Opel Zafira 1.9 CDTI 150 Enjoy

El Zafira se ha posicionado como uno de los productos más interesantes entre la nutrida representación de monovolúmenes compactos existente en el mercado español, gracias a sus siete plazas incluidas de serie. Además, la versión Diesel más potente de la gama permite un comportamiento dinámico de primera, consume poco y tiene un precio muy competitivo.
-
Opel Zafira 1.9 CDTI 150 Enjoy
Opel Zafira 1.9 CDTI 150 Enjoy

El planteamiento del Honda es muy diferente, pues dispone de dos filas de asientos para tres ocupantes en cada una de ellas, una interpretación moderna del Fiat Multipla. La mecánica 2.2 no logra la brillantez de nuestro protagonista, pero, a cambio, es más suave de funcionamiento.

Otro de los modelos de última hornada que merece una puntuación destacable. Sus puertas laterales correderas añaden un plus de funcionalidad y comodidad para acceder al habitáculo. Su motor, algo ruidoso, cumple perfectamente las expectativas y sólo la plaza central de la segunda fila empaña un poco la nota final del modelo.

Su motor de dos litros y 150 CV permite un elevado nivel de prestaciones al modelo, aunque no tiene ese tacto “deportivo” que transmite el Zafira. Es muy cómodo de suspensiones, muy eficaz en carretera y ofrece un interior con un equipamiento excelente.

Supera en cilindrada al modelo que hoy nos ocupa, pero no llega a su nivel de potencia (existe otra variante de la misma capacidad, con 177 CV). Dispone de un interior muy ingenioso, inspirado en el sistema de Opel Flex7, pero con asientos independientes.

Posiblemente el rival más duro y cercano en planteamiento al Opel Zafira, aunque de serie se ofrece como un cinco plazas y es necesario solicitar las dos traseras como una opción. El modelo de volkswagen ofrece un comportamiento muy bueno, menos deportivo, buena capacidad interior y un motor muy enérgico.

El planteamiento del Honda es muy diferente, pues dispone de dos filas de asientos para tres ocupantes en cada una de ellas, una interpretación moderna del Fiat Multipla. La mecánica 2.2 no logra la brillantez de nuestro protagonista, pero, a cambio, es más suave de funcionamiento.

Otro de los modelos de última hornada que merece una puntuación destacable. Sus puertas laterales correderas añaden un plus de funcionalidad y comodidad para acceder al habitáculo. Su motor, algo ruidoso, cumple perfectamente las expectativas y sólo la plaza central de la segunda fila empaña un poco la nota final del modelo.

Su motor de dos litros y 150 CV permite un elevado nivel de prestaciones al modelo, aunque no tiene ese tacto “deportivo” que transmite el Zafira. Es muy cómodo de suspensiones, muy eficaz en carretera y ofrece un interior con un equipamiento excelente.

Supera en cilindrada al modelo que hoy nos ocupa, pero no llega a su nivel de potencia (existe otra variante de la misma capacidad, con 177 CV). Dispone de un interior muy ingenioso, inspirado en el sistema de Opel Flex7, pero con asientos independientes.

Posiblemente el rival más duro y cercano en planteamiento al Opel Zafira, aunque de serie se ofrece como un cinco plazas y es necesario solicitar las dos traseras como una opción. El modelo de volkswagen ofrece un comportamiento muy bueno, menos deportivo, buena capacidad interior y un motor muy enérgico.

El planteamiento del Honda es muy diferente, pues dispone de dos filas de asientos para tres ocupantes en cada una de ellas, una interpretación moderna del Fiat Multipla. La mecánica 2.2 no logra la brillantez de nuestro protagonista, pero, a cambio, es más suave de funcionamiento.

Otro de los modelos de última hornada que merece una puntuación destacable. Sus puertas laterales correderas añaden un plus de funcionalidad y comodidad para acceder al habitáculo. Su motor, algo ruidoso, cumple perfectamente las expectativas y sólo la plaza central de la segunda fila empaña un poco la nota final del modelo.

Su motor de dos litros y 150 CV permite un elevado nivel de prestaciones al modelo, aunque no tiene ese tacto “deportivo” que transmite el Zafira. Es muy cómodo de suspensiones, muy eficaz en carretera y ofrece un interior con un equipamiento excelente.

Supera en cilindrada al modelo que hoy nos ocupa, pero no llega a su nivel de potencia (existe otra variante de la misma capacidad, con 177 CV). Dispone de un interior muy ingenioso, inspirado en el sistema de Opel Flex7, pero con asientos independientes.

Posiblemente el rival más duro y cercano en planteamiento al Opel Zafira, aunque de serie se ofrece como un cinco plazas y es necesario solicitar las dos traseras como una opción. El modelo de volkswagen ofrece un comportamiento muy bueno, menos deportivo, buena capacidad interior y un motor muy enérgico.

El planteamiento del Honda es muy diferente, pues dispone de dos filas de asientos para tres ocupantes en cada una de ellas, una interpretación moderna del Fiat Multipla. La mecánica 2.2 no logra la brillantez de nuestro protagonista, pero, a cambio, es más suave de funcionamiento.

Otro de los modelos de última hornada que merece una puntuación destacable. Sus puertas laterales correderas añaden un plus de funcionalidad y comodidad para acceder al habitáculo. Su motor, algo ruidoso, cumple perfectamente las expectativas y sólo la plaza central de la segunda fila empaña un poco la nota final del modelo.

Su motor de dos litros y 150 CV permite un elevado nivel de prestaciones al modelo, aunque no tiene ese tacto “deportivo” que transmite el Zafira. Es muy cómodo de suspensiones, muy eficaz en carretera y ofrece un interior con un equipamiento excelente.

Supera en cilindrada al modelo que hoy nos ocupa, pero no llega a su nivel de potencia (existe otra variante de la misma capacidad, con 177 CV). Dispone de un interior muy ingenioso, inspirado en el sistema de Opel Flex7, pero con asientos independientes.

Posiblemente el rival más duro y cercano en planteamiento al Opel Zafira, aunque de serie se ofrece como un cinco plazas y es necesario solicitar las dos traseras como una opción. El modelo de volkswagen ofrece un comportamiento muy bueno, menos deportivo, buena capacidad interior y un motor muy enérgico.

El planteamiento del Honda es muy diferente, pues dispone de dos filas de asientos para tres ocupantes en cada una de ellas, una interpretación moderna del Fiat Multipla. La mecánica 2.2 no logra la brillantez de nuestro protagonista, pero, a cambio, es más suave de funcionamiento.

Otro de los modelos de última hornada que merece una puntuación destacable. Sus puertas laterales correderas añaden un plus de funcionalidad y comodidad para acceder al habitáculo. Su motor, algo ruidoso, cumple perfectamente las expectativas y sólo la plaza central de la segunda fila empaña un poco la nota final del modelo.

Su motor de dos litros y 150 CV permite un elevado nivel de prestaciones al modelo, aunque no tiene ese tacto “deportivo” que transmite el Zafira. Es muy cómodo de suspensiones, muy eficaz en carretera y ofrece un interior con un equipamiento excelente.

Supera en cilindrada al modelo que hoy nos ocupa, pero no llega a su nivel de potencia (existe otra variante de la misma capacidad, con 177 CV). Dispone de un interior muy ingenioso, inspirado en el sistema de Opel Flex7, pero con asientos independientes.

Posiblemente el rival más duro y cercano en planteamiento al Opel Zafira, aunque de serie se ofrece como un cinco plazas y es necesario solicitar las dos traseras como una opción. El modelo de volkswagen ofrece un comportamiento muy bueno, menos deportivo, buena capacidad interior y un motor muy enérgico.

El planteamiento del Honda es muy diferente, pues dispone de dos filas de asientos para tres ocupantes en cada una de ellas, una interpretación moderna del Fiat Multipla. La mecánica 2.2 no logra la brillantez de nuestro protagonista, pero, a cambio, es más suave de funcionamiento.

Otro de los modelos de última hornada que merece una puntuación destacable. Sus puertas laterales correderas añaden un plus de funcionalidad y comodidad para acceder al habitáculo. Su motor, algo ruidoso, cumple perfectamente las expectativas y sólo la plaza central de la segunda fila empaña un poco la nota final del modelo.

Su motor de dos litros y 150 CV permite un elevado nivel de prestaciones al modelo, aunque no tiene ese tacto “deportivo” que transmite el Zafira. Es muy cómodo de suspensiones, muy eficaz en carretera y ofrece un interior con un equipamiento excelente.

Supera en cilindrada al modelo que hoy nos ocupa, pero no llega a su nivel de potencia (existe otra variante de la misma capacidad, con 177 CV). Dispone de un interior muy ingenioso, inspirado en el sistema de Opel Flex7, pero con asientos independientes.

Posiblemente el rival más duro y cercano en planteamiento al Opel Zafira, aunque de serie se ofrece como un cinco plazas y es necesario solicitar las dos traseras como una opción. El modelo de volkswagen ofrece un comportamiento muy bueno, menos deportivo, buena capacidad interior y un motor muy enérgico.

Te recomendamos

El retrato más personal que encontrarás de mítico piloto Ayrton Senna, con hasta 25 h...

SEAT, Autopista y el Máster en Styling y Diseño de la Universidad Politécnica de Vale...

Range Rover sorprendió a todos con la llegada de su último SUV. El Range Rover Velar ...

Hablar del MINI Countryman Híbrido Enchufable es hablar de un SUV camaleónico, que aú...

Uno de los motivos principales a la hora de comprar un coche de segunda mano es el pr...

Casi todo cuanto imaginas se puede comprar con dinero, menos tu tiempo, pero MINI te ...