodista recuerda el origen del nuevo modelo de la marca.

Por lo que se refiere al precio y al equipamiento ya sabemos que el Seat Exeo ST resulta atractivo. Falta saber, cuando tengamos ocasión de probarlo a fondo, si el concepto de chasis ágil del que presume Seat ha logrado optimizar un chasis ya muy logrado.

Por ejemplo, para la suspensión hay dos configuraciones, normal y deportiva. Esta última no supone sobreprecio en el acabado Sport e incluye carrocería rebajada en 20 milímetros y estabilizadora más gruesa en el eje posterior, así como muelles y amortiguadores más firmes. Con ella, el Audi A4 Avant tenía algunos problemas de motricidad por el tarado de la amortiguación en extensión; habrá que ver si el Seat Exeo ST los ha subsanado.

La comercialización del Seat Exeo ST es inmediata, pues ya se admiten pedidos que empezarán a servirse a finales de junio. Al igual que sucede con la berlina, Seat insiste en que el Seat Exeo STno viene para sustituir a ningún otro modelo. Se trata de un coche con el que Seatconfía en captar nuevos clientes y, a nuestro modo de ver, también servirá para recuperar a aquellos que se fueron a otro concesionario al ver el Seat Toledo.

La gama inicial del Seat Exeo ST consta de cinco motores —todos ellos bien conocidos—, tres de gasolina y dos Diesel. Entre los primeros tenemos el 1.6 de 102 CV, el veterano 1.8T de 5 válvulas por cilindro y 150 CV más el 2.0 TSi de 200 CV. Para los Diesel se recurre a las variantes de 143 y 170 CV del 2.0 TDi, ambas con inyección por conducto común. En otoño se espera la versión de 120 CV de este mismo motor, tanto para el ST como para la berlina.

El cambio es siempre manual de seis relaciones, si bien en octubre o noviembre habrá para el 2.0 TSi un cambio Multitronic opcional —por unos 900 euros— con siete «relaciones» y levas en el volante.

El Seat Exeo ST mide 5 mm más de largo que la berlina —lo que crece el voladizo posterior— y la habitabilidad interior es calcada, aunque la forma del techo contribuye a acrecentar la sensación de espacio.

Oficialmente, la capacidad del maletero disminuye —442 dm3 frente a 460 de la berlina— porque está limitada por la altura de la toldilla. De acuerdo con nuestras mediciones, el maletero debería ofrecer unos 380 dm3 reales. La toldilla, por cierto, pesa mucho y va anclada a la parte derecha del respaldo de los asientos traseros, que son abatibles asimétricamente (40:60) aunque se puede desmontar.

El piso del maletero se pliega en tres partes y ofrece la posibilidad de anclarse en varias posiciones; debajo hay un hueco y más abajo una rueda de repuesto convencional. Entre las innovaciones, el Seat Exeo ST estrena el sistema de mantenimiento variable WIV —avisa de la necesidad de pasar una revisión periódica— y el indicador de marcha recomendada, elementos ambos que estarán disponibles en la berlina. Opcionalmente se podrá montar un techo solar con placas fotovoltaicas que permiten activar la circulación de aire en el interior del habitáculo con el coche parado.

Los acabados disponibles son tres: Reference, Style y Sport. Sólo el Style se combina con los cinco motores disponibles, mientras que el Sport se reserva para motores de más de 140 CV y el Reference no supera los 150.

Cuando la base de partida es buena, lo normal es que el producto final acabe siendo igual o mejor. A nuestro modo de ver, el hecho de que el Seat Exeo ST esté basado en un Audi A4 Avant de la anterior generación implica muchas más ventajas que incovenientes.

No cabe duda de que el Centro Técnico de Martorell ha hecho un buen trabajo, ya que el tiempo y la experiencia han jugado a su favor para mejorar el producto.

Para empezar, un Audi A4 Avant 2.0 TDi-140costaba casi 32.000 euros en 2005. El actual Seat Exeo ST 2.0 TDi Stylevale 28.300 euros y está mucho mejor equipado, empezando por el airbag para las rodillas del conductor o los sensores de lluvia y luces. Y eso sin olvidar que el motor 2.0 TDi tiene ahora inyección por conducto único.

Galería relacionada

Seat Exeo ST, al detalle

Te recomendamos

Con un diseño deportivo, el mayor espacio de su clase, los motores con menor consumo ...

Nuevo rival en circuito para el Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlin...

El Ford Focus siempre ha sido un compacto de retos y récords, y su cuarta generación ...

El fabricante japonés sigue buscando los límites de su compacto y parece no hallarle ...