Hyundai Coupé 2.0

Un nuevo e impactante diseño acompaña a perceptibles mejoras en los capítulos de confort, seguridad y comportamiento de la segunda generación de este atractivo coupé de origen coreano.
Autopista -
Hyundai Coupé 2.0
Hyundai Coupé 2.0

El motor 2.0 de la serie, que Hyundai denomina "Beta", mantiene intactos su carácter y comportamiento, ya que se ha trabajado en él solamente para reducir emisiones y, algo, el consumo. Por lo tanto, resulta un placer dejarlo en "libertad": se muestra relativamente ágil por debajo de las 4.000 rpm y a partir de allí "estalla" con una buena dosis de energía hasta las 6.500 rpm, lo que es ayudado por desarrollos cortos en las marchas intermedias, mientras la quinta queda justa, consiguiéndose la velocidad máxima ligeramente por arriba del régimen de máxima potencia. A pesar de su chispeante carácter, el motor ha perdido algo en aceleración y en las recuperaciones respecto a su antecesor, aunque las cifras finales siguen siendo buenas dentro de su categoría. Este propulsor ha recibido soportes hidráulicos y con ello se han conseguido reducir de manera notable las vibraciones, que en la generación anterior podían percibirse en el habitáculo. También el varillaje del cambio ha sido efectivamente aislado y, si bien se han aplicado insonorizantes nuevos al chasis (que es 15% más rígido), el ruido se deja notar en el habitáculo a partir de 140 km/h. Pero, en general, el Hyundai Coupe es ahora más confortable acústicamente.

Este modelo se siente cómodo en autovías o autopistas entre 160 y 175 km/h, pero pierde parte de su aplomo a alta velocidad, si hay ondulaciones en el camino, sobre todo por un tarado algo blando de los amortiguadores en la extensión. Justamente, esta configuración de amortiguadores suaves a la extensión le permite traccionar muy bien sobre firmes bacheados y en curvas de baja velocidad. Si bien su comportamiento es sano, y con mayor aplomo que en la versión anterior, no llega a tener la eficacia de los chasis deportivos del grupo PSA o la progresividad y suavidad de reacciones del Fiat Coupé. Ello no impide que sea eficaz, que tenga una buena capacidad de absorción de las irregularidades del terreno y que haga lo que el conductor ordena si se ha llegado un poco rápido a la entrada de una curva. El Coupe apunta bien en el ingreso a los virajes, pero después subvira inmediatamente -en exceso para nuestro gusto- aunque no tiene problemas para aplicar la tracción saliendo de aquellas curvas lentas. Este efecto de deslizamiento del morro se debe, entre otros factores, a una estabilizadora realmente gruesa, de 24 mm de diámetro, mientras se utiliza otra de 17 mm en el eje trasero.

Por otra parte, la respuesta de la dirección, rápida al principio, se hace insensible cuando aumenta el ángulo de giro, lo que quita algo de confianza al conductor. Una mejora importante se percibe en el accionamiento del cambio, ahora con recorridos ligeramente más cortos, bastante más sensible y preciso. Ello se ha conseguido cambiando de posición la palanca y modificando el varillaje selector de marchas. Otro aspecto que ha mejorado mucho es el del frenado. Ahora, el sistema, con discos ventilados delanteros y sólidos atrás en la variante dos litros, consigue distancias de parada mucho mejores: de 88 m que se cubrían frenando desde 140 km/h se ha pasado a 73,5 m, un mundo de diferencia y con otro detalle a favor, la resistencia ha mejorado y realmente hace falta frenar varias veces a fondo para que se note la fatiga. Con estas cifras, el Hyundai se sitúa entre los mejores deportivos del mercado. El radical retoque estético, que ha producido un frontal claramente distinguible, con 10 fuentes de luz y una pequeña entrada de aire por encima del paragolpes, ha sido bien acompañado por trabajos de perfeccionamiento en las áreas mecánicas y de confort. Y, si bien el Hyundai Coupe, al menos por el precio de lista, no es el "chollo" que era hace dos años, sigue disponiendo de una muy buena relación precio/equipamiento/prestaciones e imagen. Si a ello sumamos la garantía por tres años que ofrece su importador, es fácil vaticinar que seguirá contando con un alto nivel de aceptación en el mercado.

Galería relacionada

Hyundai Coupé 2.0

Historias
LOS MEJORES VÍDEOS
Te recomendamos

Una historia de amor de ida y vuelta a bordo de un MINI....

Por espacio y tecnología, el MINI Countryman se establece como una de las opciones má...

No es una afirmación gratuita, sino el resultado de un estudio del INSIA, uno de los ...

Por la ciudad, a la montaña, de viaje, solo, en pareja o en familia... pero siempre d...

Con las proporciones más deportivas y el dinamismo de conducción de un turismo, pero ...

Los ganadores de un juego de neumáticos todo tiempo Bridgestone Weather Control A005 ...