Publicidad

Opel Ampera

Tras nuestras experiencias con prototipos desde hace varios años, hemos conducido por fin un convincente Ampera tal y como llegará a los concesionarios. Combinando a su manera dos motores eléctricos y uno de gasolina, funciona "más o menos" como un coche eléctrico con una tranquilizante autonomía de 500 kilómetros. Llegará a España en el primer trimestre de 2012, con un precio por encima de los 40.000 euros.
-
Opel Ampera
Opel Ampera

Para los que no estén a la última, habrá que recordarles que el Ampera representa la tecnología alternativa de Opel a los propulsores convencionales Diesel y de gasolina. Mientras unos fabricantes han apostado por los vehículos eléctricos y otros por los híbridos, Opel ha desarrollado su propio punto de vista (para ser más exacto, General Motors, de donde también aparece el Chevrolet Volt, clon tecnológico del Ampera), dando lugar a lo que ellos llaman "vehículo eléctrico de autonomía extendida".

La idea consiste en que el Ampera se impulse por la energía eléctrica que le proporciona una batería que se recarga en 4 horas en la red doméstica de 220 voltios. Dicha batería, de iones de litio y con una capacidad de 16 kW/h, alimenta a un motor eléctrico de 150 CV, capaz de impulsar al Ampera asombrosamente hasta una velocidad de 161 km/h. La autonomía media que asegura la carga completa de la batería es de 60 kilómetros, lo que debería servir, según estudios de desplazamientos de Opel, para cubrir el trayecto diario laboral mayoritario de sus usuarios... a un coste menor de 3 euros cada 100 kilómetros

A partir de ese momento, en su uso como coche familiar de fin de semana o de vacaciones, el motor de gasolina (un 1.4 Ecotec de 86 CV) se pone en marcha para mover un segundo motor eléctrico que opera como generador . La misión de éste generador (con un rendimiento de 72 CV) es alimentar al motor eléctrico principal y mantener un mínimo de carga en la agotada batería, que sigue alimentando al motor eléctrico principal en modo combinado (para asegurar los 150 CV que en toda situación debe rendir el Ampera), cuando los requerimientos sobre el acelerador lo exijan, así como en cortos desplazamientos eléctricos. Existen ciertas dudas y sus respondables no nos lo han aclarado que, el motor de gasolina podría llegar a transmitir cierto giro directo a las ruedas motrices en altas demandas de velocidad y nula carga eléctrica, hecho por el que algún legislador pudiera cuestionar la definición de vehículo eléctrico del Ampera, cuando de alguna manera por la combinación de su empuje hay también algo de híbrido en sus entrañas y por tanto limitaciones de acceso en las zonas de emisiones cero.

El hecho es que todos los motores están unidos entre sí por engranajes y embragues a un sistema planetario (que en la práctica emula a un cambio automático) que mueve las ruedas delanteras del Ampera. Su consumo medio en carretera en estas circunstancias de trabajo combinado de todos los motores debería estar entre 7 y 8 litros cada 100 kilómetros, datos que comprobaremos en una futura prueba.

En cualquier caso, el Ampera se siente como un coche eléctrico de convincentes prestaciones y su funcionamiento general es excelente. La comparación con el Prius resulta obligada y en este sentido el Ampera tiene una mejor pisada sobre la carretera (resulta más preciso de guiado y bachea con mayor calidad), es más silencioso y el tacto general del coche es menos "artificial" o más convencional (tacto del freno -que es regenerativo-, de la dirección, del cambio, etc) que el exótico Toyota.

En todos sus modos de trabajo, el Ampera dispone de 150 CV, independientemente del solapamiento de sus motores, que buscan el apoyo entre ellos favoreciendo su eficiencia energética. Con los "depósitos" llenos (el de gasolina tiene una capacidad de 35 litros), el Ampera nos recibe con una autonomía total de 500 kilómetros, los primeros 63 fruto de la carga doméstica. Su silencioso inicio de marcha y la suavidad y celeridad con que se mueve en ciudad y carretera hasta su velocidad máxima (no parece lastrarle sus 1.732 kg, 198 provenientes de la batería de litio y todo su sistema de refrigeración líquida), reafirman la exquisita viabilidad de este tipo de propulsión. Además, el hecho que la prestación del Ampera lo coloque a la altura del tráfico convencional e incluso por encima en la aceleración corta por la súbita respuesta del motor eléctrico, llena de credibilidad sus aspiraciones. 

En nuestra prueba por Holanda, alternando ciudad y autopista a velocidades legales y, todo hay que decirlo, con una orografía lisa como una mesa de billar, la autonomía eléctrica de red doméstica nos ha permitido recorrer 53 kilómetros con total despreocupación en la conducción, con conductor y pasajero y utilizando la climatización, sobre la que recae un alto gasto energético. Por ello, no nos parece descabellado superar holgadamente los 60 kilómetros en trayectos puramente urbanos con temperaturas medias.

Agotada la batería
es cuando el Ampera resulta un coche peculiar. El motor de gasolina se pone en marcha por medio de uno de los motores eléctricos. Inicialmente resulta imperceptible. La marcha del Ampera sigue marcada por la suavidad, silencio y espontánea respuesta del motor o motores eléctricos. El rango de trabajo del 1.4 Ecotec está entre 2.000 y 4.800 revoluciones, en función de la recarga de energía que precise la batería para abastecer a los motores eléctricos y no de cuando aceleramos. Por eso, puede desconcertar situaciones como que en plena fase de frenada el motor de gasolina siga acelerado o se acelere más porque sigue recargando. 

En realidad, la batería de iones de litio nunca se descarga en su totalidad cuando entra el motor de gasolina. De los 16 kW/h iniciales, se reservan 6 cuando el display nos informa que no hay nada y el sistema pasa a autonomía extendida. El Ampera entonces tira de esos 6 kW/h, pero es el momento del motor de gasolina, que trabaja entonces para recuperar y mantener un nivel de carga mínima que permita una estable y consistente respuesta de acelerador. Asimilado esto, nuestra curiosidad nos lleva a querer probar un Ampera subiendo un puerto de montaña, con alta y mantenida demanda de aceleración para saber cómo gestionará estas duras condiciones. Debe ser una prueba de fuego cuando el Ampera dispone de un modo de funcionamiento "Modo Montaña" que aconseja activar 15 minutos antes de afrontar una fuerte y larga ascensión, para priorizar con antelación la recarga de la batería que asegure una buena y continuada respuesta del motor eléctrico.

A los otros modos "Normal" y "Deportivo" suma uno de "Mantenimiento de carga" que preserva la mayor parte de la carga de la batería hasta que hemos llegado a la ciudad, cuando venimos del extrarradio, para circular por esos centros urbanos donde sólo se puede acceder en condiciones de emisiones cero.

Toda esta "ciencia ficción" tiene su coste en euros. El Ampera partirá de un precio de 42.000 euros, que en España será de 44.500, porque los responsables de la marca en nuestro país apostarán por la versión con el acabado más alto. El revestimiento interior en cuero y un mayor equipamiento engarza con cierta imagen premium, que de alguna manera puede justificar mejor su alto precio. No obstante, no debemos olvidar que habrá que descontar las ayudas fiscales que cada autonomía tiene fijadas para este tipo de coches. En términos de funcionalidad, sus 4 plazas homologadas y un maletero de 310 litros pueden comprometer la orientación familiar del Ampera (4,5 metros de longitud), un coche por tamaño y estructura cercano a un Astra (4,4 metros y 370 litros).  

Grupo mecánico Voltec Motor principal eléctrico, generador/impulsor eléctrico y motor estacionario de gasolina 1.4 ECOTEC Euro5
Tipo Eléctrico de autonomía extendida
Situación Delantera
Potencia máxima total 150 CV
Par máximo total 37,8 mkg
Batería Ion de litio
Situación Central longitudinal
Capacidad 16 kW/h
Recarga a 220 volt. 4 horas
TRANSMISIÓN   
Tipo Tracción delantera
Cambio Tipo automático
CARROCERÍA  
Estructura Monocasco de acero
Coeficiente Cx 0,27
Nº de plazas 4
Peso oficial 1.732 kg
Depósito comb. 35,2 litros
Largoxanchoxalto 450x179x144 cm
Maletero 310/1005 dm3
RENDIMIENTOS OFICIALES
Velocidad máx. 161 km/h
Acel. 0-100 km/h 9,0 s  (preliminar)
Autonomía media eléctrica 60 km
Autonomía combinada más de 500 km  (preliminar)
CO2 40 g/km (preliminar)

Galería relacionada

Opel Ampera, el contacto