Nissan Qashqai 2.0i 16v 4x2

SUV parece, compacto al uso es. El nuevo Qashqai brilla como un completo especialista del asfalto, aunque su deseada imagen de moda sugiera otras especialidades de las que tampoco, si aparecen, rehuye.
-
Nissan Qashqai 2.0i 16v 4x2
Nissan Qashqai 2.0i 16v 4x2
Ver vídeosVer vídeo
<table border=0 cellspacing=0 cellpadding=0 class=visu4>
<tr align=right><td colspan=3 class=visu2><img src="http://www.terra.es/img/visu_aub.gif" alt=""></td></tr>
<tr> 
<td class=visu2><img src="http://www.terra.es/img/au.gif" width=1 height=1 alt=""></td>
<td id=visu5><ul> 



    <li><a href="javascript:abrir_ventana

('http://multimedia.terra.es/viewer/portada.cfm?cod_media=63970&mapnivel1=MUS','','width=765,height=470') ">Nissan Qashqai

Se conduce sin ningún atisbo de coche grande en el sentido de aparatoso (sí pasa con un Captiva o en menor medida con un Santa Fe, por ejemplo, cuando vienes de una berlina media), básicamente porque es un coche ligero, entendiendo como tal, que sus 1.388 kilos verificados son más o menos los mismos que encontramos en los modelos compactos, y menos de 200 kilos que en un RAV4 o Jeep Compass, por ejemplo. En marcha tiene auténtico tacto de rodadura y mecánico de coche compacto y refinado, y dentro de estos, hasta los entusiastas conductores de los Focus, León o Mazda3 se sentirían identificados. Es un coche firme de suspensión, que posiblemente balanceé algo más que esos modelos citados dada su mayor altura, pero lo hace de manera tan progresiva, contenida (la dirección no es tan directa) y asentado que salvo en trazados extremos, este Qashqai se nos antoja tan eficaz y gratificante como esos especialistas compactos. La dirección es eléctrica, pero de las buenas, con un tacto de guiado muy riguroso.

Del mismo modo, frena muy bien, con distancias muy cortas entre los mejores modelos compactos y lo mejor, con muy buena estabilidad y seguridad de reacciones. Esta especialización por el asfalto no quita para que gracias a la altura libre y a unos neumáticos de perfil generoso, el Qashqai pueda operar perfectamente como todo-camino, siempre y cuando nos dejemos llevar por la moderación. Y en esta versión con sólo tracción a las ruedas delanteras será preferible obviar los terrenos resbaladizos. A priori, el bastidor se muestra muy rígido y esa solidez que transmite la pisada en asfalto, delata en torsiones una alta calidad de fabricación exenta de ruidos internos.

Galería relacionada

nissan qashqai prueba

Te recomendamos

Hay un público fiel que sigue apostando por las berlinas tradicionales, y ahí el Lexu...

Espacio de carga, confort en viaje y capacidad para dormir en su interior hacen de lo...

El Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlina surcoreana, se ve las caras...

Del 7 al 13 de septiembre tienes ocasión de vivir una experiencia exclusiva a los man...

El Ford Focus siempre ha sido un compacto de retos y récords, y su cuarta generación ...

Nuevo rival en circuito para el Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlin...