Peugeot 508 2018: probamos la nueva berlina de estilo coupé

La nueva generación del Peugeot 508 2018 estrena carrocería de estilo coupé, incluye el puesto de conducción i-Cockpit y una amplia y variada oferta mecánica, además de numerosos sistemas de seguridad y de ayudas a la conducción. Ya lo hemos probado.
Rafael Guitart .

Twitter: @GuitartRafa -

Peugeot 508 2018: probamos la nueva berlina de estilo coupé
Peugeot 508 2018: probamos la nueva berlina de estilo coupé

Tras un estancamiento durante los últimos años en el segmento tradicional de las berlinas generalistas del segmento D en Europa, en beneficio de los SUV, los fabricantes están preparados para ofrecer nuevos productos más atractivos en todos los aspectos. Prueba de ello es la nueva edición del Peugeot 508 (ver aquí todos los precios), que ofrece un diseño innovador inspirado en el estilo de los últimos concept-cars de la marca, Peugeot Exalt e Instinct

Publicidad

Basado en la plataforma EMP2, la misma que emplea el SUV Peugeot 3008, el nuevo modelo pretende instalarse en los primeros puestos del segmento, a la altura de fabricantes Premium, comparándose con modelos de la talla del Audi A5 Sportback o el Volkswagen Arteon

Peugeot 508 2018: más ligero 

Respecto a la anterior edición de cuatro puertas, mucho más clásica, el nuevo Peugeot 508 es 8 cm más corto, con una longitud total de 4,75 m y una distancia entre ejes de 2,79 m (2,4 cm menos que antes), pero su anchura ha crecido 2 cm, hasta llegar a 1,84 m y la altura se ha reducido en 6 cm hasta quedar en 1,40 m, lo que favorece las proporciones musculosas y realza el aspecto coupé, a lo que también contribuyen las reducidas superficies acristaladas laterales y unas puertas sin marco. 

Peugeot 508 2018La carrocería, que reduce el peso del conjunto en 70 kg (el capó y las aletas delanteras son de aluminio y el portón termoplástico), estrena una técnica de soldadura reforzada con un adhesivo que promete aumentar la rigidez y mejorar el aislamiento acústico. 

El maletero ha crecido en 14 litros, hasta llegar a los 487 litros, con formas muy aprovechables y gran facilidad de carga, dadas las dimensiones del portón posterior con sistema de apertura manos libres. Además, si fuera necesario aumentar la capacidad de carga, cuenta con una banqueta trasera abatible 1/3 - 2/3 que permite alcanzar una capacidad máxima de 1.537 litros. 

Peugeot 508 2018: interior deportivo 

Llega al Peugeot 508 la tercera generación del i-Cockpit, tras su aparición en el Peugeot 208 en 2012, manteniendo un volante de dimensiones reducidas, una pantalla táctil de alta definición capacitiva de 10” con formato 8/3,  instrumentación digital de alta resolución de 12,3" para el cuadro de instrumentos,  personalizable con seis estilos diferentes. También cuenta con una batería de mandos “tipo teclas de piano” que permiten acceso directo a las principales funciones de radio, climatizador, navegador, configuración del vehículo, telefonía y aplicaciones móviles, así como una segunda fila de interruptores táctiles para el funcionamiento de la luneta térmica y desempañado del parabrisas, la desconexión del sistema de parada y arranque automático, la recirculación de aire o la calefacción de los asientos.

Publicidad

El diseño de la consola central mantiene el estilo conocido en los 3008 y 5008, pero aquí resulta más llamativo, pues está más elevado y separa literalmente las plazas delanteras en dos unidades completamente independientes. Bajo la consola queda una repisa que puede esconder un dispositivo de carga inalámbrica para móviles. El puesto de conducción es muy agradable, con asientos ergonómicos que recogen bien el cuerpo y pueden contar con reglajes eléctricos, además de un sistema de masaje con cinco programas. 

Peugeot 508 2018En cuanto a las plazas traseras, no podemos decir que sean inmensas, aunque no están mal para dos ocupantes, pero sí es cierto que la entrada y, especialmente la salida, no resulta demasiado sencilla, pues  el montante del techo baja de forma acusada en la parte final y requiere agachar bastante la cabeza para poder salir con facilidad. Se agradece que dispongan de salidas de aire posteriores y un suelo muy plano, prácticamente sin túnel central. 

Como ya hemos podido probar en los últimos modelos de la marca, 308, 3008 y 5008, también llega al Peugeot 508 la caja de cambios automática EAT8 con accionamiento eléctrico y levas en el volante que facilita la conducción más dinámica sin necesidad de apartar las manos del volante y los modos de conducción configurables ECO/Sport/Confort/Normal, además de permitir el control de la amortiguación en las versiones más potentes equipadas con suspensión electrónica regulable (de serie en el acabado GT con todas las motorizaciones de gasolina y, como opción, en las versiones 2.0 Diesel). 

Publicidad

Peugeot 508 2018: nuevos motores 

Inicialmente, la gama mecánica del Peugeot 508 2018 arranca con los motores de gasolina PureTech 1.6 y Diesel BlueHDi 1.5 y 2.0 turboalimentados de cuatro cilindros, con potencias comprendidas entre 130 y 225 CV, aunque la marca ya está trabajando en unidades híbridas enchufables (de momento en configuración de tracción delantera para otoño de 2019) y en versiones microhíbridas de 48V que se comercializarán un poco más adelante. 

En gasolina se ofrecen dos configuraciones 1.6 PureTech de 180 y 225 CV de potencia asociadas a la caja de cambios automática de ocho relaciones, esta última sólo en versión GT y dotada de suspensión electrónica regulable. 

Peugeot 508 2018En Diesel hay propuestas diferentes basadas en las mecánicas 1.5L y 2.0L BlueHDi, la primera de ellas de 130 CV, con sistema S&S, bien con caja manual de seis velocidades o automática de ocho; en el escalón siguiente se ofrece el motor 2.0 en versiones de 160 y 180 CV, siempre asociadas a la caja automática Aisin de ocho relaciones. 

La horquilla de precios va desde los 30.250 euros de la versión 1.5 Active BlueHDi 130 manual, hasta los 44.900 euros del 2.0 GT BlueHDi, pasando por los 38.000 del GT Line PureTech 180 o los 44.300 euros del GT PureTech 225 EAT8. 

Peugeot 508 2018: seguridad y ayudas a la conducción 

Aparte de las funciones clásicas incorporadas en los últimos modelos de la marca, el Peugeot 508 ofrece innovadoras funciones de ayuda a la conducción, como el sistema de visión nocturna Night Vision, capaz de detectar peatones o animales hasta 200 m por delante del vehículo y permite aplicar frenada de emergencia de día o de noche a velocidades de hasta 140 km/h; control de crucero adaptativo con función Stop&Go  en las versiones dotadas con cambio automático;  sistema Lane Position Assist (LPA), que mantiene la posición del vehículo en el carril (asociado al CCA Stop & Go); reconocimiento de señales de límite y de recomendación de velocidad (también de stop o de dirección prohibida; Full Park Assist con función perimétrica en las versiones automáticas, capaz de gestionar automáticamente la dirección, acelerador y  frenos para entrar y salir del aparcamiento. 

Peugeot 508 2018: diversión al volante 

Hemos tenido la oportunidad de ser el primer grupo de periodistas en probar el nuevo modelo de Peugeot. Durante la toma de contacto por las reviradas carreteras de los Alpes Franceses hemos podido disfrutar de las versiones más potentes en gasolina y Diesel y, la verdad, nos han sorprendido gratamente. 

La variante de gasolina, de sólo 1.6 litros de capacidad, ofrece un rendimiento espectacular, con 225 CV de potencia máxima y un par de 300 Nm a 2.500 rpm. Permite un comportamiento muy lineal y progresivo en todo el rango de utilización y, asociado a la caja de cambios automática de ocho velocidades, logra sacar un excelente partido del conjunto. Su velocidad máxima alcanza los 250 km/h y acelera de 0 a 100 km/h en 7,3 segundos. Por su parte, el consumo homologado en ciclo mixto es de 5,6l/100 km. 

Publicidad

Peugeot 508 2018En el caso del 2.0 BlueHDi de 180 CV, también con la caja de cambios automática de 8 relaciones, la cifra de par que ofrece es mayor, 400 Nm a sólo 2.000 rpm, lo que repercute favorablemente en las recuperaciones. No es tan refinado y silencioso como el gasolina, pero es voluntarioso y muy capaz. La prestación es ligeramente inferior, con una velocidad punta de 235 km/h y una aceleración de 0 a 100 en 8,3 s, pero también el consumo combinado de combustible se muestra más frugal, con un 4,7 l/100 km de gasóleo. 

En modo Sport, la gestión electrónica se encarga de facilitar al máximo la prestación y no facilita la circulación en la relación más larga, excepto que el motor se encuentre girando por encima de 2.000 rpm. En los modos Eco, Confort o Normal, la dirección muestra un tarado más suave, si bien se nos antoja algo lenta (con más de 3 vueltas de volante), lo que requiere un poco más de esfuerzo para dibujar la trayectoria de los virajes más cerrados. 

En todo momento transmite sensación de solidez y efectividad, con una pisada muy estable y unas suspensiones que, sin ser incómodas, sujetan perfectamente la carrocería. Generosas dimensiones de rueda (de 215/55 R17 a 235/40 R19) y potentes frenos facilitan la conducción a ritmos vivos. 

También te puede interesar

Peugeot 508 SW 2019: todos los datos y fotos del familiar más revolucionario

Comparativa: Honda Civic 1.6 i-DTEC vs Peugeot 308 1.5 BlueHDI

Nuevo Mazda 6 vs Peugeot 508 2018: ¿qué nueva berlina es mejor?

 

 

Publicidad