Daewoo Tacuma 2.0 CDX

Con un precio ligeramente más bajo que el resto de la competencia y un motor de mayor cilindrada y potencia, el Daewoo Tacuma cuenta con buenos argumentos para estar arriba. Si fuera todavía algo más económico, arrasaría.
Autopista -
Daewoo Tacuma 2.0 CDX
Daewoo Tacuma 2.0 CDX

En marcha, el Tacuma tiene una ventaja sobre el resto de la competencia de precio equivalente y es la de contar con un motor dos litros, mientras que el resto en su nivel de precio se conforma con un 1.8 o, incluso, en el caso del Scénic, con un 1.6. El motor del Daewoo no se muestra perezoso y aprovechando el cambio de marchas se le puede sacar bastante partido. Supera en todas las mediciones al Picasso, al Almera Tino y al Scénic, en especial en recuperaciones y maniobras de adelantamiento, porque la cilindrada manda. En la medición de 80-120 km/h saca más de tres segundos al siguiente y eso que el Daewoo cuenta con unos desarrollos algo largos. Sólo se le acerca el Opel Zafira, que le supera en un segundo en el 80-120 km/h en quinta y en medio segundo en cuarta. Es una cuestión de desarrollos, que en el Opel se han ajustado, dejándolos bastante cortos, y en el Tacuma se han dejado algo más largos en un intento de disminuir ruido y consumo.

De todas formas, el motor, aunque tiene una buena respuesta, es algo áspero en la parte alta del cuentavueltas y emite un sonido elevado y no especialmente agradable, en especial a partir de 4.500 vueltas. Un régimen que, en quinta, supone rodar a 155 km/h reales. La mejor zona la tenemos a medio régimen, con un 95 por ciento del par máximo entre 2.300 y 5.000 vueltas. Por encima de esta cifra se puede estirar un poco más, pero el sonido nos invita a cambiar a una marcha superior. En vías rápidas, el sonido queda más amortiguado por los demás ruidos, pero el del motor es el que manda.

El comportamiento en estas circunstancias está penalizado por una dirección imprecisa. Se siente poco lo que está ocurriendo entre los neumáticos y el asfalto. Este aspecto perjudica unas suspensiones que se muestran como las más conseguidas de la marca. Blandas como base, pero bastante afinadas. En carretera más virada el Tacuma se desenvuelve bastante bien, con una buscada tendencia a irse de morro, pero sin llegar a ser exagerada. Pura matemática para un coche de este talante: que subvire sin excesos y que el tren trasero se insinúe, pero poco.

En carreteras bacheadas, con parches y ondulaciones, las suspensiones absorben bien, aunque la dirección vuelve a ser el punto negativo, con vibraciones que llegan al volante cuando el coche se apoya en curva. Los frenos cumplen, sin más. Las distancias de frenado son algo más largas que las de sus rivales y tampoco le sobra resistencia al calentamiento, ni siquiera con el conductor solo. Ésta es una consecuencia lógica de un peso elevado y un equipo con discos ventilados delanteros y tambores atrás. El Almera Tino, el Scénic y el Zafira disponen de cuatro discos y, además, de más tamaño. El único que monta tambores es el Picasso, pero pesa 100 kg menos que el Tacuma.

Los consumos suben en ciudad, debido en parte al peso, y en carretera, cuando se rueda a alta velocidad. Consume menos que el Picasso, que debe circular más tiempo en marchas cortas para compensar la menor cilindrada, pero más que el Almera Tino, el Scénic o el Zafira.

El equipamiento es muy completo en líneas generales. Le faltarían los airbags laterales, el ordenador de a bordo y la opción de navegador, cada vez más extendida. A cambio dispone de asiento del pasajero giratorio, unas útiles barras portaequipajes en el techo y cargador de CD´s en el maletero. Ninguna de las opciones es estrictamente necesaria y también se puede disponer de cambio automático de cuatro relaciones y tapicería de piel. El precio está ajustado, ya que resulta más económico que sus rivales, con un equipamiento muy extenso y unas prestaciones superiores, pero está demasiado cerca, sobre todo del Picasso.

Galería relacionada

Daewoo Tacuma 2.0 CDX

Historias
LOS MEJORES VÍDEOS
Te recomendamos

Una historia de amor de ida y vuelta a bordo de un MINI....

Por espacio y tecnología, el MINI Countryman se establece como una de las opciones má...

No es una afirmación gratuita, sino el resultado de un estudio del INSIA, uno de los ...

Por la ciudad, a la montaña, de viaje, solo, en pareja o en familia... pero siempre d...

Con las proporciones más deportivas y el dinamismo de conducción de un turismo, pero ...

Los ganadores de un juego de neumáticos todo tiempo Bridgestone Weather Control A005 ...