Renault Laguna Coupé

El próximo 31 de octubre empieza a venderse en España el Renault Laguna Coupé, la tercera carrocería del vehículo francés que se añade a las ya existentes berlina y familiar o Grand Tour. Un diseño sugerente, una oferta mecánica variada -entre la que se incluye el novedoso motor Diesel 3.0 V6 de 235 CV- y las ventajas dinámicas que aporta el sistema 4Control de cuatro ruedas directrices son sus credenciales.
-
Renault Laguna Coupé
Renault Laguna Coupé

Alfa Romeo Brera, BMW Serie 3 Coupé, Audi A5, Peugeot 407 Coupé, Mercedes-Benz CLK y Volkswagen Passat CC son los rivales más destacados a los que tiene que enfrentarse a partir del próximo 31 de octubre el nuevo Renault Laguna Coupé. La marca francesa parece que quiere aprovechar los buenos resultados en ventas del nuevo Laguna -un 13 por ciento más de enero a septiembre de 2008 en comparación con el mismo período de 2007 en el que se vendía la anterior generación-, para aportar algo de aire fresco a un mercado anodino y con una situación claramente negativa que apunta a un descenso de las matriculaciones a finales de año en torno a un 25 por ciento.

Los precios del nuevo Renault Laguna Coupé oscilan entre los 32.350 y los 41.910 euros. Si nos fijamos en sus rivales, el Peugeot 407 Coupé y el Volkswagen Passat CC ofrecen también versiones de acceso a la gama por 29.950 euros (en el caso del modelo de la firma del león) y por 33.050 euros en el caso del modelo germano.

Pero vayamos realmente a lo interesante, cómo es y qué ofrece el Renault Laguna Coupé. Con esta versión, la firma gala retorna al segmento de los Coupés, un segmento que tenía un tanto abandonado desde la desaparición del histórico Renault Fuego (este modelo se comercializó desde 1980 hasta 1995). La estética de esta nueva variante viene marcada por unas líneas fluidas y proporcionadas que dan como resultado un vehículo imponente. Algunos de sus detalles del exterior evocan a dos concept car, concretamente el Fluence -presentado en el Salón de Frankfurt de 2007- y el prototipoNepta, un deportivo descapotable y con multitud de elementos exclusivos que debutó en la edición 2006 del Salón del Automóvil de París.

En cuanto a sus dimensiones, éstas son algo más contenidas respecto a la versión berlina, con 4 centímetros menos de altura (un total de 1,40 metros), 5 centímetros menos de longitud (el Laguna Coupé mide 4,64 m) y 7 centímetros menos de batalla. En su recorrido visual por su estética exterior, llama la atención un voladizo trasero especialmente corto con tan sólo 927 mm en el que destacan unas ópticas horizontales alargadas. Éstas cuentan con el sistema de diodos electro luminiscentes (LED), mientras que los faros delanteros son de bixenon. Otros detalles destacados en el exterior los encontramos en el difusor de aire trasero, las dos salidas de escape cromadas, la línea central del capó, puertas sin marco y dos tipos de llantas de aleación de aluminio a elegir de 17 o 18 pulgadas de diámetro. Una mezcla, por tanto, de elementos elegantes y deportivos en el diseño exterior del Renault Laguna Coupé.

Esa agresividad del exterior combinada con tintes exclusivos también se repite en el habitáculo. Cuando nos sentamos a bordo del Laguna Coupé enseguida nos damos cuenta de que estamos ante un vehículo con una gran calidad de terminación. El salpicadero cuenta con inserciones en aluminio y el tacto general de todos los elementos es muy bueno. En cuanto a los asientos, éstos ofrecen la sujeción adecuada tanto en las plazas delanteras como en las traseras. Si hablamos de configuración, el Renault Laguna Coupé es un auténtico 2+2, con un espacio suficiente para hombros, cabeza y codos tanto en los asientos delanteros como en los posteriores. Respecto al espacio disponible en el maletero, éste tiene una capacidad de 423 litros. A la hora de colocar nuestro equipaje es donde nos encontramos con un pequeño inconveniente, ya que la boca de acceso resulta algo elevada y estrecha.

En cuanto a acabados, el nuevo Renault Laguna Coupé se ofrecerá en tres niveles: Coupé o base, GT e Initiale. Con el GT de serie, se ofrece el sistema de cuatro ruedas directrices, mientras que el nivel Initiale combinado con los motores V6 también lo podrá incorporar de forma opcional.

En un principio, el Renault Laguna Coupé se ofrecerá en el mercado español con dos motores Diesel 2.0 dCi de 150 y 180 CV y otros dos de gasolina, un 2.0T de 205 CV y un 3.5 V6 de 240 CV. En diciembre de este año, la gama mecánica se completará con la llegada del 2.0 dCi de 175 CV y del novedoso 3.0 dCi V6 de 235 CV.

En nuestra toma de contacto por las reviradas carreteras de las Sierras de la región del Algarve (Portugal), tuvimos el honor de testear los dos motores de seis cilindros en V. En el caso del propulsor de gasolina 3.5 V6 de 240 CV (mecánica que también montan los Renault Vel Satis y Grand Espace) combinado con una caja de cambios automática de seis velocidades, éste respondió como esperábamos, con unas buenas dosis de refinamiento, suavidad y buenas prestaciones. Pero el motor que más nos ilusionaba probar era el novedoso Diesel 3.0 dCi V6 de 235 CV, asociado a un cambio automático de seis relaciones

Este nuevo propulsor de gasóleo V6 lo irán incorporando poco a poco otros modelos de Renault, Nissan e Infiniti. Se trata de un motor de inyección directa common rail, con turbocompresor de geometría variable e intercooler. Cuenta, además, con un séptimo inyector sobre el escape que sirve de ayuda para el trabajo realizado por el filtro de partículas. El nivel de vibraciones y ruido es ínfimo, mientras que la entrega de fuerza del motor la empezamos a notar desde regímenes bajos del cuentarrevoluciones. Respecto al consumo, según cifras de Renault, el consumo medio de combusitlbe se cifra en 7,2 litros, aunque en nuestra breve toma de contacto no logramos bajar de los 8 litros (esta cifra ascendía hasta los 9,2-9,5 litros cuando exigíamos de verdad al motor en los tramos de montaña).

Estrenado en la versión GT del Renault Laguna, esta versión con carrocería Coupé también se puede servir de las bonanzas del sistema 4Control de cuatro ruedas directrices. Éste se ofrecerá de serie con el nivel de acabado GT y de forma opcional con la versión Initiale combinado con los propulsores V6. Esta tecnología supone una auténtica aliada de la conducción, sean cuales sean las condiciones.

A baja velocidad, concretamente por debajo de los 60 km/h, las ruedas traseras giran en sentido opuesto a las delanteras con un ángulo máximo que puede alcanzar los 3,5º. Esto facilita las maniobras y giros en ciudad ya que exigimos un diámetro de giro disminuido y un ángulo de volante también más reducido. Si circulamos a más de 60 km/h, en este caso las ruedas traseras giran en el mismo sentido que las delanteras con un ángulo máximo algo inferior a los 2º. De esta forma, cuando atravesamos una carretera con curvas a algo más de 60 km/h, hace falta muy poco giro de volante para llevar al coche siempre en la trayectoria adecuada (es un sistema al que hay que acostumbrarse, pues al principio, instintivamente, siempre se gira un poco más de la cuenta el volante). En recorridos por autopista, el Laguna Coupé muestra un gran aplomo y prácticamente no se notan los 7 centímetros menos de batalla respecto al Laguna berlina. Por último, el sistema 4Control tiene otra función para situaciones de emergencia tales como una maniobra de evitamiento; en este caso, las ruedas traseras pueden girar en el mismo sentido que las delanteras hasta un máximo de 3,5º.

De serie, todas las versiones del Renault Laguna Coupé se ofrecen con arranque por botón con tarjeta electrónica, freno de mano eléctrico, faros bixenon, seis airbags, llantas de aleación de 17 pulgadas y controles de estabilidad y tracción ESP y ASR. Según acabados y opciones, destacan elementos como el sistema de sonido Bose, el sistema de entretenimiento multifuncional IT System y llantas de aleación de 18 pulgadas.

Alfa Romeo Brera, BMW Serie 3 Coupé, Audi A5, Peugeot 407 Coupé, Mercedes-Benz CLK y Volkswagen Passat CC son los rivales más destacados a los que tiene que enfrentarse a partir del próximo 31 de octubre el nuevo Renault Laguna Coupé. La marca francesa parece que quiere aprovechar los buenos resultados en ventas del nuevo Laguna -un 13 por ciento más de enero a septiembre de 2008 en comparación con el mismo período de 2007 en el que se vendía la anterior generación-, para aportar algo de aire fresco a un mercado anodino y con una situación claramente negativa que apunta a un descenso de las matriculaciones a finales de año en torno a un 25 por ciento.

Los precios del nuevo Renault Laguna Coupé oscilan entre los 32.350 y los 41.910 euros. Si nos fijamos en sus rivales, el Peugeot 407 Coupé y el Volkswagen Passat CC ofrecen también versiones de acceso a la gama por 29.950 euros (en el caso del modelo de la firma del león) y por 33.050 euros en el caso del modelo germano.

Pero vayamos realmente a lo interesante, cómo es y qué ofrece el Renault Laguna Coupé. Con esta versión, la firma gala retorna al segmento de los Coupés, un segmento que tenía un tanto abandonado desde la desaparición del histórico Renault Fuego (este modelo se comercializó desde 1980 hasta 1995). La estética de esta nueva variante viene marcada por unas líneas fluidas y proporcionadas que dan como resultado un vehículo imponente. Algunos de sus detalles del exterior evocan a dos concept car, concretamente el Fluence -presentado en el Salón de Frankfurt de 2007- y el prototipoNepta, un deportivo descapotable y con multitud de elementos exclusivos que debutó en la edición 2006 del Salón del Automóvil de París.

En cuanto a sus dimensiones, éstas son algo más contenidas respecto a la versión berlina, con 4 centímetros menos de altura (un total de 1,40 metros), 5 centímetros menos de longitud (el Laguna Coupé mide 4,64 m) y 7 centímetros menos de batalla. En su recorrido visual por su estética exterior, llama la atención un voladizo trasero especialmente corto con tan sólo 927 mm en el que destacan unas ópticas horizontales alargadas. Éstas cuentan con el sistema de diodos electro luminiscentes (LED), mientras que los faros delanteros son de bixenon. Otros detalles destacados en el exterior los encontramos en el difusor de aire trasero, las dos salidas de escape cromadas, la línea central del capó, puertas sin marco y dos tipos de llantas de aleación de aluminio a elegir de 17 o 18 pulgadas de diámetro. Una mezcla, por tanto, de elementos elegantes y deportivos en el diseño exterior del Renault Laguna Coupé.

Esa agresividad del exterior combinada con tintes exclusivos también se repite en el habitáculo. Cuando nos sentamos a bordo del Laguna Coupé enseguida nos damos cuenta de que estamos ante un vehículo con una gran calidad de terminación. El salpicadero cuenta con inserciones en aluminio y el tacto general de todos los elementos es muy bueno. En cuanto a los asientos, éstos ofrecen la sujeción adecuada tanto en las plazas delanteras como en las traseras. Si hablamos de configuración, el Renault Laguna Coupé es un auténtico 2+2, con un espacio suficiente para hombros, cabeza y codos tanto en los asientos delanteros como en los posteriores. Respecto al espacio disponible en el maletero, éste tiene una capacidad de 423 litros. A la hora de colocar nuestro equipaje es donde nos encontramos con un pequeño inconveniente, ya que la boca de acceso resulta algo elevada y estrecha.

En cuanto a acabados, el nuevo Renault Laguna Coupé se ofrecerá en tres niveles: Coupé o base, GT e Initiale. Con el GT de serie, se ofrece el sistema de cuatro ruedas directrices, mientras que el nivel Initiale combinado con los motores V6 también lo podrá incorporar de forma opcional.

En un principio, el Renault Laguna Coupé se ofrecerá en el mercado español con dos motores Diesel 2.0 dCi de 150 y 180 CV y otros dos de gasolina, un 2.0T de 205 CV y un 3.5 V6 de 240 CV. En diciembre de este año, la gama mecánica se completará con la llegada del 2.0 dCi de 175 CV y del novedoso 3.0 dCi V6 de 235 CV.

En nuestra toma de contacto por las reviradas carreteras de las Sierras de la región del Algarve (Portugal), tuvimos el honor de testear los dos motores de seis cilindros en V. En el caso del propulsor de gasolina 3.5 V6 de 240 CV (mecánica que también montan los Renault Vel Satis y Grand Espace) combinado con una caja de cambios automática de seis velocidades, éste respondió como esperábamos, con unas buenas dosis de refinamiento, suavidad y buenas prestaciones. Pero el motor que más nos ilusionaba probar era el novedoso Diesel 3.0 dCi V6 de 235 CV, asociado a un cambio automático de seis relaciones

Este nuevo propulsor de gasóleo V6 lo irán incorporando poco a poco otros modelos de Renault, Nissan e Infiniti. Se trata de un motor de inyección directa common rail, con turbocompresor de geometría variable e intercooler. Cuenta, además, con un séptimo inyector sobre el escape que sirve de ayuda para el trabajo realizado por el filtro de partículas. El nivel de vibraciones y ruido es ínfimo, mientras que la entrega de fuerza del motor la empezamos a notar desde regímenes bajos del cuentarrevoluciones. Respecto al consumo, según cifras de Renault, el consumo medio de combusitlbe se cifra en 7,2 litros, aunque en nuestra breve toma de contacto no logramos bajar de los 8 litros (esta cifra ascendía hasta los 9,2-9,5 litros cuando exigíamos de verdad al motor en los tramos de montaña).

Estrenado en la versión GT del Renault Laguna, esta versión con carrocería Coupé también se puede servir de las bonanzas del sistema 4Control de cuatro ruedas directrices. Éste se ofrecerá de serie con el nivel de acabado GT y de forma opcional con la versión Initiale combinado con los propulsores V6. Esta tecnología supone una auténtica aliada de la conducción, sean cuales sean las condiciones.

A baja velocidad, concretamente por debajo de los 60 km/h, las ruedas traseras giran en sentido opuesto a las delanteras con un ángulo máximo que puede alcanzar los 3,5º. Esto facilita las maniobras y giros en ciudad ya que exigimos un diámetro de giro disminuido y un ángulo de volante también más reducido. Si circulamos a más de 60 km/h, en este caso las ruedas traseras giran en el mismo sentido que las delanteras con un ángulo máximo algo inferior a los 2º. De esta forma, cuando atravesamos una carretera con curvas a algo más de 60 km/h, hace falta muy poco giro de volante para llevar al coche siempre en la trayectoria adecuada (es un sistema al que hay que acostumbrarse, pues al principio, instintivamente, siempre se gira un poco más de la cuenta el volante). En recorridos por autopista, el Laguna Coupé muestra un gran aplomo y prácticamente no se notan los 7 centímetros menos de batalla respecto al Laguna berlina. Por último, el sistema 4Control tiene otra función para situaciones de emergencia tales como una maniobra de evitamiento; en este caso, las ruedas traseras pueden girar en el mismo sentido que las delanteras hasta un máximo de 3,5º.

De serie, todas las versiones del Renault Laguna Coupé se ofrecen con arranque por botón con tarjeta electrónica, freno de mano eléctrico, faros bixenon, seis airbags, llantas de aleación de 17 pulgadas y controles de estabilidad y tracción ESP y ASR. Según acabados y opciones, destacan elementos como el sistema de sonido Bose, el sistema de entretenimiento multifuncional IT System y llantas de aleación de 18 pulgadas.

Alfa Romeo Brera, BMW Serie 3 Coupé, Audi A5, Peugeot 407 Coupé, Mercedes-Benz CLK y Volkswagen Passat CC son los rivales más destacados a los que tiene que enfrentarse a partir del próximo 31 de octubre el nuevo Renault Laguna Coupé. La marca francesa parece que quiere aprovechar los buenos resultados en ventas del nuevo Laguna -un 13 por ciento más de enero a septiembre de 2008 en comparación con el mismo período de 2007 en el que se vendía la anterior generación-, para aportar algo de aire fresco a un mercado anodino y con una situación claramente negativa que apunta a un descenso de las matriculaciones a finales de año en torno a un 25 por ciento.

Los precios del nuevo Renault Laguna Coupé oscilan entre los 32.350 y los 41.910 euros. Si nos fijamos en sus rivales, el Peugeot 407 Coupé y el Volkswagen Passat CC ofrecen también versiones de acceso a la gama por 29.950 euros (en el caso del modelo de la firma del león) y por 33.050 euros en el caso del modelo germano.

Pero vayamos realmente a lo interesante, cómo es y qué ofrece el Renault Laguna Coupé. Con esta versión, la firma gala retorna al segmento de los Coupés, un segmento que tenía un tanto abandonado desde la desaparición del histórico Renault Fuego (este modelo se comercializó desde 1980 hasta 1995). La estética de esta nueva variante viene marcada por unas líneas fluidas y proporcionadas que dan como resultado un vehículo imponente. Algunos de sus detalles del exterior evocan a dos concept car, concretamente el Fluence -presentado en el Salón de Frankfurt de 2007- y el prototipoNepta, un deportivo descapotable y con multitud de elementos exclusivos que debutó en la edición 2006 del Salón del Automóvil de París.

En cuanto a sus dimensiones, éstas son algo más contenidas respecto a la versión berlina, con 4 centímetros menos de altura (un total de 1,40 metros), 5 centímetros menos de longitud (el Laguna Coupé mide 4,64 m) y 7 centímetros menos de batalla. En su recorrido visual por su estética exterior, llama la atención un voladizo trasero especialmente corto con tan sólo 927 mm en el que destacan unas ópticas horizontales alargadas. Éstas cuentan con el sistema de diodos electro luminiscentes (LED), mientras que los faros delanteros son de bixenon. Otros detalles destacados en el exterior los encontramos en el difusor de aire trasero, las dos salidas de escape cromadas, la línea central del capó, puertas sin marco y dos tipos de llantas de aleación de aluminio a elegir de 17 o 18 pulgadas de diámetro. Una mezcla, por tanto, de elementos elegantes y deportivos en el diseño exterior del Renault Laguna Coupé.

Esa agresividad del exterior combinada con tintes exclusivos también se repite en el habitáculo. Cuando nos sentamos a bordo del Laguna Coupé enseguida nos damos cuenta de que estamos ante un vehículo con una gran calidad de terminación. El salpicadero cuenta con inserciones en aluminio y el tacto general de todos los elementos es muy bueno. En cuanto a los asientos, éstos ofrecen la sujeción adecuada tanto en las plazas delanteras como en las traseras. Si hablamos de configuración, el Renault Laguna Coupé es un auténtico 2+2, con un espacio suficiente para hombros, cabeza y codos tanto en los asientos delanteros como en los posteriores. Respecto al espacio disponible en el maletero, éste tiene una capacidad de 423 litros. A la hora de colocar nuestro equipaje es donde nos encontramos con un pequeño inconveniente, ya que la boca de acceso resulta algo elevada y estrecha.

En cuanto a acabados, el nuevo Renault Laguna Coupé se ofrecerá en tres niveles: Coupé o base, GT e Initiale. Con el GT de serie, se ofrece el sistema de cuatro ruedas directrices, mientras que el nivel Initiale combinado con los motores V6 también lo podrá incorporar de forma opcional.

En un principio, el Renault Laguna Coupé se ofrecerá en el mercado español con dos motores Diesel 2.0 dCi de 150 y 180 CV y otros dos de gasolina, un 2.0T de 205 CV y un 3.5 V6 de 240 CV. En diciembre de este año, la gama mecánica se completará con la llegada del 2.0 dCi de 175 CV y del novedoso 3.0 dCi V6 de 235 CV.

En nuestra toma de contacto por las reviradas carreteras de las Sierras de la región del Algarve (Portugal), tuvimos el honor de testear los dos motores de seis cilindros en V. En el caso del propulsor de gasolina 3.5 V6 de 240 CV (mecánica que también montan los Renault Vel Satis y Grand Espace) combinado con una caja de cambios automática de seis velocidades, éste respondió como esperábamos, con unas buenas dosis de refinamiento, suavidad y buenas prestaciones. Pero el motor que más nos ilusionaba probar era el novedoso Diesel 3.0 dCi V6 de 235 CV, asociado a un cambio automático de seis relaciones

Este nuevo propulsor de gasóleo V6 lo irán incorporando poco a poco otros modelos de Renault, Nissan e Infiniti. Se trata de un motor de inyección directa common rail, con turbocompresor de geometría variable e intercooler. Cuenta, además, con un séptimo inyector sobre el escape que sirve de ayuda para el trabajo realizado por el filtro de partículas. El nivel de vibraciones y ruido es ínfimo, mientras que la entrega de fuerza del motor la empezamos a notar desde regímenes bajos del cuentarrevoluciones. Respecto al consumo, según cifras de Renault, el consumo medio de combusitlbe se cifra en 7,2 litros, aunque en nuestra breve toma de contacto no logramos bajar de los 8 litros (esta cifra ascendía hasta los 9,2-9,5 litros cuando exigíamos de verdad al motor en los tramos de montaña).

Estrenado en la versión GT del Renault Laguna, esta versión con carrocería Coupé también se puede servir de las bonanzas del sistema 4Control de cuatro ruedas directrices. Éste se ofrecerá de serie con el nivel de acabado GT y de forma opcional con la versión Initiale combinado con los propulsores V6. Esta tecnología supone una auténtica aliada de la conducción, sean cuales sean las condiciones.

A baja velocidad, concretamente por debajo de los 60 km/h, las ruedas traseras giran en sentido opuesto a las delanteras con un ángulo máximo que puede alcanzar los 3,5º. Esto facilita las maniobras y giros en ciudad ya que exigimos un diámetro de giro disminuido y un ángulo de volante también más reducido. Si circulamos a más de 60 km/h, en este caso las ruedas traseras giran en el mismo sentido que las delanteras con un ángulo máximo algo inferior a los 2º. De esta forma, cuando atravesamos una carretera con curvas a algo más de 60 km/h, hace falta muy poco giro de volante para llevar al coche siempre en la trayectoria adecuada (es un sistema al que hay que acostumbrarse, pues al principio, instintivamente, siempre se gira un poco más de la cuenta el volante). En recorridos por autopista, el Laguna Coupé muestra un gran aplomo y prácticamente no se notan los 7 centímetros menos de batalla respecto al Laguna berlina. Por último, el sistema 4Control tiene otra función para situaciones de emergencia tales como una maniobra de evitamiento; en este caso, las ruedas traseras pueden girar en el mismo sentido que las delanteras hasta un máximo de 3,5º.

De serie, todas las versiones del Renault Laguna Coupé se ofrecen con arranque por botón con tarjeta electrónica, freno de mano eléctrico, faros bixenon, seis airbags, llantas de aleación de 17 pulgadas y controles de estabilidad y tracción ESP y ASR. Según acabados y opciones, destacan elementos como el sistema de sonido Bose, el sistema de entretenimiento multifuncional IT System y llantas de aleación de 18 pulgadas.

Alfa Romeo Brera, BMW Serie 3 Coupé, Audi A5, Peugeot 407 Coupé, Mercedes-Benz CLK y Volkswagen Passat CC son los rivales más destacados a los que tiene que enfrentarse a partir del próximo 31 de octubre el nuevo Renault Laguna Coupé. La marca francesa parece que quiere aprovechar los buenos resultados en ventas del nuevo Laguna -un 13 por ciento más de enero a septiembre de 2008 en comparación con el mismo período de 2007 en el que se vendía la anterior generación-, para aportar algo de aire fresco a un mercado anodino y con una situación claramente negativa que apunta a un descenso de las matriculaciones a finales de año en torno a un 25 por ciento.

Los precios del nuevo Renault Laguna Coupé oscilan entre los 32.350 y los 41.910 euros. Si nos fijamos en sus rivales, el Peugeot 407 Coupé y el Volkswagen Passat CC ofrecen también versiones de acceso a la gama por 29.950 euros (en el caso del modelo de la firma del león) y por 33.050 euros en el caso del modelo germano.

Pero vayamos realmente a lo interesante, cómo es y qué ofrece el Renault Laguna Coupé. Con esta versión, la firma gala retorna al segmento de los Coupés, un segmento que tenía un tanto abandonado desde la desaparición del histórico Renault Fuego (este modelo se comercializó desde 1980 hasta 1995). La estética de esta nueva variante viene marcada por unas líneas fluidas y proporcionadas que dan como resultado un vehículo imponente. Algunos de sus detalles del exterior evocan a dos concept car, concretamente el Fluence -presentado en el Salón de Frankfurt de 2007- y el prototipoNepta, un deportivo descapotable y con multitud de elementos exclusivos que debutó en la edición 2006 del Salón del Automóvil de París.

En cuanto a sus dimensiones, éstas son algo más contenidas respecto a la versión berlina, con 4 centímetros menos de altura (un total de 1,40 metros), 5 centímetros menos de longitud (el Laguna Coupé mide 4,64 m) y 7 centímetros menos de batalla. En su recorrido visual por su estética exterior, llama la atención un voladizo trasero especialmente corto con tan sólo 927 mm en el que destacan unas ópticas horizontales alargadas. Éstas cuentan con el sistema de diodos electro luminiscentes (LED), mientras que los faros delanteros son de bixenon. Otros detalles destacados en el exterior los encontramos en el difusor de aire trasero, las dos salidas de escape cromadas, la línea central del capó, puertas sin marco y dos tipos de llantas de aleación de aluminio a elegir de 17 o 18 pulgadas de diámetro. Una mezcla, por tanto, de elementos elegantes y deportivos en el diseño exterior del Renault Laguna Coupé.

Esa agresividad del exterior combinada con tintes exclusivos también se repite en el habitáculo. Cuando nos sentamos a bordo del Laguna Coupé enseguida nos damos cuenta de que estamos ante un vehículo con una gran calidad de terminación. El salpicadero cuenta con inserciones en aluminio y el tacto general de todos los elementos es muy bueno. En cuanto a los asientos, éstos ofrecen la sujeción adecuada tanto en las plazas delanteras como en las traseras. Si hablamos de configuración, el Renault Laguna Coupé es un auténtico 2+2, con un espacio suficiente para hombros, cabeza y codos tanto en los asientos delanteros como en los posteriores. Respecto al espacio disponible en el maletero, éste tiene una capacidad de 423 litros. A la hora de colocar nuestro equipaje es donde nos encontramos con un pequeño inconveniente, ya que la boca de acceso resulta algo elevada y estrecha.

En cuanto a acabados, el nuevo Renault Laguna Coupé se ofrecerá en tres niveles: Coupé o base, GT e Initiale. Con el GT de serie, se ofrece el sistema de cuatro ruedas directrices, mientras que el nivel Initiale combinado con los motores V6 también lo podrá incorporar de forma opcional.

En un principio, el Renault Laguna Coupé se ofrecerá en el mercado español con dos motores Diesel 2.0 dCi de 150 y 180 CV y otros dos de gasolina, un 2.0T de 205 CV y un 3.5 V6 de 240 CV. En diciembre de este año, la gama mecánica se completará con la llegada del 2.0 dCi de 175 CV y del novedoso 3.0 dCi V6 de 235 CV.

En nuestra toma de contacto por las reviradas carreteras de las Sierras de la región del Algarve (Portugal), tuvimos el honor de testear los dos motores de seis cilindros en V. En el caso del propulsor de gasolina 3.5 V6 de 240 CV (mecánica que también montan los Renault Vel Satis y Grand Espace) combinado con una caja de cambios automática de seis velocidades, éste respondió como esperábamos, con unas buenas dosis de refinamiento, suavidad y buenas prestaciones. Pero el motor que más nos ilusionaba probar era el novedoso Diesel 3.0 dCi V6 de 235 CV, asociado a un cambio automático de seis relaciones

Este nuevo propulsor de gasóleo V6 lo irán incorporando poco a poco otros modelos de Renault, Nissan e Infiniti. Se trata de un motor de inyección directa common rail, con turbocompresor de geometría variable e intercooler. Cuenta, además, con un séptimo inyector sobre el escape que sirve de ayuda para el trabajo realizado por el filtro de partículas. El nivel de vibraciones y ruido es ínfimo, mientras que la entrega de fuerza del motor la empezamos a notar desde regímenes bajos del cuentarrevoluciones. Respecto al consumo, según cifras de Renault, el consumo medio de combusitlbe se cifra en 7,2 litros, aunque en nuestra breve toma de contacto no logramos bajar de los 8 litros (esta cifra ascendía hasta los 9,2-9,5 litros cuando exigíamos de verdad al motor en los tramos de montaña).

Estrenado en la versión GT del Renault Laguna, esta versión con carrocería Coupé también se puede servir de las bonanzas del sistema 4Control de cuatro ruedas directrices. Éste se ofrecerá de serie con el nivel de acabado GT y de forma opcional con la versión Initiale combinado con los propulsores V6. Esta tecnología supone una auténtica aliada de la conducción, sean cuales sean las condiciones.

A baja velocidad, concretamente por debajo de los 60 km/h, las ruedas traseras giran en sentido opuesto a las delanteras con un ángulo máximo que puede alcanzar los 3,5º. Esto facilita las maniobras y giros en ciudad ya que exigimos un diámetro de giro disminuido y un ángulo de volante también más reducido. Si circulamos a más de 60 km/h, en este caso las ruedas traseras giran en el mismo sentido que las delanteras con un ángulo máximo algo inferior a los 2º. De esta forma, cuando atravesamos una carretera con curvas a algo más de 60 km/h, hace falta muy poco giro de volante para llevar al coche siempre en la trayectoria adecuada (es un sistema al que hay que acostumbrarse, pues al principio, instintivamente, siempre se gira un poco más de la cuenta el volante). En recorridos por autopista, el Laguna Coupé muestra un gran aplomo y prácticamente no se notan los 7 centímetros menos de batalla respecto al Laguna berlina. Por último, el sistema 4Control tiene otra función para situaciones de emergencia tales como una maniobra de evitamiento; en este caso, las ruedas traseras pueden girar en el mismo sentido que las delanteras hasta un máximo de 3,5º.

De serie, todas las versiones del Renault Laguna Coupé se ofrecen con arranque por botón con tarjeta electrónica, freno de mano eléctrico, faros bixenon, seis airbags, llantas de aleación de 17 pulgadas y controles de estabilidad y tracción ESP y ASR. Según acabados y opciones, destacan elementos como el sistema de sonido Bose, el sistema de entretenimiento multifuncional IT System y llantas de aleación de 18 pulgadas.

Alfa Romeo Brera, BMW Serie 3 Coupé, Audi A5, Peugeot 407 Coupé, Mercedes-Benz CLK y Volkswagen Passat CC son los rivales más destacados a los que tiene que enfrentarse a partir del próximo 31 de octubre el nuevo Renault Laguna Coupé. La marca francesa parece que quiere aprovechar los buenos resultados en ventas del nuevo Laguna -un 13 por ciento más de enero a septiembre de 2008 en comparación con el mismo período de 2007 en el que se vendía la anterior generación-, para aportar algo de aire fresco a un mercado anodino y con una situación claramente negativa que apunta a un descenso de las matriculaciones a finales de año en torno a un 25 por ciento.

Los precios del nuevo Renault Laguna Coupé oscilan entre los 32.350 y los 41.910 euros. Si nos fijamos en sus rivales, el Peugeot 407 Coupé y el Volkswagen Passat CC ofrecen también versiones de acceso a la gama por 29.950 euros (en el caso del modelo de la firma del león) y por 33.050 euros en el caso del modelo germano.

Pero vayamos realmente a lo interesante, cómo es y qué ofrece el Renault Laguna Coupé. Con esta versión, la firma gala retorna al segmento de los Coupés, un segmento que tenía un tanto abandonado desde la desaparición del histórico Renault Fuego (este modelo se comercializó desde 1980 hasta 1995). La estética de esta nueva variante viene marcada por unas líneas fluidas y proporcionadas que dan como resultado un vehículo imponente. Algunos de sus detalles del exterior evocan a dos concept car, concretamente el Fluence -presentado en el Salón de Frankfurt de 2007- y el prototipoNepta, un deportivo descapotable y con multitud de elementos exclusivos que debutó en la edición 2006 del Salón del Automóvil de París.

En cuanto a sus dimensiones, éstas son algo más contenidas respecto a la versión berlina, con 4 centímetros menos de altura (un total de 1,40 metros), 5 centímetros menos de longitud (el Laguna Coupé mide 4,64 m) y 7 centímetros menos de batalla. En su recorrido visual por su estética exterior, llama la atención un voladizo trasero especialmente corto con tan sólo 927 mm en el que destacan unas ópticas horizontales alargadas. Éstas cuentan con el sistema de diodos electro luminiscentes (LED), mientras que los faros delanteros son de bixenon. Otros detalles destacados en el exterior los encontramos en el difusor de aire trasero, las dos salidas de escape cromadas, la línea central del capó, puertas sin marco y dos tipos de llantas de aleación de aluminio a elegir de 17 o 18 pulgadas de diámetro. Una mezcla, por tanto, de elementos elegantes y deportivos en el diseño exterior del Renault Laguna Coupé.

Esa agresividad del exterior combinada con tintes exclusivos también se repite en el habitáculo. Cuando nos sentamos a bordo del Laguna Coupé enseguida nos damos cuenta de que estamos ante un vehículo con una gran calidad de terminación. El salpicadero cuenta con inserciones en aluminio y el tacto general de todos los elementos es muy bueno. En cuanto a los asientos, éstos ofrecen la sujeción adecuada tanto en las plazas delanteras como en las traseras. Si hablamos de configuración, el Renault Laguna Coupé es un auténtico 2+2, con un espacio suficiente para hombros, cabeza y codos tanto en los asientos delanteros como en los posteriores. Respecto al espacio disponible en el maletero, éste tiene una capacidad de 423 litros. A la hora de colocar nuestro equipaje es donde nos encontramos con un pequeño inconveniente, ya que la boca de acceso resulta algo elevada y estrecha.

En cuanto a acabados, el nuevo Renault Laguna Coupé se ofrecerá en tres niveles: Coupé o base, GT e Initiale. Con el GT de serie, se ofrece el sistema de cuatro ruedas directrices, mientras que el nivel Initiale combinado con los motores V6 también lo podrá incorporar de forma opcional.

En un principio, el Renault Laguna Coupé se ofrecerá en el mercado español con dos motores Diesel 2.0 dCi de 150 y 180 CV y otros dos de gasolina, un 2.0T de 205 CV y un 3.5 V6 de 240 CV. En diciembre de este año, la gama mecánica se completará con la llegada del 2.0 dCi de 175 CV y del novedoso 3.0 dCi V6 de 235 CV.

En nuestra toma de contacto por las reviradas carreteras de las Sierras de la región del Algarve (Portugal), tuvimos el honor de testear los dos motores de seis cilindros en V. En el caso del propulsor de gasolina 3.5 V6 de 240 CV (mecánica que también montan los Renault Vel Satis y Grand Espace) combinado con una caja de cambios automática de seis velocidades, éste respondió como esperábamos, con unas buenas dosis de refinamiento, suavidad y buenas prestaciones. Pero el motor que más nos ilusionaba probar era el novedoso Diesel 3.0 dCi V6 de 235 CV, asociado a un cambio automático de seis relaciones

Este nuevo propulsor de gasóleo V6 lo irán incorporando poco a poco otros modelos de Renault, Nissan e Infiniti. Se trata de un motor de inyección directa common rail, con turbocompresor de geometría variable e intercooler. Cuenta, además, con un séptimo inyector sobre el escape que sirve de ayuda para el trabajo realizado por el filtro de partículas. El nivel de vibraciones y ruido es ínfimo, mientras que la entrega de fuerza del motor la empezamos a notar desde regímenes bajos del cuentarrevoluciones. Respecto al consumo, según cifras de Renault, el consumo medio de combusitlbe se cifra en 7,2 litros, aunque en nuestra breve toma de contacto no logramos bajar de los 8 litros (esta cifra ascendía hasta los 9,2-9,5 litros cuando exigíamos de verdad al motor en los tramos de montaña).

Estrenado en la versión GT del Renault Laguna, esta versión con carrocería Coupé también se puede servir de las bonanzas del sistema 4Control de cuatro ruedas directrices. Éste se ofrecerá de serie con el nivel de acabado GT y de forma opcional con la versión Initiale combinado con los propulsores V6. Esta tecnología supone una auténtica aliada de la conducción, sean cuales sean las condiciones.

A baja velocidad, concretamente por debajo de los 60 km/h, las ruedas traseras giran en sentido opuesto a las delanteras con un ángulo máximo que puede alcanzar los 3,5º. Esto facilita las maniobras y giros en ciudad ya que exigimos un diámetro de giro disminuido y un ángulo de volante también más reducido. Si circulamos a más de 60 km/h, en este caso las ruedas traseras giran en el mismo sentido que las delanteras con un ángulo máximo algo inferior a los 2º. De esta forma, cuando atravesamos una carretera con curvas a algo más de 60 km/h, hace falta muy poco giro de volante para llevar al coche siempre en la trayectoria adecuada (es un sistema al que hay que acostumbrarse, pues al principio, instintivamente, siempre se gira un poco más de la cuenta el volante). En recorridos por autopista, el Laguna Coupé muestra un gran aplomo y prácticamente no se notan los 7 centímetros menos de batalla respecto al Laguna berlina. Por último, el sistema 4Control tiene otra función para situaciones de emergencia tales como una maniobra de evitamiento; en este caso, las ruedas traseras pueden girar en el mismo sentido que las delanteras hasta un máximo de 3,5º.

De serie, todas las versiones del Renault Laguna Coupé se ofrecen con arranque por botón con tarjeta electrónica, freno de mano eléctrico, faros bixenon, seis airbags, llantas de aleación de 17 pulgadas y controles de estabilidad y tracción ESP y ASR. Según acabados y opciones, destacan elementos como el sistema de sonido Bose, el sistema de entretenimiento multifuncional IT System y llantas de aleación de 18 pulgadas.

Alfa Romeo Brera, BMW Serie 3 Coupé, Audi A5, Peugeot 407 Coupé, Mercedes-Benz CLK y Volkswagen Passat CC son los rivales más destacados a los que tiene que enfrentarse a partir del próximo 31 de octubre el nuevo Renault Laguna Coupé. La marca francesa parece que quiere aprovechar los buenos resultados en ventas del nuevo Laguna -un 13 por ciento más de enero a septiembre de 2008 en comparación con el mismo período de 2007 en el que se vendía la anterior generación-, para aportar algo de aire fresco a un mercado anodino y con una situación claramente negativa que apunta a un descenso de las matriculaciones a finales de año en torno a un 25 por ciento.

Los precios del nuevo Renault Laguna Coupé oscilan entre los 32.350 y los 41.910 euros. Si nos fijamos en sus rivales, el Peugeot 407 Coupé y el Volkswagen Passat CC ofrecen también versiones de acceso a la gama por 29.950 euros (en el caso del modelo de la firma del león) y por 33.050 euros en el caso del modelo germano.

Pero vayamos realmente a lo interesante, cómo es y qué ofrece el Renault Laguna Coupé. Con esta versión, la firma gala retorna al segmento de los Coupés, un segmento que tenía un tanto abandonado desde la desaparición del histórico Renault Fuego (este modelo se comercializó desde 1980 hasta 1995). La estética de esta nueva variante viene marcada por unas líneas fluidas y proporcionadas que dan como resultado un vehículo imponente. Algunos de sus detalles del exterior evocan a dos concept car, concretamente el Fluence -presentado en el Salón de Frankfurt de 2007- y el prototipoNepta, un deportivo descapotable y con multitud de elementos exclusivos que debutó en la edición 2006 del Salón del Automóvil de París.

En cuanto a sus dimensiones, éstas son algo más contenidas respecto a la versión berlina, con 4 centímetros menos de altura (un total de 1,40 metros), 5 centímetros menos de longitud (el Laguna Coupé mide 4,64 m) y 7 centímetros menos de batalla. En su recorrido visual por su estética exterior, llama la atención un voladizo trasero especialmente corto con tan sólo 927 mm en el que destacan unas ópticas horizontales alargadas. Éstas cuentan con el sistema de diodos electro luminiscentes (LED), mientras que los faros delanteros son de bixenon. Otros detalles destacados en el exterior los encontramos en el difusor de aire trasero, las dos salidas de escape cromadas, la línea central del capó, puertas sin marco y dos tipos de llantas de aleación de aluminio a elegir de 17 o 18 pulgadas de diámetro. Una mezcla, por tanto, de elementos elegantes y deportivos en el diseño exterior del Renault Laguna Coupé.

Esa agresividad del exterior combinada con tintes exclusivos también se repite en el habitáculo. Cuando nos sentamos a bordo del Laguna Coupé enseguida nos damos cuenta de que estamos ante un vehículo con una gran calidad de terminación. El salpicadero cuenta con inserciones en aluminio y el tacto general de todos los elementos es muy bueno. En cuanto a los asientos, éstos ofrecen la sujeción adecuada tanto en las plazas delanteras como en las traseras. Si hablamos de configuración, el Renault Laguna Coupé es un auténtico 2+2, con un espacio suficiente para hombros, cabeza y codos tanto en los asientos delanteros como en los posteriores. Respecto al espacio disponible en el maletero, éste tiene una capacidad de 423 litros. A la hora de colocar nuestro equipaje es donde nos encontramos con un pequeño inconveniente, ya que la boca de acceso resulta algo elevada y estrecha.

En cuanto a acabados, el nuevo Renault Laguna Coupé se ofrecerá en tres niveles: Coupé o base, GT e Initiale. Con el GT de serie, se ofrece el sistema de cuatro ruedas directrices, mientras que el nivel Initiale combinado con los motores V6 también lo podrá incorporar de forma opcional.

En un principio, el Renault Laguna Coupé se ofrecerá en el mercado español con dos motores Diesel 2.0 dCi de 150 y 180 CV y otros dos de gasolina, un 2.0T de 205 CV y un 3.5 V6 de 240 CV. En diciembre de este año, la gama mecánica se completará con la llegada del 2.0 dCi de 175 CV y del novedoso 3.0 dCi V6 de 235 CV.

En nuestra toma de contacto por las reviradas carreteras de las Sierras de la región del Algarve (Portugal), tuvimos el honor de testear los dos motores de seis cilindros en V. En el caso del propulsor de gasolina 3.5 V6 de 240 CV (mecánica que también montan los Renault Vel Satis y Grand Espace) combinado con una caja de cambios automática de seis velocidades, éste respondió como esperábamos, con unas buenas dosis de refinamiento, suavidad y buenas prestaciones. Pero el motor que más nos ilusionaba probar era el novedoso Diesel 3.0 dCi V6 de 235 CV, asociado a un cambio automático de seis relaciones

Este nuevo propulsor de gasóleo V6 lo irán incorporando poco a poco otros modelos de Renault, Nissan e Infiniti. Se trata de un motor de inyección directa common rail, con turbocompresor de geometría variable e intercooler. Cuenta, además, con un séptimo inyector sobre el escape que sirve de ayuda para el trabajo realizado por el filtro de partículas. El nivel de vibraciones y ruido es ínfimo, mientras que la entrega de fuerza del motor la empezamos a notar desde regímenes bajos del cuentarrevoluciones. Respecto al consumo, según cifras de Renault, el consumo medio de combusitlbe se cifra en 7,2 litros, aunque en nuestra breve toma de contacto no logramos bajar de los 8 litros (esta cifra ascendía hasta los 9,2-9,5 litros cuando exigíamos de verdad al motor en los tramos de montaña).

Estrenado en la versión GT del Renault Laguna, esta versión con carrocería Coupé también se puede servir de las bonanzas del sistema 4Control de cuatro ruedas directrices. Éste se ofrecerá de serie con el nivel de acabado GT y de forma opcional con la versión Initiale combinado con los propulsores V6. Esta tecnología supone una auténtica aliada de la conducción, sean cuales sean las condiciones.

A baja velocidad, concretamente por debajo de los 60 km/h, las ruedas traseras giran en sentido opuesto a las delanteras con un ángulo máximo que puede alcanzar los 3,5º. Esto facilita las maniobras y giros en ciudad ya que exigimos un diámetro de giro disminuido y un ángulo de volante también más reducido. Si circulamos a más de 60 km/h, en este caso las ruedas traseras giran en el mismo sentido que las delanteras con un ángulo máximo algo inferior a los 2º. De esta forma, cuando atravesamos una carretera con curvas a algo más de 60 km/h, hace falta muy poco giro de volante para llevar al coche siempre en la trayectoria adecuada (es un sistema al que hay que acostumbrarse, pues al principio, instintivamente, siempre se gira un poco más de la cuenta el volante). En recorridos por autopista, el Laguna Coupé muestra un gran aplomo y prácticamente no se notan los 7 centímetros menos de batalla respecto al Laguna berlina. Por último, el sistema 4Control tiene otra función para situaciones de emergencia tales como una maniobra de evitamiento; en este caso, las ruedas traseras pueden girar en el mismo sentido que las delanteras hasta un máximo de 3,5º.

De serie, todas las versiones del Renault Laguna Coupé se ofrecen con arranque por botón con tarjeta electrónica, freno de mano eléctrico, faros bixenon, seis airbags, llantas de aleación de 17 pulgadas y controles de estabilidad y tracción ESP y ASR. Según acabados y opciones, destacan elementos como el sistema de sonido Bose, el sistema de entretenimiento multifuncional IT System y llantas de aleación de 18 pulgadas.

Alfa Romeo Brera, BMW Serie 3 Coupé, Audi A5, Peugeot 407 Coupé, Mercedes-Benz CLK y Volkswagen Passat CC son los rivales más destacados a los que tiene que enfrentarse a partir del próximo 31 de octubre el nuevo Renault Laguna Coupé. La marca francesa parece que quiere aprovechar los buenos resultados en ventas del nuevo Laguna -un 13 por ciento más de enero a septiembre de 2008 en comparación con el mismo período de 2007 en el que se vendía la anterior generación-, para aportar algo de aire fresco a un mercado anodino y con una situación claramente negativa que apunta a un descenso de las matriculaciones a finales de año en torno a un 25 por ciento.

Los precios del nuevo Renault Laguna Coupé oscilan entre los 32.350 y los 41.910 euros. Si nos fijamos en sus rivales, el Peugeot 407 Coupé y el Volkswagen Passat CC ofrecen también versiones de acceso a la gama por 29.950 euros (en el caso del modelo de la firma del león) y por 33.050 euros en el caso del modelo germano.

Pero vayamos realmente a lo interesante, cómo es y qué ofrece el Renault Laguna Coupé. Con esta versión, la firma gala retorna al segmento de los Coupés, un segmento que tenía un tanto abandonado desde la desaparición del histórico Renault Fuego (este modelo se comercializó desde 1980 hasta 1995). La estética de esta nueva variante viene marcada por unas líneas fluidas y proporcionadas que dan como resultado un vehículo imponente. Algunos de sus detalles del exterior evocan a dos concept car, concretamente el Fluence -presentado en el Salón de Frankfurt de 2007- y el prototipoNepta, un deportivo descapotable y con multitud de elementos exclusivos que debutó en la edición 2006 del Salón del Automóvil de París.

En cuanto a sus dimensiones, éstas son algo más contenidas respecto a la versión berlina, con 4 centímetros menos de altura (un total de 1,40 metros), 5 centímetros menos de longitud (el Laguna Coupé mide 4,64 m) y 7 centímetros menos de batalla. En su recorrido visual por su estética exterior, llama la atención un voladizo trasero especialmente corto con tan sólo 927 mm en el que destacan unas ópticas horizontales alargadas. Éstas cuentan con el sistema de diodos electro luminiscentes (LED), mientras que los faros delanteros son de bixenon. Otros detalles destacados en el exterior los encontramos en el difusor de aire trasero, las dos salidas de escape cromadas, la línea central del capó, puertas sin marco y dos tipos de llantas de aleación de aluminio a elegir de 17 o 18 pulgadas de diámetro. Una mezcla, por tanto, de elementos elegantes y deportivos en el diseño exterior del Renault Laguna Coupé.

Esa agresividad del exterior combinada con tintes exclusivos también se repite en el habitáculo. Cuando nos sentamos a bordo del Laguna Coupé enseguida nos damos cuenta de que estamos ante un vehículo con una gran calidad de terminación. El salpicadero cuenta con inserciones en aluminio y el tacto general de todos los elementos es muy bueno. En cuanto a los asientos, éstos ofrecen la sujeción adecuada tanto en las plazas delanteras como en las traseras. Si hablamos de configuración, el Renault Laguna Coupé es un auténtico 2+2, con un espacio suficiente para hombros, cabeza y codos tanto en los asientos delanteros como en los posteriores. Respecto al espacio disponible en el maletero, éste tiene una capacidad de 423 litros. A la hora de colocar nuestro equipaje es donde nos encontramos con un pequeño inconveniente, ya que la boca de acceso resulta algo elevada y estrecha.

En cuanto a acabados, el nuevo Renault Laguna Coupé se ofrecerá en tres niveles: Coupé o base, GT e Initiale. Con el GT de serie, se ofrece el sistema de cuatro ruedas directrices, mientras que el nivel Initiale combinado con los motores V6 también lo podrá incorporar de forma opcional.

En un principio, el Renault Laguna Coupé se ofrecerá en el mercado español con dos motores Diesel 2.0 dCi de 150 y 180 CV y otros dos de gasolina, un 2.0T de 205 CV y un 3.5 V6 de 240 CV. En diciembre de este año, la gama mecánica se completará con la llegada del 2.0 dCi de 175 CV y del novedoso 3.0 dCi V6 de 235 CV.

En nuestra toma de contacto por las reviradas carreteras de las Sierras de la región del Algarve (Portugal), tuvimos el honor de testear los dos motores de seis cilindros en V. En el caso del propulsor de gasolina 3.5 V6 de 240 CV (mecánica que también montan los Renault Vel Satis y Grand Espace) combinado con una caja de cambios automática de seis velocidades, éste respondió como esperábamos, con unas buenas dosis de refinamiento, suavidad y buenas prestaciones. Pero el motor que más nos ilusionaba probar era el novedoso Diesel 3.0 dCi V6 de 235 CV, asociado a un cambio automático de seis relaciones

Este nuevo propulsor de gasóleo V6 lo irán incorporando poco a poco otros modelos de Renault, Nissan e Infiniti. Se trata de un motor de inyección directa common rail, con turbocompresor de geometría variable e intercooler. Cuenta, además, con un séptimo inyector sobre el escape que sirve de ayuda para el trabajo realizado por el filtro de partículas. El nivel de vibraciones y ruido es ínfimo, mientras que la entrega de fuerza del motor la empezamos a notar desde regímenes bajos del cuentarrevoluciones. Respecto al consumo, según cifras de Renault, el consumo medio de combusitlbe se cifra en 7,2 litros, aunque en nuestra breve toma de contacto no logramos bajar de los 8 litros (esta cifra ascendía hasta los 9,2-9,5 litros cuando exigíamos de verdad al motor en los tramos de montaña).

Estrenado en la versión GT del Renault Laguna, esta versión con carrocería Coupé también se puede servir de las bonanzas del sistema 4Control de cuatro ruedas directrices. Éste se ofrecerá de serie con el nivel de acabado GT y de forma opcional con la versión Initiale combinado con los propulsores V6. Esta tecnología supone una auténtica aliada de la conducción, sean cuales sean las condiciones.

A baja velocidad, concretamente por debajo de los 60 km/h, las ruedas traseras giran en sentido opuesto a las delanteras con un ángulo máximo que puede alcanzar los 3,5º. Esto facilita las maniobras y giros en ciudad ya que exigimos un diámetro de giro disminuido y un ángulo de volante también más reducido. Si circulamos a más de 60 km/h, en este caso las ruedas traseras giran en el mismo sentido que las delanteras con un ángulo máximo algo inferior a los 2º. De esta forma, cuando atravesamos una carretera con curvas a algo más de 60 km/h, hace falta muy poco giro de volante para llevar al coche siempre en la trayectoria adecuada (es un sistema al que hay que acostumbrarse, pues al principio, instintivamente, siempre se gira un poco más de la cuenta el volante). En recorridos por autopista, el Laguna Coupé muestra un gran aplomo y prácticamente no se notan los 7 centímetros menos de batalla respecto al Laguna berlina. Por último, el sistema 4Control tiene otra función para situaciones de emergencia tales como una maniobra de evitamiento; en este caso, las ruedas traseras pueden girar en el mismo sentido que las delanteras hasta un máximo de 3,5º.

De serie, todas las versiones del Renault Laguna Coupé se ofrecen con arranque por botón con tarjeta electrónica, freno de mano eléctrico, faros bixenon, seis airbags, llantas de aleación de 17 pulgadas y controles de estabilidad y tracción ESP y ASR. Según acabados y opciones, destacan elementos como el sistema de sonido Bose, el sistema de entretenimiento multifuncional IT System y llantas de aleación de 18 pulgadas.

Alfa Romeo Brera, BMW Serie 3 Coupé, Audi A5, Peugeot 407 Coupé, Mercedes-Benz CLK y Volkswagen Passat CC son los rivales más destacados a los que tiene que enfrentarse a partir del próximo 31 de octubre el nuevo Renault Laguna Coupé. La marca francesa parece que quiere aprovechar los buenos resultados en ventas del nuevo Laguna -un 13 por ciento más de enero a septiembre de 2008 en comparación con el mismo período de 2007 en el que se vendía la anterior generación-, para aportar algo de aire fresco a un mercado anodino y con una situación claramente negativa que apunta a un descenso de las matriculaciones a finales de año en torno a un 25 por ciento.

Los precios del nuevo Renault Laguna Coupé oscilan entre los 32.350 y los 41.910 euros. Si nos fijamos en sus rivales, el Peugeot 407 Coupé y el Volkswagen Passat CC ofrecen también versiones de acceso a la gama por 29.950 euros (en el caso del modelo de la firma del león) y por 33.050 euros en el caso del modelo germano.

Pero vayamos realmente a lo interesante, cómo es y qué ofrece el Renault Laguna Coupé. Con esta versión, la firma gala retorna al segmento de los Coupés, un segmento que tenía un tanto abandonado desde la desaparición del histórico Renault Fuego (este modelo se comercializó desde 1980 hasta 1995). La estética de esta nueva variante viene marcada por unas líneas fluidas y proporcionadas que dan como resultado un vehículo imponente. Algunos de sus detalles del exterior evocan a dos concept car, concretamente el Fluence -presentado en el Salón de Frankfurt de 2007- y el prototipoNepta, un deportivo descapotable y con multitud de elementos exclusivos que debutó en la edición 2006 del Salón del Automóvil de París.

En cuanto a sus dimensiones, éstas son algo más contenidas respecto a la versión berlina, con 4 centímetros menos de altura (un total de 1,40 metros), 5 centímetros menos de longitud (el Laguna Coupé mide 4,64 m) y 7 centímetros menos de batalla. En su recorrido visual por su estética exterior, llama la atención un voladizo trasero especialmente corto con tan sólo 927 mm en el que destacan unas ópticas horizontales alargadas. Éstas cuentan con el sistema de diodos electro luminiscentes (LED), mientras que los faros delanteros son de bixenon. Otros detalles destacados en el exterior los encontramos en el difusor de aire trasero, las dos salidas de escape cromadas, la línea central del capó, puertas sin marco y dos tipos de llantas de aleación de aluminio a elegir de 17 o 18 pulgadas de diámetro. Una mezcla, por tanto, de elementos elegantes y deportivos en el diseño exterior del Renault Laguna Coupé.

Esa agresividad del exterior combinada con tintes exclusivos también se repite en el habitáculo. Cuando nos sentamos a bordo del Laguna Coupé enseguida nos damos cuenta de que estamos ante un vehículo con una gran calidad de terminación. El salpicadero cuenta con inserciones en aluminio y el tacto general de todos los elementos es muy bueno. En cuanto a los asientos, éstos ofrecen la sujeción adecuada tanto en las plazas delanteras como en las traseras. Si hablamos de configuración, el Renault Laguna Coupé es un auténtico 2+2, con un espacio suficiente para hombros, cabeza y codos tanto en los asientos delanteros como en los posteriores. Respecto al espacio disponible en el maletero, éste tiene una capacidad de 423 litros. A la hora de colocar nuestro equipaje es donde nos encontramos con un pequeño inconveniente, ya que la boca de acceso resulta algo elevada y estrecha.

En cuanto a acabados, el nuevo Renault Laguna Coupé se ofrecerá en tres niveles: Coupé o base, GT e Initiale. Con el GT de serie, se ofrece el sistema de cuatro ruedas directrices, mientras que el nivel Initiale combinado con los motores V6 también lo podrá incorporar de forma opcional.

En un principio, el Renault Laguna Coupé se ofrecerá en el mercado español con dos motores Diesel 2.0 dCi de 150 y 180 CV y otros dos de gasolina, un 2.0T de 205 CV y un 3.5 V6 de 240 CV. En diciembre de este año, la gama mecánica se completará con la llegada del 2.0 dCi de 175 CV y del novedoso 3.0 dCi V6 de 235 CV.

En nuestra toma de contacto por las reviradas carreteras de las Sierras de la región del Algarve (Portugal), tuvimos el honor de testear los dos motores de seis cilindros en V. En el caso del propulsor de gasolina 3.5 V6 de 240 CV (mecánica que también montan los Renault Vel Satis y Grand Espace) combinado con una caja de cambios automática de seis velocidades, éste respondió como esperábamos, con unas buenas dosis de refinamiento, suavidad y buenas prestaciones. Pero el motor que más nos ilusionaba probar era el novedoso Diesel 3.0 dCi V6 de 235 CV, asociado a un cambio automático de seis relaciones

Este nuevo propulsor de gasóleo V6 lo irán incorporando poco a poco otros modelos de Renault, Nissan e Infiniti. Se trata de un motor de inyección directa common rail, con turbocompresor de geometría variable e intercooler. Cuenta, además, con un séptimo inyector sobre el escape que sirve de ayuda para el trabajo realizado por el filtro de partículas. El nivel de vibraciones y ruido es ínfimo, mientras que la entrega de fuerza del motor la empezamos a notar desde regímenes bajos del cuentarrevoluciones. Respecto al consumo, según cifras de Renault, el consumo medio de combusitlbe se cifra en 7,2 litros, aunque en nuestra breve toma de contacto no logramos bajar de los 8 litros (esta cifra ascendía hasta los 9,2-9,5 litros cuando exigíamos de verdad al motor en los tramos de montaña).

Estrenado en la versión GT del Renault Laguna, esta versión con carrocería Coupé también se puede servir de las bonanzas del sistema 4Control de cuatro ruedas directrices. Éste se ofrecerá de serie con el nivel de acabado GT y de forma opcional con la versión Initiale combinado con los propulsores V6. Esta tecnología supone una auténtica aliada de la conducción, sean cuales sean las condiciones.

A baja velocidad, concretamente por debajo de los 60 km/h, las ruedas traseras giran en sentido opuesto a las delanteras con un ángulo máximo que puede alcanzar los 3,5º. Esto facilita las maniobras y giros en ciudad ya que exigimos un diámetro de giro disminuido y un ángulo de volante también más reducido. Si circulamos a más de 60 km/h, en este caso las ruedas traseras giran en el mismo sentido que las delanteras con un ángulo máximo algo inferior a los 2º. De esta forma, cuando atravesamos una carretera con curvas a algo más de 60 km/h, hace falta muy poco giro de volante para llevar al coche siempre en la trayectoria adecuada (es un sistema al que hay que acostumbrarse, pues al principio, instintivamente, siempre se gira un poco más de la cuenta el volante). En recorridos por autopista, el Laguna Coupé muestra un gran aplomo y prácticamente no se notan los 7 centímetros menos de batalla respecto al Laguna berlina. Por último, el sistema 4Control tiene otra función para situaciones de emergencia tales como una maniobra de evitamiento; en este caso, las ruedas traseras pueden girar en el mismo sentido que las delanteras hasta un máximo de 3,5º.

De serie, todas las versiones del Renault Laguna Coupé se ofrecen con arranque por botón con tarjeta electrónica, freno de mano eléctrico, faros bixenon, seis airbags, llantas de aleación de 17 pulgadas y controles de estabilidad y tracción ESP y ASR. Según acabados y opciones, destacan elementos como el sistema de sonido Bose, el sistema de entretenimiento multifuncional IT System y llantas de aleación de 18 pulgadas.

Galería relacionada

Renault Laguna Coupé: detalles

Te recomendamos

Hay un público fiel que sigue apostando por las berlinas tradicionales, y ahí el Lexu...

Espacio de carga, confort en viaje y capacidad para dormir en su interior hacen de lo...

El Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlina surcoreana, se ve las caras...

Del 7 al 13 de septiembre tienes ocasión de vivir una experiencia exclusiva a los man...

El Ford Focus siempre ha sido un compacto de retos y récords, y su cuarta generación ...

Nuevo rival en circuito para el Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlin...