Polestar 2: probamos en exclusiva el crossover eléctrico, basado en el Volvo XC40

Cuando se trata de fusionar la música, a la gente le gusta mezclarla hasta conseguir que suene a su gusto. Por el contrario, la mezcla sueco-china en el Polestar, en su modelo número 2, tiene esa armonía latente desde el principio en el crossover eléctrico.
Jörn Thomas | autopista@mpib.es Fotos: Volvo -
Polestar 2: probamos en exclusiva el crossover eléctrico, basado en el Volvo XC40
Polestar 2: probamos en exclusiva el crossover eléctrico, basado en el Volvo XC40

Sube, siéntate, abróchate el cinturón, pon el pie en el freno, mueve la palanca de selección de la marcha dos veces y listo. Ya estás tarareando el Polestar 2 y, como corresponde a un coche eléctrico, de forma silenciosa y poco espectacular. Pero no es lo único que puede sorprenderte de este nuevo y espectacular automóvil eléctrico de 4,60 metros de largo, que hemos podido conducir en exclusiva antes de su presentación y mucho antes del lanzamiento al mercado, previsto para junio de 2020.

Publicidad

Se trata eso sí todavía de un prototipo, como enfatiza la compañía Polestar. ¡Prototipo! Con esta restricción, no puedes evitar sonreír por dentro si acabas de viajar con un Tesla Model 3. A Tesla no le hubiera gustado experimentar con un prototipo si estuviera en una fase tan avanzada como ésta. Aunque por supuesto Tesla, en el desarrollo de sus modelos, ha intentado contar con la mayor cantidad posible de datos procesados.

El hecho es que este Polestar 2 está provisto de plásticos pre-serie en algunas partes de su interior frente al estándar del Tesla, claro. Y están mezcladas con otras superficies plásticas delicadamente texturizadas, madera mate, tela, piel napa, decoraciones en aluminio, para crear una atmósfera moderna, acogedora y funcional al mismo tiempo. Materiales de diseño que puedes encontrar fácilmente en Suecia para interiores.

Polestar 2: probamos en exclusiva el nuevo gran crossover eléctrico

Polestar 2: así es su interior

Polestar 2: habla Android

¿Infotainment? Totalmente actual, siempre que te gusten Android y Google; la pantalla táctil central de once pulgadas controla Google en imagen y por control de voz, de lo que están orgullosos en Polestar. El cliente puede ocupar la pantalla como lo desee, crear su perfil individual, como Spotify, Maps, teléfono, radio... En los menús individuales, puedes ir deslizándote hacia arriba y hacia abajo. También otros elementos como el sistema de climatización, las opciones y puntos de recarga, modos de conducción se ejecutan en la pantalla. Siempre actualizándose regularmente.

Por ejemplo, el sistema extrae objetivos de usuario preferidos y los ofrece en la navegación por satélite con el rango restante calculado en el destino. Las opciones de recarga también están marcadas, indicando si están disponibles o no. ¿Añadir la lista de la compra personal en el camino? No hay problema con el próximo control de voz, que, como nos indican, aprende cómo habla el usuario, y no al revés.

Publicidad

Incluso los principiantes no tardan en acostumbrarse a la conducción del Polestar 2, y lo hacen en poco tiempo. Utiliza elementos que nos son familiares, como el volante con las formas de los Volvo (sí, comparte su base con el XC40), así como las palancas de la columna de dirección. Todo lo esencial se configura rápidamente, resultando las funciones digitales bastante intuitivas. Los confortables asientos también delatan su procedencia, con el estilo de los Volvo. Todo está ya habilitado en esta unidad, la más completa que ha salido bajo la bandera sueca de la marca Polestar hasta el momento.

Polestar 2: probamos en exclusiva el nuevo gran crossover eléctrico

Polestar 2

Polestar 2: sus motores eléctricos

Los dos motores eléctricos síncronos de imanes permanentes del Polestar 2 siempre funcionan simultáneamente, para ofrecer una silenciosa y gran capacidad de aceleración sobre su elevado rendimiento, con 408 CV y 660 Nm. A diferencia de muchos competidores, Polestar considera que la distribución de par entre ejes de 50:50 es la más eficiente. Y sobre esta base, dependiendo de las condiciones de la conducción y el firme, reparte la potencia de un eje a otro de forma inmediata. En la pista de pruebas, sobre un asfalto húmedo, y en algunas zonas bastante mojadas, el Polestar controla la tracción de forma efectiva y sencilla, de manera inmediata.

Así lo esperarán los clientes del Polestar 2, que se muestra muy efectivo, en lo que también tienen su parte de culpa los neumáticos Conti SportContact 6 montados, así como el chasis Performance Pack de nuestro coche de pruebas.

POLESTAR 2

DATOS TÉCNICOS

Motor

2 eléctricos, uno en cada eje

Tipo

Síncrono de imanes permanentes

Potencia

300 kW (480 CV)

Par

660 Nm

Velocidad máxima

200 km/h

Aceleración 0-96 km/h

4,7 segundos

Autonomía

500 km

Precio (en Alemania)

59.900 euros

Aunque el Polestar 2, como el Volvo XC40, se basa en la plataforma CMA, tiene suspensiones con ruedas independientes en ambos ejes y, en su versión de gama alta, amortiguadores Öhlins. Estos no son adaptables, sino mecánicamente ajustables, individualmente en compresión y rebote a baja velocidad. Por lo tanto, con los cinco modos de conducción, los amortiguadores se ajustan con precisión a las largas ondulaciones, e incluso absorben con eficacia un bache en pleno apoyo en curva rápida como hemos comprobado en la pista de pruebas, sin que éste se sienta en la dirección. Se nivela de forma inmediata, y listo.

Publicidad

Polestar 2: así va el crossover eléctrico

Y en la pista de pruebas de Hällerud tienen muchas variantes que ofrecer en su programa para probar cada coche en situaciones muy diversas. Desde sentirte en una autopista alemana con un firme liso, hasta los clásicos baches de algunas carreteras británicas. O tapas de alcantarillas. Lo que no disuade al Polestar 2 de la rica experiencia de conducción, completada por las buenas sensaciones de la dirección.

Polestar 2: probamos en exclusiva el nuevo gran crossover eléctrico

Polestar 2020

Como dijo el jefe responsable del desarrollo del chasis, Joakim Rydholm: "Todo comienza con la dirección. Si no funciona, el conductor no se sentirá inseguro". El servo es ajustable en tres etapas, combinando en el nivel medio el mejor equilibrio, filtrando en los tres modos los impactos de las ruedas ante cualquier irregularidad del firme.

Polestar 2: sensaciones con los frenos

Cuando analizamos ya los frenos, en los modelos eléctricos se trata menos de la capacidad pura –con los Brembo opcionales del Performance Pack de todos modos no es un problema– que la sensación que transmite el tacto del pedal. El objetivo es una mezcla discreta y sin interrupciones de recuperación con las máquinas eléctricas y los topes hidráulicos. Ah, sí, la capacidad de retención y recarga también se puede regular a través del pedal del acelerador, que se ajusta en tres etapas, liberando el rodaje hasta la conducción con solo el pedal.

No hay un sistema de control situacional adaptado al entorno, pero la recuperación es de hasta 2,2 m /s2. ¿Y el pedal del freno? Reacciona consistentemente –no ofrece un tacto duro ni blando– y se muestra perfectamente adaptado al carácter bien equilibrado del Polestar 2, que será el referente de la marca en la entrada de la movilidad eléctrica. El Polestar 2 muestra una respuesta decidida y reacciones predecibles, contando con una suspensión cómoda para una conducción libre de estrés, sin necesidad de que todo transcurra alrededor demasiado deprisa en un sprint superficial y espectacular. Aunque deberá poder rodar por encima de 200 km/h, sin la limitación a 180 km/h de futuros Volvo.

Polestar 2: probamos en exclusiva el nuevo gran crossover eléctrico

Polestar 2: está basado en la plataforma del Volvo XC40

Polestar 2: autonomía y conclusión

¿Y su autonomía? 500 kilómetros homologados en ciclo WLTP, lo que en la práctica debería ser –con la batería de dos módulos de 78 kWh– fácilmente entre 350 y 400 km. El Polestar 2 permite la carga de CC con 150 kW nominales con los que una carga completa tarda unos 45 minutos. Para la recarga estándar de hasta un 80 por ciento, invertirá unos 30 minutos. Con el cargador de 11 kW tarda entre seis y ocho horas. Tiempo suficiente para ir a Google Play Store. “Solo como una opción”.

Publicidad

En definitiva, y aunque oficialmente todavía es un prototipo tal y como hemos comentado al inicio, el Polestar 2 ya está completamente desarrollado. Y es un crossover cómodo, predecible y de alta calidad, en lo que llama la atención más que en sus prestaciones.

Publicidad
También te puede interesar

El Polestar 2, la nueva berlina eléctrica con base de Volvo, llegará al mercado a mediados de 2020. La primera versión que llegará a Europa será la Launch Edition, muy equipada.

Con la electricidad por bandera, Polestar prepara la llegada de cuatro nuevos modelos en los próximos tres años. Te damos todos los detalles.