Peugeot 207

Quedan pocos meses para que podamos conducir el nuevo Peugeot 207, que llegará en primavera a España. Lo que ya sabemos es que es más grande, más modulable y posee un mayor equipamiento tecnológico.
-
Peugeot 207
Peugeot 207

La suspensión ha sido modificada también con amortiguadores hidráulicos de mayor tamaño. El objetivo, el de todos los fabricantes: lograr el mejor compromiso entre eficacia y confort.

También se ha realizado una labor específica en dirección y frenos. En el primer apartado, se ha optimizado la dirección asistida eléctrica para conseguir una transición más suave entre la asistencia elevada a baja velocidad y la menor a cruceros elevados.

Todos los 207 están equipados de serie con sistema antibloqueo de frenos con reparto electrónico de la frenada y ayuda al frenado de emergencia. Los discos de las ruedas delanteras varían su diámetro desde los 266 a los 283 mm, mientras que, en la zona trasera, pueden equiparse tambores de 9 pulgadas o discos de hasta 249 mm.

Como dotación opcional de seguridad, el 207 puede incluir control de estabilidad ESP con función antiderrapaje de ruedas. Este dispositivo, gracias a la ayuda de unos sensores, sabe detectar y corregir cualquier iniciación de subviraje o sobreviraje. El ESP es desconectable manualmente, aunque se reconecta automáticamente a partir de 50 km/h.

En cuanto a la seguridad pasiva, el 207 equipa de serie dos airbags frontales y dos laterales, mientras que los de cortina son de serie u opcionales según las versiones y los mercados. Lo que sí está disponible para todos los 207 son dos fijaciones Isofix con tres puntos de anclaje y el cierre automático de las puertas y del maletero a partir de que el vehículo alcance los 10 km/h.

Otras opciones que incorpora este 207 y que colaboran a que la conducción sea más segura o, al menos, más cómoda son el regulador/limitador de la velocidad, el detector de hinchado deficiente de los neumáticos, los faros direccionales y con función de autoencendido y el sistema de ayuda al aparcamiento “tipo radar” que nos indica la proximidad de otros vehículos mediante señales sonoras y a través de la pantalla multifunción.

<

p> Con todo esto, en Peugeot aspiran a lograr cinco estrellas en los test de EuroNCAP y, además, quieren sacar buena nota en las pruebas de atropello. De hecho, han diseñado el frontal del coche con mucho mimo, poniendo énfasis en cumplir con las últimas exigencias de la Unión Europea en materia de protección a los peatones.

La gama de motores de este 207 es muy similar a la existente en el actual 206. En un primer momento llegarán a nuestro país tres mecánicas gasolina y otras tantas Diesel. Además, habrá disponibles dos transmisiones manuales de cinco y seis velocidades, y una automática de cinco. Esta última será del tipo Sensotronic, con manejo secuencial.

En el apartado de propulsores de gasolina hay un 1.4 de 75 CV, un 1.4 de 90 CV y un 1.6 de 110 CV. Los propulsores Diesel también son conocidos y responden al acuerdo de colaboración entre PSA y Ford. Se trata de un 1.4 HDI de 70 CV, un 1.6 HDI de 90 CV y un 1.6 HDI de 110 CV.

Estos motores serán los presentes desde el principio de la comercialización, aunque no se descarta que esté ya disponible el propulsor 1.6 Turbo de gasolina, que está desarrollado conjuntamente de BMW, y que, con 150 CV, estará destinado a las versiones deportivas. Más tarde también se comercializará otro 1.6 Turbo, aunque potenciado hasta los 177 CV.

<

p> Estos propulsores han sido diseñados por BMW sobre la base de los 1.6 Diesel de PSA, los únicos que, sin nuevos desarrollos, podrían ajustarse a la potencia demandada. Serán siempre 1.6 e inyección directa de gasolina a alta presión. El primero contará con un turbo Twin Scroll, mientras que el segundo en llegar será atmosférico, aunque, eso sí, dotado del sistema de distribución variable de BMW, que permite modificar la apertura de las válvulas.

El 207 sigue la tendencia que ha marcado últimamente la industria: solapar los segmentos. Es tan grande (4,03 metros) que se sitúa en el tamaño de lo que hace unos años se consideraban compactos. Ahora, los compactos van ya camino de ocupar el antiguo espacio de las berlinas y así, sucesivamente, agrandando los coches con cada nueva generación.
Esta tónica nos lleva a contemplar un 207 que, construido sobre la plataforma estirada del Citroën C3, es casi un 307 por tamaño. Incluso sus cotas interiores se aproximan ya a los viejos estándares del segmento C, sin dejar de estar dentro del B.

Ver v?osVer Vídeos
<table border=0 cellspacing=0 cellpadding=0 class=visu4>
<tr align=right><td colspan=3 class=visu2><img src="http://www.terra.es/img/visu_aub.gif" alt=""></td></tr>
<tr> 
<td class=visu2><img src="http://www.terra.es/img/au.gif" width=1 height=1 alt=""></td>
<td id=visu5><ul> 




    <li><a href="javascript:abrir_ventana

('http://multimedia.terra.es/viewer/portada.cfm?cod_media=41359&mapnivel1=MUS','','width=765,height=470') ">Así es el 207 en acción

Peugeot nos ha llevado a París para asistir a la espectacular presentación de su nuevo 207. El lanzamiento, acompañado de un verdadero despliegue multimedia, ha estado a la altura de la expectación que ha levantado el 207, un coche reclamado ya por el público y llamado a ser un éxito de ventas. O, al menos, eso pretende Peugeot.

Este nuevo 207 llegará a los concesionarios españoles hacia el mes de mayo y, de momento, se venderá simultáneamente con el 206, del que aún no hay fecha de desaparición.

Peugeot tiene grandes expectativas para este utilitario, el sucesor que no el sustituto (según la propia marca) del 206. Este modelo entra en un combatido segmento de los utilitarios, donde la mayoría de sus componentes acaban de renovarse o lo harán en este año.
Después de ocho años en el mercado, el Peugeot 206 se ha convertido en el vehículo más vendido de la marca francesa en toda su historia. Más de 5,3 millones de unidades matriculadas le otorgan tratamiento de usía y ponen al 207 el listón realmente alto.
Por esta razón, no es de extrañar que Peugeot no elimine al veterano 206 de sus concesionarios. El coche seguirá produciéndose y vendiéndose, aunque, eso sí, reacomodando su presencia en el mercado y, posiblemente, replanteando los precios.

<

p>Para el 207, el objetivo es superar los datos del 206. De hecho, quieren producir y vender más de 500.000 unidades por año, una cifra que no está nada mal.
En estos momentos, el nuevo modelo ya está en producción y se ensambla en tres plantas: Poissy (Francia), Carnova (República Checa) y Villaverde, en las afueras de Madrid.

<

p>La inversión para construir y lanzar el modelo está a la altura de las metas marcadas: 1.000 millones de euros, de los que 307 se han venido a la factoría madrileña.

En esa encarnizada lucha contra el resto de utilitarios, el tamaño sí importa y los constructores lo saben. Así, los nuevos Clio y Grande Punto rozan los cuatro metros, una medida desproporcionada en el segmento hace unos años.

En esta situación, no es extraño que el 207 supere esa barrera y mida de largo 4,030 metros, lo que supone un crecimiento respecto al 206 de 20 centímetros. El resto de las dimensiones también reflejan incrementos, aunque no de la importancia de la longitud. Así, la anchura crece siete centímetros (hasta alcanzar 1,72 metros), la altura cuatro (1,47), la distancia entre ejes 10 centímetros (llegando a los 2,54 metros) mientras que las vías delantera y trasera son ahora tres centímetros más anchas.
El coche se ha construido sobre la plataforma que emplea también el Citroën C3, aunque se han estirado un poco la batalla y los ya citados pasos de vía.

Esto ha de revertir necesariamente en el espacio interior del que disfrutan los pasajeros. Aunque Peugeot no nos ha proporcionado mediciones, señala que estamos ante uno de los utilitarios más generosos en este apartado del segmento, con un buena distancia para las piernas, con el añadido de contar con espacio importante bajo los asientos traseros para deslizar los pies, y una anchura a la altura de los hombros suficiente.

No se ha descuidado tampoco la modularidad, pues los asientos del 207 cuentan con banqueta trasera abatible fraccionada y multitud de espacios portaobjetos, como una guantera en la que, afirman, cabe una botella de 1,5 litros; bolsas en las puertas delanteras y tras los asientos; dos posavasos y tres guanteras de menor tamaño en la consola central; y un portatarjetas.

Los amantes del dinamismo en la conducción no deben asustarse, a pesar de estas concesiones al estilo monovolumen; el 207 tendrá un comportamiento dinámico divertido y placentero, según Peugeot.

La marca gala ha desvelado que los ingenieros que han desarrollado el 207 han puesto especial atención en lograr un comportamiento dinámico seguro y excitante y que, según ellos, estará entre los mejores del segmento.

La rigidez torsional de la carrocería se ha incrementado, lo que, junto al aumento de la anchura de las vías, ha de suponer que el 207 sea dinámicamente más seguro, estable y aplomado.

El esquema del tren delantero no cambia, pues sigue siendo de tipo McPherson, si bien se ha modificadfo su arquitectura con el fin de mejorar la precisión de la dirección. El tren trasero, sin embargo, es completamente nuevo. Se abandonan las ruedas tiradas y se adopta el travesaño deformable, con el fin de aumentar la rigidez, mejorar el comportamiento de la carrocería y, quizás, acabar con el “nerviosismo” del eje posterior del 206.

La suspensión ha sido modificada también con amortiguadores hidráulicos de mayor tamaño. El objetivo, el de todos los fabricantes: lograr el mejor compromiso entre eficacia y confort.

También se ha realizado una labor específica en dirección y frenos. En el primer apartado, se ha optimizado la dirección asistida eléctrica para conseguir una transición más suave entre la asistencia elevada a baja velocidad y la menor a cruceros elevados.

Todos los 207 están equipados de serie con sistema antibloqueo de frenos con reparto electrónico de la frenada y ayuda al frenado de emergencia. Los discos de las ruedas delanteras varían su diámetro desde los 266 a los 283 mm, mientras que, en la zona trasera, pueden equiparse tambores de 9 pulgadas o discos de hasta 249 mm.

Como dotación opcional de seguridad, el 207 puede incluir control de estabilidad ESP con función antiderrapaje de ruedas. Este dispositivo, gracias a la ayuda de unos sensores, sabe detectar y corregir cualquier iniciación de subviraje o sobreviraje. El ESP es desconectable manualmente, aunque se reconecta automáticamente a partir de 50 km/h.

En cuanto a la seguridad pasiva, el 207 equipa de serie dos airbags frontales y dos laterales, mientras que los de cortina son de serie u opcionales según las versiones y los mercados. Lo que sí está disponible para todos los 207 son dos fijaciones Isofix con tres puntos de anclaje y el cierre automático de las puertas y del maletero a partir de que el vehículo alcance los 10 km/h.

Otras opciones que incorpora este 207 y que colaboran a que la conducción sea más segura o, al menos, más cómoda son el regulador/limitador de la velocidad, el detector de hinchado deficiente de los neumáticos, los faros direccionales y con función de autoencendido y el sistema de ayuda al aparcamiento “tipo radar” que nos indica la proximidad de otros vehículos mediante señales sonoras y a través de la pantalla multifunción.

<

p> Con todo esto, en Peugeot aspiran a lograr cinco estrellas en los test de EuroNCAP y, además, quieren sacar buena nota en las pruebas de atropello. De hecho, han diseñado el frontal del coche con mucho mimo, poniendo énfasis en cumplir con las últimas exigencias de la Unión Europea en materia de protección a los peatones.

La gama de motores de este 207 es muy similar a la existente en el actual 206. En un primer momento llegarán a nuestro país tres mecánicas gasolina y otras tantas Diesel. Además, habrá disponibles dos transmisiones manuales de cinco y seis velocidades, y una automática de cinco. Esta última será del tipo Sensotronic, con manejo secuencial.

En el apartado de propulsores de gasolina hay un 1.4 de 75 CV, un 1.4 de 90 CV y un 1.6 de 110 CV. Los propulsores Diesel también son conocidos y responden al acuerdo de colaboración entre PSA y Ford. Se trata de un 1.4 HDI de 70 CV, un 1.6 HDI de 90 CV y un 1.6 HDI de 110 CV.

Estos motores serán los presentes desde el principio de la comercialización, aunque no se descarta que esté ya disponible el propulsor 1.6 Turbo de gasolina, que está desarrollado conjuntamente de BMW, y que, con 150 CV, estará destinado a las versiones deportivas. Más tarde también se comercializará otro 1.6 Turbo, aunque potenciado hasta los 177 CV.

<

p> Estos propulsores han sido diseñados por BMW sobre la base de los 1.6 Diesel de PSA, los únicos que, sin nuevos desarrollos, podrían ajustarse a la potencia demandada. Serán siempre 1.6 e inyección directa de gasolina a alta presión. El primero contará con un turbo Twin Scroll, mientras que el segundo en llegar será atmosférico, aunque, eso sí, dotado del sistema de distribución variable de BMW, que permite modificar la apertura de las válvulas.

El 207 sigue la tendencia que ha marcado últimamente la industria: solapar los segmentos. Es tan grande (4,03 metros) que se sitúa en el tamaño de lo que hace unos años se consideraban compactos. Ahora, los compactos van ya camino de ocupar el antiguo espacio de las berlinas y así, sucesivamente, agrandando los coches con cada nueva generación.
Esta tónica nos lleva a contemplar un 207 que, construido sobre la plataforma estirada del Citroën C3, es casi un 307 por tamaño. Incluso sus cotas interiores se aproximan ya a los viejos estándares del segmento C, sin dejar de estar dentro del B.

Ver v?osVer Vídeos
<table border=0 cellspacing=0 cellpadding=0 class=visu4>
<tr align=right><td colspan=3 class=visu2><img src="http://www.terra.es/img/visu_aub.gif" alt=""></td></tr>
<tr> 
<td class=visu2><img src="http://www.terra.es/img/au.gif" width=1 height=1 alt=""></td>
<td id=visu5><ul> 




    <li><a href="javascript:abrir_ventana

('http://multimedia.terra.es/viewer/portada.cfm?cod_media=41359&mapnivel1=MUS','','width=765,height=470') ">Así es el 207 en acción

Peugeot nos ha llevado a París para asistir a la espectacular presentación de su nuevo 207. El lanzamiento, acompañado de un verdadero despliegue multimedia, ha estado a la altura de la expectación que ha levantado el 207, un coche reclamado ya por el público y llamado a ser un éxito de ventas. O, al menos, eso pretende Peugeot.

Este nuevo 207 llegará a los concesionarios españoles hacia el mes de mayo y, de momento, se venderá simultáneamente con el 206, del que aún no hay fecha de desaparición.

Peugeot tiene grandes expectativas para este utilitario, el sucesor que no el sustituto (según la propia marca) del 206. Este modelo entra en un combatido segmento de los utilitarios, donde la mayoría de sus componentes acaban de renovarse o lo harán en este año.
Después de ocho años en el mercado, el Peugeot 206 se ha convertido en el vehículo más vendido de la marca francesa en toda su historia. Más de 5,3 millones de unidades matriculadas le otorgan tratamiento de usía y ponen al 207 el listón realmente alto.
Por esta razón, no es de extrañar que Peugeot no elimine al veterano 206 de sus concesionarios. El coche seguirá produciéndose y vendiéndose, aunque, eso sí, reacomodando su presencia en el mercado y, posiblemente, replanteando los precios.

<

p>Para el 207, el objetivo es superar los datos del 206. De hecho, quieren producir y vender más de 500.000 unidades por año, una cifra que no está nada mal.
En estos momentos, el nuevo modelo ya está en producción y se ensambla en tres plantas: Poissy (Francia), Carnova (República Checa) y Villaverde, en las afueras de Madrid.

<

p>La inversión para construir y lanzar el modelo está a la altura de las metas marcadas: 1.000 millones de euros, de los que 307 se han venido a la factoría madrileña.

En esa encarnizada lucha contra el resto de utilitarios, el tamaño sí importa y los constructores lo saben. Así, los nuevos Clio y Grande Punto rozan los cuatro metros, una medida desproporcionada en el segmento hace unos años.

En esta situación, no es extraño que el 207 supere esa barrera y mida de largo 4,030 metros, lo que supone un crecimiento respecto al 206 de 20 centímetros. El resto de las dimensiones también reflejan incrementos, aunque no de la importancia de la longitud. Así, la anchura crece siete centímetros (hasta alcanzar 1,72 metros), la altura cuatro (1,47), la distancia entre ejes 10 centímetros (llegando a los 2,54 metros) mientras que las vías delantera y trasera son ahora tres centímetros más anchas.
El coche se ha construido sobre la plataforma que emplea también el Citroën C3, aunque se han estirado un poco la batalla y los ya citados pasos de vía.

Esto ha de revertir necesariamente en el espacio interior del que disfrutan los pasajeros. Aunque Peugeot no nos ha proporcionado mediciones, señala que estamos ante uno de los utilitarios más generosos en este apartado del segmento, con un buena distancia para las piernas, con el añadido de contar con espacio importante bajo los asientos traseros para deslizar los pies, y una anchura a la altura de los hombros suficiente.

No se ha descuidado tampoco la modularidad, pues los asientos del 207 cuentan con banqueta trasera abatible fraccionada y multitud de espacios portaobjetos, como una guantera en la que, afirman, cabe una botella de 1,5 litros; bolsas en las puertas delanteras y tras los asientos; dos posavasos y tres guanteras de menor tamaño en la consola central; y un portatarjetas.

Los amantes del dinamismo en la conducción no deben asustarse, a pesar de estas concesiones al estilo monovolumen; el 207 tendrá un comportamiento dinámico divertido y placentero, según Peugeot.

La marca gala ha desvelado que los ingenieros que han desarrollado el 207 han puesto especial atención en lograr un comportamiento dinámico seguro y excitante y que, según ellos, estará entre los mejores del segmento.

La rigidez torsional de la carrocería se ha incrementado, lo que, junto al aumento de la anchura de las vías, ha de suponer que el 207 sea dinámicamente más seguro, estable y aplomado.

El esquema del tren delantero no cambia, pues sigue siendo de tipo McPherson, si bien se ha modificadfo su arquitectura con el fin de mejorar la precisión de la dirección. El tren trasero, sin embargo, es completamente nuevo. Se abandonan las ruedas tiradas y se adopta el travesaño deformable, con el fin de aumentar la rigidez, mejorar el comportamiento de la carrocería y, quizás, acabar con el “nerviosismo” del eje posterior del 206.

Galería relacionada

207 detalles

Te recomendamos

Uno de los motivos principales a la hora de comprar un coche de segunda mano es el pr...

Un SUV a la última en tecnología y adaptado a los tiempos modernos. El MINI Countryma...

Bridgestone nos presenta su nuevo neumático Weather Control A005, que mantiene un ren...

Casi todo cuanto imaginas se puede comprar con dinero, menos tu tiempo, pero MINI te ...

El Jaguar E-PACE tiene el honor de ser el primer SUV compacto de la historia de la ma...

El Mitsubishi Eclipse Cross llegó rompiendo moldes entre los SUV compactos del mercad...