Publicidad

Renault Scénic 1.6 Energy dci 130

Motor totalmente nuevo para el Renault Scénic. Nace la familia Energy, con la misma potencia que el antiguo 1.9 dci y 500 euros más caro, que se compensa con un consumo más bajo -reducen un litro cada cien kilómetros- y prácticamente sin mantenimiento.
-
Renault Scénic 1.6 Energy dci 130
Renault Scénic 1.6 Energy dci 130

Un coche que homologa 4,4 litros a los cien, ¿un pequeño ciudadano? Nada de eso, es todo un movolumen, un Renault Scénic que, además, anuncia una potencia máxima de 130 caballos. No significa que si usamos toda esa potencia consuma tan poco, pero sí que podemos optar por lo uno o por lo otro. Para conseguirlo, el Scénic 1.6 estrena un nuevo motor, el Energy dci y el sistema "Stop&Start".

El motor 1.6 Energy dci 130 no solo será económico por el consumo, también se ha abandonado la correa dentada en favor de una distribución por cadena, que no requiere mantenimiento y que debería durar toda la vida del motor, lo mismo que el filtro de partículas. Edyr l filtro de partículas es nuevo, inmenso, colocado cerca del motor. Se consigue limpiarlo gracias a una inyección, de última generación, aunque convencional, optimizada. Ni inyecta a altísmas presiones (sino a los convencionales 1.600 bares) ni utiliza un accionamiento piezoeléctrico sino el convencional de solenoide. En cambio, han conseguido realizar hasta tres postinyecciones de gasóleo en cada ciclo para limpiar de manera automática el filtro de partículas y alargar su vida útil hasta la del vehículo.

Ya se empleó hace años esta denominación Energy, para motores de gasolina. Pronto llegarán también los Energy TCe, también nuevos,  de tres y cuatro cilindros de gasolina. Como el Energy dci, una nueva generación de motores, que preconizan el "downsizing" -la disminución de cilindrada- compensada con turbos de última generación, de pequeño tamaño y alta presión de soplado (1,7 bares en este 1.6 dci, que totaliza una presión de alimentación al sumarse con la presión atmosférica de hasta 2,7 bares).

Lo que se consigue con este nuevo motor es un funcionamiento sorprendentemente suave. Desde que arrancas se combinan poco ruido y pocas vibraciones. Dicen los ingenieros que es la ventaja de haber empezado a hacer el motor de cero y verificando pieza por pieza que se comporta como se desea no solo en su función, sino también en cuanto a vibraciones. Parece que le falta algo de fuerza por debajo de 1.750 rpm. Pero a partir de ahí, empuja con más fuerza que el 1.9 dci al que sustituye. Ofrece la misma potencia que su antecesor, por lo que su velocidad máxima no cambia. Acelera más rápido de 0 a 100 km/h que el antiguo 1.9 dci, porque tiene un par máximo superior y también permite estirar más las marchas, porque llega sin desfallecer excesivamente en marchas cortas a 5.000 rpm. De tercera marcha en adelante la respuesta del antiguo 1.9 dci es algo más contundente según las cifras, pero ahí está ese litro de consumo de ventaja frente al antiguo. Por algo se han "diseñado" las marchas para salir bien en esta prueba oficial. Juntando todas las modificaciones que aportan el motor y la transmisión, la nueva motorización del Scénic consigue un 20 por ciento de disminución de consumo.

El precio recomendado es de 22.100 euros (23.500 con la carrocería de siete plazas Grand Scénic), que según Renault solo supone 500 euros de sobreprecio respecto al antecesor.

¿Qué opinas? Deja tus comentarios; los más interesantes se publicarán en la revista Autopista. Si lo prefieres, debate esta noticia en nuestros foros.