Nissan Qashqai 2.0i 16v 4x2

SUV parece, compacto al uso es. El nuevo Qashqai brilla como un completo especialista del asfalto, aunque su deseada imagen de moda sugiera otras especialidades de las que tampoco, si aparecen, rehuye.
-
Nissan Qashqai 2.0i 16v 4x2
Nissan Qashqai 2.0i 16v 4x2
Ver vídeosVer vídeo
<table border=0 cellspacing=0 cellpadding=0 class=visu4>
<tr align=right><td colspan=3 class=visu2><img src="http://www.terra.es/img/visu_aub.gif" alt=""></td></tr>
<tr> 
<td class=visu2><img src="http://www.terra.es/img/au.gif" width=1 height=1 alt=""></td>
<td id=visu5><ul> 



    <li><a href="javascript:abrir_ventana

('http://multimedia.terra.es/viewer/portada.cfm?cod_media=63970&mapnivel1=MUS','','width=765,height=470') ">Nissan Qashqai

Más adelante llegarán las versiones Diesel que adornarán el conjunto, pero hay que reconocer que esta versión de gasolina 2.0 16V de 140 CV propone un muy razonable agrado de conducción y prestancia general. Técnicamente el motor es exquisito. De nueva factura, está fabricado en aluminio y entre otras exquisiteces dispone de una distribución variable en continuo para la admisión y un doble árbol contrarrotante para minimizar vibraciones. Su carrera larga propone un motor con una respuesta desde bajo régimen muy consistente, no comparable a los “asistidos” turbodiesel, pero con una respetable solvencia.

Entre que no pesa mucho y que se asocia a un cambio de 6 velocidades de tacto muy preciso, este Qashqai acelera y recupera bien. Es muy fino y silencioso, sumamente agradable en este sentido, y se guarda a partir de las 4.500 revoluciones un golpe de acelerador que le reporta prestaciones muy convincentes. Pero a ritmo a salvo de radares, este motor se desenvuelve con mucha facilidad moviendo su máximo desarrollo en sexta, sin que el recurso de la reducción se haga rutinario. Y esto le lleva a conseguir consumos medios en carretera en torno a unos comedidos 8 litros.

Con el acabado Acenta (hay un acabado superior, el Tekna) se configura una versión a la que no se le puede poner ningún reproche, salvo que los airbag de cabeza no cubren la fila trasera. Incluso apunta alto en su hipotético segmento incluyendo de serie el control de estabilidad, el climatizador bizona, el control de crucero, conexión Bluetooth o los sensores de aparcamiento. Su precio de 20.480 euros no se desvía de lo que la competencia en formato de carrocería normal pide e incluso parte en muchos casos de una tarifa mucho más competitiva. Y en definitiva, este Qashqai no penaliza en ningún apartado por la morfología de todo-camino que luce. Moda, funcionalidad y calidad. Huele a éxito.

Galería relacionada

nissan qashqai prueba

Te recomendamos

Range Rover sorprendió a todos con la llegada de su último SUV. El Range Rover Velar ...

Uno de los motivos principales a la hora de comprar un coche de segunda mano es el pr...

Bridgestone nos presenta su nuevo neumático Weather Control A005, que mantiene un ren...

Casi todo cuanto imaginas se puede comprar con dinero, menos tu tiempo, pero MINI te ...

El Jaguar E-PACE tiene el honor de ser el primer SUV compacto de la historia de la ma...

El Mitsubishi Eclipse Cross llegó rompiendo moldes entre los SUV compactos del mercad...