Prueba: Nissan Pulsar 1.2 DIG-T, aires de grandeza

El nuevo compacto de Nissan, el Pulsar, nace con muchas aspiraciones. Y no lo decimos sólo por su considerable habitabilidad, la mejor del segmento, sino por su agradable tacto, excelente dinámica y magnífico comportamiento.
Alberto Díez. Fotos: Israel Gardyn. -
Prueba: Nissan Pulsar 1.2 DIG-T, aires de grandeza
Prueba: Nissan Pulsar 1.2 DIG-T, aires de grandeza

El Nissan Pulsar, según afirma el fabricante japonés, viene a cumplir un doble objetivo. Por un lado, cubrir el hueco comercial que existe entre Juke y Qashqai; y por otro, plantar cara a lo más significado de la zona media del segmento C.  Y para conseguirlo, han creado un modelo que se distingue por su considerable habitabilidad, por la carga tecnológica incluida en su equipamiento,  y por un comportamiento que no desentonaría enfrentado al de berlinas de segmentos superiores.

Nissan PulsarY tras pasar por nuestras manos, debemos concluir que,  en su caso, sus fabricantes  tienen razón en casi todo lo que «nos venden».  Al menos, en el acabado Tekna probado. Para empezar, la sensación que transmiten los materiales empleados y su presentación, nos ha parecido lo suficientemente buena como para competir sin complejos con su hermano mayor, el Qashqai, que tan buen juicio nos mereció en este apartado.  Por otro lado, el reglaje en altura del asiento del conductor, junto a los de altura y profundidad de la columna de la dirección, permiten alcanzar una postura tras el volante muy buena. Y hubiera sido aún mejor de contar con un reglaje de tornillo en el respaldo, más preciso que el de puntos con que viene equipado el modelo.

Frente al conductor se cuenta con una instrumentación clara, en la que destaca la nueva pantalla de información situada entre velocímetro y cuentarrevoluciones. Es de 5 pulgadas, a color, y se pueden personalizar sus informaciones, incluidas las del navegador que, por cierto, es de serie en este acabado.

Bien equipado

Nissan PulsarY seguimos recibiendo buenas sensaciones. Una vez aposentados en su interior, sorprende el espacio reservado a los ocupantes y muy en especial el relativo a las plazas traseras. La considerable batalla de 2,7 metros que autoriza la plataforma modular C de Nissan, sobre la que se levanta el modelo, es la responsable de tan grata característica. Y lo mejor de todo es que pese a los 4,4 metros que mide el coche, ese considerable espacio longitudinal no se ha conseguido a base de sacrificar maletero. De hecho, y con 435 litros según nuestras mediciones, resulta incluso superior al de muchos de sus rivales directos.

El equipamiento de serie de este acabado Tekna es realmente completo y tecnológico. Así, nuestro protagonista contaba de serie con cámaras de visión trasera y periférica, detector de movimiento al maniobrar marcha atrás, control del ángulo muerto, función anticolisión frontal, función Stop&Start, acceso y arranque sin llave, y una consola central «flotante», que sirve de vía de comunicación entre el conductor y el sistema de infoentretenimiento Nissan Connect.

Nissan PulsarSi a lo anteriormente enumerado añadimos que el Pulsar incorporaba, también de serie, elementos como la tapicería de cuero, volante y palanca de cambios forrados de este mismo material, sistema de navegación, climatización dual y sensores de encendido automático de luces y limpiaparabrisas, estaréis con nosotros que se justifican los 20.400 euros que Nissan pide por este modelo y nivel de acabado, que haría palidecer incluso a coches de categorías superiores.

Muy 'dulce'

En términos dinámicos, el motor 1.2 DIG-T busca más el agrado de funcionamiento que la obtención de unas prestaciones rompedoras. De hecho, su respuesta a bajo y medio régimen es mucho más significativa que en la zona alta del cuentarevoluciones. Y esta característica hace que su conducción sea muy relajada y gratificante, ya que al ser tan elástico, no exige recurrir con frecuencia a su cambio de 6 relaciones para mantener cruceros bastante desahogados.

El comportamiento es otra virtud del Pulsar. Su ya comentada enorme batalla, junto a unas suspensiones muy bien afinadas en su capacidad de contención de las inclinaciones y de absorción de las irregularidades, hacen que el coche no sólo resulte confortable, sino que sus reacciones frente a todo tipo de situaciones y trazados sean siempre progresivas y fáciles de controlar

Te recomendamos

Hay un público fiel que sigue apostando por las berlinas tradicionales, y ahí el Lexu...

Espacio de carga, confort en viaje y capacidad para dormir en su interior hacen de lo...

El Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlina surcoreana, se ve las caras...

Del 7 al 13 de septiembre tienes ocasión de vivir una experiencia exclusiva a los man...

El Ford Focus siempre ha sido un compacto de retos y récords, y su cuarta generación ...

Nuevo rival en circuito para el Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlin...