Nuevo BMW Serie 3

Nos subimos a bordo del nuevo BMW Serie 3. De todas las versiones, probamos el 328i, una versión que ofrece un nivel de confort nunca antes visto en el Serie 3. Su nuevo motor de 4 cilindros turbo y la alta sofisticación técnica son sus otros puntos fuertes.
-
Nuevo BMW Serie 3
Nuevo BMW Serie 3

Nada más recorrer los primeros metros a los mandos del nuevo BMW 328i, todavía en un entorno urbano, su rodar nos delata un cambio de rumbo en el enfoque de esta berlina. No sólo por silencio de marcha, suavidad y ausencia de vibraciones, que nada tienen que envidiar a un híbrido, también por la capacidad de la suspensión para aislarnos de baches e irregularidades, los cuales parecen desaparecer del asfalto como nunca antes. Por otra parte, el buen trabajo en cuanto a aislamiento acústico del habitáculo, junto con la regularidad de giro de este impresionante cuatro cilindros turboalimentado que ya habíamos tenido ocasión de probar en el X1, y el cambio ZF de 8 marchas, consiguen una sensación de refinamiento mecánico elevadísima. Este impecable cambio automático está disponible opcionalmente para toda la gama (entre 2.514 y 2.722 €, según motorización), si bien de serie incorpora un manual de 6 velocidades. Es un elemento digno de tener en cuenta, pues evita en gran medida que rocemos el codo con el apoyabrazos central cada vez que cambiamos de marcha, ya que la consola es alta y la palanca, corta.

No creo que los más acérrimos seguidores de la marca bávara echen de menos una suspensión más firme —aunque hay varias en opción, incluida la adaptativa— de cara a mejorar la eficacia, ya que el comportamiento sigue siendo el que cabría esperar de un BMW, sin embargo, circulando muy rápido y en conducción deportiva falta información de lo que ocurre bajo las ruedas. En esto también tiene mucho que ver la dirección, sumamente precisa y directa en los primeros milímetros de giro, y de tacto muy agradable, pero poco informativa. Requiere por nuestra parte movimientos precisos y calculados, ya que el chasis del Serie 3 se muestra muy reactivo e inmediato a las órdenes del volante. En esta toma de contacto pudimos probar la denominada dirección deportiva variable (231 € en el 328i) que, sin ser activa, varía su desmultiplicación en función del ángulo de giro. Volviendo al “excesivo” aislamiento que hemos comentado, es el único inconveniente que podría empañar el conjunto para los amantes de la deportividad, y quizá también un motor demasiado silenciado cuyo atractivo sonido apenas llega al habitáculo; quizá el cambio manual, como ocurre en el X1, transmita algo más el sonido y de una vuelta de tuerca a la deportividad de esta más que apetecible berlina. Por lo demás, empuje y prestaciones están muy por encima de lo exigible actualmente y el 328i es un automóvil rapidísimo, capaz de proporcionar muy buenas sensaciones de conducción con su nueva personalidad.

BMW ha demostrado que no hacen falta unas suspensiones duras para proporcionar un comportamiento deportivo y muy eficaz. El 328i consigue un equilibrio perfecto entre confort y agilidad. Su motor, por otro lado, es una gozada.

La función Eco Pro, que se activa con el mismo interruptor que selecciona los modos Confort, Sport y Sport+, facilita en gran medida la conducción ecológica, pues adapta las leyes del acelerador, del motor, del cambio, del climatizador y de los sistemas eléctricos del coche —incluidos los retrovisores calefactables—, para consumir menos energía. El cambio automático de 8 marchas, opcional, también ayuda gracias a los largos desarrollos de la 7ª y 8ª marcha, y a que permite emplear el motor prácticamente siempre en la zona más eficiente. La llamada cortina de aire, destinada junto con unos bajos muy estudiados a mejorar el flujo aerodinámico, la estrenó el Serie 1 M Coupé y consiste en dos aperturas verticales en el frontal, al lado de los antiniebla, que redirigen el aire hacia las ruedas delanteras y para formar una especie de barrera que reduce las turbulencias en la zona de las llantas.

Respecto al interior, con el aumento de 9,3 centímetros de la longitud de la carrocería se consigue una mayor amplitud que antes y 40 litros adicionales de maletero. Pero lo más llamativo son los nuevos sistemas que ofrece, como el control del entorno mediante cámaras periféricas, asistente de aparcamiento automático, HUD en color, información del tráfico en tiempo real y control de ángulo muerto. La lista de extras, como siempre, es casi interminable y es digna de un estudio minucioso, pues permite configurar un automóvil prácticamente a medida.


320d-184 CV: 34.700 € -Febrero 2012
320 ED-163 CV: 33.950 € -Febrero 2012
328i-245 CV: 39.400 € -Febrero 2012
335i-306 CV: 48.100 € -Febrero 2012
316d -116 CV: 29.950 € -Marzo 2012
318d -143 CV: 31.850 € -Marzo 2012
320i -184 CV: 34.500 € -Marzo 2012

Galería relacionada

Conducimos el nuevo BMW Serie 3

Te recomendamos

Con un diseño deportivo, el mayor espacio de su clase, los motores con menor consumo ...

Nuevo rival en circuito para el Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlin...

El Ford Focus siempre ha sido un compacto de retos y récords, y su cuarta generación ...

El fabricante japonés sigue buscando los límites de su compacto y parece no hallarle ...