Publicidad

Opel Corsa OPC Nürburgring Edition

En Opel quieren que el Corsa OPC sea la referencia de su segmento y para ello han incrementado la potencia de este pequeño deportivo, pero lo más importante es que esta edición incorpora diferencial autoblocante mecánico, toda una declaración de intenciones que aumenta su eficacia considerablemente.
-
Opel Corsa OPC Nürburgring Edition
Opel Corsa OPC Nürburgring Edition

Estamos ante una vuelta de tuerca a uno de los modelos más rabiosos del segmento B, quizá el mejor y más equilibrado OPC que ha pasado por nuestras manos. Con las mejoras de esta edición Nürburgring, el modelo más deportivo de la gama Opel Corsa incrementa de manera formidable la que ya era su mejor virtud, la agilidad. Y qué mejor forma de hacerlo que con la incorporación de un diferencial autoblocante mecánico, un elemento cada vez más difícil de encontrar por "culpa" de los sistemas electrónicos que tratan de emular sus bondades. Sin embargo, pese a las supuestas ventajas de los "autoblocantes" electrónicos —facilidad de conducción y ausencia de tirones en la dirección—, nada iguala las sensaciones y la eficacia de uno mecánico. En el caso del Opel Corsa OPC Nürburgring Edition, su tarado no es demasiado radical y, aunque obliga a sujetar el volante con decisión a la hora de pisar a fondo en pleno apoyo, los posibles tirones que se transmiten a la dirección son bastante leves, ya que el diferencial cuenta con un ligero bloqueo inicial para que la entrada en funcionamiento no sea brusca. A cambio de esta mínima merma en el confort, es posible empezar a acelerar mucho antes a la salida de las curvas, ya que la capacidad de tracción es sorprendente, además no se pierde ni un ápice de potencia, ya que este sistema no actúa sobre los frenos, a diferencia de los dispositivos electrónicos.

En cuanto a su comportamiento, al pisar a fondo en pleno giro la dirección y la trayectoria se cierran sensiblemente, algo que requiere cierta costumbre para lograr una trazada limpia, pero que permite lograr una velocidad de paso por curva endiablada una vez que nos hacemos a sus maneras. En ocasiones, a la hora de exprimir en curvas medias todo el potencial del bastidor llevando a cabo una conducción muy deportiva, es mejor hundir el pie derecho hasta el fondo antes que dejar de acelerar, ya que la trasera del Opel Corsa OPC va muy asentada y es prácticamente imposible de "descolocar", por lo que no podremos emplearla para redondear los giros. Por tanto, sus reacciones son muy seguras, aunque los más expertos podrán echar de menos un eje trasero más reactivo a las transferencias de masas. La facilidad de conducción se vuelve a poner de manifiesto con una gran progresividad cuando se sobrepasa el alto límite de agarre del tren delantero, normalmente uno de los puntos más delicados de los modelos de tracción equipados con diferencial autoblocante.

Otra de las novedades mecánicas del Corsa OPC Nürburgring Edition es un ligero aumento de la potencia de su propulsor, que pasa de 192 a 210 CV. El mayor rendimiento no se nota tanto como el autoblocante, pero es uno de los motivos por los que ha logrado rebajar el tiempo de su hermano OPC normal en aproximadamente 10 segundos en el trazado del que toma su nombre. Estos 18 CV se consiguen mediante un turbo revisado y un sistema de escape rediseñado que permite una reducción de la contrapresión; de hecho, la llamativa salida central del OPC se sustituye por dos generosos tubos laterales. El único "pero" es que para lograr esta potencia es necesario emplear gasolina sin plomo de 100 octanos. Con la de 98 octanos que podemos encontrar en nuestro país se pierden, según los responsables de Opel, 2 ó 3 CV.

Aunque la dura suspensión se ha rebajado 20 milímetros, las enormes llantas de 18 pulgadas hacen que la altura de la carrocería se mantenga inalterada. En su interior hay unos poderosos frenos Brembo, cuya superficie de fricción se ha incrementado un 10%. Por otro lado, cuenta con nuevos muelles y amortiguadores monotubo de gas firmados por Bilstein. Aún no conocemos el precio de esta interesante versión del Opel Corsa OPC, aunque podemos adelantar que llegará a nuestro mercado después del verano.