Renault Grand Scénic 2.0 dCi Privilège

Entre los monovolúmenes de siete plazas, pocos modelos hay tan completos y equilibrados como el Renault Grand Scénic. Si además contamos con el motor 2.0 dCi de 160 CV, entonces el panorama resulta aún más prometedor.
-
Renault Grand Scénic 2.0 dCi Privilège
Renault Grand Scénic 2.0 dCi Privilège

Si comparamos la relación precio/equipamiento con sus principales rivales, el Renault Grand Scénic sale muy bien parado, ya que los únicos modelos que le pueden ‘toser’ son el Kia Carens 2.0 CRDi de 140 CV y el Opel Zafira 1.9 CDTi de 150. Ahora bien, los dos tienen ya unos años encima y ninguno se aproxima en prestaciones al Renault, mientras que el listado de elementos de serie u opcionales del Kia poco o nada tiene que ver con la del Renault y el Zafira es un coche bastante más duro de suspensión.

Un Citroën Grand C4 Picasso resulta también muy cómodo y su dotación de serie u opcional puede ser impresionante, pero viene a costar lo mismo que este Renault Grand Scénicy el rendimiento del motor HDi de 136 CV está claramente por debajo del dCi-160. El Mazda 5 cuesta casi lo mismo a igualdad de equipamiento, su bastidor tiene un tacto más parecido al de un turismo y dispone de puertas laterales corredizas, pero su motor de 143 CV tiene un peor bajo régimen, suena más, corre menos y gasta más. Por último, el nuevo Toyota Verso 2.2 D-4D de 150 con cambio automático se pasa de precio, igual que un Torran, que es claramente más caro tanto con el TDi-140 como con el TDi-170 y el FR-V tampoco puede hacerle mucha sombra salvo por la originalidad de sus seis plazas.

Equilibrio general y de alto nivel. Prácticamente no hay ningún apartado en el que el Renault Grand Scénic salga realmente malparado. Al contrario, siempre está en posiciones de cabeza, con especial brillantez en algunos apartados como el confort de marcha y de uso. En prestaciones es capaz de hacer frente en algunas mediciones a modelos que coquetean con los 170 y 180 CV oficiales como un Volkswagen Touran 2.0 TDi-170. Y todo ello por un precio parecido a modelos de 140 CV.

Le faltan elementos de seguridad pasiva que podemos encontrar en algunos modelos de la competencia, como airbags de rodillas y laterales traseros, pero no falta nada más en materia de seguridad activa, preventiva o pasiva.

Junto al motor, la comodidad de suspensión y el confort sonoro a bordo son aspectos sobresalientes de este coche. Y lo bueno es que todo ello no implica renunciar a un comportamiento dinámico de primer orden. Aunque el precio no es bajo, los 26.400 euros que cuesta este Renault Grand Scénic no son excesivos para el coche que nos llevamos. Sobre todo tras analizar sus prestaciones, consumo, equipamiento y echar un vistazo a la competencia

— Motor y prestaciones
— Suspensión cómoda
— Modularidad fácil

— Kit antipinchazos
— Tacto del freno
— Asientos extraíbles pesados

Si comparamos la relación precio/equipamiento con sus principales rivales, el Renault Grand Scénic sale muy bien parado, ya que los únicos modelos que le pueden ‘toser’ son el Kia Carens 2.0 CRDi de 140 CV y el Opel Zafira 1.9 CDTi de 150. Ahora bien, los dos tienen ya unos años encima y ninguno se aproxima en prestaciones al Renault, mientras que el listado de elementos de serie u opcionales del Kia poco o nada tiene que ver con la del Renault y el Zafira es un coche bastante más duro de suspensión.

Un Citroën Grand C4 Picasso resulta también muy cómodo y su dotación de serie u opcional puede ser impresionante, pero viene a costar lo mismo que este Renault Grand Scénicy el rendimiento del motor HDi de 136 CV está claramente por debajo del dCi-160. El Mazda 5 cuesta casi lo mismo a igualdad de equipamiento, su bastidor tiene un tacto más parecido al de un turismo y dispone de puertas laterales corredizas, pero su motor de 143 CV tiene un peor bajo régimen, suena más, corre menos y gasta más. Por último, el nuevo Toyota Verso 2.2 D-4D de 150 con cambio automático se pasa de precio, igual que un Torran, que es claramente más caro tanto con el TDi-140 como con el TDi-170 y el FR-V tampoco puede hacerle mucha sombra salvo por la originalidad de sus seis plazas.

Equilibrio general y de alto nivel. Prácticamente no hay ningún apartado en el que el Renault Grand Scénic salga realmente malparado. Al contrario, siempre está en posiciones de cabeza, con especial brillantez en algunos apartados como el confort de marcha y de uso. En prestaciones es capaz de hacer frente en algunas mediciones a modelos que coquetean con los 170 y 180 CV oficiales como un Volkswagen Touran 2.0 TDi-170. Y todo ello por un precio parecido a modelos de 140 CV.

Le faltan elementos de seguridad pasiva que podemos encontrar en algunos modelos de la competencia, como airbags de rodillas y laterales traseros, pero no falta nada más en materia de seguridad activa, preventiva o pasiva.

Junto al motor, la comodidad de suspensión y el confort sonoro a bordo son aspectos sobresalientes de este coche. Y lo bueno es que todo ello no implica renunciar a un comportamiento dinámico de primer orden. Aunque el precio no es bajo, los 26.400 euros que cuesta este Renault Grand Scénic no son excesivos para el coche que nos llevamos. Sobre todo tras analizar sus prestaciones, consumo, equipamiento y echar un vistazo a la competencia

— Motor y prestaciones
— Suspensión cómoda
— Modularidad fácil

— Kit antipinchazos
— Tacto del freno
— Asientos extraíbles pesados

Te recomendamos

Hay un público fiel que sigue apostando por las berlinas tradicionales, y ahí el Lexu...

Espacio de carga, confort en viaje y capacidad para dormir en su interior hacen de lo...

El Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlina surcoreana, se ve las caras...

Del 7 al 13 de septiembre tienes ocasión de vivir una experiencia exclusiva a los man...

El Ford Focus siempre ha sido un compacto de retos y récords, y su cuarta generación ...

Nuevo rival en circuito para el Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlin...