Renault Laguna Grand Tour 2.0 DCi 175 CV

Corazón Diesel de 175 CV para una carrocería familiar. Es decir, un propulsor que antes estaba destinado a los coches de corte deportivo, pero, ahora, enfundado en un traje XL. Y lo mejor: potencia asegurada a uno de los mejores precios de la categoría.
Autopista -
Renault Laguna Grand Tour 2.0 DCi 175 CV

El rival más duro para el Laguna. Su compatriota C5 acaba de renovarse y ofrece un aspecto más actual que el modelo de Renault, pero su concepción continúa siendo la misma: un vehículo familiar que prima el confort de los pasajeros y que ofrece una buena dotación de serie a un buen precio.

Estrena una nueva mecánica Diesel de 173 CV y ofrece un interior más amplio que el Renault: destaca la diferencia de maletero (530 litros frente a los 460 del Laguna). Citroën apuesta por elementos de seguridad que no poseen otros modelos, como el sistema de alerta de cambio involuntario de carril (de serie en este acabado), los faros autoadaptables o la suspensión Hidractiva 3.

Ford no juega la liga de los 170 CV y te tendrás que “conformar” con su 2.2 TDCi de 155 CV. A pesar de la diferencia de potencia, este Mondeo mantiene el tipo e incluso destaca por sus buenas recuperaciones. Además, el bastidor del Mondeo es toda una garantía de buen comportamieto en carretera.

Según nuestras mediciones, ofrece más espacio interior que el Laguna. Sin embargo, está peor equipado. Cobra aparte los asientos delanteros calefactables (450 euros), el control de distancia de aparcamiento (450 euros) o el control de velocidad de crucero (450 euros). Estos elementos pueden considerarse equipamiento de confort, pero Ford también cobra como extra –y esto nos parece más grave- el necesario control de estabilidad y tracción (650 euros).

El rey del espacio: auténtico salón rodante. El más generoso puertas adentro. Si quieres y abates sus asientos, puedes contar con un espacio de carga de casi mil litros.

Sin embargo, el motor se queda algo “escaso” en comparación con las máquinas que montan sus rivales. Si quieres más potencia y versiones más deportivas, no hay problema: Opel también ofrece un Vectra SW de 184 CV. El precio, casi un millón más de las antiguas pesetas: 33.651 euros.

La baza del diseño. Peugeot ofrece un modelo mucho más moderno, pero todo tiene sus servidumbres: a pesar de sus medidas, presenta uno de los interiores más pequeños. Eso sí, gana al Laguna en maletero.

Buena dotación mecánica y un equipamiento amplio de serie completan la oferta de Peugeot. En ambos apartados está a la altura del Laguna, pero no te olvides que éste lo hace a casi 4.000 euros menos.

En esta comparativa, el Toledo queda como el “raro” del grupo. En realidad, la carrocería no es wagon; estaríamos ante una berlina con un generosísimo maletero.

Sin embargo es una buena opción para aquellos que busquen un coche para uso familiar, pero con un destacado corte deportivo. Este Seat quizás sea el más “duro” del grupo en carretera, pero también su motor suena más y es más brusco.

No sólo es el Diesel más potente de los analizados, también estamos ante la mecánica de gasóleo más limpia del mercado y una de las más avanzadas tecnológicamente.

Es el más sigiloso, uno de los que menos consume y uno de los que más potencia ha dado en nuestro banco de potencia.

Los TDi del grupo Volkswagen siempre han aportado un plus de potencia al que no llegaban otras marcas generalistas. De hecho, en su actual gama, el A4 Avant se ofrece hasta con un 3 litros de nada menos que 233 CV.

Sin embargo, casi hay 6.000 euros de diferencia con el Laguna en el caso del 2.0 170 CV y, si esperas un equipamiento igual, tienes que estar dispuesto a gastar mucho en extras. Por ejemplo, Audi cobra aparte el control de aparcamiento (760 euros), el control de presión de neumáticos (345 euros), el control de velocidad de crucero (300 euros) o los faros de xenón (1.015 euros), elementos que nuestro protagonista ofrece de serie.

El rival más duro para el Laguna. Su compatriota C5 acaba de renovarse y ofrece un aspecto más actual que el modelo de Renault, pero su concepción continúa siendo la misma: un vehículo familiar que prima el confort de los pasajeros y que ofrece una buena dotación de serie a un buen precio.

Estrena una nueva mecánica Diesel de 173 CV y ofrece un interior más amplio que el Renault: destaca la diferencia de maletero (530 litros frente a los 460 del Laguna). Citroën apuesta por elementos de seguridad que no poseen otros modelos, como el sistema de alerta de cambio involuntario de carril (de serie en este acabado), los faros autoadaptables o la suspensión Hidractiva 3.

Ford no juega la liga de los 170 CV y te tendrás que “conformar” con su 2.2 TDCi de 155 CV. A pesar de la diferencia de potencia, este Mondeo mantiene el tipo e incluso destaca por sus buenas recuperaciones. Además, el bastidor del Mondeo es toda una garantía de buen comportamieto en carretera.

Según nuestras mediciones, ofrece más espacio interior que el Laguna. Sin embargo, está peor equipado. Cobra aparte los asientos delanteros calefactables (450 euros), el control de distancia de aparcamiento (450 euros) o el control de velocidad de crucero (450 euros). Estos elementos pueden considerarse equipamiento de confort, pero Ford también cobra como extra –y esto nos parece más grave- el necesario control de estabilidad y tracción (650 euros).

El rey del espacio: auténtico salón rodante. El más generoso puertas adentro. Si quieres y abates sus asientos, puedes contar con un espacio de carga de casi mil litros.

Sin embargo, el motor se queda algo “escaso” en comparación con las máquinas que montan sus rivales. Si quieres más potencia y versiones más deportivas, no hay problema: Opel también ofrece un Vectra SW de 184 CV. El precio, casi un millón más de las antiguas pesetas: 33.651 euros.

La baza del diseño. Peugeot ofrece un modelo mucho más moderno, pero todo tiene sus servidumbres: a pesar de sus medidas, presenta uno de los interiores más pequeños. Eso sí, gana al Laguna en maletero.

Buena dotación mecánica y un equipamiento amplio de serie completan la oferta de Peugeot. En ambos apartados está a la altura del Laguna, pero no te olvides que éste lo hace a casi 4.000 euros menos.

En esta comparativa, el Toledo queda como el “raro” del grupo. En realidad, la carrocería no es wagon; estaríamos ante una berlina con un generosísimo maletero.

Sin embargo es una buena opción para aquellos que busquen un coche para uso familiar, pero con un destacado corte deportivo. Este Seat quizás sea el más “duro” del grupo en carretera, pero también su motor suena más y es más brusco.

No sólo es el Diesel más potente de los analizados, también estamos ante la mecánica de gasóleo más limpia del mercado y una de las más avanzadas tecnológicamente.

Es el más sigiloso, uno de los que menos consume y uno de los que más potencia ha dado en nuestro banco de potencia.

Los TDi del grupo Volkswagen siempre han aportado un plus de potencia al que no llegaban otras marcas generalistas. De hecho, en su actual gama, el A4 Avant se ofrece hasta con un 3 litros de nada menos que 233 CV.

Sin embargo, casi hay 6.000 euros de diferencia con el Laguna en el caso del 2.0 170 CV y, si esperas un equipamiento igual, tienes que estar dispuesto a gastar mucho en extras. Por ejemplo, Audi cobra aparte el control de aparcamiento (760 euros), el control de presión de neumáticos (345 euros), el control de velocidad de crucero (300 euros) o los faros de xenón (1.015 euros), elementos que nuestro protagonista ofrece de serie.

El rival más duro para el Laguna. Su compatriota C5 acaba de renovarse y ofrece un aspecto más actual que el modelo de Renault, pero su concepción continúa siendo la misma: un vehículo familiar que prima el confort de los pasajeros y que ofrece una buena dotación de serie a un buen precio.

Estrena una nueva mecánica Diesel de 173 CV y ofrece un interior más amplio que el Renault: destaca la diferencia de maletero (530 litros frente a los 460 del Laguna). Citroën apuesta por elementos de seguridad que no poseen otros modelos, como el sistema de alerta de cambio involuntario de carril (de serie en este acabado), los faros autoadaptables o la suspensión Hidractiva 3.

Ford no juega la liga de los 170 CV y te tendrás que “conformar” con su 2.2 TDCi de 155 CV. A pesar de la diferencia de potencia, este Mondeo mantiene el tipo e incluso destaca por sus buenas recuperaciones. Además, el bastidor del Mondeo es toda una garantía de buen comportamieto en carretera.

Según nuestras mediciones, ofrece más espacio interior que el Laguna. Sin embargo, está peor equipado. Cobra aparte los asientos delanteros calefactables (450 euros), el control de distancia de aparcamiento (450 euros) o el control de velocidad de crucero (450 euros). Estos elementos pueden considerarse equipamiento de confort, pero Ford también cobra como extra –y esto nos parece más grave- el necesario control de estabilidad y tracción (650 euros).

El rey del espacio: auténtico salón rodante. El más generoso puertas adentro. Si quieres y abates sus asientos, puedes contar con un espacio de carga de casi mil litros.

Sin embargo, el motor se queda algo “escaso” en comparación con las máquinas que montan sus rivales. Si quieres más potencia y versiones más deportivas, no hay problema: Opel también ofrece un Vectra SW de 184 CV. El precio, casi un millón más de las antiguas pesetas: 33.651 euros.

La baza del diseño. Peugeot ofrece un modelo mucho más moderno, pero todo tiene sus servidumbres: a pesar de sus medidas, presenta uno de los interiores más pequeños. Eso sí, gana al Laguna en maletero.

Buena dotación mecánica y un equipamiento amplio de serie completan la oferta de Peugeot. En ambos apartados está a la altura del Laguna, pero no te olvides que éste lo hace a casi 4.000 euros menos.

En esta comparativa, el Toledo queda como el “raro” del grupo. En realidad, la carrocería no es wagon; estaríamos ante una berlina con un generosísimo maletero.

Sin embargo es una buena opción para aquellos que busquen un coche para uso familiar, pero con un destacado corte deportivo. Este Seat quizás sea el más “duro” del grupo en carretera, pero también su motor suena más y es más brusco.

No sólo es el Diesel más potente de los analizados, también estamos ante la mecánica de gasóleo más limpia del mercado y una de las más avanzadas tecnológicamente.

Es el más sigiloso, uno de los que menos consume y uno de los que más potencia ha dado en nuestro banco de potencia.

Los TDi del grupo Volkswagen siempre han aportado un plus de potencia al que no llegaban otras marcas generalistas. De hecho, en su actual gama, el A4 Avant se ofrece hasta con un 3 litros de nada menos que 233 CV.

Sin embargo, casi hay 6.000 euros de diferencia con el Laguna en el caso del 2.0 170 CV y, si esperas un equipamiento igual, tienes que estar dispuesto a gastar mucho en extras. Por ejemplo, Audi cobra aparte el control de aparcamiento (760 euros), el control de presión de neumáticos (345 euros), el control de velocidad de crucero (300 euros) o los faros de xenón (1.015 euros), elementos que nuestro protagonista ofrece de serie.

El rival más duro para el Laguna. Su compatriota C5 acaba de renovarse y ofrece un aspecto más actual que el modelo de Renault, pero su concepción continúa siendo la misma: un vehículo familiar que prima el confort de los pasajeros y que ofrece una buena dotación de serie a un buen precio.

Estrena una nueva mecánica Diesel de 173 CV y ofrece un interior más amplio que el Renault: destaca la diferencia de maletero (530 litros frente a los 460 del Laguna). Citroën apuesta por elementos de seguridad que no poseen otros modelos, como el sistema de alerta de cambio involuntario de carril (de serie en este acabado), los faros autoadaptables o la suspensión Hidractiva 3.

Ford no juega la liga de los 170 CV y te tendrás que “conformar” con su 2.2 TDCi de 155 CV. A pesar de la diferencia de potencia, este Mondeo mantiene el tipo e incluso destaca por sus buenas recuperaciones. Además, el bastidor del Mondeo es toda una garantía de buen comportamieto en carretera.

Según nuestras mediciones, ofrece más espacio interior que el Laguna. Sin embargo, está peor equipado. Cobra aparte los asientos delanteros calefactables (450 euros), el control de distancia de aparcamiento (450 euros) o el control de velocidad de crucero (450 euros). Estos elementos pueden considerarse equipamiento de confort, pero Ford también cobra como extra –y esto nos parece más grave- el necesario control de estabilidad y tracción (650 euros).

El rey del espacio: auténtico salón rodante. El más generoso puertas adentro. Si quieres y abates sus asientos, puedes contar con un espacio de carga de casi mil litros.

Sin embargo, el motor se queda algo “escaso” en comparación con las máquinas que montan sus rivales. Si quieres más potencia y versiones más deportivas, no hay problema: Opel también ofrece un Vectra SW de 184 CV. El precio, casi un millón más de las antiguas pesetas: 33.651 euros.

La baza del diseño. Peugeot ofrece un modelo mucho más moderno, pero todo tiene sus servidumbres: a pesar de sus medidas, presenta uno de los interiores más pequeños. Eso sí, gana al Laguna en maletero.

Buena dotación mecánica y un equipamiento amplio de serie completan la oferta de Peugeot. En ambos apartados está a la altura del Laguna, pero no te olvides que éste lo hace a casi 4.000 euros menos.

En esta comparativa, el Toledo queda como el “raro” del grupo. En realidad, la carrocería no es wagon; estaríamos ante una berlina con un generosísimo maletero.

Sin embargo es una buena opción para aquellos que busquen un coche para uso familiar, pero con un destacado corte deportivo. Este Seat quizás sea el más “duro” del grupo en carretera, pero también su motor suena más y es más brusco.

No sólo es el Diesel más potente de los analizados, también estamos ante la mecánica de gasóleo más limpia del mercado y una de las más avanzadas tecnológicamente.

Es el más sigiloso, uno de los que menos consume y uno de los que más potencia ha dado en nuestro banco de potencia.

Los TDi del grupo Volkswagen siempre han aportado un plus de potencia al que no llegaban otras marcas generalistas. De hecho, en su actual gama, el A4 Avant se ofrece hasta con un 3 litros de nada menos que 233 CV.

Sin embargo, casi hay 6.000 euros de diferencia con el Laguna en el caso del 2.0 170 CV y, si esperas un equipamiento igual, tienes que estar dispuesto a gastar mucho en extras. Por ejemplo, Audi cobra aparte el control de aparcamiento (760 euros), el control de presión de neumáticos (345 euros), el control de velocidad de crucero (300 euros) o los faros de xenón (1.015 euros), elementos que nuestro protagonista ofrece de serie.

El rival más duro para el Laguna. Su compatriota C5 acaba de renovarse y ofrece un aspecto más actual que el modelo de Renault, pero su concepción continúa siendo la misma: un vehículo familiar que prima el confort de los pasajeros y que ofrece una buena dotación de serie a un buen precio.

Estrena una nueva mecánica Diesel de 173 CV y ofrece un interior más amplio que el Renault: destaca la diferencia de maletero (530 litros frente a los 460 del Laguna). Citroën apuesta por elementos de seguridad que no poseen otros modelos, como el sistema de alerta de cambio involuntario de carril (de serie en este acabado), los faros autoadaptables o la suspensión Hidractiva 3.

Ford no juega la liga de los 170 CV y te tendrás que “conformar” con su 2.2 TDCi de 155 CV. A pesar de la diferencia de potencia, este Mondeo mantiene el tipo e incluso destaca por sus buenas recuperaciones. Además, el bastidor del Mondeo es toda una garantía de buen comportamieto en carretera.

Según nuestras mediciones, ofrece más espacio interior que el Laguna. Sin embargo, está peor equipado. Cobra aparte los asientos delanteros calefactables (450 euros), el control de distancia de aparcamiento (450 euros) o el control de velocidad de crucero (450 euros). Estos elementos pueden considerarse equipamiento de confort, pero Ford también cobra como extra –y esto nos parece más grave- el necesario control de estabilidad y tracción (650 euros).

El rey del espacio: auténtico salón rodante. El más generoso puertas adentro. Si quieres y abates sus asientos, puedes contar con un espacio de carga de casi mil litros.

Sin embargo, el motor se queda algo “escaso” en comparación con las máquinas que montan sus rivales. Si quieres más potencia y versiones más deportivas, no hay problema: Opel también ofrece un Vectra SW de 184 CV. El precio, casi un millón más de las antiguas pesetas: 33.651 euros.

La baza del diseño. Peugeot ofrece un modelo mucho más moderno, pero todo tiene sus servidumbres: a pesar de sus medidas, presenta uno de los interiores más pequeños. Eso sí, gana al Laguna en maletero.

Buena dotación mecánica y un equipamiento amplio de serie completan la oferta de Peugeot. En ambos apartados está a la altura del Laguna, pero no te olvides que éste lo hace a casi 4.000 euros menos.

En esta comparativa, el Toledo queda como el “raro” del grupo. En realidad, la carrocería no es wagon; estaríamos ante una berlina con un generosísimo maletero.

Sin embargo es una buena opción para aquellos que busquen un coche para uso familiar, pero con un destacado corte deportivo. Este Seat quizás sea el más “duro” del grupo en carretera, pero también su motor suena más y es más brusco.

No sólo es el Diesel más potente de los analizados, también estamos ante la mecánica de gasóleo más limpia del mercado y una de las más avanzadas tecnológicamente.

Es el más sigiloso, uno de los que menos consume y uno de los que más potencia ha dado en nuestro banco de potencia.

Los TDi del grupo Volkswagen siempre han aportado un plus de potencia al que no llegaban otras marcas generalistas. De hecho, en su actual gama, el A4 Avant se ofrece hasta con un 3 litros de nada menos que 233 CV.

Sin embargo, casi hay 6.000 euros de diferencia con el Laguna en el caso del 2.0 170 CV y, si esperas un equipamiento igual, tienes que estar dispuesto a gastar mucho en extras. Por ejemplo, Audi cobra aparte el control de aparcamiento (760 euros), el control de presión de neumáticos (345 euros), el control de velocidad de crucero (300 euros) o los faros de xenón (1.015 euros), elementos que nuestro protagonista ofrece de serie.

El rival más duro para el Laguna. Su compatriota C5 acaba de renovarse y ofrece un aspecto más actual que el modelo de Renault, pero su concepción continúa siendo la misma: un vehículo familiar que prima el confort de los pasajeros y que ofrece una buena dotación de serie a un buen precio.

Estrena una nueva mecánica Diesel de 173 CV y ofrece un interior más amplio que el Renault: destaca la diferencia de maletero (530 litros frente a los 460 del Laguna). Citroën apuesta por elementos de seguridad que no poseen otros modelos, como el sistema de alerta de cambio involuntario de carril (de serie en este acabado), los faros autoadaptables o la suspensión Hidractiva 3.

Ford no juega la liga de los 170 CV y te tendrás que “conformar” con su 2.2 TDCi de 155 CV. A pesar de la diferencia de potencia, este Mondeo mantiene el tipo e incluso destaca por sus buenas recuperaciones. Además, el bastidor del Mondeo es toda una garantía de buen comportamieto en carretera.

Según nuestras mediciones, ofrece más espacio interior que el Laguna. Sin embargo, está peor equipado. Cobra aparte los asientos delanteros calefactables (450 euros), el control de distancia de aparcamiento (450 euros) o el control de velocidad de crucero (450 euros). Estos elementos pueden considerarse equipamiento de confort, pero Ford también cobra como extra –y esto nos parece más grave- el necesario control de estabilidad y tracción (650 euros).

El rey del espacio: auténtico salón rodante. El más generoso puertas adentro. Si quieres y abates sus asientos, puedes contar con un espacio de carga de casi mil litros.

Sin embargo, el motor se queda algo “escaso” en comparación con las máquinas que montan sus rivales. Si quieres más potencia y versiones más deportivas, no hay problema: Opel también ofrece un Vectra SW de 184 CV. El precio, casi un millón más de las antiguas pesetas: 33.651 euros.

La baza del diseño. Peugeot ofrece un modelo mucho más moderno, pero todo tiene sus servidumbres: a pesar de sus medidas, presenta uno de los interiores más pequeños. Eso sí, gana al Laguna en maletero.

Buena dotación mecánica y un equipamiento amplio de serie completan la oferta de Peugeot. En ambos apartados está a la altura del Laguna, pero no te olvides que éste lo hace a casi 4.000 euros menos.

En esta comparativa, el Toledo queda como el “raro” del grupo. En realidad, la carrocería no es wagon; estaríamos ante una berlina con un generosísimo maletero.

Sin embargo es una buena opción para aquellos que busquen un coche para uso familiar, pero con un destacado corte deportivo. Este Seat quizás sea el más “duro” del grupo en carretera, pero también su motor suena más y es más brusco.

No sólo es el Diesel más potente de los analizados, también estamos ante la mecánica de gasóleo más limpia del mercado y una de las más avanzadas tecnológicamente.

Es el más sigiloso, uno de los que menos consume y uno de los que más potencia ha dado en nuestro banco de potencia.

Los TDi del grupo Volkswagen siempre han aportado un plus de potencia al que no llegaban otras marcas generalistas. De hecho, en su actual gama, el A4 Avant se ofrece hasta con un 3 litros de nada menos que 233 CV.

Sin embargo, casi hay 6.000 euros de diferencia con el Laguna en el caso del 2.0 170 CV y, si esperas un equipamiento igual, tienes que estar dispuesto a gastar mucho en extras. Por ejemplo, Audi cobra aparte el control de aparcamiento (760 euros), el control de presión de neumáticos (345 euros), el control de velocidad de crucero (300 euros) o los faros de xenón (1.015 euros), elementos que nuestro protagonista ofrece de serie.

El rival más duro para el Laguna. Su compatriota C5 acaba de renovarse y ofrece un aspecto más actual que el modelo de Renault, pero su concepción continúa siendo la misma: un vehículo familiar que prima el confort de los pasajeros y que ofrece una buena dotación de serie a un buen precio.

Estrena una nueva mecánica Diesel de 173 CV y ofrece un interior más amplio que el Renault: destaca la diferencia de maletero (530 litros frente a los 460 del Laguna). Citroën apuesta por elementos de seguridad que no poseen otros modelos, como el sistema de alerta de cambio involuntario de carril (de serie en este acabado), los faros autoadaptables o la suspensión Hidractiva 3.

Ford no juega la liga de los 170 CV y te tendrás que “conformar” con su 2.2 TDCi de 155 CV. A pesar de la diferencia de potencia, este Mondeo mantiene el tipo e incluso destaca por sus buenas recuperaciones. Además, el bastidor del Mondeo es toda una garantía de buen comportamieto en carretera.

Según nuestras mediciones, ofrece más espacio interior que el Laguna. Sin embargo, está peor equipado. Cobra aparte los asientos delanteros calefactables (450 euros), el control de distancia de aparcamiento (450 euros) o el control de velocidad de crucero (450 euros). Estos elementos pueden considerarse equipamiento de confort, pero Ford también cobra como extra –y esto nos parece más grave- el necesario control de estabilidad y tracción (650 euros).

El rey del espacio: auténtico salón rodante. El más generoso puertas adentro. Si quieres y abates sus asientos, puedes contar con un espacio de carga de casi mil litros.

Sin embargo, el motor se queda algo “escaso” en comparación con las máquinas que montan sus rivales. Si quieres más potencia y versiones más deportivas, no hay problema: Opel también ofrece un Vectra SW de 184 CV. El precio, casi un millón más de las antiguas pesetas: 33.651 euros.

La baza del diseño. Peugeot ofrece un modelo mucho más moderno, pero todo tiene sus servidumbres: a pesar de sus medidas, presenta uno de los interiores más pequeños. Eso sí, gana al Laguna en maletero.

Buena dotación mecánica y un equipamiento amplio de serie completan la oferta de Peugeot. En ambos apartados está a la altura del Laguna, pero no te olvides que éste lo hace a casi 4.000 euros menos.

En esta comparativa, el Toledo queda como el “raro” del grupo. En realidad, la carrocería no es wagon; estaríamos ante una berlina con un generosísimo maletero.

Sin embargo es una buena opción para aquellos que busquen un coche para uso familiar, pero con un destacado corte deportivo. Este Seat quizás sea el más “duro” del grupo en carretera, pero también su motor suena más y es más brusco.

No sólo es el Diesel más potente de los analizados, también estamos ante la mecánica de gasóleo más limpia del mercado y una de las más avanzadas tecnológicamente.

Es el más sigiloso, uno de los que menos consume y uno de los que más potencia ha dado en nuestro banco de potencia.

Los TDi del grupo Volkswagen siempre han aportado un plus de potencia al que no llegaban otras marcas generalistas. De hecho, en su actual gama, el A4 Avant se ofrece hasta con un 3 litros de nada menos que 233 CV.

Sin embargo, casi hay 6.000 euros de diferencia con el Laguna en el caso del 2.0 170 CV y, si esperas un equipamiento igual, tienes que estar dispuesto a gastar mucho en extras. Por ejemplo, Audi cobra aparte el control de aparcamiento (760 euros), el control de presión de neumáticos (345 euros), el control de velocidad de crucero (300 euros) o los faros de xenón (1.015 euros), elementos que nuestro protagonista ofrece de serie.

El rival más duro para el Laguna. Su compatriota C5 acaba de renovarse y ofrece un aspecto más actual que el modelo de Renault, pero su concepción continúa siendo la misma: un vehículo familiar que prima el confort de los pasajeros y que ofrece una buena dotación de serie a un buen precio.

Estrena una nueva mecánica Diesel de 173 CV y ofrece un interior más amplio que el Renault: destaca la diferencia de maletero (530 litros frente a los 460 del Laguna). Citroën apuesta por elementos de seguridad que no poseen otros modelos, como el sistema de alerta de cambio involuntario de carril (de serie en este acabado), los faros autoadaptables o la suspensión Hidractiva 3.

Ford no juega la liga de los 170 CV y te tendrás que “conformar” con su 2.2 TDCi de 155 CV. A pesar de la diferencia de potencia, este Mondeo mantiene el tipo e incluso destaca por sus buenas recuperaciones. Además, el bastidor del Mondeo es toda una garantía de buen comportamieto en carretera.

Según nuestras mediciones, ofrece más espacio interior que el Laguna. Sin embargo, está peor equipado. Cobra aparte los asientos delanteros calefactables (450 euros), el control de distancia de aparcamiento (450 euros) o el control de velocidad de crucero (450 euros). Estos elementos pueden considerarse equipamiento de confort, pero Ford también cobra como extra –y esto nos parece más grave- el necesario control de estabilidad y tracción (650 euros).

El rey del espacio: auténtico salón rodante. El más generoso puertas adentro. Si quieres y abates sus asientos, puedes contar con un espacio de carga de casi mil litros.

Sin embargo, el motor se queda algo “escaso” en comparación con las máquinas que montan sus rivales. Si quieres más potencia y versiones más deportivas, no hay problema: Opel también ofrece un Vectra SW de 184 CV. El precio, casi un millón más de las antiguas pesetas: 33.651 euros.

La baza del diseño. Peugeot ofrece un modelo mucho más moderno, pero todo tiene sus servidumbres: a pesar de sus medidas, presenta uno de los interiores más pequeños. Eso sí, gana al Laguna en maletero.

Buena dotación mecánica y un equipamiento amplio de serie completan la oferta de Peugeot. En ambos apartados está a la altura del Laguna, pero no te olvides que éste lo hace a casi 4.000 euros menos.

En esta comparativa, el Toledo queda como el “raro” del grupo. En realidad, la carrocería no es wagon; estaríamos ante una berlina con un generosísimo maletero.

Sin embargo es una buena opción para aquellos que busquen un coche para uso familiar, pero con un destacado corte deportivo. Este Seat quizás sea el más “duro” del grupo en carretera, pero también su motor suena más y es más brusco.

No sólo es el Diesel más potente de los analizados, también estamos ante la mecánica de gasóleo más limpia del mercado y una de las más avanzadas tecnológicamente.

Es el más sigiloso, uno de los que menos consume y uno de los que más potencia ha dado en nuestro banco de potencia.

Los TDi del grupo Volkswagen siempre han aportado un plus de potencia al que no llegaban otras marcas generalistas. De hecho, en su actual gama, el A4 Avant se ofrece hasta con un 3 litros de nada menos que 233 CV.

Sin embargo, casi hay 6.000 euros de diferencia con el Laguna en el caso del 2.0 170 CV y, si esperas un equipamiento igual, tienes que estar dispuesto a gastar mucho en extras. Por ejemplo, Audi cobra aparte el control de aparcamiento (760 euros), el control de presión de neumáticos (345 euros), el control de velocidad de crucero (300 euros) o los faros de xenón (1.015 euros), elementos que nuestro protagonista ofrece de serie.

Historias
LOS MEJORES VÍDEOS
Te recomendamos

Hamilton pilotó la Yamaha de Rossi y Valentino condujo el Mercedes de Lewis...

Una historia de amor de ida y vuelta a bordo de un MINI....

Por espacio y tecnología, el MINI Countryman se establece como una de las opciones má...

No es una afirmación gratuita, sino el resultado de un estudio del INSIA, uno de los ...

Por la ciudad, a la montaña, de viaje, solo, en pareja o en familia... pero siempre d...

Con las proporciones más deportivas y el dinamismo de conducción de un turismo, pero ...