Nissan Note 1.5 dCi Acenta

A veces, lo que le pedimos a un coche es, sencillamente, que sea práctico y útil, que nos ayude en la vida cotidiana, que aporte soluciones. Con el Note, Nissan se ha propuesto exactamente eso: ofrecernos un vehículo sencillo, que no simple, lleno de imaginación y buenas ideas.
-
Nissan Note 1.5 dCi Acenta
Nissan Note 1.5 dCi Acenta

Si el comportamiento del coche tiene mucho más de compacto que de monovolumen, otros aspectos, como la habitabilidad, la estética interior y la modularidad, serían perfectamente asumibles por el más puro de los monovolúmenes.

<

p>

Al entrar en el Note, sorprende la gran amplitud que se respira. A pesar de sus reducidas dimensiones exteriores, el coche disfruta de un interior muy desahogado en el que destacan las cómodas plazas delanteras.
La postura al volante es típica de monovolumen, bastante elevada, con todos los mandos a la mano y una sensación de control sobre la carretera propia de coche grande.

<

p> En la fila trasera, a pesar de que se homologan tres plazas, no sobra tanto el espacio. El pasajero que se siente en el asiento central irá un tanto apretado. Sobrará sitio para la cabeza y las piernas, pero no a lo ancho, con lo que se pierde un poco en comodidad.

A cambio, la modularidad del interior es ejemplar. Además de abundar los huecos para todo tipo de objetos, las mesitas plegables y otros elementos que hacen más cómoda la vida a bordo, el asiento trasero es deslizable. Esto significa que, además de poder plegarse si hace falta, permite llevar pasajeros y, al tiempo, ampliar la capacidad del maletero. Basta con adelantarlo unos centímetros para que los 340 litros de capacidad mínima del maletero se conviertan en 440 litros, una cifra que supera a la de los mejores compactos y, lo más interesante, sin que la comodidad de los pasajeros traseros se resienta demasiado. Es en estas ventajas donde se aprecian los centímetros que Nissan ha estirado la batalla del coche.

<

p> Por lo demás, estamos ante un interior dignamente acabado. Hay algunos ajustes mejorables, y también plásticos que no están a gran nivel, pero, en conjunto, el Note ofrece buenas calidades, un diseño moderno, una ergonomía muy cuidada y materiales aceptables.

<

p> La gran falla de este habitáculo está en la insonorización. El ruido del motor se cuela con demasiada fuerza en el interior, lo que llega a molestar bastante. Una pena, porque el coche se defiende muy bien de los ruidos aerodinámicos y de rodadura, pero no puede con la rumorosidad del propulsor.

Después, hay que buscar algunas limitaciones en el equipamiento. Ya hemos hablado de los frenos de tambor, que no son gran cosa. Tampoco nos convence la ausencia del control de estabilidad, que ya podría ser de serie, lo mismo que la rueda de repuesto, que sólo es de emergencia.

<

p>También nos ha disgustado el ordenador de a bordo, que ofrece muy pocos datos.

A cambio, el resto del equipamiento es bastante correcto. El Note, en este acabado Acenta, ofrece de serie airbags delanteros, laterales y traseros, el aire acondicionado, el equipo de sonido con lector de CD, el sensor de lluvia y la guantera refrigerada.

Lo malo es que la lista de opciones es muy corta: se limita a la pintura metalizada, que cuesta 301 euros. También hay un pack denominado Premium que, a cambio de 500 euros, incluye lunas tintadas, climatizador y radio CD con cargador y seis altavoces.

<

p> Puede parecer una dotación de serie algo escasa, pero no hay que olvidar que, por este Note en acabado Acenta, hay que pagar 16.300 euros, un precio bastante ajustado.

LO MEJOR
LO PEOR

* Buena modularidad
* Comportamiento noble
* Motor ahorrador

* Poca anchura atrás
* Equimpamiento muy justo
* Muy ruidoso

Si el comportamiento del coche tiene mucho más de compacto que de monovolumen, otros aspectos, como la habitabilidad, la estética interior y la modularidad, serían perfectamente asumibles por el más puro de los monovolúmenes.

<

p>

Al entrar en el Note, sorprende la gran amplitud que se respira. A pesar de sus reducidas dimensiones exteriores, el coche disfruta de un interior muy desahogado en el que destacan las cómodas plazas delanteras.
La postura al volante es típica de monovolumen, bastante elevada, con todos los mandos a la mano y una sensación de control sobre la carretera propia de coche grande.

<

p> En la fila trasera, a pesar de que se homologan tres plazas, no sobra tanto el espacio. El pasajero que se siente en el asiento central irá un tanto apretado. Sobrará sitio para la cabeza y las piernas, pero no a lo ancho, con lo que se pierde un poco en comodidad.

A cambio, la modularidad del interior es ejemplar. Además de abundar los huecos para todo tipo de objetos, las mesitas plegables y otros elementos que hacen más cómoda la vida a bordo, el asiento trasero es deslizable. Esto significa que, además de poder plegarse si hace falta, permite llevar pasajeros y, al tiempo, ampliar la capacidad del maletero. Basta con adelantarlo unos centímetros para que los 340 litros de capacidad mínima del maletero se conviertan en 440 litros, una cifra que supera a la de los mejores compactos y, lo más interesante, sin que la comodidad de los pasajeros traseros se resienta demasiado. Es en estas ventajas donde se aprecian los centímetros que Nissan ha estirado la batalla del coche.

<

p> Por lo demás, estamos ante un interior dignamente acabado. Hay algunos ajustes mejorables, y también plásticos que no están a gran nivel, pero, en conjunto, el Note ofrece buenas calidades, un diseño moderno, una ergonomía muy cuidada y materiales aceptables.

<

p> La gran falla de este habitáculo está en la insonorización. El ruido del motor se cuela con demasiada fuerza en el interior, lo que llega a molestar bastante. Una pena, porque el coche se defiende muy bien de los ruidos aerodinámicos y de rodadura, pero no puede con la rumorosidad del propulsor.

Después, hay que buscar algunas limitaciones en el equipamiento. Ya hemos hablado de los frenos de tambor, que no son gran cosa. Tampoco nos convence la ausencia del control de estabilidad, que ya podría ser de serie, lo mismo que la rueda de repuesto, que sólo es de emergencia.

<

p>También nos ha disgustado el ordenador de a bordo, que ofrece muy pocos datos.

A cambio, el resto del equipamiento es bastante correcto. El Note, en este acabado Acenta, ofrece de serie airbags delanteros, laterales y traseros, el aire acondicionado, el equipo de sonido con lector de CD, el sensor de lluvia y la guantera refrigerada.

Lo malo es que la lista de opciones es muy corta: se limita a la pintura metalizada, que cuesta 301 euros. También hay un pack denominado Premium que, a cambio de 500 euros, incluye lunas tintadas, climatizador y radio CD con cargador y seis altavoces.

<

p> Puede parecer una dotación de serie algo escasa, pero no hay que olvidar que, por este Note en acabado Acenta, hay que pagar 16.300 euros, un precio bastante ajustado.

LO MEJOR
LO PEOR

* Buena modularidad
* Comportamiento noble
* Motor ahorrador

* Poca anchura atrás
* Equimpamiento muy justo
* Muy ruidoso

Galería relacionada

Nissan Note 1.5 dCI

Te recomendamos

Uno de los motivos principales a la hora de comprar un coche de segunda mano es el pr...

Un SUV a la última en tecnología y adaptado a los tiempos modernos. El MINI Countryma...

Bridgestone nos presenta su nuevo neumático Weather Control A005, que mantiene un ren...

Casi todo cuanto imaginas se puede comprar con dinero, menos tu tiempo, pero MINI te ...

El Jaguar E-PACE tiene el honor de ser el primer SUV compacto de la historia de la ma...

El Mitsubishi Eclipse Cross llegó rompiendo moldes entre los SUV compactos del mercad...