Porsche Panamera Turbo

Vendo 911… y Audi S8, que con el nuevo Panamera Turbo ya tengo los dos en uno. Tan rápido como un 911, tan cómodo como el mejor Mercedes, más efectivo que un S8 y más dinámico que el mejor M de BMW ¿qué más se puede pedir?
-
Porsche Panamera Turbo
Porsche Panamera Turbo

Al principio, y si no se está acostumbrado a la suspensión neumática, se aprecia cierta sensación de flotabilidad, aspecto que se arregla endureciendo un punto la suspensión -tiene 3 posibilidades-. El motor es inagotable. Será muy difícil encontrar un sitio en el que acelerar a fondo sin que haya un coche delante que nos frene. Empuja con suavidad si es lo que queremos, pero no, lo que nos apetece es correr y mucho, algo que al Panamera Turbo le encanta. Tuve la oportunidad de conducirlo en Alemania y resulta increíble cómo llegas a los 280 km/h, levantas un poco, vuelves a pisar a fondo y notas como sigue siendo contundente en su empuje... y todavía no ha metido la séptima velocidad.

Lo increíble es que todo esto lo realiza con un aplomo de bastidor envidiable (al margen de la dureza de suspensión elegida), siendo un problema en nuestro país, ya que a 160 km/h el Panamera ni se inmuta y transmite la misma sensación que si fuésemos a 120 km/h. En las rápidas autopistas alemanas resulta imbatible, pero es que en circuito o un revirado puerto de montaña es un deportivo y muy serio. Con todas las ayudas conectadas se puede sacar mucho partido. A pesar de su tamaño y peso muestra un tren delantero tremendamente preciso, complementado por una zaga que apenas se mueve, sólo cuando queremos.

Si apretamos el botón mágico y quitamos controles de estabilidad, el Panamera Turbo a pesar de ser tracción total, se comporta prácticamente como un tracción trasera, divertido pero no muy radical. Todo ello ocurre con un confort de suspensiones increíble, siendo su posición más dura nada incómoda y perfectamente admisible para el día a día. Sin duda, es el Porsche más fácil de conducir -el Cayenne no cuenta- y al que más partido le puede sacar el menos experto. Sus prestaciones son algo que se sale de lo común. Como referencia, pasa de 0 a 100 km/h en 3,77 segundos ¡0,12 segundos más lento que un 911 GT2! y, por supuesto, 3 segundos más rápido que un S8 y 1,36 más rápido que un M6, diferencias que se mantienen en el resto de prestaciones.

La frenada la realiza en pocos metros, aunque nuestra unidad contaba con el extra de los frenos cerámicos -9.570 euros-. Aquí nos surge una duda, y es que con lo que pesa el coche, es probable que este extra sea necesario, más que por la capacidad de frenado, por su duración. El consumo, aunque obtiene cifras altas, hay que recordar que estamos ante un coche de 500 CV, y dos toneladas, por lo que no resultan tan desmesurados. Eso sí, al ordenador no hay que hacerle caso, puesto que da consumos medios un litro más bajos. Está claro que si en Porsche llevan tantos años haciendo un extraordinario superdeportivo como el 911, con una aberrante configuración de motor colgado por detrás del eje trasero, al realizar su primer Gran Turismo, lo iban a hacer bien. Menudo cochazo.

Concepto innovador

Galería relacionada

Porsche Panamera, la prueba

Te recomendamos

Elegir al mejor coche del año tiene premio. Participa en Best Cars 2019, decide quién...

El nuevo MINI Countryman PHEV (híbrido enchufable) es un MINI en estado puro, un coch...

Euskadi te espera. Pero, ¿cuál, de entre sus diferentes caras, es tu favorita? No es ...

Cero emisiones y cero restricciones, así es el nuevo MINI Coutryman Híbrido Enchufabl...

El nuevo Mitsubishi Outlander PHEV es uno de los SUV más polivalentes del mercado: en...

El DS 7 Crossback es el primer coche desarrollado desde cero por la marca premium fra...