Peugeot 407 Coupé 3.0 HDi vs Renault Laguna Coupé 3.0 dCi

Frente al eficaz y divertido carácter deportivo que tiene el bastidor del Laguna Coupé, Peugeot apuesta por la elegancia de líneas, el confort o la suavidad de marcha en su 407 Coupé. Dos maneras distintas de exprimir sendos motores 3.0 V6 Diesel de unos 240 CV.
-
Peugeot 407 Coupé 3.0 HDi  vs Renault Laguna Coupé 3.0 dCi
Peugeot 407 Coupé 3.0 HDi vs Renault Laguna Coupé 3.0 dCi

Ya que no son dos coupés de corte deportivo sino más bien aburguesado, serán factores como la sonoridad, el agrado de uso o la habitabilidad los que pueden inclinar la balanza. Si analizamos el ruido que llega al interior, el Peugeot 407 Coupé es mejor que el Renault Laguna Coupé.

Y es que en el Renault Laguna Coupé se percibe con mayor claridad un cierto «sobrerrégimen» provocado por el resbalamiento inicial del convertidor al inicio de marcha. Luego, una vez que vamos ganando velocidad, el Peugeot 407 Coupé sigue siendo más discreto —se escucha un tamizado ronroneo mecánico por debajo de los ruidos aerodinámicos o de rodadura— y de hecho el Renault Laguna Coupé es el menos silencioso de la clase, y remarcamos de los «menos silencioso» porque la sonoridad no es ningún problema.

Ergonómicamente, el puesto de conducción del Renault Laguna Coupé está mejor conseguido, aunque los asientos del Peugeot 407 Coupé sujetan mejor el cuerpo. En el Peugeot 407 Coupé tenemos el mando de los elevalunas a la altura del codo izquierdo, así como una consola central llena de todo tipo de botones, más un aro del volante algo grueso. Por cierto, en maniobras la servoasistencia del Peugeot 407 Coupérequiere más esfuerzo.

Para acceder a las dos únicas plazas posteriores, tanto en el Peugeot 407 Coupé como en el Renault Laguna Coupé, al mover el respaldo el asiento se mueve solo y luego vuelve a su posición original mediante un mecanismo eléctrico.

El espacio disponible en el habitáculo es bastante parecido, con una altura atrás reducida. El Peugeot 407 Coupées un poco más ancho pero más corto a pesar de ser más largo por fuera. La ventaja para el Peugeot 407 Coupéestá en el maletero, que ofrece 65 dm3 más que el Laguna a pesar de que el Peugeot tiene una rueda de emergencia mientras que en el Renault hay un kit. Además, la boca de carga es más pequeña en el Renault Laguna Coupé. Eso sí en el Renault se pueden abatir los respaldos con unos tiradores que hay en el maletero.

Los 40.820 euros del Peugeot 407 Coupé 3.0 HDi y los 42.110 del Renault Laguna Coupé Initiale ya llevan incluidas las ofertas en vigor de cada marca. Coinciden Peugeot y Renault en ofrecer una versión única de cada modelo, sin más opciones de acabado que el tope de gama, por lo que el precio no es precisamente bajo.

A su favor hay que aclarar que ninguno se acerca a los precios de los coupé «premium» —Audi A5, BMW Serie 3 y Mercedes Clase E Coupé superan los 50.000 euros—, con el valor añadido de que Peugeot y Renault ofrecen un equipamiento más amplio, como para compensar el hecho de ser marcas generalistas.

Lo que no acaba de cuadrarnos es saber que en este Renault Laguna Coupé 3.0 V6 dCi lnitiale —el acabado más lujoso y completo de Renault— hay que pagar 1.500 euros para disfrutar de las cuatro ruedas directrices, precisamente el invento que le da personalidad propia al modelo.

En cualquier caso, estamos seguros de que no será la diferencia de precio o equipamiento entre el Peugeot 407 Coupéy el Renault Laguna Coupé lo que acabe de inclinar la balanza a favor de uno u otro, a pesar de una ligera ventaja a favor del Peugeot.

Y, si hablamos de seguridad, de nuevo las diferencias se centran en simples matices o gustos personales. Desde el punto de vista de la seguridad pasiva, el Peugeot 407 Coupétiene más airbags porque incluye el de rodillas para el conductor. Además, como ya hemos dicho, el Peugeot nos parece más relajado de conducir, algo que puede resultar un condicionante a tener en cuenta para aquellos que no pretendan emular a Alonso sino simplemente viajar relajadamente incluso a cruceros muy elevados.

Por su parte, no cabe duda de que la seguridad activa del Laguna es algo superior y sus cuatro ruedas directrices opcionales suponen un plus. También es cierto que frena mejor en cuanto a distancias se refiere y, una vez acostumbrados a sus reacciones más instantáneas, su comportamiento en apoyo se siente más seguro.

Peugeot
- Confort general
- Motor mejorado
- Sonoridad

Renault
- Comportamiento
- Prestaciones
- Agrado general

Peugeot
- Falta de agilidad
- Detalles de ergonomía
- Versión única

Renault
- Visibilidad posterior
- Sensibilidad línea recta
- Versión única

Comportamiento y prestaciones

Ya que no son dos coupés de corte deportivo sino más bien aburguesado, serán factores como la sonoridad, el agrado de uso o la habitabilidad los que pueden inclinar la balanza. Si analizamos el ruido que llega al interior, el Peugeot 407 Coupé es mejor que el Renault Laguna Coupé.

Y es que en el Renault Laguna Coupé se percibe con mayor claridad un cierto «sobrerrégimen» provocado por el resbalamiento inicial del convertidor al inicio de marcha. Luego, una vez que vamos ganando velocidad, el Peugeot 407 Coupé sigue siendo más discreto —se escucha un tamizado ronroneo mecánico por debajo de los ruidos aerodinámicos o de rodadura— y de hecho el Renault Laguna Coupé es el menos silencioso de la clase, y remarcamos de los «menos silencioso» porque la sonoridad no es ningún problema.

Ergonómicamente, el puesto de conducción del Renault Laguna Coupé está mejor conseguido, aunque los asientos del Peugeot 407 Coupé sujetan mejor el cuerpo. En el Peugeot 407 Coupé tenemos el mando de los elevalunas a la altura del codo izquierdo, así como una consola central llena de todo tipo de botones, más un aro del volante algo grueso. Por cierto, en maniobras la servoasistencia del Peugeot 407 Coupérequiere más esfuerzo.

Para acceder a las dos únicas plazas posteriores, tanto en el Peugeot 407 Coupé como en el Renault Laguna Coupé, al mover el respaldo el asiento se mueve solo y luego vuelve a su posición original mediante un mecanismo eléctrico.

El espacio disponible en el habitáculo es bastante parecido, con una altura atrás reducida. El Peugeot 407 Coupées un poco más ancho pero más corto a pesar de ser más largo por fuera. La ventaja para el Peugeot 407 Coupéestá en el maletero, que ofrece 65 dm3 más que el Laguna a pesar de que el Peugeot tiene una rueda de emergencia mientras que en el Renault hay un kit. Además, la boca de carga es más pequeña en el Renault Laguna Coupé. Eso sí en el Renault se pueden abatir los respaldos con unos tiradores que hay en el maletero.

Los 40.820 euros del Peugeot 407 Coupé 3.0 HDi y los 42.110 del Renault Laguna Coupé Initiale ya llevan incluidas las ofertas en vigor de cada marca. Coinciden Peugeot y Renault en ofrecer una versión única de cada modelo, sin más opciones de acabado que el tope de gama, por lo que el precio no es precisamente bajo.

A su favor hay que aclarar que ninguno se acerca a los precios de los coupé «premium» —Audi A5, BMW Serie 3 y Mercedes Clase E Coupé superan los 50.000 euros—, con el valor añadido de que Peugeot y Renault ofrecen un equipamiento más amplio, como para compensar el hecho de ser marcas generalistas.

Lo que no acaba de cuadrarnos es saber que en este Renault Laguna Coupé 3.0 V6 dCi lnitiale —el acabado más lujoso y completo de Renault— hay que pagar 1.500 euros para disfrutar de las cuatro ruedas directrices, precisamente el invento que le da personalidad propia al modelo.

En cualquier caso, estamos seguros de que no será la diferencia de precio o equipamiento entre el Peugeot 407 Coupéy el Renault Laguna Coupé lo que acabe de inclinar la balanza a favor de uno u otro, a pesar de una ligera ventaja a favor del Peugeot.

Y, si hablamos de seguridad, de nuevo las diferencias se centran en simples matices o gustos personales. Desde el punto de vista de la seguridad pasiva, el Peugeot 407 Coupétiene más airbags porque incluye el de rodillas para el conductor. Además, como ya hemos dicho, el Peugeot nos parece más relajado de conducir, algo que puede resultar un condicionante a tener en cuenta para aquellos que no pretendan emular a Alonso sino simplemente viajar relajadamente incluso a cruceros muy elevados.

Por su parte, no cabe duda de que la seguridad activa del Laguna es algo superior y sus cuatro ruedas directrices opcionales suponen un plus. También es cierto que frena mejor en cuanto a distancias se refiere y, una vez acostumbrados a sus reacciones más instantáneas, su comportamiento en apoyo se siente más seguro.

Peugeot
- Confort general
- Motor mejorado
- Sonoridad

Renault
- Comportamiento
- Prestaciones
- Agrado general

Peugeot
- Falta de agilidad
- Detalles de ergonomía
- Versión única

Renault
- Visibilidad posterior
- Sensibilidad línea recta
- Versión única

Comportamiento y prestaciones
Te recomendamos

Hay un público fiel que sigue apostando por las berlinas tradicionales, y ahí el Lexu...

Espacio de carga, confort en viaje y capacidad para dormir en su interior hacen de lo...

El Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlina surcoreana, se ve las caras...

Del 7 al 13 de septiembre tienes ocasión de vivir una experiencia exclusiva a los man...

El Ford Focus siempre ha sido un compacto de retos y récords, y su cuarta generación ...

Nuevo rival en circuito para el Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlin...