Renault Mégane Scénic 1.5 dCi LXD

Buenas prestaciones, consumos contenidos, habitabilidad formidable y multitud de detalles son las características que definen a este Mégane Scénic. A pesar de tratarse del motor que da acceso a la gama de Diesel –el 1.5 dCi-, estamos ante una buena opción de compra; el amplio equipamiento de serie refuerza esta afirmación.
-
Renault Mégane Scénic 1.5 dCi LXD
Renault Mégane Scénic 1.5 dCi LXD

Se trata de un modelo de diseño bastante más anticuado que el de nuestro protagonista, aunque tiene un precio, prestaciones y equipamiento similares. A favor del Scénic siempre se encuentran los detalles del sensor de lluvia o de luminosidad, que este Xsara Picasso –ni el resto de rivales aquí analizados-, no comparten ni como elementos opcionales. Los consumos de Xsara y de Scénic son los más contenidos 5,5 y 5 litros a los 100 km en recorridos mixtos, respectivamente. El equipamiento de serie del que hace gala Renault no se diferencia mucho del que ofrece Citroën; para ambas versiones se incluyen airbag de conductor, acompañante, cortina delanteros y laterales delanteros, ABS, climatizador, ordenador de viaje, cierre centralizado y elevalunas eléctricos delanteros.

La principal diferencia de este Zafira respecto a nuestro protagonista y al resto de “contrincantes” es que equipa de serie 7 plazas, por lo que la capacidad del maletero se queda reducida a 150 litros (el resto de rivales se colocan en torno a 400 litros). Este dato nos puede sorprender; sin embargo, echando un vistazo a las medidas registradas por nuestro Centro Técnico, cuando en el Zafira se abate la última fila de asientos –quedaría en igualdad de condiciones con el resto- la capacidad se sitúa en 530 litros. El motor del Zafira es, junto con el del Volkswagen Touran, el más potente, con 100 CV. El precio es casi el mismo del de nuestro Scénic, pero en equipamiento opcional le gana la baza a nuestro protagonista. En el Zafira es posible montar control de estabilidad por 445 euros y el control de tracción lo trae de serie. Hay un aspecto en el que el resto de contricantes superan al Zafira y es en el consumo mixto, el Zafira consume 6,5 litros a los 100 km, mientras que el Scénic se sitúa en 5 litros, por ejemplo.

Más económico y menos voluminoso de entre los que hemos comparado, el Corolla Verso ofrece un amplio equipamiento de serie que coincide con el de nuestro protagonista en los airbags de conductor, acompañante y laterales delanteros, ABS, climatizador, llantas de aleación, ordenador de viaje y elevalunas eléctricos delanteros y traseros. Como se trata de un modelo nipón, apenas dispone de elementos opcionales, en este caso, encontramos la pintura metalizada por 275 euros para el Corolla Verso y por 310 euros en el Scénic. Se trata del monovolumen más rápido (junto al Volkswagen Touran) en aceleración de 0 a 100 km/h, emplea 13,5 segundos, mientras que nuestro Scénic tarda 15,7.

El más nuevo de todos los contrincantes, también es el más caro, casi 1.000 euros de diferencia con el protagonista de nuestra prueba. Dispone del motor más potente, junto al Zafira, de 100 CV de potencia. Las prestaciones son las mejores de esta categoría en cuanto a aceleración 0 a 100 km/h –comparte “marca” con el Corolla Verso- y en velocidad punta (177 km/h). El comportamiento dinámico es el más notable y dispone del maletero con más capacidad (695 litros) de entre todos los comparados aquí. El consumo mixto se sitúa en 5,9 litros, un poco menos que el Corolla –que tiene un motor de igual cilindrada, potencia y menor cifra de par motor-. La posibilidad de montar siete plazas es una opción cara para el monovolumen de origen alemán.

Se trata de un modelo de diseño bastante más anticuado que el de nuestro protagonista, aunque tiene un precio, prestaciones y equipamiento similares. A favor del Scénic siempre se encuentran los detalles del sensor de lluvia o de luminosidad, que este Xsara Picasso –ni el resto de rivales aquí analizados-, no comparten ni como elementos opcionales. Los consumos de Xsara y de Scénic son los más contenidos 5,5 y 5 litros a los 100 km en recorridos mixtos, respectivamente. El equipamiento de serie del que hace gala Renault no se diferencia mucho del que ofrece Citroën; para ambas versiones se incluyen airbag de conductor, acompañante, cortina delanteros y laterales delanteros, ABS, climatizador, ordenador de viaje, cierre centralizado y elevalunas eléctricos delanteros.

La principal diferencia de este Zafira respecto a nuestro protagonista y al resto de “contrincantes” es que equipa de serie 7 plazas, por lo que la capacidad del maletero se queda reducida a 150 litros (el resto de rivales se colocan en torno a 400 litros). Este dato nos puede sorprender; sin embargo, echando un vistazo a las medidas registradas por nuestro Centro Técnico, cuando en el Zafira se abate la última fila de asientos –quedaría en igualdad de condiciones con el resto- la capacidad se sitúa en 530 litros. El motor del Zafira es, junto con el del Volkswagen Touran, el más potente, con 100 CV. El precio es casi el mismo del de nuestro Scénic, pero en equipamiento opcional le gana la baza a nuestro protagonista. En el Zafira es posible montar control de estabilidad por 445 euros y el control de tracción lo trae de serie. Hay un aspecto en el que el resto de contricantes superan al Zafira y es en el consumo mixto, el Zafira consume 6,5 litros a los 100 km, mientras que el Scénic se sitúa en 5 litros, por ejemplo.

Más económico y menos voluminoso de entre los que hemos comparado, el Corolla Verso ofrece un amplio equipamiento de serie que coincide con el de nuestro protagonista en los airbags de conductor, acompañante y laterales delanteros, ABS, climatizador, llantas de aleación, ordenador de viaje y elevalunas eléctricos delanteros y traseros. Como se trata de un modelo nipón, apenas dispone de elementos opcionales, en este caso, encontramos la pintura metalizada por 275 euros para el Corolla Verso y por 310 euros en el Scénic. Se trata del monovolumen más rápido (junto al Volkswagen Touran) en aceleración de 0 a 100 km/h, emplea 13,5 segundos, mientras que nuestro Scénic tarda 15,7.

El más nuevo de todos los contrincantes, también es el más caro, casi 1.000 euros de diferencia con el protagonista de nuestra prueba. Dispone del motor más potente, junto al Zafira, de 100 CV de potencia. Las prestaciones son las mejores de esta categoría en cuanto a aceleración 0 a 100 km/h –comparte “marca” con el Corolla Verso- y en velocidad punta (177 km/h). El comportamiento dinámico es el más notable y dispone del maletero con más capacidad (695 litros) de entre todos los comparados aquí. El consumo mixto se sitúa en 5,9 litros, un poco menos que el Corolla –que tiene un motor de igual cilindrada, potencia y menor cifra de par motor-. La posibilidad de montar siete plazas es una opción cara para el monovolumen de origen alemán.

Se trata de un modelo de diseño bastante más anticuado que el de nuestro protagonista, aunque tiene un precio, prestaciones y equipamiento similares. A favor del Scénic siempre se encuentran los detalles del sensor de lluvia o de luminosidad, que este Xsara Picasso –ni el resto de rivales aquí analizados-, no comparten ni como elementos opcionales. Los consumos de Xsara y de Scénic son los más contenidos 5,5 y 5 litros a los 100 km en recorridos mixtos, respectivamente. El equipamiento de serie del que hace gala Renault no se diferencia mucho del que ofrece Citroën; para ambas versiones se incluyen airbag de conductor, acompañante, cortina delanteros y laterales delanteros, ABS, climatizador, ordenador de viaje, cierre centralizado y elevalunas eléctricos delanteros.

La principal diferencia de este Zafira respecto a nuestro protagonista y al resto de “contrincantes” es que equipa de serie 7 plazas, por lo que la capacidad del maletero se queda reducida a 150 litros (el resto de rivales se colocan en torno a 400 litros). Este dato nos puede sorprender; sin embargo, echando un vistazo a las medidas registradas por nuestro Centro Técnico, cuando en el Zafira se abate la última fila de asientos –quedaría en igualdad de condiciones con el resto- la capacidad se sitúa en 530 litros. El motor del Zafira es, junto con el del Volkswagen Touran, el más potente, con 100 CV. El precio es casi el mismo del de nuestro Scénic, pero en equipamiento opcional le gana la baza a nuestro protagonista. En el Zafira es posible montar control de estabilidad por 445 euros y el control de tracción lo trae de serie. Hay un aspecto en el que el resto de contricantes superan al Zafira y es en el consumo mixto, el Zafira consume 6,5 litros a los 100 km, mientras que el Scénic se sitúa en 5 litros, por ejemplo.

Más económico y menos voluminoso de entre los que hemos comparado, el Corolla Verso ofrece un amplio equipamiento de serie que coincide con el de nuestro protagonista en los airbags de conductor, acompañante y laterales delanteros, ABS, climatizador, llantas de aleación, ordenador de viaje y elevalunas eléctricos delanteros y traseros. Como se trata de un modelo nipón, apenas dispone de elementos opcionales, en este caso, encontramos la pintura metalizada por 275 euros para el Corolla Verso y por 310 euros en el Scénic. Se trata del monovolumen más rápido (junto al Volkswagen Touran) en aceleración de 0 a 100 km/h, emplea 13,5 segundos, mientras que nuestro Scénic tarda 15,7.

El más nuevo de todos los contrincantes, también es el más caro, casi 1.000 euros de diferencia con el protagonista de nuestra prueba. Dispone del motor más potente, junto al Zafira, de 100 CV de potencia. Las prestaciones son las mejores de esta categoría en cuanto a aceleración 0 a 100 km/h –comparte “marca” con el Corolla Verso- y en velocidad punta (177 km/h). El comportamiento dinámico es el más notable y dispone del maletero con más capacidad (695 litros) de entre todos los comparados aquí. El consumo mixto se sitúa en 5,9 litros, un poco menos que el Corolla –que tiene un motor de igual cilindrada, potencia y menor cifra de par motor-. La posibilidad de montar siete plazas es una opción cara para el monovolumen de origen alemán.

Se trata de un modelo de diseño bastante más anticuado que el de nuestro protagonista, aunque tiene un precio, prestaciones y equipamiento similares. A favor del Scénic siempre se encuentran los detalles del sensor de lluvia o de luminosidad, que este Xsara Picasso –ni el resto de rivales aquí analizados-, no comparten ni como elementos opcionales. Los consumos de Xsara y de Scénic son los más contenidos 5,5 y 5 litros a los 100 km en recorridos mixtos, respectivamente. El equipamiento de serie del que hace gala Renault no se diferencia mucho del que ofrece Citroën; para ambas versiones se incluyen airbag de conductor, acompañante, cortina delanteros y laterales delanteros, ABS, climatizador, ordenador de viaje, cierre centralizado y elevalunas eléctricos delanteros.

La principal diferencia de este Zafira respecto a nuestro protagonista y al resto de “contrincantes” es que equipa de serie 7 plazas, por lo que la capacidad del maletero se queda reducida a 150 litros (el resto de rivales se colocan en torno a 400 litros). Este dato nos puede sorprender; sin embargo, echando un vistazo a las medidas registradas por nuestro Centro Técnico, cuando en el Zafira se abate la última fila de asientos –quedaría en igualdad de condiciones con el resto- la capacidad se sitúa en 530 litros. El motor del Zafira es, junto con el del Volkswagen Touran, el más potente, con 100 CV. El precio es casi el mismo del de nuestro Scénic, pero en equipamiento opcional le gana la baza a nuestro protagonista. En el Zafira es posible montar control de estabilidad por 445 euros y el control de tracción lo trae de serie. Hay un aspecto en el que el resto de contricantes superan al Zafira y es en el consumo mixto, el Zafira consume 6,5 litros a los 100 km, mientras que el Scénic se sitúa en 5 litros, por ejemplo.

Más económico y menos voluminoso de entre los que hemos comparado, el Corolla Verso ofrece un amplio equipamiento de serie que coincide con el de nuestro protagonista en los airbags de conductor, acompañante y laterales delanteros, ABS, climatizador, llantas de aleación, ordenador de viaje y elevalunas eléctricos delanteros y traseros. Como se trata de un modelo nipón, apenas dispone de elementos opcionales, en este caso, encontramos la pintura metalizada por 275 euros para el Corolla Verso y por 310 euros en el Scénic. Se trata del monovolumen más rápido (junto al Volkswagen Touran) en aceleración de 0 a 100 km/h, emplea 13,5 segundos, mientras que nuestro Scénic tarda 15,7.

El más nuevo de todos los contrincantes, también es el más caro, casi 1.000 euros de diferencia con el protagonista de nuestra prueba. Dispone del motor más potente, junto al Zafira, de 100 CV de potencia. Las prestaciones son las mejores de esta categoría en cuanto a aceleración 0 a 100 km/h –comparte “marca” con el Corolla Verso- y en velocidad punta (177 km/h). El comportamiento dinámico es el más notable y dispone del maletero con más capacidad (695 litros) de entre todos los comparados aquí. El consumo mixto se sitúa en 5,9 litros, un poco menos que el Corolla –que tiene un motor de igual cilindrada, potencia y menor cifra de par motor-. La posibilidad de montar siete plazas es una opción cara para el monovolumen de origen alemán.

Se trata de un modelo de diseño bastante más anticuado que el de nuestro protagonista, aunque tiene un precio, prestaciones y equipamiento similares. A favor del Scénic siempre se encuentran los detalles del sensor de lluvia o de luminosidad, que este Xsara Picasso –ni el resto de rivales aquí analizados-, no comparten ni como elementos opcionales. Los consumos de Xsara y de Scénic son los más contenidos 5,5 y 5 litros a los 100 km en recorridos mixtos, respectivamente. El equipamiento de serie del que hace gala Renault no se diferencia mucho del que ofrece Citroën; para ambas versiones se incluyen airbag de conductor, acompañante, cortina delanteros y laterales delanteros, ABS, climatizador, ordenador de viaje, cierre centralizado y elevalunas eléctricos delanteros.

La principal diferencia de este Zafira respecto a nuestro protagonista y al resto de “contrincantes” es que equipa de serie 7 plazas, por lo que la capacidad del maletero se queda reducida a 150 litros (el resto de rivales se colocan en torno a 400 litros). Este dato nos puede sorprender; sin embargo, echando un vistazo a las medidas registradas por nuestro Centro Técnico, cuando en el Zafira se abate la última fila de asientos –quedaría en igualdad de condiciones con el resto- la capacidad se sitúa en 530 litros. El motor del Zafira es, junto con el del Volkswagen Touran, el más potente, con 100 CV. El precio es casi el mismo del de nuestro Scénic, pero en equipamiento opcional le gana la baza a nuestro protagonista. En el Zafira es posible montar control de estabilidad por 445 euros y el control de tracción lo trae de serie. Hay un aspecto en el que el resto de contricantes superan al Zafira y es en el consumo mixto, el Zafira consume 6,5 litros a los 100 km, mientras que el Scénic se sitúa en 5 litros, por ejemplo.

Más económico y menos voluminoso de entre los que hemos comparado, el Corolla Verso ofrece un amplio equipamiento de serie que coincide con el de nuestro protagonista en los airbags de conductor, acompañante y laterales delanteros, ABS, climatizador, llantas de aleación, ordenador de viaje y elevalunas eléctricos delanteros y traseros. Como se trata de un modelo nipón, apenas dispone de elementos opcionales, en este caso, encontramos la pintura metalizada por 275 euros para el Corolla Verso y por 310 euros en el Scénic. Se trata del monovolumen más rápido (junto al Volkswagen Touran) en aceleración de 0 a 100 km/h, emplea 13,5 segundos, mientras que nuestro Scénic tarda 15,7.

El más nuevo de todos los contrincantes, también es el más caro, casi 1.000 euros de diferencia con el protagonista de nuestra prueba. Dispone del motor más potente, junto al Zafira, de 100 CV de potencia. Las prestaciones son las mejores de esta categoría en cuanto a aceleración 0 a 100 km/h –comparte “marca” con el Corolla Verso- y en velocidad punta (177 km/h). El comportamiento dinámico es el más notable y dispone del maletero con más capacidad (695 litros) de entre todos los comparados aquí. El consumo mixto se sitúa en 5,9 litros, un poco menos que el Corolla –que tiene un motor de igual cilindrada, potencia y menor cifra de par motor-. La posibilidad de montar siete plazas es una opción cara para el monovolumen de origen alemán.

Galería relacionada

Renault Mégane Scénic 1.5 dCi

Te recomendamos

No hay mejor manera de conocer un producto que poder probarlo a fondo. Bridgestone y ...

Vive un día único descubriendo Madrid a los mandos de los nuevos BMW C 400 X y C 400 ...

El retrato más personal que encontrarás de mítico piloto Ayrton Senna, con hasta 25 h...

SEAT, Autopista y el Máster en Styling y Diseño de la Universidad Politécnica de Vale...

Range Rover sorprendió a todos con la llegada de su último SUV. El Range Rover Velar ...

Hablar del MINI Countryman Híbrido Enchufable es hablar de un SUV camaleónico, que aú...