Opel GT

El Opel GT es un roadster de dos plazas con capota de lona. Su motor de 264 CV y su chasis de acero hidroformado le proporcionan unas prestaciones que le hacen rivalizar con modelos como el Honda S-200 y alguno de los BMW Z4. Se pone a la venta en abril por 29.900 euros.
Autopista -
Opel GT
Opel GT
Ver vídeosVer vídeo
<table border=0 cellspacing=0 cellpadding=0 class=visu4>
<tr align=right><td colspan=3 class=visu2><img src="http://www.terra.es/img/visu_aub.gif" alt=""></td></tr>
<tr> 
<td class=visu2><img src="http://www.terra.es/img/au.gif" width=1 height=1 alt=""></td>
<td id=visu5><ul> 



    <li><a href="javascript:abrir_ventana

('http://multimedia.terra.es/viewer/portada.cfm?cod_media=71043&mapnivel1=MOT','','width=765,height=470') ">Nuevo Opel GT

No es normal que un constructor generalista haga un coche tan extremo, técnicamente hablando. De hecho, es como un regalo que General Motors ha ofrecido a sus marcas y que Opel ha sabido aprovechar para proponérselo a sus clientes. Pero habrá que estar rápido de reflejos si se quiere conseguir uno, porque en caso contrario seguramente habrá lista de espera. Con este coche, Opel se coloca por prestaciones, comportamiento y diseño al nivel de las marcas especialistas. Sus ingenieros dicen que el rival es… el Honda S-2000, pero salvo por la relativa rusticidad de sus interiores (y por el nombre) también puede medirse con un BMW Z4 y hasta con un Porsche Boxster. Sorprendente ¿verdad?

El Opel GT lo tiene todo para hacer historia. Su afilada línea de puro roadster, sin tan siquiera un “hard-top” o techo duro, y con el puesto de conducción casi encima del eje trasero, culmina en un capó trasero moldeado a continuación de los reposacabezas, como en los coches de resistencia de los años 50. Invita a entrar. El interior es pura y simplemente deportivo, con asientos y volante tapizados en una espléndida combinación de cuero rojo y negro. Lo demás es más bien minimalista. Los plásticos del salpicadero no son nada imaginativos, pero están bien ensamblados. A cambio, el asiento del conductor incorpora reglaje eléctrico en altura, y, aunque el volante no lo tiene en profundidad, se consigue fácilmente una postura de conducción adecuada. El cuadro de instrumentos sólo presenta nivel de gasolina, cuentarrevoluciones y un velocímetro poco legible, graduado hasta 260 km/h. Afortunadamente, el ordenador de viaje, que se acciona desde el volante multifunción, nos muestra hasta la temperatura del agua.

La capota se abre fácilmente. Liberamos un único cerrojo central y se pliega dentro del maletero, protegiendo cuidadosamente su luneta térmica de vidrio. En tal caso, dentro del portaequipajes la capacidad se reduce al mínimo. Por supuesto, probamos el nuevo Opel con ella guardada para sentir mejor las sensaciones que se paladean de antemano.

Desde los primeros metros, el motor se postula como un campeón de su categoría. Inyección directa, turbocompresor de doble caracola y distribución variable hacen posible sus 264 CV con sólo 2 litros de cilindrada. Y aún se le podrá sacar más potencia, dice el ingeniero Chris Pinn. Es una variante del motor L-850, que se utiliza en los Vectra y en modelos norteamericanos, pero por primera vez va colocado longitudinalmente. Sin embargo, lo que más sorprende es su entrega de fuerza desde bajo régimen y su progresividad. Por lo demás, tiene dos árboles contrarrotantes de equilibrado que anulan las vibraciones, pero no su sonido grave y poderoso. El Opel GT acelera con mucha vivacidad. Se puede decir que va sobrado de motor, a pesar de sus exagerados desarrollos, con una quinta más larga que la sexta de otros coches de igual potencia; si fueran algo más cortos, los resultados serían espectaculares pero se rompería el equilibrio del consumo.

Efectivamente, el GT sólo tiene 5 marchas, cosa que no parece afectar a su capacidad de recuperación, tal es la disponibilidad de par motor a cualquier régimen. Monta una caja Aisin de gran precisión y de recorridos cortos, no en vano la palanca va justo encima de la caja y no requiere de cables o timonerías. También es verdad que podría ser algo más rápida, pero su utilización es un placer.

No hay el más mínimo crujido ni del salpicadero ni de los elementos de la carrocería, perfectamente fijada al rígido chasis. Sí nos acompaña un silbido de la antena de la radio al superar los 180 km/h. Seguramente con la capota puesta se note menos, pero preferimos dejar esa comprobación para otro ocasión y hacer los 400 km de la presentación a cielo abierto. Con este coche merece la pena.

Ver vídeosVer vídeo
<table border=0 cellspacing=0 cellpadding=0 class=visu4>
<tr align=right><td colspan=3 class=visu2><img src="http://www.terra.es/img/visu_aub.gif" alt=""></td></tr>
<tr> 
<td class=visu2><img src="http://www.terra.es/img/au.gif" width=1 height=1 alt=""></td>
<td id=visu5><ul> 



    <li><a href="javascript:abrir_ventana

('http://multimedia.terra.es/viewer/portada.cfm?cod_media=61337&mapnivel1=MOT','','width=765,height=470') ">Opel GT

Ver vídeosVer vídeo
<table border=0 cellspacing=0 cellpadding=0 class=visu4>
<tr align=right><td colspan=3 class=visu2><img src="http://www.terra.es/img/visu_aub.gif" alt=""></td></tr>
<tr> 
<td class=visu2><img src="http://www.terra.es/img/au.gif" width=1 height=1 alt=""></td>
<td id=visu5><ul> 



    <li><a href="javascript:abrir_ventana

('http://multimedia.terra.es/viewer/portada.cfm?cod_media=71043&mapnivel1=MOT','','width=765,height=470') ">Nuevo Opel GT

No es normal que un constructor generalista haga un coche tan extremo, técnicamente hablando. De hecho, es como un regalo que General Motors ha ofrecido a sus marcas y que Opel ha sabido aprovechar para proponérselo a sus clientes. Pero habrá que estar rápido de reflejos si se quiere conseguir uno, porque en caso contrario seguramente habrá lista de espera. Con este coche, Opel se coloca por prestaciones, comportamiento y diseño al nivel de las marcas especialistas. Sus ingenieros dicen que el rival es… el Honda S-2000, pero salvo por la relativa rusticidad de sus interiores (y por el nombre) también puede medirse con un BMW Z4 y hasta con un Porsche Boxster. Sorprendente ¿verdad?

El Opel GT lo tiene todo para hacer historia. Su afilada línea de puro roadster, sin tan siquiera un “hard-top” o techo duro, y con el puesto de conducción casi encima del eje trasero, culmina en un capó trasero moldeado a continuación de los reposacabezas, como en los coches de resistencia de los años 50. Invita a entrar. El interior es pura y simplemente deportivo, con asientos y volante tapizados en una espléndida combinación de cuero rojo y negro. Lo demás es más bien minimalista. Los plásticos del salpicadero no son nada imaginativos, pero están bien ensamblados. A cambio, el asiento del conductor incorpora reglaje eléctrico en altura, y, aunque el volante no lo tiene en profundidad, se consigue fácilmente una postura de conducción adecuada. El cuadro de instrumentos sólo presenta nivel de gasolina, cuentarrevoluciones y un velocímetro poco legible, graduado hasta 260 km/h. Afortunadamente, el ordenador de viaje, que se acciona desde el volante multifunción, nos muestra hasta la temperatura del agua.

La capota se abre fácilmente. Liberamos un único cerrojo central y se pliega dentro del maletero, protegiendo cuidadosamente su luneta térmica de vidrio. En tal caso, dentro del portaequipajes la capacidad se reduce al mínimo. Por supuesto, probamos el nuevo Opel con ella guardada para sentir mejor las sensaciones que se paladean de antemano.

Desde los primeros metros, el motor se postula como un campeón de su categoría. Inyección directa, turbocompresor de doble caracola y distribución variable hacen posible sus 264 CV con sólo 2 litros de cilindrada. Y aún se le podrá sacar más potencia, dice el ingeniero Chris Pinn. Es una variante del motor L-850, que se utiliza en los Vectra y en modelos norteamericanos, pero por primera vez va colocado longitudinalmente. Sin embargo, lo que más sorprende es su entrega de fuerza desde bajo régimen y su progresividad. Por lo demás, tiene dos árboles contrarrotantes de equilibrado que anulan las vibraciones, pero no su sonido grave y poderoso. El Opel GT acelera con mucha vivacidad. Se puede decir que va sobrado de motor, a pesar de sus exagerados desarrollos, con una quinta más larga que la sexta de otros coches de igual potencia; si fueran algo más cortos, los resultados serían espectaculares pero se rompería el equilibrio del consumo.

Efectivamente, el GT sólo tiene 5 marchas, cosa que no parece afectar a su capacidad de recuperación, tal es la disponibilidad de par motor a cualquier régimen. Monta una caja Aisin de gran precisión y de recorridos cortos, no en vano la palanca va justo encima de la caja y no requiere de cables o timonerías. También es verdad que podría ser algo más rápida, pero su utilización es un placer.

No hay el más mínimo crujido ni del salpicadero ni de los elementos de la carrocería, perfectamente fijada al rígido chasis. Sí nos acompaña un silbido de la antena de la radio al superar los 180 km/h. Seguramente con la capota puesta se note menos, pero preferimos dejar esa comprobación para otro ocasión y hacer los 400 km de la presentación a cielo abierto. Con este coche merece la pena.

Ver vídeosVer vídeo
<table border=0 cellspacing=0 cellpadding=0 class=visu4>
<tr align=right><td colspan=3 class=visu2><img src="http://www.terra.es/img/visu_aub.gif" alt=""></td></tr>
<tr> 
<td class=visu2><img src="http://www.terra.es/img/au.gif" width=1 height=1 alt=""></td>
<td id=visu5><ul> 



    <li><a href="javascript:abrir_ventana

('http://multimedia.terra.es/viewer/portada.cfm?cod_media=61337&mapnivel1=MOT','','width=765,height=470') ">Opel GT

Galería relacionada

opelgtabre

Historias
LOS MEJORES VÍDEOS
Te recomendamos

Una historia de amor de ida y vuelta a bordo de un MINI....

Por espacio y tecnología, el MINI Countryman se establece como una de las opciones má...

No es una afirmación gratuita, sino el resultado de un estudio del INSIA, uno de los ...

Por la ciudad, a la montaña, de viaje, solo, en pareja o en familia... pero siempre d...

Con las proporciones más deportivas y el dinamismo de conducción de un turismo, pero ...

Los ganadores de un juego de neumáticos todo tiempo Bridgestone Weather Control A005 ...