Porsche Cayman R

55 kilos menos y 10 CV más –totaliza 330 CV-. Chasis redefinido. PDK, en opción, más rápido. Definitivamente, un Cayman de circuito... y de calle.
-
Porsche Cayman R
Porsche Cayman R

Verdaderamente este Cayman R nos ha parecido que sí es más que una teórica mejora. Y eso, que las unidades que hemos conducido tanto en carretera de montaña como en circuito, desvirtuaban el mensaje original, al contar con sofisticados sistemas de climatización, navegación y de radio, ese equipo opcional que entendíamos como insustancial en esta versión. Pero no pasa nada, porque es verdad que estamos ante el mejor Cayman. El motor ha ganado espontaneidad con estos 330 CV. Y más que impresionar por su empuje, lo hace por la inmediatez con que responde a las solicitudes del acelerador, por sus súbitas subidas de régimen hasta el corte a 7.500 rpm. Y tan reactivo es de motor, como de chasis. Gira y apoya con la rapidez y solidez que esperas de un coche que se siente muy ligero y que no deja de tener una configuración marcada por su motor central sin esos compromisos de esos coches más normales.

Su tren posterior se ve superado muchas veces por la inmensa entrega de su motor, pero que seamos capaces de gobernarlo en esos momentos, de sentirlo controlado, de aprovechar su deriva para redondear intencionadamente las curvas, dice mucho de la afinadísima puesta a punto de este Cayman R. Por cierto, que bien funciona su control de estabilidad en su posición más permisiva. Deja en la pericia del conductor flirtear en la deriva eficiente y sólo entra en acción en los desmanes más violentos, cuando todo indica un error del propio conductor. Soberbios sus frenos y su caja de cambios manual, pero que puesto a mejorar lo presente, se pueden sustituir por elementos cerámicos y un cambio PDK de 7 velocidades con software de segunda generación que recorta los tiempos de subida y bajada de marchas, y por tanto, minimiza la interrupción del empuje del motor en aceleración y la retención en deceleración. Con esta combinación, la entrega del motor se hace aún más excitante, de respuesta más directa y continua, incluso para tocar la violencia en las aceleraciones cortas.

Las medidas para adelgazar al R sin que esto suponga compromisos intolerables, ha pasado por utilizar aluminio en sus puertas (15 kilos se ganan por aquí; el capó ya lo era) , instalarle unos delgados baquets de plástico y fibra como materia estructural (otros 12 kilos por aquí) , simplificar hasta tocar lo básico (o mejor dicho la pureza) los mecanismos de los tiradores de las puertas; recurrir a livianas llantas de finos radios y eliminar ciertas superficialidades, como los portavasos... y el ¡equipo de radio y de climatización!, todo por homologar 55 kilos menos en total. Incluso alguno más, si solicitamos una «anoréxica» batería de litio, como la de los teléfonos móviles, de reducidas dimensiones para sustituir a la tradicional de plomo.

Sobre una menor estrangulación de los gases de escape en su camino hacia el exterior y una reprogramación de la inyección recae la ganancia de 10 CV de potencia (330 en total). Y muelles más firmes y cortos, así como una amortiguación más dura, preparan un bastidor más reactivo y estable. La carrocería queda 20 milímetros más baja, y dada la reducción de peso, el centro de gravedad se sitúa otros 22 milímetros por debajo, siempre comparado con el Cayman S. Se adecua la aerodinámica con nuevos apéndices delanteros y un alerón posterior fijo (escamoteable en los otros Cayman) que reducen las fuerzas ascensionales un 15 y un 40 por ciento en el tren delantero y trasero, respectivamente.

Motor 6 cilindros bóxer (central)
Cilindrada 3.436 cm3
Potencia 330 CV a 7.400 rpm
Par 37,8 mkg a 4.750 rpm
Peso 1.295 kg
Velocidad 282 km/h
Aceleración 0 a 100 km/h 5,0 s
Consumo mixto 9,7 l/100 km
Precio 79.082 euros

Galería relacionada

Cayman R

Te recomendamos

Hay un público fiel que sigue apostando por las berlinas tradicionales, y ahí el Lexu...

Espacio de carga, confort en viaje y capacidad para dormir en su interior hacen de lo...

El Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlina surcoreana, se ve las caras...

Del 7 al 13 de septiembre tienes ocasión de vivir una experiencia exclusiva a los man...

El Ford Focus siempre ha sido un compacto de retos y récords, y su cuarta generación ...

Nuevo rival en circuito para el Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlin...