¿Qué coche eléctrico es mejor? A prueba los Hyundai Kona EV, Nissan Leaf y Renault Zoe

Ponemos a prueba tres modelos con los que no te pondrán pegas en ninguna ciudad. Hyundai Kona, Nissan Leaf y Renault Zoe, ¿qué eléctrico es el mejor?
Daniel Cuadrado
¿Qué coche eléctrico es mejor? A prueba los Hyundai Kona EV, Nissan Leaf y Renault Zoe
Comparativa de coches eléctricos: Hyundai Kona, Nissan Leaf y Renault Zoe

Lo primero que escuchas antes de salir de casa es que hoy no podrás entrar en la ciudad con tu coche recién comprado. Juras en arameo y... ¿y si claudico, me compro un eléctrico y me quito de problemas?

Si decides dar el salto al futuro, te propongo tres alternativas muy interesantes: Nissan Leaf, el eléctrico más vendido en el mundo, Renault Zoe, el más vendido en España, o Hyundai Kona, el último en llegar y un serio candidato a luchar por el trono de las ventas. Antes de que sigas leyendo quiero que no cometas un caro error: comprar un eléctrico puede ser la cosa más frustrante si no es lo que necesitas y, a su vez, puede ser el mayor acierto de tu vida si es lo que de verdad va a satisfacer tus necesidades.

No comprarías un Ferrari si eres familia numerosa al igual que no tendrías un monovolumen 7 plazas siendo joven, soltero y sin compromiso. Pues aquí ocurre lo mismo. No sigas la moda y ten la mente fría para tomar la decisión porque son caros, mejor dicho, son muy caros para el tamaño y la autonomía que ofrecen, además de para lo rápido que se depreciarán cuando se actualicen las baterías y haya más oferta en el mercado. Mi primer consejo es que analices los kilómetros que haces y por dónde, el segundo que compres por alguna fórmula tipo renting para no tener problemas a la hora de venderlo y poder ir actualizándolo cada poco.

Comparativa de coches eléctricos: Hyundai Kona, Nissan Leaf y Renault Zoe

La diversión está en estirar al máximo su autonomía

Presta atención a la posibilidad de alquilar las baterías que te ofrece el Zoe que baja mucho el precio de compra, por si te puede interesar. Echa muchos números, analiza tus necesidades y si económicamente todo encaja, adelante, porque conducir un eléctrico es mucho más satisfactorio de lo que cualquier amante de la vuelta rápida en Nurburgring (entre los que me encuentro) te pueda contar; hay mucho desconocimiento en general.

Si piensas en ecología de uso (nadie nos cuenta qué pasará cuando haya que reciclar tanta batería) y vives en el centro de la ciudad, te recomiendo el transporte público y las distintas fórmulas de “car sharing” que van aumentando. Salvo que quieras disfrutar de independencia, coche propio y sus placeres, no compensa gastarse tanto en algo que te puede dar el mismo servicio que otros medios más baratos. Ahora bien, si vives en el extrarradio la cosa cambia, puesto que cualquiera de los tres tienen autonomías de sobra para no tener que buscar un enchufe tras cada esquina para poder volver a casa. Veamos qué ofrece cada uno.

PRESTACIONES Hyundai Kona Nissan Leaf Renault Zoe
Acel. 0-100 km/h 9,13 s 8,15 s 10,53 s
Acel. 0-1000 metros 30,98 s 30,60 s 33,38 s
Sonoridad 100 km/h 67,7 dBA 64,8 dBA 66,9 dBA
Sonoridad 120 km/h 71,3 dBA 68,3 dBA 69,9 dBA
Frenada desde 140 km/h 79,81 m 80,30 m -
Peso en báscula 1.715 kg 1.588 kg 1.500 kg

Nissan Leaf, Renault Zoe y Hyundai Kona, tres conceptos

Utilitario, compacto o SUV. Aquí tienes tres carrocerías a elegir. Si buscas espacio, el Leaf es el más capaz, seguido, curiosamente del bien aprovechado Zoe y el Kona. Hay más maletero en los dos primeros, si bien en los tres hay espacio de sobra para un coche que nunca se va a alejar de la urbe; podría, pero hay que planificar bien el viaje.

En las plazas traseras el Zoe tiene menos anchura, lo que le limita con respecto a los otros dos; caben dos sillas infantiles y entre ellas el espacio que queda es simbólico; tampoco es que los otros sean boyantes en esto, pero hay 3 cm muy importantes. En los tres caben cinco adultos, pero mejor para trayectos cortos, el ideal del coche eléctrico.

En el maletero siempre va a ir uno o dos cables que ocupan espacio y se mueven, por lo que su disposición es importante. Esto lo resuelve mejor el Kona con el hueco bajo el piso, a costa de reducir capacidad general. Por cierto, y hablando cables, no olvides llevar guantes, o siempre tendrás las manos sucias al manipularlos ya que siempre están por los suelos.

Comparativa de coches eléctricos: Hyundai Kona, Nissan Leaf y Renault Zoe

El Kona aprovecha bien su espacio interior sin ser el más espacioso

La postura de conducción más natural es la del Kona, que en todo momento te hace sentir en un coche normal. En el Leaf es rara, que no por ello incómoda. Al final acabas por acostumbrarte al asiento tipo silla y el reglaje del volante que se acerca poco a ti. Se podría decir que en los tres tendrás calidad de vida a bordo. El Zoe es el menos equipado, pero también es el más barato; al final todo tiene un porqué. A los otros dos no les falta de nada, aunque cada elemento de más supone los dos enemigos del coche eléctrico: peso y consumo eléctrico.

El comportamiento dinámico es muy distinto en los tres. El que más se parece de nuevo a un coche convencional es el Kona, seguido muy de cerca del Leaf y con un tacto más de utilitario, el Zoe. Cada uno es bueno en su estilo de coche y segmento al que pertenece aunque si me das a elegir, aquí prefiero el Hyundai.

No siendo dinámicamente perfectos, plantean seguridad y agrado de conducción. El nivel prestacional también es muy bueno en los tres. Los dos más potentes son más rápidos, especialmente el Nissan, siendo el más lento un rápido urbano al que pocos “GTI” podrían hacer frente… pero esto es una carrera de fondo y no al sprint.

Aquí la autonomía está por encima de cualquier otro aspecto. Los tres llevan baterías de similar capacidad, rondando los 40kW. Donde hay variación, y grande, es en la potencia y el peso del conjunto. Siendo el Kona el más pesado, el Leaf el más potente y el Zoe el más ligero. De nuevo, y viendo las prestaciones esto no es importante; lo es la autonomía. Con el que más kilómetros hemos podido hacer es con el Hyundai, seguido casi sin variación del Zoe y por último el Leaf.

Comparativa de coches eléctricos: Hyundai Kona, Nissan Leaf y Renault Zoe

Todos ellos son interesantes para quien tiene que llegar desde el extrarradio

En los tres haces más de 200 km con relativa facilidad y ya interviene la temperatura exterior, el tráfico, la velocidad de la vía y el tipo de conducción que realice cada uno para poder acercarse a los 250 km por arriba o por abajo. Ni siquiera nosotros somos capaces de repetir un consumo tal y como sí logramos en un coche con motor térmico, hay muchas variables... Sí podemos decir que el Kona gasta menos, pero como es más pesado, al final el resultado se iguala al Zoe. Si buscas la máxima autonomía la tendrás en el Hyundai, aunque quizá prefieras un poco más de brío y apostar por unos 20 km menos en el Nissan o por el término medio del Renault. De nuevo, aquí elijo al Kona, y más si añado su relación entre autonomía y comportamiento; también ha sido el último en llegar y eso ayuda.

ESPACIO Hyundai Kona Nissan Leaf Renault Zoe
Anchura delantera 138 cm 138 cm 135 cm
Anchura trasera 131 cm 132 cm 129 cm
Altura delantera 94/100 cm 99/102 cm 96/100 cm
Altura trasera 92 cm 90 cm 87 cm
Espacio para piernas 105 cm 105 cm 105 cm
Maletero 290 litros 480 litros 370 litros

Nissan Leaf, Renault Zoe y Hyundai Kona, así gestionan la energía

Los tres tienen un modo ECO, que reduce la carga del acelerador, limita la velocidad y aumenta el grado de recarga al dejar de acelerar. De los tres me gusta más el Nissan; funciona de dos formas, normal, que al soltar el acelerador apenas retiene y la denominada E-Pedal. En esta última tú modulas el par y también la recarga con el acelerador, no siendo necesaria la intervención en los frenos. Al principio hay que acostumbrarse, pero cuando le coges el truco y calculas las distancias, que es fácil, llevas el coche sólo con un pedal y el volante. El E-Pedal es interesante activarlo en ciudad y quitarlo fuera de ella. Si lo haces bien, incluso te permite dejar el coche en rueda libre.

El Kona dispone de levas del cambio en el volante, con cuatro modos de retención (recarga) que vas seleccionado en cada situación. Requiere más intervención por parte del conductor, pero lo cierto es que al final resulta eficiente. Lo que mejoraría de este sistema es que en el modo de máxima retención, cuando el coche baja la velocidad por debajo de unos 10 km/h, llegando a un semáforo por ejemplo, deja el coche sin retención de golpe y hay que frenar con energía. De nuevo, con el tiempo acabas dominando la tarea.

El Zoe por su parte es más estilo coche automático; no hay que hacer nada más que dosificar con el acelerador. Si dejas de apretarlo, recupera un poco de energía y hay un ligero freno motor, que se incrementa cuando frenas o si pones el modo eco. En cualquier caso en los tres si te concentras puedes llegar a bajar mucho los consumos y, por tanto, aumentar la autonomía y es ahí donde reside uno de sus placeres de conducción ya que jugar a gastar poco tiene su gracia. Con un poco de concentración, te puedes divertir con ellos. No es derrapar, no es hacer la pole, aquí es ser el más eficiente del barrio.

CONSUMOS Hyundai Kona Nissan Leaf Renault Zoe
Consumo en ciudad 9,4 kWh/100 km 12 kWh/100 km 10,8 kWh/100 km
Consumo en carretera 13 kWh/100 km 14,7 kWh/100 km 15,2 kWh/100 km
Consumo medio 11,6 kWh/100 km 13,6 kWh/100 km 12 kWh/100 km
Autonomía 339 km 294 km 323 km

Nissan Leaf, Renault Zoe y Hyundai Kona, su precio

Y llega el momento de la verdad, el de pagarlos. Del precio oficial al definitivo encontrarás muchas variaciones en el concesionario, puesto que hay todo tipo de campañas y ofertas. Con todos los descuentos y las versiones más baratas, no las de nuestra prueba, el precio final me sigue pareciendo alto; es el coste de ser de los primeros en apostar por esta tecnología ¿Recuerdas lo que costaban los primeros teléfonos móviles y quién los tenía? Y mira ahora, los tienen todo el mundo y hasta los hay asequibles.

  • Hyundai Kona EV, 38.500 euros (descuento de 1.000 euros)
  • Nissan Leaf, 39.300 euros (descuento de 1.200 euros)
  • Renault Zoe, 35.430 euros (descuento de 5.500 euros)
Publicidad