Peugeot 407 2.2 HDi FAP ST Sport Pack SW

Nada es lo que parece en este coche. ¿Wagon? Sí, pero Peugeot especifica que es un Sport Wagon. ¿Diesel? También, pero con un motor incansable. Este 407 se mueve por la carretera como una sombra: silencioso, rápido y pegado al suelo.
-
Peugeot 407 2.2 HDi FAP ST Sport Pack SW
Peugeot 407 2.2 HDi FAP ST Sport Pack SW
Ver vídeosVer vídeo
<table border=0 cellspacing=0 cellpadding=0 class=visu4>
<tr align=right><td colspan=3 class=visu2><img src="http://www.terra.es/img/visu_aub.gif" alt=""></td></tr>
<tr> 
<td class=visu2><img src="http://www.terra.es/img/au.gif" width=1 height=1 alt=""></td>
<td id=visu5><ul> 



    <li><a href="javascript:abrir_ventana

('http://multimedia.terra.es/viewer/portada.cfm?cod_media=61237&mapnivel1=MUS','','width=765,height=470') ">Peugeot 407 SW

Larga vida para la mecánica de este Peugeot, un motor que, cuando otros ya se han “rendido”, sigue subiendo de vueltas. Silencioso, pero muy eficaz.

El nuevo 2.2 HDi que ahora utiliza el grupo PSA es un motor que “renace”: en realidad, es un “dos en uno”.

A partir del ralentí, notamos que este 407 SW ya se mueve con soltura. Según los datos que ha recabado nuestro Centro Técnico, a 1.000 rpm ya presenta un par de 21,43 mkg. Desde ese régimen, sube de vueltas de forma progresiva y lineal. No hay retardo en su respuesta a nuestros dictados con el acelerador. Hasta aquí, nada que no hayamos probado en otros HDi del grupo. Sin embargo, la sorpresa llega a partir de las 2.600 rpm: todavía le queda “fuelle”.

Así, si a 2.500 rpm se mueve en 39,9 mkg, podemos estirarle hasta más allá de las 4.500 (todavía registramos 27,28 mkg de par a este régimen). Casi, casi, tiene tacto de gasolina... La caja de cambios de seis velocidades se encarga de acoplar todo este derroche de margen de utilización del vehículo. Incluso te puedes olvidar de cambiar si optas por llevar el coche en marchas largas.

También tenemos que destacar su precisa inyección. Cuenta con un sistema common-rail de tercera generación con inyectores piezoeléctricos y ofrece una relación de compresión realmente baja: 16,6:1. Entre sus rivales, tan sólo Toyota consigue reducir estos números.

Pero, si sorprendente es su “cintura”, tampoco te pierdas su suavidad. Tanto por su motor como por su rodada, este modelo ofrece un elevado confort acústico.

No es fácil jugar en la liga de las berlinas de más de 170 CV. De hecho, no todas las marcas presentan mecánicas Diesel para sus modelos familiares y menos con un motor tan compacto.

C5, Vectra, Laguna, Avensis y Passat (y sus “primos” del grupo VW) son algunos de los modelos que pueden plantarle cara. Frente a ellos, la mecánica del 407 es claramente superior (se ha ido en nuestro banco de potencia hasta más allá de los 184 CV), pero tampoco hay que olvidar que este modelo pesa 1.749 kilogramos (más de 300 frente a sus rivales). Estos kilos extra sacrifican sus prestaciones.

No sólo por estética, Peugeot ha primado el uso deportivo de este coche frente al más familiar. Han trabajado en las suspensiones, endureciendo los tarados. También esta unidad monta unos frenos sobredimensionados: de disco de 329 mm en el eje delantero y de 289 detrás. Además, esta versión incluye ruedas de 215/55 sobre llantas de 17 pulgadas. Con todas estas novedades, no nos extraña que haya mejorado su frenada. Según nuestros datos, precisa 3,83 segundos y recorrerá 74,4 metros para detenerse desde 140 km/h.

Las suspensiones resultan muy eficaces: realiza un buen trabajo en curva. No olvidemos que este modelo mide más de 4,7 metros y pesa 1,7 toneladas. Además, no resultan “secas” para los pasajeros de las plazas traseras.

Ver vídeosVer vídeo
<table border=0 cellspacing=0 cellpadding=0 class=visu4>
<tr align=right><td colspan=3 class=visu2><img src="http://www.terra.es/img/visu_aub.gif" alt=""></td></tr>
<tr> 
<td class=visu2><img src="http://www.terra.es/img/au.gif" width=1 height=1 alt=""></td>
<td id=visu5><ul> 



    <li><a href="javascript:abrir_ventana

('http://multimedia.terra.es/viewer/portada.cfm?cod_media=61237&mapnivel1=MUS','','width=765,height=470') ">Peugeot 407 SW

Larga vida para la mecánica de este Peugeot, un motor que, cuando otros ya se han “rendido”, sigue subiendo de vueltas. Silencioso, pero muy eficaz.

El nuevo 2.2 HDi que ahora utiliza el grupo PSA es un motor que “renace”: en realidad, es un “dos en uno”.

A partir del ralentí, notamos que este 407 SW ya se mueve con soltura. Según los datos que ha recabado nuestro Centro Técnico, a 1.000 rpm ya presenta un par de 21,43 mkg. Desde ese régimen, sube de vueltas de forma progresiva y lineal. No hay retardo en su respuesta a nuestros dictados con el acelerador. Hasta aquí, nada que no hayamos probado en otros HDi del grupo. Sin embargo, la sorpresa llega a partir de las 2.600 rpm: todavía le queda “fuelle”.

Así, si a 2.500 rpm se mueve en 39,9 mkg, podemos estirarle hasta más allá de las 4.500 (todavía registramos 27,28 mkg de par a este régimen). Casi, casi, tiene tacto de gasolina... La caja de cambios de seis velocidades se encarga de acoplar todo este derroche de margen de utilización del vehículo. Incluso te puedes olvidar de cambiar si optas por llevar el coche en marchas largas.

También tenemos que destacar su precisa inyección. Cuenta con un sistema common-rail de tercera generación con inyectores piezoeléctricos y ofrece una relación de compresión realmente baja: 16,6:1. Entre sus rivales, tan sólo Toyota consigue reducir estos números.

Pero, si sorprendente es su “cintura”, tampoco te pierdas su suavidad. Tanto por su motor como por su rodada, este modelo ofrece un elevado confort acústico.

No es fácil jugar en la liga de las berlinas de más de 170 CV. De hecho, no todas las marcas presentan mecánicas Diesel para sus modelos familiares y menos con un motor tan compacto.

C5, Vectra, Laguna, Avensis y Passat (y sus “primos” del grupo VW) son algunos de los modelos que pueden plantarle cara. Frente a ellos, la mecánica del 407 es claramente superior (se ha ido en nuestro banco de potencia hasta más allá de los 184 CV), pero tampoco hay que olvidar que este modelo pesa 1.749 kilogramos (más de 300 frente a sus rivales). Estos kilos extra sacrifican sus prestaciones.

No sólo por estética, Peugeot ha primado el uso deportivo de este coche frente al más familiar. Han trabajado en las suspensiones, endureciendo los tarados. También esta unidad monta unos frenos sobredimensionados: de disco de 329 mm en el eje delantero y de 289 detrás. Además, esta versión incluye ruedas de 215/55 sobre llantas de 17 pulgadas. Con todas estas novedades, no nos extraña que haya mejorado su frenada. Según nuestros datos, precisa 3,83 segundos y recorrerá 74,4 metros para detenerse desde 140 km/h.

Las suspensiones resultan muy eficaces: realiza un buen trabajo en curva. No olvidemos que este modelo mide más de 4,7 metros y pesa 1,7 toneladas. Además, no resultan “secas” para los pasajeros de las plazas traseras.

Te recomendamos

Uno de los motivos principales a la hora de comprar un coche de segunda mano es el pr...

Un SUV a la última en tecnología y adaptado a los tiempos modernos. El MINI Countryma...

Bridgestone nos presenta su nuevo neumático Weather Control A005, que mantiene un ren...

Casi todo cuanto imaginas se puede comprar con dinero, menos tu tiempo, pero MINI te ...

El Jaguar E-PACE tiene el honor de ser el primer SUV compacto de la historia de la ma...

El Mitsubishi Eclipse Cross llegó rompiendo moldes entre los SUV compactos del mercad...