Opel Vectra 3.0 V6 CDTi Sport

A principios del pasado otoño, Opel presentaba en Madrid las novedades de su gama familiar para 2006. Vectra, Signum y Zafira se ponían al día para enfrentarse a los nuevos tiempos. Empezamos a probar estos nuevos Vectra de 2006 y lo hacemos con este 3.0 V6 CDTi, un soberbio motor que todavía no había pasado por nuestras manos. Esta máquina confiere a la berlina de Opel un carácter decididamente deportivo, y eso que es Diesel...
Autopista -
Opel Vectra 3.0 V6 CDTi Sport
Opel Vectra 3.0 V6 CDTi Sport

Para esta nueva etapa del Vectra, Opel ha decidido remozar un poco el aspecto del coche, que databa ya de 2002. Aplicando el “nuevo lenguaje estético” de la firma alemana, han sustituido todo el frontal, introduciendo ya las formas estrenadas con el Opel Astra.

Llegan así al Vectra esas ópticas tan características, estiradas hacia atrás, que parecen darle al coche un aspecto más agresivo. El capó también recibe cambios, con líneas más marcadas y el remate frontal en un desafiante “pico” que parte en dos la parrilla.
En los laterales se han hecho menos cambios, tocando sólo las faldillas y los pasos de rueda, que son más grandes. En la trasera, sin intervenir tan a fondo como en el morro, también se ha trabajado: nuevos grupos ópticos, un pico más suave en el centro del portón y, en este acabado Sport, un impactante faldón con rejilla en forma de panal de abeja y dos enormes salidas de escape.

<

p> En general, el coche se sacude su aspecto aburguesado de la primera época y adopta unas formas más aguerridas, más deportivas y modernas.

La renovación estética no llega tan claramente al interior del coche, donde se mantienen las formas clásicas y algo sosas de la generación anterior. Se han suavizado algunas aristas, se ha elegido un nuevo remate para el salpicadero y se han redondeado elementos como los aireadores. Por lo demás, la estética es la misma de antes, bastante sobria y poco dada a las alegrías.

Los materiales empleados también son básicamente los mismos, aunque se han mejorado, por ejemplo, los guarnecidos de las puertas. Los acabados mantienen su buena nota de siempre, con algún punto mejorable, como los siempre criticados mandos de las luces.

<

p> En cuanto a la habitabilidad, el Vectra es un coche de esos que suelen cumplir bien con su cometido de transportar cómodamente a sus pasajeros. Hay sitio de sobra para que tres adultos viajen en el asiento trasero, eso sí, con cierta falta de espacio para las piernas, donde su falta de longitud total se deja sentir con respecto a otros rivales y se traduce en un recorte de los centímetros en el eje longitudinal. En cambio, para hombros y cabeza, es uno de los mejores de la categoría, sólo superado por Citroën C5 y Ford Mondeo.

Sin embargo, donde no se ha escatimado nada es en el maletero, que es uno de los mejores del mercado de las berlinas. Además de gozar de un comodísimo acceso y de una boca de carga enorme, el compartimento de equipaje es muy regular y aloja la nada desdeñable cifra de 535 litros de capacidad mínima.

Por los 32.021 euros que cuesta, el Vectra ofrece una interesante dotación de serie que deja pocos resquicios a las pegas. Así, hay que destacar el apartado de seguridad, que cuenta con ABS, ocho airbags, control de estabilidad y tracción y control de velocidad de crucero. Esta relación se puede mejorar añadiendo la monitorización de la presión de los neumáticos, que sale por 212 euros.

Por su parte, la dotación de confort cuenta con la mayor parte de los estándares de la categoría, incluyendo el climatizador dual. Para mejorar, se puede introducir el navegador por satélite, que cuesta 1.130 euros, o los asientos calefactables, que suponen 243 euros más. Además, la lista de packs y opciones es enorme, con lo que el coche, por un poco más de dinero, puede mejorar mucho sus posibilidades.

Así, haciendo balance, estamos ante un modelo muy interesante para los que busquen un coche cómodo para viajar, capaz de llevar pasajeros y carga sin problemas y, además, con cierta chispa, con el nervio que requiere un coche para que la conducción no sea del todo descafeinada.

LO MEJOR
LO PEOR

* Comportamiento
* Motor
* Habitabilidad

* Ruido del motor
* Algunos acabados
* Precio

Para esta nueva etapa del Vectra, Opel ha decidido remozar un poco el aspecto del coche, que databa ya de 2002. Aplicando el “nuevo lenguaje estético” de la firma alemana, han sustituido todo el frontal, introduciendo ya las formas estrenadas con el Opel Astra.

Llegan así al Vectra esas ópticas tan características, estiradas hacia atrás, que parecen darle al coche un aspecto más agresivo. El capó también recibe cambios, con líneas más marcadas y el remate frontal en un desafiante “pico” que parte en dos la parrilla.
En los laterales se han hecho menos cambios, tocando sólo las faldillas y los pasos de rueda, que son más grandes. En la trasera, sin intervenir tan a fondo como en el morro, también se ha trabajado: nuevos grupos ópticos, un pico más suave en el centro del portón y, en este acabado Sport, un impactante faldón con rejilla en forma de panal de abeja y dos enormes salidas de escape.

<

p> En general, el coche se sacude su aspecto aburguesado de la primera época y adopta unas formas más aguerridas, más deportivas y modernas.

La renovación estética no llega tan claramente al interior del coche, donde se mantienen las formas clásicas y algo sosas de la generación anterior. Se han suavizado algunas aristas, se ha elegido un nuevo remate para el salpicadero y se han redondeado elementos como los aireadores. Por lo demás, la estética es la misma de antes, bastante sobria y poco dada a las alegrías.

Los materiales empleados también son básicamente los mismos, aunque se han mejorado, por ejemplo, los guarnecidos de las puertas. Los acabados mantienen su buena nota de siempre, con algún punto mejorable, como los siempre criticados mandos de las luces.

<

p> En cuanto a la habitabilidad, el Vectra es un coche de esos que suelen cumplir bien con su cometido de transportar cómodamente a sus pasajeros. Hay sitio de sobra para que tres adultos viajen en el asiento trasero, eso sí, con cierta falta de espacio para las piernas, donde su falta de longitud total se deja sentir con respecto a otros rivales y se traduce en un recorte de los centímetros en el eje longitudinal. En cambio, para hombros y cabeza, es uno de los mejores de la categoría, sólo superado por Citroën C5 y Ford Mondeo.

Sin embargo, donde no se ha escatimado nada es en el maletero, que es uno de los mejores del mercado de las berlinas. Además de gozar de un comodísimo acceso y de una boca de carga enorme, el compartimento de equipaje es muy regular y aloja la nada desdeñable cifra de 535 litros de capacidad mínima.

Por los 32.021 euros que cuesta, el Vectra ofrece una interesante dotación de serie que deja pocos resquicios a las pegas. Así, hay que destacar el apartado de seguridad, que cuenta con ABS, ocho airbags, control de estabilidad y tracción y control de velocidad de crucero. Esta relación se puede mejorar añadiendo la monitorización de la presión de los neumáticos, que sale por 212 euros.

Por su parte, la dotación de confort cuenta con la mayor parte de los estándares de la categoría, incluyendo el climatizador dual. Para mejorar, se puede introducir el navegador por satélite, que cuesta 1.130 euros, o los asientos calefactables, que suponen 243 euros más. Además, la lista de packs y opciones es enorme, con lo que el coche, por un poco más de dinero, puede mejorar mucho sus posibilidades.

Así, haciendo balance, estamos ante un modelo muy interesante para los que busquen un coche cómodo para viajar, capaz de llevar pasajeros y carga sin problemas y, además, con cierta chispa, con el nervio que requiere un coche para que la conducción no sea del todo descafeinada.

LO MEJOR
LO PEOR

* Comportamiento
* Motor
* Habitabilidad

* Ruido del motor
* Algunos acabados
* Precio

Galería relacionada

Vectra Detalles.

Historias
LOS MEJORES VÍDEOS
Te recomendamos

Una historia de amor de ida y vuelta a bordo de un MINI....

Por espacio y tecnología, el MINI Countryman se establece como una de las opciones má...

No es una afirmación gratuita, sino el resultado de un estudio del INSIA, uno de los ...

Por la ciudad, a la montaña, de viaje, solo, en pareja o en familia... pero siempre d...

Con las proporciones más deportivas y el dinamismo de conducción de un turismo, pero ...

Los ganadores de un juego de neumáticos todo tiempo Bridgestone Weather Control A005 ...