Porsche Panamera Diesel

Y el Diesel llegó al Panamera. Y a los turismos de Porsche. No al lujoso fabricante, que ya lo había montado antes en su modelo más vendido, el Cayenne… y con rotundo éxito. Dos años después de llegar al mercado, la espectacular berlina-coupé de 5 metros y 4 plazas recibe un motor 3.0 TDI de 250 CV asociado a un cambio Tiptronic S de 8 relaciones: la misma combinación que estrenó el Audi A8. Con una autonomía para 1.200 km, el Porsche Panamera Diesel ya está a la venta desde 87.646 €.
-
Porsche Panamera Diesel
Porsche Panamera Diesel

Al final, en Porsche se han rendido a la evidencia. Estaba claro. Estrenado el Diesel en su poderoso Cayenne, el mercado ha terminado por darle razón. Hoy la versión de gasóleo representa más de la mitad de matriculaciones del SUV, por lo que todo hacia presagiar que tarde o temprano llegaría sin duda al modelo que mejor pueda explotar sus virtudes viajeras, a la berlina. Sobre todo atendiendo que compite en un segmento superior de lujo donde la tarta se reparte en un 20 por ciento para la gasolina, un 2 por ciento para variantes híbridas… y el resto (un 78 por ciento) para mecánicas Diesel. ¿Y llegará en el futuro a los coupés deportivos? Era lo que, de inicio, más nos preocupaba. “Espero que mis ojos no lo vean nunca”, nos confesaba un alto responsable de Porsche.

Así que, tranquilizados por el momento (ya saben, nunca digan nunca jamás), tocaba ver cómo respondía ahora el Diesel en un Panamera… sobre el papel inquilino perfecto. Viajero por excelencia por sus impresionantes dimensiones (4,97 metros de longitud) y gran confort en sus cuatro plazas (con dos traseras de auténtica representación), faltaba más autonomía para no tener que parar continuamente a repostar. Quizás su principal ventaja, ya que el menor gasto por consumo en carretera no creemos que pueda ser definitivo para quien aspira a comprarse un Porsche Panamera y a desembolsar más de 87.000 euros por él. Aunque quién sabe, las anteriormente estrenadas versiones básicas V6 de gasolina (ahora sólo 500 € más baratas que la nueva Diesel también de acceso) representan ya más de la mitad de sus ventas…

En el nuevo Porsche Panamera Diesel anuncian así 1.200 km de autonomía. No está nada mal. Fruto de un gran depósito con capacidad para 80 litros (llenarlo requerirá un desembolso hoy de más de 100 euros) y, también, de grandes consumos. Al menos homologados, ya tendremos próximamente ocasión de comprobar si son reales. De inicio, 6,5 l/100 km de media con sus neumáticos de serie (245/50 ZR18 delante y 275/45 ZR18 detrás)… pero mejorado, como en el nuevo Porsche Panamera Hybrid, con opcionales neumáticos “All Seasons” de baja resistencia a la rodadura y 19 pulgadas. Total 6,3 l/100 km. Es ya el Porsche más económico de todos los tiempos, robando privilegio a un Panamera Hybrid que sólo ha paseado récord una semana.

Ya sabemos lo poco que gasta y para lo mucho que da el nuevo Porsche Panamera Diesel, pero… ¿cómo lo consigue? ¿Significa alguna renuncia para Porsche? Pues empezaremos hablando de su corazón, en realidad un viejo conocido de la industria automovilística. Se trata del V6 TDI de 3,0 litros de cilindrada del grupo Volkswagen, al que por cierto pertenece Porsche. Pero no en su variante clásica de 245 CV que montan los mayores modelos del fabricante. Si no en la última, y afinada electrónicamente, evolución de 250 CV con cambio automático Tiptronic S de convertidor de par y 8 relaciones. Combinación exacta que sólo encontramos hoy en un Audi A8, pues ningún otro da esa potencia (se quedan todos en 245 CV) y se monta (salvo el Cayenne) con ese cambio (todos manuales o automáticos de doble embrague y 7 marchas).

Conocemos, por tanto, de dónde toma Porsche su conjunto propulsor Diesel. Repasemos también algunos datos técnicos. Hemos dicho que rinde 250 CV, pero especialmente contundentes resultan sus enormes 56,1 mkg de par máximo obtenidos entre 1.750 y 2.750 rpm, 5,1 mkg más de fuerza por ejemplo que un Panamera S con motor V8 gasolina. 

Con un preciso sistema de inyección common rail a una presión de hasta 2.000 bares, inyectores piezoeléctricos y filtro de partículas, este 3.0 Diesel, como en el 911 Turbo, cuenta con un turbocompresor de geometría variable que dispone de álabes regulables por motor eléctrico que modifican el comportamiento de retención de la turbina. A bajo régimen, permiten un par motor elevado y una elevada capacidad de trabajo con los álabes “cerrados”. En regímenes superiores, se abren de manera progresiva para un menor consumo gracias a una menor contrapresión de los gases de escape. La presión de sobrealimentación máxima a plena carga es de 2,5 bares y se beneficia de dos radiadores ubicados lateralmente en el frontal para una mejor refrigeración.

Con sistema Stop/Start de parada y arranque de motor en detenciones y frenada regenerativa, el nuevo Porsche Panamera Diesel no sólo permite muy buenos consumos (en nuestros recorridos por carreteras alemanes registramos medias poco superiores a 7 l/100 km con una circulación a velocidades muy moderadas); también suficientes prestaciones. 

El nuevo Porsche Panamera Diesel se convertirá en el Panamera más lento en aceleración. Cierto. Pero sus 6,8 segundos en el 0 a 100 km/h (igual que el V6 gasolina) y sus 242 km/h de velocidad máxima (261 km/h el V6 gasolina) son, sin duda, prestaciones más que suficientes para la berlina.

En carretera, la verdad es que el propulsor 3.0 Diesel de 250 CV mueve al Porsche Panamera con mucha soltura. Gracias a su gran fortaleza a bajos y medios regímenes, permite ganar velocidad con rapidez y asegura muy buenos adelantamientos para una berlina que, no olvidemos, pesa en vacío 1.880 kg. Estira hasta 4.500 rpm, aunque pasadas las 4.000 decae notablemente su empuje… y enturbia con un sonido demasiado a Diesel que rompe con la acústica bien trabajada de Porsche. Un Porsche creemos que no lo merece.

Moverlo, el 3.0 Diesel mueve así bien al Panamera. Más que suficiente para ir muy rápido, porque, además, su comportamiento no desfallece. Sorprende, una vez más, lo bien que gestiona Porsche la motricidad de sus modelos. Con semejante torrente de par, y únicamente propulsión trasera (como en el Panamera Hybrid, la adopción de un motor del grupo VW en un coche que lleva el propulsor tan retrasado en el eje delantero dificulta en exceso la introducción del diferencial para la tracción total), el Panamera Diesel acelera con soltura y no traduce en grandes inercias el mayor peso que acarrea esta versión.

El cambio Tiptronic S de convertidor de par y 8 velocidades se acopla también muy bien al Porsche Panamera Diesel, con unas primeras relaciones más cerradas y unas últimas alargadas para rebajar consumos lanzados en vías rápidas. Dispone también de modo secuencial manual por palanca o levas tras el volante, y además de garantizar confort, se muestra bastante rápida en las transiciones. El Porsche Panamera Diesel cuenta de serie con tecla “Sport” para un ajuste de cambio, acelerador o suspensión más deportivo y dinámico.

Un Panamera más

Menor consumo, suficiente velocidad y buen comportamiento y confort. El resto, prácticamente idéntico a cualquier Panamera… Al menos al básico V6 gasolina. Porque, estéticamente, sólo se distingue de él por el anagrama “diesel” en las puertas delanteras y en los embellecedores de los tubos de escape. Con suspensión tradicional de serie, el Porsche Panamera Diesel ofrece en opción también amortiguación adaptativa PASM con tres niveles de selección (Comfort, Sport y Sport Plus) y suspensión neumática, esta capaz además de modificar la altura de carrocería y autonivelarla sin importar carga y pesos.

En cuanto al equipamiento de serie no faltan tampoco en el Porsche Panamera Diesel los asientos eléctricos de 8 posiciones, el climatizador automático de doble zona (cuatro en opción) o un poderoso equipo de audio CDR-31 con pantalla a color de 7 pulgadas, 10 altavoces y potencia total de 100 vatios. Y, ya lo hemos dicho, costará 87.646 euros. Todo un lujo.

Motor Porsche Panamera Diesel
Cilindrada 2.967 cm3
Alimentación Inyección directa common rail y turbo de geometría variable
Potencia máxima 250 CV entre 3.800 y 4.400 rpm
Par máximo 56,1 mkg entre 1.750 y 2.750 rpm
Transmisión Propulsión trasera
Cambio Automático Tiptronic S de convertidor de par y 8 velocidades
Largo x ancho x alto 497 x 193 x 142 cm
Peso 1.880 kg
Coeficiente aerodinámico 0,29 Cx
Velocidad máxima 242 km/h
Acel. 0 a 100 km/h 6,8 segundos
Consumo urbano 8,1 (7,8)* l/100 km
Consumo extraurbano 5,6 (5,5)* l/100 km
Consumo mixto 6,5 (6,3)* l/100 km
CO2 172 (167)* g/km
Te recomendamos

Hay un público fiel que sigue apostando por las berlinas tradicionales, y ahí el Lexu...

Espacio de carga, confort en viaje y capacidad para dormir en su interior hacen de lo...

El Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlina surcoreana, se ve las caras...

Del 7 al 13 de septiembre tienes ocasión de vivir una experiencia exclusiva a los man...

El Ford Focus siempre ha sido un compacto de retos y récords, y su cuarta generación ...

Nuevo rival en circuito para el Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlin...