Renault Mégane 1.5 dCi EDC: probamos un compacto comodísimo

La combinación de este Diesel de baja cilindrada con el cambio automático EDC hacen del Renault Mégane 1.5 dCi un compacto interesantísimo, versátil y muy cómodo de usar. Merece la pena.
Óscar Díaz.

Twitter: @autopista_es Fotos: Israel Gardyn. -

Renault Mégane 1.5 dCi EDC: probamos un compacto comodísimo
Renault Mégane 1.5 dCi EDC: probamos un compacto comodísimo

El Renault Mégane 1.5 dCi de 110 CV de potencia representa una interesante versión de acceso a la gama Mégane Diesel al gastar por un lado menos que el superior 1.6 dCi y, por otro, mantener un dinamismo suficiente pudiendo montar el cómodo y eficaz cambio automático EDC de doble embrague. En este caso conviene recordar que, con el sobrecoste del cambio, tiene un precio semejante al del dCi de 130 CV con cambio manual.

En el Renault Mégane que nos ocupa hoy, el cambio automático EDC de doble embrague le sienta estupendamente al pequeño motor 1.5 dCi de 110 CV. Y es que, a pesar de que su lógica de funcionamiento le lleva a mantener engranada la marcha más larga posible en todo momento, el régimen de giro no cae por debajo de la zona buena del motor y, en caso de tener que ganar velocidad, la reducción automática de marchas evita el efecto turbo a bajo régimen que caracteriza a este propulsor siempre. En las transiciones, por su parte, se caracteriza por la suavidad y una ausencia casi total de vibraciones, más que por la instantaneidad o la retención al bajar marchas, algo típico de los cambios automáticos de doble embrague.

Renault Mégane 1.5 dCi EDC, ¿mejor que manual?

La pregunta tiene una respuesta compleja ya que el cambio automático EDC de doble embrague es 1.500 euros más caro que el manual (un sobrecoste similar al de sus rivales), gasta más en ciudad que él (del orden de 0,7 l/100 km más, aunque en el consumo medio final sólo le supera por 0,2 l/100 km) y el cambio está programado para maximizar su fiabilidad, lo que le hace algo más lento en esas arrancadas violentas que consiguen la mejor aceleración desde parado. Pero esto es algo que posiblemente no importe en absoluto en el día a día, ya que sólo excepcionalmente se pisa el acelerador hasta el fondo. El cambio automático apenas incrementa el peso en 35 kg, de forma que afecta poco al componente dinámico de un coche que siempre sobresale por su confort de rodadura y una buena agilidad.

CONSUMOS Renault Mégane 1.5 dCi EDC
Consumo en ciudad 5,8 l/100 km
Consumo en carretera 4,7 l/100 km
Consumo medio 5,15 l/100 km

Esta versión del Renaul Mégane resulta claramente ventajosa a la hora de adelantar, ya que a la presión del pedal derecho reduce las marchas necesarias para llevar el motor a su zona de mayor rendimiento. También aumenta la comodidad y el sosiego de conducción al evitar pisar el embrague, además de servir para rebajar los niveles de sonoridad interior y facilitar, por consiguiente, la comunicación entre los pasajeros.

De este modo, parece claro que el Renault Mégane 1.5 dCi EDC es una gran opción respecto del manual, siempre y cuando claro busquemos confort y podamos permitirnos el coste extra del cambio automático.

PRESTACIONES Renault Mégane 1.5 dCi EDC
Acel. 0-100 km/h 12,2 s
Acel. 0-1000 metros 33,8 s
Adelantamiento 80-120 km/h 8,9 s
Sonoridad 100 km/h 65,9 dB
Sonoridad 120 km/h 69,0 dB
Frenada desde 140 km/h 70,5 m
Peso en báscula 1.375 kg

Renault Mégane: su espacio

Entrando a valorar otros apartados, el Renault Mégane sobresale por un interior de lo más llamativo. A diferencia del GT, este Mégane dCi no cuenta con levas tras el volante para cambiar las marchas, aunque sí puede hacerse manualmente desde el selector. La pantalla central de 8,7 pulgadas es la que se asocia al sistema R-Link 2. Según versiones, el Mégane cuenta también con una horizontal de 7 pulgadas o una monocromo de 4,2”.

En cuanto a habitabilidad, el Renault Mégane ofrece un espacio para piernas trasero que no pasa de discreto, aunque sí lo es en anchura y altura. Los 410 litros de capacidad verificada del maletero corresponden a una versión con kit antipinchazos. Los asientos sí ofrecen un gran apoyo lateral y son suficientemente grandes.

ESPACIO Renault Mégane 1.5 dCi EDC
Anchura delantera 143 cm
Anchura trasera 136 cm
Altura delantera 91-98 cm
Altura trasera 92 cm
Espacio para piernas 71 cm
Maletero 410 litros

También te puede interesar:

Probamos el Renault Mégane más interesante: el Sport Tourer

Prueba de 100.000 km al Renault Mégane

Así es el nuevo Renault Scénic

Te recomendamos

Hay un público fiel que sigue apostando por las berlinas tradicionales, y ahí el Lexu...

Espacio de carga, confort en viaje y capacidad para dormir en su interior hacen de lo...

El Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlina surcoreana, se ve las caras...

Del 7 al 13 de septiembre tienes ocasión de vivir una experiencia exclusiva a los man...

El Ford Focus siempre ha sido un compacto de retos y récords, y su cuarta generación ...

Nuevo rival en circuito para el Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlin...