Hyundai Matrix 1.5 CRDi

No se trata de un modelo de futuro, como podría indicar la coincidencia de su nombre con el título de una de las películas de ciencia ficción más taquilleras de los últimos años, el Hyundai Matrix es un modelo de hoy pensado para cubrir las necesidades de la gente de hoy. El minimonovolumen asiático es el presente, del futuro ya se ocupan los guionistas.
Autopista -
Hyundai Matrix 1.5 CRDi
Hyundai Matrix 1.5 CRDi

Para gustos están los colores y como tal hay que tomarse la estética del Matrix. Muchos verán en este modelo innovación y originalidad en sus líneas, mientras otros no le encontrarán la más mínima gracia, pero esas divisiones desaparecerán a la hora de opinar sobre su interior, su modularidad y, sobre todo, su precio. Hyundai ha optado por dirigir su mirada hacia clientes que necesiten un coche útil, con diferentes posibilidades de uso y que no se les vaya de precio. Y lo ha conseguido.

Desde luego el Matrix se puede adaptar a muchos perfiles de usuario, pero sus características de poco "bebedor", suavidad en la dirección, precio reducido y habitáculo flexible lo hacen perfecto para todos aquellos que necesiten un coche de diario, que consuma poco y sufra el ajetreo del tráfico urbano sin problemas, pero que, además, permita salir el fin de semana con la familia o con los amigos de excursión. Tanto familias con niños, con las típicas necesidades de maletas sin fin, cochecitos infantiles y docenas de juguetes como jóvenes que salen con el objetivo de realizar viajes cortos y necesitan espacio para mochilas, accesorios deportivos o, simplemente, amigos pueden encontrar en el Matrix un vehículo que se adapta a sus necesidades sin salirse demasiado del presupuesto.

Corea está de moda, sólo hay que encender la televisión, en cualquier momento del día o de la noche, u hojear un diario para ver alguna información relacionada con el país asiático. El Mundial de Fútbol nos ha acercado la desconocida Corea (y a su selección) hasta nuestras casas, ¿por qué no también hasta nuestras calles? Y es que es de reconocer que los coches del capitalista país asiático no tienen especial buena acogida entre los conductores españoles, al menos hasta ahora.

Al margen del balompié, el Matrix es un coche como poco sorprendente y su fabricante lo sabe. La línea exterior de este monovolumen, por definirlo de alguna forma, es obra de Pininfarina y eso se tiene que notar. Los cortes de las ventanas, muy cuadradas y amplias, que mejoran la visibilidad, unos grupos ópticos modernos y de tamaño generoso y una línea del frontal bastante inclinada hacen del Matrix un vehículo fácil de identificar.

El diseño, sin embargo, penaliza la aerodinámica del modelo, que no resiste la más mínima ráfaga lateral y que a partir de velocidades de en torno a 100-120 kilómetros por hora causa un molesto ruido del aire, que, unido al del motor (que suena menos conforme pasa el tiempo y el propulsor alcanza temperatura), resulta algo incómodo para los ocupantes.

El acceso al maletero es perfecto, con un gran portón y una altura al suelo bastante baja, al igual que al interior del vehículo, gracias a sus puertas y a la altura de los asientos.

Galería relacionada

Hyundai Matrix 1.5 CRDi

Historias
LOS MEJORES VÍDEOS
Te recomendamos

Una historia de amor de ida y vuelta a bordo de un MINI....

Por espacio y tecnología, el MINI Countryman se establece como una de las opciones má...

No es una afirmación gratuita, sino el resultado de un estudio del INSIA, uno de los ...

Por la ciudad, a la montaña, de viaje, solo, en pareja o en familia... pero siempre d...

Con las proporciones más deportivas y el dinamismo de conducción de un turismo, pero ...

Los ganadores de un juego de neumáticos todo tiempo Bridgestone Weather Control A005 ...