Peugeot 307 2.0 HDi 136 CV

No es un simple retoque, no se trata sólo de una inyección de potencia, no se han limitado a reforzar su equipamiento... Peugeot ha cambiado el espíritu del 307 con la incorporación del nuevo motor 2.0 HDi.
-
Peugeot 307 2.0 HDi 136 CV
Peugeot 307 2.0 HDi 136 CV

Alfa ya sabía del filón de la deportividad: la lleva explotando años. Por eso, su diseño continúa siendo tan actual y despertando verdaderas pasiones. Da igual que pierda la baza del espacio interior frente al 307 (ésa no es su guerra), ya que se presenta como un modelo mucho más “pasional”, si cabe, en carretera: ahí están sus cifras de velocidad y aceleraciones, las mejores de los modelos analizados en este apartado.
Es el rival más deportivo, pero el brío en el asfalto se paga en el surtidor: las cifras de consumo son ligeramente superiores a las del resto.
En cuanto al precio (algo más caro que el Peugeot 307), no podemos pasar por alto que el control de estabilidad es una opción (722 euros), mientras que el modelo galo lo ofrece de serie.

Que no te engañen sus medidas: el Stilo no consigue desbancar al Peugeot 307 como rey del espacio interior de los modelos que analizamos. Sin embargo, este Fiat también destaca por su buena habitabilidad frente al resto.
Su motor rinde 140 CV, ligeramente más potente que el Peugeot. También puede aportar mucha diversión en carretera. En realidad, tendríamos que recurrir a la foto finish para ver cuál es el más rápido de los dos (ambos marcan 9,8 segundos en el 0 a 100 km/h).
El Stilo puede presumir del mejor precio, pero el comprador debe saber que el ESP se paga aparte (500 euros).

Al igual que un año antes lo había conseguido el Peugeot 307, el Mégane logró el título de “Coche del Año” nada más salir al mercado. Su diseño también suponía una ruptura frente a todo lo que se ofrecía en ese momento.
No tiene un Diesel tan potente como el del Peugeot, pero el 1.9 dCi de 120 CV nos permite ciertas licencias deportivas y alcanza en carretera ritmos muy altos. Por consumo, anda a la par con el 307 (pero éste ofrece a cambio mucha más potencia).
¿Y precio? También empate, pero el Mégane no incluye el ESP (se comercializa en un pack aparte) y –como hemos dicho- posee una mecánica de menor cilindrada.

El eterno superventas vuelve a los mercados con nueva estética (continuista) y renovados motores. Entre ellos, este energético TDi: el más despierto en carretera de todos los modelos analizados.
Su bastidor también se ha puesto a punto y nos sigue encandilando. Además, su equipamiento se muestra a un alto nivel (el ESP es de serie).
Dentro de la familia VW, podemos encontrar el recién nacido Altea. Es cierto que es un monovolumen neto, pero sus dosis deportivas le convierten en un rival muy serio para todos estos compactos.

Alfa ya sabía del filón de la deportividad: la lleva explotando años. Por eso, su diseño continúa siendo tan actual y despertando verdaderas pasiones. Da igual que pierda la baza del espacio interior frente al 307 (ésa no es su guerra), ya que se presenta como un modelo mucho más “pasional”, si cabe, en carretera: ahí están sus cifras de velocidad y aceleraciones, las mejores de los modelos analizados en este apartado.
Es el rival más deportivo, pero el brío en el asfalto se paga en el surtidor: las cifras de consumo son ligeramente superiores a las del resto.
En cuanto al precio (algo más caro que el Peugeot 307), no podemos pasar por alto que el control de estabilidad es una opción (722 euros), mientras que el modelo galo lo ofrece de serie.

Que no te engañen sus medidas: el Stilo no consigue desbancar al Peugeot 307 como rey del espacio interior de los modelos que analizamos. Sin embargo, este Fiat también destaca por su buena habitabilidad frente al resto.
Su motor rinde 140 CV, ligeramente más potente que el Peugeot. También puede aportar mucha diversión en carretera. En realidad, tendríamos que recurrir a la foto finish para ver cuál es el más rápido de los dos (ambos marcan 9,8 segundos en el 0 a 100 km/h).
El Stilo puede presumir del mejor precio, pero el comprador debe saber que el ESP se paga aparte (500 euros).

Al igual que un año antes lo había conseguido el Peugeot 307, el Mégane logró el título de “Coche del Año” nada más salir al mercado. Su diseño también suponía una ruptura frente a todo lo que se ofrecía en ese momento.
No tiene un Diesel tan potente como el del Peugeot, pero el 1.9 dCi de 120 CV nos permite ciertas licencias deportivas y alcanza en carretera ritmos muy altos. Por consumo, anda a la par con el 307 (pero éste ofrece a cambio mucha más potencia).
¿Y precio? También empate, pero el Mégane no incluye el ESP (se comercializa en un pack aparte) y –como hemos dicho- posee una mecánica de menor cilindrada.

El eterno superventas vuelve a los mercados con nueva estética (continuista) y renovados motores. Entre ellos, este energético TDi: el más despierto en carretera de todos los modelos analizados.
Su bastidor también se ha puesto a punto y nos sigue encandilando. Además, su equipamiento se muestra a un alto nivel (el ESP es de serie).
Dentro de la familia VW, podemos encontrar el recién nacido Altea. Es cierto que es un monovolumen neto, pero sus dosis deportivas le convierten en un rival muy serio para todos estos compactos.

Alfa ya sabía del filón de la deportividad: la lleva explotando años. Por eso, su diseño continúa siendo tan actual y despertando verdaderas pasiones. Da igual que pierda la baza del espacio interior frente al 307 (ésa no es su guerra), ya que se presenta como un modelo mucho más “pasional”, si cabe, en carretera: ahí están sus cifras de velocidad y aceleraciones, las mejores de los modelos analizados en este apartado.
Es el rival más deportivo, pero el brío en el asfalto se paga en el surtidor: las cifras de consumo son ligeramente superiores a las del resto.
En cuanto al precio (algo más caro que el Peugeot 307), no podemos pasar por alto que el control de estabilidad es una opción (722 euros), mientras que el modelo galo lo ofrece de serie.

Que no te engañen sus medidas: el Stilo no consigue desbancar al Peugeot 307 como rey del espacio interior de los modelos que analizamos. Sin embargo, este Fiat también destaca por su buena habitabilidad frente al resto.
Su motor rinde 140 CV, ligeramente más potente que el Peugeot. También puede aportar mucha diversión en carretera. En realidad, tendríamos que recurrir a la foto finish para ver cuál es el más rápido de los dos (ambos marcan 9,8 segundos en el 0 a 100 km/h).
El Stilo puede presumir del mejor precio, pero el comprador debe saber que el ESP se paga aparte (500 euros).

Al igual que un año antes lo había conseguido el Peugeot 307, el Mégane logró el título de “Coche del Año” nada más salir al mercado. Su diseño también suponía una ruptura frente a todo lo que se ofrecía en ese momento.
No tiene un Diesel tan potente como el del Peugeot, pero el 1.9 dCi de 120 CV nos permite ciertas licencias deportivas y alcanza en carretera ritmos muy altos. Por consumo, anda a la par con el 307 (pero éste ofrece a cambio mucha más potencia).
¿Y precio? También empate, pero el Mégane no incluye el ESP (se comercializa en un pack aparte) y –como hemos dicho- posee una mecánica de menor cilindrada.

El eterno superventas vuelve a los mercados con nueva estética (continuista) y renovados motores. Entre ellos, este energético TDi: el más despierto en carretera de todos los modelos analizados.
Su bastidor también se ha puesto a punto y nos sigue encandilando. Además, su equipamiento se muestra a un alto nivel (el ESP es de serie).
Dentro de la familia VW, podemos encontrar el recién nacido Altea. Es cierto que es un monovolumen neto, pero sus dosis deportivas le convierten en un rival muy serio para todos estos compactos.

Alfa ya sabía del filón de la deportividad: la lleva explotando años. Por eso, su diseño continúa siendo tan actual y despertando verdaderas pasiones. Da igual que pierda la baza del espacio interior frente al 307 (ésa no es su guerra), ya que se presenta como un modelo mucho más “pasional”, si cabe, en carretera: ahí están sus cifras de velocidad y aceleraciones, las mejores de los modelos analizados en este apartado.
Es el rival más deportivo, pero el brío en el asfalto se paga en el surtidor: las cifras de consumo son ligeramente superiores a las del resto.
En cuanto al precio (algo más caro que el Peugeot 307), no podemos pasar por alto que el control de estabilidad es una opción (722 euros), mientras que el modelo galo lo ofrece de serie.

Que no te engañen sus medidas: el Stilo no consigue desbancar al Peugeot 307 como rey del espacio interior de los modelos que analizamos. Sin embargo, este Fiat también destaca por su buena habitabilidad frente al resto.
Su motor rinde 140 CV, ligeramente más potente que el Peugeot. También puede aportar mucha diversión en carretera. En realidad, tendríamos que recurrir a la foto finish para ver cuál es el más rápido de los dos (ambos marcan 9,8 segundos en el 0 a 100 km/h).
El Stilo puede presumir del mejor precio, pero el comprador debe saber que el ESP se paga aparte (500 euros).

Al igual que un año antes lo había conseguido el Peugeot 307, el Mégane logró el título de “Coche del Año” nada más salir al mercado. Su diseño también suponía una ruptura frente a todo lo que se ofrecía en ese momento.
No tiene un Diesel tan potente como el del Peugeot, pero el 1.9 dCi de 120 CV nos permite ciertas licencias deportivas y alcanza en carretera ritmos muy altos. Por consumo, anda a la par con el 307 (pero éste ofrece a cambio mucha más potencia).
¿Y precio? También empate, pero el Mégane no incluye el ESP (se comercializa en un pack aparte) y –como hemos dicho- posee una mecánica de menor cilindrada.

El eterno superventas vuelve a los mercados con nueva estética (continuista) y renovados motores. Entre ellos, este energético TDi: el más despierto en carretera de todos los modelos analizados.
Su bastidor también se ha puesto a punto y nos sigue encandilando. Además, su equipamiento se muestra a un alto nivel (el ESP es de serie).
Dentro de la familia VW, podemos encontrar el recién nacido Altea. Es cierto que es un monovolumen neto, pero sus dosis deportivas le convierten en un rival muy serio para todos estos compactos.

Alfa ya sabía del filón de la deportividad: la lleva explotando años. Por eso, su diseño continúa siendo tan actual y despertando verdaderas pasiones. Da igual que pierda la baza del espacio interior frente al 307 (ésa no es su guerra), ya que se presenta como un modelo mucho más “pasional”, si cabe, en carretera: ahí están sus cifras de velocidad y aceleraciones, las mejores de los modelos analizados en este apartado.
Es el rival más deportivo, pero el brío en el asfalto se paga en el surtidor: las cifras de consumo son ligeramente superiores a las del resto.
En cuanto al precio (algo más caro que el Peugeot 307), no podemos pasar por alto que el control de estabilidad es una opción (722 euros), mientras que el modelo galo lo ofrece de serie.

Que no te engañen sus medidas: el Stilo no consigue desbancar al Peugeot 307 como rey del espacio interior de los modelos que analizamos. Sin embargo, este Fiat también destaca por su buena habitabilidad frente al resto.
Su motor rinde 140 CV, ligeramente más potente que el Peugeot. También puede aportar mucha diversión en carretera. En realidad, tendríamos que recurrir a la foto finish para ver cuál es el más rápido de los dos (ambos marcan 9,8 segundos en el 0 a 100 km/h).
El Stilo puede presumir del mejor precio, pero el comprador debe saber que el ESP se paga aparte (500 euros).

Al igual que un año antes lo había conseguido el Peugeot 307, el Mégane logró el título de “Coche del Año” nada más salir al mercado. Su diseño también suponía una ruptura frente a todo lo que se ofrecía en ese momento.
No tiene un Diesel tan potente como el del Peugeot, pero el 1.9 dCi de 120 CV nos permite ciertas licencias deportivas y alcanza en carretera ritmos muy altos. Por consumo, anda a la par con el 307 (pero éste ofrece a cambio mucha más potencia).
¿Y precio? También empate, pero el Mégane no incluye el ESP (se comercializa en un pack aparte) y –como hemos dicho- posee una mecánica de menor cilindrada.

El eterno superventas vuelve a los mercados con nueva estética (continuista) y renovados motores. Entre ellos, este energético TDi: el más despierto en carretera de todos los modelos analizados.
Su bastidor también se ha puesto a punto y nos sigue encandilando. Además, su equipamiento se muestra a un alto nivel (el ESP es de serie).
Dentro de la familia VW, podemos encontrar el recién nacido Altea. Es cierto que es un monovolumen neto, pero sus dosis deportivas le convierten en un rival muy serio para todos estos compactos.

Galería relacionada

Peugeot 307 2.0 HDi 136 CV

Te recomendamos

No hay mejor manera de conocer un producto que poder probarlo a fondo. Bridgestone y ...

El retrato más personal que encontrarás de mítico piloto Ayrton Senna, con hasta 25 h...

SEAT, Autopista y el Máster en Styling y Diseño de la Universidad Politécnica de Vale...

Range Rover sorprendió a todos con la llegada de su último SUV. El Range Rover Velar ...

Hablar del MINI Countryman Híbrido Enchufable es hablar de un SUV camaleónico, que aú...

Uno de los motivos principales a la hora de comprar un coche de segunda mano es el pr...