Opel Meriva

El nuevo Meriva, cuyas unidades pre-producción de ensayo hemos podido conducir en carreteras invernales de Alemania, demuestra que sus rasgos de funcionalidad son muy prácticos, pero también resulta muy agradable por su buen comportamiento en carretera.
-
Opel Meriva
Opel Meriva

La flexibilidad general del Meriva parece fuera de dudas. No obstante, Opel la subraya machaconamente una y otra vez con sus denominaciones FlexDoors (puertas de inusual apertura), FlexSpace (la modularidad interior) y FlexFix (el porta-bicicletas o porta-baúles trasero plegable). Son todas ellas funciones reales de estimable practicidad, aunque el ingenioso dispositivo opcional FlexFix parece orientado a incondicionales de la bici, pues además del coste y peso adicionales, supone la reducción parcial del espacio convencional para carga.

 

De todos estos elementos, el más distintivo del Meriva lo forma obviamente la disposición de sus puertas laterales, con las traseras articulando en su parte posterior. Es una configuración que en su día fue popular, y el propio Seat 600 la llevaba en sus primeros años. Luego fue prohibida, por razones de seguridad, pues en algunos casos las puertas podían abrirse en marcha inesperadamente. Y Opel ha sacado de la prohibición a esta fórmula de acceso y cierre, a base de incorporarle una gran robustez y ciertas medidas de seguridad, como el bloqueo automático de las puertas en cuanto el vehículo supera los 4 km/h. También por razones de seguridad, dicho bloqueo se anula en caso de accidente.

 

La confluencia de la línea de apertura/cierre de las dos puertas a la altura del pilar intermedio de la carrocería, permite ofrecer un espacio más despejado de acceso y salida a la fila trasera de asientos, lo que se ve reforzado para las personas de movilidad reducida, por un asidero vertical en dicho pilar. El despeje de acceso también es de especial utilidad para quien quiere instalar o extraer a niños de su sillita de seguridad instalada en la fila trasera de asientos. Con las puertas abiertas ‘a la contra’, el intento de llegar a ellas desde el interior para cerrarlas depende de la situación del asiento deslizante trasero, ya que el tirador queda bastante lejos. Por ello, Opel ha dispuesto de acanaladuras de asimiento en el borde de las amplias bolsas portaobjetos del panel de puerta, para que sirvan de oficioso tirador. Igualmente, desde la posición de sentado atrás, el asidero vertical situado en el montante central de la carrocería queda bastante lejos; lo que se palía situando el correspondiente asientos deslizante más adelante.

 

Una observación, extraída de un encontronazo experimentado personalmente: la ubicación de los potenciales ocupantes en el exterior ante cualquiera de las dos puertas para el acceso al interior, hace precisa una pequeña precaución inusual de posicionamiento, dado que el arco que describen las puertas al ser cerradas puede tropezar con la anatomía del otro usuario en proceso de acceder o salir.

 

En cuanto a la flexibilidad del espacio interior, el primer Meriva ya contaba con el truco de reposicionar lateralmente los asientos traseros para conformar dos plazas independientes más desahogadas. Además de mantener este detalle, el nuevo modelo acentúa el deslizamiento longitudinal de esa fila de asientos –por sectores-, permitiendo un compromiso variable entre espacio para las rodillas y capacidad del maletero. Además, los asientos traseros se pliegan a la horizontal completa con un sólo movimiento. El plano de carga que así forman coincide en altura con la del asiento delantero derecho igualmente plegado, y con el ‘suelo’ del maletero; y esto permite un enorme volumen útil y la posibilidad de portar objetos muy largos. Bajo dicho ‘suelo’ de maletero, desmontable, existe un volumen adicional de carga (ocupado o no parcialmente por la rueda de repuesto, según configuración en cada mercado). Opel anuncia 400 dm3 para su maletero, cifra superada ligeramente por nuestras mediciones provisionales cuando se suman todas sus posibilidades, pero sin plegar asientos. La capacidad total de carga, ya con todo plegado, sería de 1.500 dm3.

 

<

blockquote>El monovolumen estrella.

Galería relacionada

Opel Meriva, el contacto

Te recomendamos

Hay un público fiel que sigue apostando por las berlinas tradicionales, y ahí el Lexu...

Espacio de carga, confort en viaje y capacidad para dormir en su interior hacen de lo...

El Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlina surcoreana, se ve las caras...

Del 7 al 13 de septiembre tienes ocasión de vivir una experiencia exclusiva a los man...

El Ford Focus siempre ha sido un compacto de retos y récords, y su cuarta generación ...

Nuevo rival en circuito para el Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlin...