Opel Zafira 1.9 CDTI 150 Enjoy

El Zafira se ha posicionado como uno de los productos más interesantes entre la nutrida representación de monovolúmenes compactos existente en el mercado español, gracias a sus siete plazas incluidas de serie. Además, la versión Diesel más potente de la gama permite un comportamiento dinámico de primera, consume poco y tiene un precio muy competitivo.
Autopista -
Opel Zafira 1.9 CDTI 150 Enjoy
Opel Zafira 1.9 CDTI 150 Enjoy
Ver v?osVer Vídeos
<table border=0 cellspacing=0 cellpadding=0 class=visu4>
<tr align=right><td colspan=3 class=visu2><img src="http://www.terra.es/img/visu_aub.gif" alt=""></td></tr>
<tr> 
<td class=visu2><img src="http://www.terra.es/img/au.gif" width=1 height=1 alt=""></td>
<td id=visu5><ul> 


    <li><a href="javascript:abrir_ventana

('http://multimedia.terra.es/viewer/portada.cfm?cod_media=46852&mapnivel1=MUS','','width=765,height=470') ">Opel Zafira

Cada vez son más las familias que optan por un vehículo de estas características para sus desplazamientos de trabajo y ocio. La versatilidad y modularidad que ofrecen sus habitáculos -encerrados en una carrocería de unos 4,5 metros de longitud-, ha modificado las tendencias del mercado. Prácticamente ofrecen las mismas cotas de habitabilidad en la configuración de cinco plazas que los modelos de la categoría superior y resultan mucho más cómodos a la hora de desenvolverse entre el denso tráfico urbano. También disponen de dos plazas adicionales para uso esporádico, pues, en la práctica, son pocas las familias que necesitan habitualmente las siete plazas a la vez.

El incremento de potencia se ha extendido en el segmento hasta valores impensables hace unos años tanto en gasolina como en Diesel: Opel se desmarca con 240 CV en el caso del Zafira OPC, mientras que Toyota anuncia nada menos que 177 CV para su Corolla Verso Diesel.

Estos valores de potencia convierten a un monovolumen compacto en un vehículo divertido y apetecible, independientemente de las necesidades particulares de cada usuario. Ya no se asocia el coche familiar grande a un modelo lento, torpe de movimientos y pesado. Todo lo contrario, ahora la imagen de las nuevas generaciones de monovolúmenes se asocia a éxito, juventud, libertad, modernidad. Se han puesto de moda entre las parejas jóvenes con o sin hijos, entre deportistas, entre profesionales liberales, etc, ya que el espacio interior configurable a voluntad permite adecuar el interior con facilidad a las necesidades específicas de cada usuario.

Las últimas versiones de los monovolúmenes compactos hacen gala de un aprovechamiento del espacio excepcional y recurren a la configuración de siete plazas de serie. Mazda5, Toyota Corolla Verso o este Opel Zafira que nos ocupa son prueba de ello.

Nuestro protagonista mantiene el sistema que patentó con la anterior generación del modelo, denominado Flex7, pero ahora cuenta con una carrocería 15 cm más larga y casi 6 más ancha que la de su predecesor, con una batalla y unas vías mayores que permiten más espacio a los siete ocupantes; eso sí, los de la última fila de asientos, mejor niños. No es que la ganancia haya sido espectacular, pero, al menos, resulta más cómodo.

La amplia distancia entre ejes, de 2,7 metros, permite suficiente espacio útil para los ocupantes, en especial para los de las plazas centrales. Éstas siguen formadas por una banqueta corrida de tres plazas que se desliza solidariamente por unos carriles. Este sistema tiene sus ventajas e inconvenientes: por una parte se aprovecha todo el asiento al ser de una pieza, pero no se puede prescindir de alguna plaza ni se puede desmontar. Eso sí, se pliega fácilmente hacia delante para permitir un mayor espacio de carga y se desliza con facilidad para facilitar el paso a los ocupantes de las plazas posteriores. También el acceso en general ha mejorado, ya que las puertas traseras son más grandes.

Con todas las plazas ocupadas el volumen del maletero se limita a 155 litros, ampliable hasta los 550 litros si prescindimos de las dos últimas. Si además, abatimos la segunda fila de asientos alcanzaremos un volumen superior a 1.800 litros.

Opcionalmente se ofrece el sistema “Flex Organizer” para mejorar la colocación de bultos mediante raíles dotados de fijaciones móviles.

Ver v?osVer Vídeos
<table border=0 cellspacing=0 cellpadding=0 class=visu4>
<tr align=right><td colspan=3 class=visu2><img src="http://www.terra.es/img/visu_aub.gif" alt=""></td></tr>
<tr> 
<td class=visu2><img src="http://www.terra.es/img/au.gif" width=1 height=1 alt=""></td>
<td id=visu5><ul> 


    <li><a href="javascript:abrir_ventana

('http://multimedia.terra.es/viewer/portada.cfm?cod_media=46852&mapnivel1=MUS','','width=765,height=470') ">Opel Zafira

Cada vez son más las familias que optan por un vehículo de estas características para sus desplazamientos de trabajo y ocio. La versatilidad y modularidad que ofrecen sus habitáculos -encerrados en una carrocería de unos 4,5 metros de longitud-, ha modificado las tendencias del mercado. Prácticamente ofrecen las mismas cotas de habitabilidad en la configuración de cinco plazas que los modelos de la categoría superior y resultan mucho más cómodos a la hora de desenvolverse entre el denso tráfico urbano. También disponen de dos plazas adicionales para uso esporádico, pues, en la práctica, son pocas las familias que necesitan habitualmente las siete plazas a la vez.

El incremento de potencia se ha extendido en el segmento hasta valores impensables hace unos años tanto en gasolina como en Diesel: Opel se desmarca con 240 CV en el caso del Zafira OPC, mientras que Toyota anuncia nada menos que 177 CV para su Corolla Verso Diesel.

Estos valores de potencia convierten a un monovolumen compacto en un vehículo divertido y apetecible, independientemente de las necesidades particulares de cada usuario. Ya no se asocia el coche familiar grande a un modelo lento, torpe de movimientos y pesado. Todo lo contrario, ahora la imagen de las nuevas generaciones de monovolúmenes se asocia a éxito, juventud, libertad, modernidad. Se han puesto de moda entre las parejas jóvenes con o sin hijos, entre deportistas, entre profesionales liberales, etc, ya que el espacio interior configurable a voluntad permite adecuar el interior con facilidad a las necesidades específicas de cada usuario.

Las últimas versiones de los monovolúmenes compactos hacen gala de un aprovechamiento del espacio excepcional y recurren a la configuración de siete plazas de serie. Mazda5, Toyota Corolla Verso o este Opel Zafira que nos ocupa son prueba de ello.

Nuestro protagonista mantiene el sistema que patentó con la anterior generación del modelo, denominado Flex7, pero ahora cuenta con una carrocería 15 cm más larga y casi 6 más ancha que la de su predecesor, con una batalla y unas vías mayores que permiten más espacio a los siete ocupantes; eso sí, los de la última fila de asientos, mejor niños. No es que la ganancia haya sido espectacular, pero, al menos, resulta más cómodo.

La amplia distancia entre ejes, de 2,7 metros, permite suficiente espacio útil para los ocupantes, en especial para los de las plazas centrales. Éstas siguen formadas por una banqueta corrida de tres plazas que se desliza solidariamente por unos carriles. Este sistema tiene sus ventajas e inconvenientes: por una parte se aprovecha todo el asiento al ser de una pieza, pero no se puede prescindir de alguna plaza ni se puede desmontar. Eso sí, se pliega fácilmente hacia delante para permitir un mayor espacio de carga y se desliza con facilidad para facilitar el paso a los ocupantes de las plazas posteriores. También el acceso en general ha mejorado, ya que las puertas traseras son más grandes.

Con todas las plazas ocupadas el volumen del maletero se limita a 155 litros, ampliable hasta los 550 litros si prescindimos de las dos últimas. Si además, abatimos la segunda fila de asientos alcanzaremos un volumen superior a 1.800 litros.

Opcionalmente se ofrece el sistema “Flex Organizer” para mejorar la colocación de bultos mediante raíles dotados de fijaciones móviles.

Galería relacionada

ozafiradti150abre

Historias
LOS MEJORES VÍDEOS
Te recomendamos

Hamilton pilotó la Yamaha de Rossi y Valentino condujo el Mercedes de Lewis...

Una historia de amor de ida y vuelta a bordo de un MINI....

Por espacio y tecnología, el MINI Countryman se establece como una de las opciones má...

No es una afirmación gratuita, sino el resultado de un estudio del INSIA, uno de los ...

Por la ciudad, a la montaña, de viaje, solo, en pareja o en familia... pero siempre d...

Con las proporciones más deportivas y el dinamismo de conducción de un turismo, pero ...