Nissan Juke R

Montar la mecánica del GTR en un Juke puede parecer algo descabellado e irracional. En la práctica, se trata del crossover más rápido y eficaz jamás construido; un vehículo sorprendente, que cautiva y entusiasma a los que hemos tenido la suerte de pilotarlo.
-
Nissan Juke R
Nissan Juke R

 

En Nissan todavía no se terminan de creer el éxito que han obtenido con el Qashqai, un modelo que les está permitiendo capear la crisis mucho mejor que a la mayoría de los constructores generalistas. No es de extrañar, que el fabricante nipón haya intentado repetir la misma jugada con el Juke. De momento, aunque lejos de los resultados obtenidos por su hermano mayor, las cosas también parecen ir por el buen camino. 

Para celebrarlo, y de paso reforzar aún más la imagen de su original modelo, se han construido dos unidades del Juke —una con volante a la derecha y otra a la izquierda— equipadas con la mecánica, la transmisión y las suspensiones del todopoderoso Nissan GTR. Un vehículo, este último, que se ha ganado una posición de privilegio entre los deportivos de altos vuelos y que en aquí tenemos en un pedestal. Hay que tener en cuenta que hasta la fecha es el modelo más rápido y eficaz que ha pasado por nuestro circuito del INTA.

Bricolaje en tiempo récord

Para conducir al Juke R tuvimos que viajar a Inglaterra, concretamente a la localidad de Northants, donde el preparador RML tiene sus instalaciones. En este caso y dada la complejidad del proyecto, RML contaba con la colaboración del Centro Técnico de Nissan en Europa. Hay que tener en cuenta que no ha sido en absoluto fácil instalar la mecánica del GTR en el Juke, máxime si se tiene en cuenta que para realizar este trabajo disponía únicamente de 22 semanas. 

Como os podéis imaginar, son muchas las horas de 'bricolaje' que se han empleado para albergar en el monocasco del Juke el motor V6 Turbo, el cambio de doble embrague, la tracción total y las suspensiones del GTR. Se han modificado todos los soportes, el túnel de transmisión y también se han rediseñado los puntos de anclaje de las suspensiones. 

Belleza siniestra

Cuando se observa el coche con detenimiento, sorprende la exquisita calidad con la que se ha realizado el trabajo y a simple vista es casi como si se tratara de un coche de producción, algo que no siempre ocurre en este tipo de realizaciones artesanales. Exteriormente, el Juke R es un coche sumamente llamativo, que sorprende por los prominentes pasos de rueda para dar cabida a las enormes y espectaculares llantas de 20 pulgadas calzadas con neumáticos 255/40 delante y 285/35 detrás. No menos impactante es el color negro mate que se ha escogido para la carrocería, que al igual que ocurría con el Ford Focus RS500 se consigue con vinilo de la firma 3M. El aspecto de este automóvil es absolutamente impresionante, casi siniestro y casi podría pasar por el coche de los «malos» en una de las películas de Mad Max. Es evidente que si lo que se pretendía era llamar la atención, el objetivo se ha conseguido con creces..

 

Y del interior se puede hablar en unos términos bastante similares. Dado su carácter extremo y para garantizar la rigidez del conjunto, se ha instalado un arco de seguridad de seis puntos de anclaje, como si de un coche de carreras se tratara. El Juke R también dispone de asientos bacquet y arneses de seguridad, con lo cual y a falta del sistema de extinción, estaría prácticamente en condiciones de pasar las verificaciones técnicas en cualquier prueba deportiva. Y si bien no está pensado para competir, sí que ha realizado ya funciones de Pace Car en la pasada edición de las 24 Horas de Dubai. De todas formas y si bien es verdad que en el interior se respira un ambiente de lo más racing, esta versión del Juke dispone de los mismos elementos de confort que en el Nissan GTR: climatizador, equipo de alta fidelidad, pantalla multifunción con navegador y sistema de telemetría, entre otros. 

El juego de las diferencias

Aunque también conserva la columna de dirección del GTR, regulable en altura y profundidad, a los mandos del Juke la postura es algo forzada y es fácil que las piernas queden un tanto encogidas. La postura al volante es, no obstante bastante elevada. A los mandos, la sensación es la de estar manejando un coche muy serio, un deportivo en el sentido más extenso de la expresión. Conducir en Inglaterra es siempre complicado y especialmente cuando el vehículo a emplear dispone de volante a la izquierda. Para facilitar algo las cosas, uno de los responsables de RML ejercía el trabajo de coche «liebre» y gracias al amplio conocimiento tanto del terreno, como de la ubicación de los radares, lo hacía a un ritmo muy alto. Aunque el ritmo era bastante elevado, a los mandos del Juke R resultaba bastante fácil seguir su estela. No en vano, hay que tener en cuenta que este crossover ofrece unas prestaciones similares a las del GTR y prueba de ello es que se anuncia una aceleración de 0 a 100 km/h en menos de 4 segundos, mientras que la velocidad máxima roza los 270 km/h, algo que pudimos comprobar en la pista de despegue de un aeropuerto cercano a las instalaciones de RML, donde hubo ocasión exprimir el coche al máximo, con total seguridad y sin limitaciones. 

El Juke R empuja con una fuerza demoledora, gracias a un motor que ofrece un poderío extraordinario y una impresionante contundencia en su respuesta. El cambio de doble embrague es el complemento perfecto para exprimir al máximo el rendimiento del V6 turbo, ya que además de contar con unas relaciones bastante ajustadas, es rápido y muy suave en las inserciones, lo que se aprecia de forma especial en el modo manual. Y gracias al sistema de tracción total, los casi 500 CV se transmiten al suelo con total eficacia. 

En el Juke se va más alto que en el GTR, pero lo cierto es que el comportamiento apenas se resiente. Con la amortiguación en la posición más enérgica, el coche apenas se acuesta en las curvas; vira muy plano y transmite mucha seguridad al volante. La batalla ha disminuido en nada menos que 27 centímetros, por lo que no es de extrañar que en curva rápida sea algo más nervioso que el GTR y que tenga unas reacciones algo más bruscas, si bien es verdad que mantiene un comportamiento muy eficaz. A cambio en los giros más cerrados ofrece mayor agilidad que el Nissan GTR, pero ha perdido algo en progresividad y facilidad de reacciones. Conviene olvidarse por tanto de desconectar del todo las ayudas a la conducción, máxime además si se tiene en cuenta que en el modo R funciona de maravilla, sin restar eficacia y permitiendo que los deslizamientos de la zaga se realicen con absoluto control y la seguridad de que tengan un final feliz. 

Como un coche de producción

De todas formas, lo que más sorprende del Juke GTR es que si bien se trata de un prototipo, el coche funciona a la perfección, no hay ruidos extraños ni desajustes y la puesta a punto de todo el conjunto resulta envidiable. Puede que cronómetro en mano sea algo menos eficaz que su hermano mayor, pero personalmente si me dieran a elegir, tendría claro cual me quedaría. No es de extrañar que tras una mañana disfrutando a tope con esta máquina tan singular, me entraran terribles tentaciones de coger carretera y llevármelo a casa. ¡No lo iba yo a pasar bien con este coche en Madrid!..   


Motor
Tipo: Delantero longitudinal de seis cilindros en V
Cilindrada: 3.799 cc
Potencia: 485 CV a 6.400 rpm,
Par máximo: 60 mkg a 3.200 rpm.
Transmisión
Tracción: total permanente.
Cambio: seis velocidades manual pilotado de doble embrague con levas en el volante
Prestaciones:
Velocidad máxima: 267 km/h
Aceleración: 0-100 km/h: 4,1 segundos

¿Qué opinas de esta noticia? Debate en los foros con otros aficionados al mundo del motor.

Galería relacionada

Nissan Juke R el contacto

Te recomendamos

Hay un público fiel que sigue apostando por las berlinas tradicionales, y ahí el Lexu...

Espacio de carga, confort en viaje y capacidad para dormir en su interior hacen de lo...

El Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlina surcoreana, se ve las caras...

Del 7 al 13 de septiembre tienes ocasión de vivir una experiencia exclusiva a los man...

El Ford Focus siempre ha sido un compacto de retos y récords, y su cuarta generación ...

Nuevo rival en circuito para el Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlin...