Nuevo BMW Serie 7

Motores más ahorradores, nuevos equipamientos y pequeños retoques exteriores de diseño son los principales cambio de la renovada Serie 7 de BMW. A la venta en septiembre a partir de 81.400 euros.
-
Nuevo BMW Serie 7
Nuevo BMW Serie 7

A pesar de la maltrecha marcha de las ventas de coches en España, BMW pondrá hasta 17 variantes de la renovada Serie 7 en el mercado a partir del mes de septiembre. Los precios van desde los 81.400 euros que cuesta el BMW 730d más barato hasta los 168.300 euros que habrá que desembolsar por el espectacular 760 Li con motor V12 y carrocería alargada.

Los cambios por fuera son poco perceptibles a primera vista. Algo que, sin duda, ha buscado la marca para mantener el valor residual de la primera fase de esta quinta generación de la Serie 7, que apareció en el mercado en 2008. Pero ¿cómo distinguirla de un vistazo? Por los faros delanteros con luces de LED, una parrilla frontal retocada y donde los dos típicos riñones tienen ahora nueve varillas verticales en lugar de las doce que hasta ahora lucía el modelo y, en la parte trasera, una pequeña barra cromada une las luces de marcha atrás situadas en el extremo superior del paragolpes trasero.

En el interior, los asientos estrenan nuevo diseño y siguen siendo igual de confortables que lo fueron en la anterior entrega del modelo. Desde BMW también afirman que se ha mejorado el nivel de aislamiento acústico para el habitáculo. Lo cierto es que rodando a ritmos no muy fuertes –esta vez la presentación fue por carreteras alejadas de las autopistas alemanas donde suelen tener lugar– el sonido del exterior es apenas perceptible. Sí llega el rugido del motor V8 del 750i que conducíamos cuando necesitas hacer una adelantamiento rápido.

Este motor es uno de los muchos que BMW ha renovado o que se incluyen por primera vez en la Serie 7. El primer escalón es el seis cilindros en línea 3.0 TwinPower Turbo que monta el BMW 740i y que ofrece una potencia máxima de 320 CV.

El siguiente escalón en gasolina es el BMW 750i con motor de ocho cilindros en uve y 4,4 litros de cubicaje que rinde nada menos que 450 CV. En este caso, y gracias a las modificaciones en la electrónica, la inclusión de sistema start-stop y otros refinamientos destinados al ahorro, se ha logrado reducir el consumo un 24 por ciento mientras que la potencia ha pasado de los anteriores 408 CV a los actuales 450 CV. Y, además, con los 199 g/km de CO2 que ha homologado sólo paga el 9,75 por ciento de Impuesto de Matriculación. En BMW afirman que este es el primer motor V8 del mundo de esa potencia que baja de los 200 g/km de CO2.

Este motor es el más equilibrado de la gama gasolina. Desde luego satisfará a quienes busquen potencia y refinamiento de uso. Responde al acelerador con presteza y catapulta al Serie 7 con decisión al menor requerimiento. Cumple con las expectativas que se supone un conductor pone en un coche de este tipo al pedir un motor de 450 CV de potencia. No creemos que el V12 del BMW 750i, y que no tuvimos oportunidad de conducir, suponga un paso gigantesco hacia delante.

Es precisamente este motor la guinda en gasolina. Llega de la mano del V12 que esconde bajo su capó el BMW 760i. Tiene 5.972 cm3 y alcanza 544 CV de potencia. en este caso no ha habido rebajas en consumo o emisiones tras la renovación.

Sí se han producido en el BMW ActiveHybrid7, también con motor de gasolina, y eléctrico, está el de funcionamiento híbrido. Rinde un total de 354 CV frente a los 465 de la anterior versión. La causa de estas reducción de potencia se esconde en el cambio de motor. Anteriormente se conjugaba un motor térmico V8 (449 CV) con otro eléctrico (20 CV) , mientras que ahora el combustión es un seis cilindros en línea que alcanza 320 CV y otro eléctrico que suministra otros 55 suplementarios: ambos combinados tienen un rendimiento máximo de esos 354 CV referidos. Con la bajada de potencia también lo han hecho los consumos y las emisiones: si anterior tenía un gasto medio de 9,4 litros cada 100 km y emitía 219 g/km de C02, el nuevo se queda en 6,8 l/100 km y 158 g/km de CO2.

Pero no sólo de gasolina viven mercados como el español. Aquí, y en otros muchos europeos, el Diesel tiene una notable presencia. La gama de la renovada Serie 7 ofrece tres opciones alimentadas por gasóleo, todas ellas con arquitectura de seis cilindros en línea. Desde el "pequeño" BMW 730d, que alcanza 258 CV hasta el grandioso 750d (éste sólo disponible con tracción integral XDrive) que gracias a sus tres turbocompresores en cascada llega hasta los 381 CV. en medio se sitúa el BMW 740d, de doble turbo y 313 CV.

Pero no sólo el BMW 750d está disponible con tracción integral. Todas las versiones, excepto el BMW 740i y 760i, también lo están. Asimismo es posible conseguir todas las versiones con carrocería alargada, la denominadas con la letra mayúscula L, cuya longitud total pasa de 5,07 a 5,21 metros y su distancia entre ejes de 3,07 a 3,21 metros.

Todas las versiones de la renovada Serie 7 ahora tienen caja de cambios automática de ocho relaciones. Su funcionamiento es una delicia de suavidad y rapidez. Al igual que lo es la suspensión, con un buen equilibrio entre dureza y confort y que, gracias a su eje trasero con elementos neumáticos y autonivelante, permite un buen dinamismo incluso con el equipaje de cuatro ocupantes el maletero –éste mantiene los 500 litros de capacidad–.

Por cierto, ahora el BMW Serie 7 puede abrir de tres formas diferentes la tapa motorizada de su maletero: con la llave, pulsando el botón o –si llevamos encima la llave– metiendo el pie por debajo del paragolpes. Es el mismo sistema que estrenó el Volkswagen Passat en su última generación y que incorporan otras marcas y modelos. Para cerrar, basta apretar el botón que hay en el borde interior de la tapa.

En el renovado BMW Serie 7, la marca ha hecho especial hincapié, como ya hemos comentado al hablar de los motores, en el ahorro de combustible. Para ello, la marca ha introducido en todas las variantes sistema start-stop de arranque y apagado automático del motor, el sistema ECO-PRO con el que los cambios ascendentes y descendentes de marcha se realizan a menor régimen (este no está disponible en el BMW 760i) o lo que llaman la función de planeo –desacoplado de las marchas para reducir el consumo cuando las condiciones orográficas o de tráfico son favorables.

Entre las novedades que se introducen en el equipamiento de la renovada Serie 7 están un nuevo sistema BMW Night Vision + Dynamic Light Spot. Éste detecta personas en la oscuridad y en caso necesario un haz de luz led la sigue para que no la perdamos de vista. También posee una función de activación automática de las luces largas de LED que evitan deslumbramientos al conductor que viene de frente sin que nosotros veamos reducido nuestro campo de visión.

Además, el navegador Professional tiene ahora un procesador más rápido, gráficos de alta resolución que incluyen el modo 3D-City. Por lo que respecta al equipo de sonido, firmado por Bang & Olufsen, éste puede tener hasta 16 altavoces. El central sobre el salpicadero se levanta al encender el equipo y, por la noche, permanece encendido.

Galería relacionada

BMW Serie 7 2013

Te recomendamos

Con un diseño deportivo, el mayor espacio de su clase, los motores con menor consumo ...

Nuevo rival en circuito para el Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlin...

El Ford Focus siempre ha sido un compacto de retos y récords, y su cuarta generación ...

El fabricante japonés sigue buscando los límites de su compacto y parece no hallarle ...