Publicidad

Nissan X-Trail dCi 177 CV: a fondo el hermano mayor del Qashqai

¿Qué SUV comprar en Nissan? Además del súperventas Qashqai, si buscas aún más tamaño y versatilidad, el X-Trail es una gran opción. Probamos su versión Diesel de 177 CV.
Texto: Pablo Mallo / Fotos: Israel Gardyn -
Nissan X-Trail dCi 177 CV: a fondo el hermano mayor del Qashqai
Nissan X-Trail dCi 177 CV: a fondo el hermano mayor del Qashqai

El Nissan X-Trail, el hermano mayor del SUV más vendido en España, el Nissan Qashqai, ha recibido una nueva motorización Diesel 2.0 dCi de 177 CV, que se sitúa por encima del ya conocido propulsor 1.6 dCi de 130 CV. Combinado con el cambio automático de variador continuo, tracción total y acabado superior Tekna, es seguramente el Nissan X-Trail más apetecible de la gama

Recordemos que la versión de 130 CV del Nissan X-Trail, muy solvente en versiones de tracción delantera, perdía algo de brío al asociarse a la tracción total, un elemento que añade aproximadamente 170 kg de peso extra en este modelo. Si además se configura con 7 plazas y los pasajeros se encuentran a bordo, las prestaciones podían quedarse algo justas en determinadas circunstancias. La mejor alternativa para quienes demanden un mayor dinamismo y tracción total es, sin lugar a dudas, la versión aquí probada Diesel de 177 CV. Su consumo, eso sí, no es tan bajo, y la buena respuesta mecánica te tienta para "abusar" del acelerador en más de una ocasión. En definitiva, te tienes que esforzar para ser eficiente al volante, algo que resulta mucho más sencillo activando el modo eco, que modifica considerablemente la respuesta del acelerador y permite una dosificación muy comedida. 

PRESTACIONES Nissan X-Trail 2.0 dCi 177 CV 4x4 Xtronic
Acel. 0-100 km/h 9,57 s
Acel. 0-1000 metros 31,3 s
Adelantamiento 80-120 km/h 6,84 s
Sonoridad 100 km/h 64 dB
Sonoridad 120 km/h 70,5 dB
Frenada desde 140 km/h 83,1 m
Peso en báscula 1.774 kg

Nissan X-Trail: motor dCi 177 CV y cambio CVT, buena combinación

El cambio automático por variador continuo del Nissan X-Trail 2.0 dCi de 177 CV merece una mención aparte por su buen funcionamiento, no sólo por la suavidad que se le presupone a este tipo de transmisión, sino también por su inmediatez de respuesta y por sus leyes de actuación, que muchas veces emulan marchas fijas para evitar que el motor se revolucione en exceso, pero también para que su sonido no resulte monótono girando siempre al mismo régimen. Su puesta a punto permite una conducción muy natural y agradable, al mismo tiempo que consigue extraer muy buenas prestaciones del motor aprovechando sus zonas de rendimiento óptimas y el generoso par disponible. Además del modo de uso normal, tiene programas Sport y manual secuencial, que se activan desplazando la palanca hacia la izquierda. Por otro lado, resulta muy preciso en maniobras de aparcamiento, incluso en cuesta, ya que ofrece muy buena dosificación a poca velocidad. Como única pega, en arrancadas desde parado la potencia tarda un poco en llegar y requiere cierta anticipación por nuestra parte si queremos, por ejemplo, incorporarnos a una rotonda o salir de un stop con cierta premura. Otra característica que llama la atención de este cambio es que en bajadas pronunciadas acorta el desarrollo si levantamos el pie del acelerador, para conseguir así cierta retención y no sobrecargar el equipo de frenos. 

CONSUMOS Nissan X-Trail 2.0 dCi 177 CV 4x4 Xtronic
Consumo en ciudad 8,9 l/100 km
Consumo en carretera 7,3 l/100 km
Consumo medio 8,0 l/100 km

Nissan x-Trail 2.0 dCi 177 CV: su comportamiento

En cuanto al comportamiento del Nissan X-Trail, es un SUV con muy buena estabilidad lineal, muy aplomado en tramos de autopista incluso a alta velocidad y con una. Las suspensiones cuentan con un tarado muy equilibrado para este tipo de coche, acorde con su planteamiento familiar, ya que logran muy buena absorción de los baches y las irregularidades del asfalto. En zonas de curvas proporciona reacciones nobles y seguras, pero no incita a llevar a cabo una conducción excesivamente dinámica, pues a medida que aumentas el ritmo sale a relucir una velocidad de paso por curva claramente inferior a la de un turismo, precedida de una acusada deriva del tren delantero que seguramente tenga mucho que ver con los neumáticos mixtos que equipa el modelo. Salvo que el asfalto esté resbaladizo, la diferencia entre el modo 2WD de tracción delantera y el 4x4 Auto, que envía tracción al eje trasero en función de las necesidades, es poca. Da la impresión de que en esta última posición del mando giratorio con el que se controla el sistema de tracción total, el reparto de potencia al eje trasero está pensado para mejorar la tracción en condiciones complicadas, pero no para lograr un comportamiento más eficaz y neutro en carretera, pues no mitiga el subviraje del tren delantero a no ser que aceleres con decisión una vez que éste ya se ha producido. Por tanto, si abordas una curva con cierto espíritu deportivo todo el trabajo de mantener el coche en la trazada recae sobre las ayudas electrónicas, que frenan las ruedas interiores para inducir el giro antes de que actúe el ESP. Lo que sí que evita la tracción total son los leves tirones en la dirección que se producen en ocasiones cuando aceleras a fondo a poca velocidad o en arrancadas en el modo 2WD. Seguramente con un neumático más especializado en asfalto el comportamiento resultaría más preciso al límite y con un mayor redondeo del eje posterior, pero no suele ser eso lo que buscas cuando optas por un SUV. 

ESPACIO Nissan X-Trail 2.0 dCi 177 CV 4x4 Xtronic
Anchura delantera 144 cm
Anchura trasera 141 cm
Altura delantera 93/98 cm
Altura trasera 91 cm
Espacio para piernas 53-75 cm
Maletero 490/695 litros

En pistas de tierra o en pavimentos deslizantes es donde más salen a relucir las virtudes de la tracción integral del Nissan X-Trail, que se combina con una muy decente altura libre de la carrocería (21 cm) y con un notable filtrado por parte de las suspensiones. Si la situación lo requiere, por debajo de 40 km/h es posible bloquear el reparto de tracción al 50% en cada eje, lo que puede ayudar a sortear con mayores garantías algún obstáculo o dificultad que se presente. Para ello basta girar la rueda que controla la tracción total, sin necesidad de detenernos. Eso sí, hay que tener en cuenta que estamos ante un SUV, no un todo terreno puro y duro, a pesar de la robustez que transmite, por lo que sus capacidades off-road y el grado de complicación dependerán bastante de la habilidad del conductor. 

También te puede interesar

- Nissan Qashqai 2017 vs 2014: así cambia el SUV más vendido

- Nissan Qashqai 2017, el SUV de los SUV se renueva

- Nissan producirá los Qashqai y X-Trail en Reino Unido, a pesar del Brexit

- Nissan Juke Dark Sound Edition: tu SUV, una sala de conciertos