Renault Twingo GT iMusic

La ciudad parece distinta a bordo del Twingo GT, un coche que añade emoción a cada desplazamiento y que dispone de todo tipo de facilidades para conectar nuestros dispositivos electrónicos.
-
Renault Twingo GT iMusic
Renault Twingo GT iMusic

También pensando en las prestaciones, el propulsor cuenta con una función overboost que puede incrementar la presión de soplado del turbo durante 60 segundos en caso de que demandemos la máxima aceleración en momentos puntuales, siempre por encima de 4.500 vueltas y en 2ª, 3ª ó 4ª velocidad. De esta manera se consiguen unos 5 CV adicionales y un 4 por ciento más de par, un valor algo discreto si se compara con el 15 por ciento de un Corsa OPC, pero que aun así se agradece cada vez que efectuamos un adelantamiento, o entre curva y curva a la hora de disfrutar en una carretera de montaña. En viajes por autopista acaba resultando demasiado ruidoso y vendría bien una sexta marcha para desahogar un poco la mecánica.

El aspecto deportivo exterior del Twingo GT se corresponde perfectamente con sus intenciones. Para saber que estamos ante la versión más especial de la familia Twingo es suficiente con fijarse en la salida de escape cromada, en las llantas de aleación de diseño específico, o en el alerón trasero, entre otros detalles. Por si a alguien estos elementos no le resultan lo bastante diferenciadores, Renault pone a disposición del cliente una serie de llamativas pegatinas para decorar la carrocería. En el caso de nuestra unidad consistían en dos bandas blancas a lo largo del capó y parte del techo, pero también pueden tener formas de bandera a cuadros, de tribales, espirales, amapolas... Todo muy juvenil.

Bastan 100 CV para que el nuevo Twingo GT se convierta en una pequeña máquina de sensaciones tan eficaz en carretera como práctica y ágil en ciudad.

El habitáculo está presidido por un vistoso cuadro de instrumentos central en el que destaca el velocímetro digital de gran tamaño, un detalle del que ya presumía la primera generación del Twingo. En la misma pantalla se encuentra el indicador del nivel de combustible, también digital —preferiríamos uno más preciso, de aguja, ya que no hay ordenador de viaje que muestre la autonomía—, y el kilometraje. Pulsando un botón se alterna entre el parcial, el total y el número de kilómetros que faltan hasta la próxima revisión. Sobre la columna de la dirección está el cuentarrevoluciones, que, siguiendo las últimas tendencias de estilo, es redondo y se asemeja al del Mini. El resto de elementos y mandos, como los del climatizador, techo corredizo, intermitentes o elevalunas, son bastante familiares, pues provienen de otros modelos del fabricante francés.

La consola central resulta algo voluminosa a primera vista y en ella va ubicada la radio, que en este acabado GT iMusic dispone de un variado elenco de conexiones auxiliares en la guantera, dignas de un auténtico técnico de sonido: una entrada de minijack, otra RCA, una toma DIN y un puerto USB en el que, además de enchufar una llave de memoria o un reproductor de archivos MP3, se pueden recargar las baterías de algunos de nuestros dispositivos portátiles. Lo mejor de todo es que éstos se pueden manejar desde los mandos de la radio integrados en la columna de la dirección, y lo mismo ocurre cuando hacemos uso de un teléfono móvil conectado por Bluetooth al sistema de manos libres.

En vez del cenicero y el encendedor, que son opcionales, se pueden acoplar en su lugar diversos accesorios que encajan en el correspondiente hueco portavasos, por ejemplo, una linterna con tres LED’s, una caja compartimentada para depositar el móvil u otros objetos pequeños y un recipiente con un espejo en la tapa para que las mujeres puedan guardar su set de maquillaje y pintarse. En los laterales de las puertas caben botellas de 1,5 litros, y también hay una bandeja en la zona del salpicadero que hay delante del volante, así como un cajón, opcional, bajo el asiento del conductor.

Sin duda, el motor de cuatro cilindros es lo mejor del coche, a pesar de no estar tan bien aislado acústicamente como en el Clio

También pensando en las prestaciones, el propulsor cuenta con una función overboost que puede incrementar la presión de soplado del turbo durante 60 segundos en caso de que demandemos la máxima aceleración en momentos puntuales, siempre por encima de 4.500 vueltas y en 2ª, 3ª ó 4ª velocidad. De esta manera se consiguen unos 5 CV adicionales y un 4 por ciento más de par, un valor algo discreto si se compara con el 15 por ciento de un Corsa OPC, pero que aun así se agradece cada vez que efectuamos un adelantamiento, o entre curva y curva a la hora de disfrutar en una carretera de montaña. En viajes por autopista acaba resultando demasiado ruidoso y vendría bien una sexta marcha para desahogar un poco la mecánica.

El aspecto deportivo exterior del Twingo GT se corresponde perfectamente con sus intenciones. Para saber que estamos ante la versión más especial de la familia Twingo es suficiente con fijarse en la salida de escape cromada, en las llantas de aleación de diseño específico, o en el alerón trasero, entre otros detalles. Por si a alguien estos elementos no le resultan lo bastante diferenciadores, Renault pone a disposición del cliente una serie de llamativas pegatinas para decorar la carrocería. En el caso de nuestra unidad consistían en dos bandas blancas a lo largo del capó y parte del techo, pero también pueden tener formas de bandera a cuadros, de tribales, espirales, amapolas... Todo muy juvenil.

Bastan 100 CV para que el nuevo Twingo GT se convierta en una pequeña máquina de sensaciones tan eficaz en carretera como práctica y ágil en ciudad.

El habitáculo está presidido por un vistoso cuadro de instrumentos central en el que destaca el velocímetro digital de gran tamaño, un detalle del que ya presumía la primera generación del Twingo. En la misma pantalla se encuentra el indicador del nivel de combustible, también digital —preferiríamos uno más preciso, de aguja, ya que no hay ordenador de viaje que muestre la autonomía—, y el kilometraje. Pulsando un botón se alterna entre el parcial, el total y el número de kilómetros que faltan hasta la próxima revisión. Sobre la columna de la dirección está el cuentarrevoluciones, que, siguiendo las últimas tendencias de estilo, es redondo y se asemeja al del Mini. El resto de elementos y mandos, como los del climatizador, techo corredizo, intermitentes o elevalunas, son bastante familiares, pues provienen de otros modelos del fabricante francés.

La consola central resulta algo voluminosa a primera vista y en ella va ubicada la radio, que en este acabado GT iMusic dispone de un variado elenco de conexiones auxiliares en la guantera, dignas de un auténtico técnico de sonido: una entrada de minijack, otra RCA, una toma DIN y un puerto USB en el que, además de enchufar una llave de memoria o un reproductor de archivos MP3, se pueden recargar las baterías de algunos de nuestros dispositivos portátiles. Lo mejor de todo es que éstos se pueden manejar desde los mandos de la radio integrados en la columna de la dirección, y lo mismo ocurre cuando hacemos uso de un teléfono móvil conectado por Bluetooth al sistema de manos libres.

En vez del cenicero y el encendedor, que son opcionales, se pueden acoplar en su lugar diversos accesorios que encajan en el correspondiente hueco portavasos, por ejemplo, una linterna con tres LED’s, una caja compartimentada para depositar el móvil u otros objetos pequeños y un recipiente con un espejo en la tapa para que las mujeres puedan guardar su set de maquillaje y pintarse. En los laterales de las puertas caben botellas de 1,5 litros, y también hay una bandeja en la zona del salpicadero que hay delante del volante, así como un cajón, opcional, bajo el asiento del conductor.

Sin duda, el motor de cuatro cilindros es lo mejor del coche, a pesar de no estar tan bien aislado acústicamente como en el Clio

Galería relacionada

Renault Twingo: generación Y

Te recomendamos

Elegir al mejor coche del año tiene premio. Participa en Best Cars 2019, decide quién...

El nuevo MINI Countryman PHEV (híbrido enchufable) es un MINI en estado puro, un coch...

Euskadi te espera. Pero, ¿cuál, de entre sus diferentes caras, es tu favorita? No es ...

Cero emisiones y cero restricciones, así es el nuevo MINI Coutryman Híbrido Enchufabl...

El nuevo Mitsubishi Outlander PHEV es uno de los SUV más polivalentes del mercado: en...

El DS 7 Crossback es el primer coche desarrollado desde cero por la marca premium fra...