Kia Carnival 2.9 HPDI

El Carnival es el monovolumen más grande por detrás de los Chevrolet Trans Sport y Chrysler Grand Voyager y el más barato de su segmento. Y todo con buena calidad de terminación, aceptable equipamiento y una forma de rodar bastante desahogada.
-
Kia Carnival 2.9 HPDI
Kia Carnival 2.9 HPDI

Llamarse Kia, venir de Corea y tener que desembolsar más de 25.000 euros no puede decirse que sea un buen comienzo. Pero, si se olvidan los complejos y se analiza el producto fríamente, la elección puede ser de lo más acertada. El Carnival es, dentro de los monovolúmenes del segmento grande, de los más voluminosos tanto por fuera como por dentro. Con sus 4,93 m de longitud, sólo se ve superado por los monovolúmenes procedentes de EE.UU. No toda la extensión se traduce proporcionalmente en espacio interior, pero, como hay tanta, el habitáculo es de los más amplios. Mucho espacio para las piernas, incluso en la tercera fila, y una anchura sólo superada por la del Chrysler. Los pasajeros se distribuyen en 2+2+3, con butacas independientes en la fila central y una banqueta corrida en la trasera, pero que en realidad está dividida por mitades. Los asientos de la segunda y tercera fila se pueden deslizar en sentido longitudinal, reclinar, abatir y retirar. Esto último en una operación muy sencilla que sólo se complica por el enorme peso de los asientos. El maletero crece a medida que se van quitando piezas, pero, aun con todos los asientos puestos, permite un volumen relativamente aceptable, aunque a todas luces insuficiente, como ocurre en todos los demás vehículos de este tipo.

También abundan los huecos, con tres guanteras, receptáculos y hasta dos portagafas delanteros. Lo de los posavasos en cambio parece obsesivo: hemos contado hasta 16, a más de dos por cabeza.

El equipamiento está en líneas generales bastante completo, aunque le faltan detalles como climatizador, airbags laterales y de cortina, ordenador de a bordo, radiocasete integrado o ajuste del volante en profundidad. Aun así, la postura al volante es correcta, cómoda y muy amplia. Cuenta con un mando independiente en el salpicadero para reforzar la calefacción de la parte trasera y con cuatro salidas colocadas en los laterales del techo, una de ellas con mando que regula el caudal de aire de la parte posterior.

El interior también llama la atención por la buena presentación. Los plásticos tienen una apariencia y tacto muy agradable, bastante mejor, por ejemplo, que los de todo un Toyota Previa y a la altura de un Chrysler Voyager. Además da impresión de solidez y ajuste, y hasta el diseño resulta moderno.

Galería relacionada

Kia Carnival 2.9 HPDI

Te recomendamos

SEAT, Autopista y el Máster en Styling y Diseño de la Universidad Politécnica de Vale...

Range Rover sorprendió a todos con la llegada de su último SUV. El Range Rover Velar ...

Hablar del MINI Countryman Híbrido Enchufable es hablar de un SUV camaleónico, que aú...

Uno de los motivos principales a la hora de comprar un coche de segunda mano es el pr...

Casi todo cuanto imaginas se puede comprar con dinero, menos tu tiempo, pero MINI te ...

Las capacidades dinámicas del nuevo VW Touareg lo convierten en un poderoso rodador, ...