Ford Focus ST 170

Han tenido que pasar cuatro años desde el lanzamiento del Focus para que los entusiastas puedan disponer de una auténtica versión deportiva. Afortunadamente, su garra y prestaciones han hecho que merezca la pena esperar.
-
Ford Focus ST 170
Ford Focus ST 170

El bastidor muestra un comportamiento básico en línea con cualquier otro Focus, esto es, muy bueno. Llevado a sus extremos, la tendencia al subviraje se debe compensar con una diferencia de presiones entre los trenes de, al menos, tres décimas a favor del delantero, consiguiéndose así unas reacciones muy rápidas a las órdenes dadas sobre el volante. Sobrepasando el límite, siguen siendo las ruedas delanteras las que dejan de ir según nuestros deseos, pero una sencilla actuación sobre el acelerador apremia al tren trasero para que colabore a retomar la trayectoria deseada. Afortunadamente para los conductores de habilidades no exageradas, el nivel de nobleza del bastidor es similar al de eficacia y garra que muestra.

Con el tamaño de los discos, la frenada no puede sino ser buena. Además, es equilibrada y resistente al trabajo duro. El único pero que le hemos encontrado es el recorrido del pedal, algo largo, que, aunque facilita la dosificación de la frenada a conductores poco finos, vuelve algo menos apetecible la realización de la maniobra de punta-tacón en las reducciones al quedarse el acelerador algo alto en relación al pedal de freno.

El habitáculo del Focus posee unas cotas interiores que permiten acoger con holgura a cuatro adultos y, apretándose atrás, a cinco. El acceso a las plazas traseras — en nuestro mercado sólo se comercializa el ST170 en la versión de tres puertas— no es especialmente difícil, aunque detrás, con la línea ascendente de carrocería, la sensación que se vive dentro no es especialmente luminosa. Los asientos delanteros son muy buenos, tanto por confort como por sujeción y reglajes, ya que disponen de regulación en altura y lumbar. La presentación es similar a otras versiones del Focus en materia de recubrimientos plásticos y, la verdad, con el precio que exige pagar esta versión, la apariencia se queda ya un poco pobre.

El equipamiento específico de confort del ST170 no es parco, con climatizador y sistema de sonido con CD de serie mientras que la seguridad no se olvida, con cuatro airbags, faros antiniebla y ABS con control de tracción, pudiéndose completar con el control de estabilidad y faros de xenón, éstos con un costo de 900 euros.

La experiencia ha dictado, en multitud de ocasiones, que un modelo de características extremas sirve bien a su fabricante para demostrar sus posibilidades técnicas pero, en múltiples ocasiones, se ha acompañado de un fracaso comercial por las incomodidades que puede llegar a acarrear. Este ST170, sirviendo como respuesta a lógicos deseos prestacionales, no lleva a sus usuarios a molestias incoherentes, por lo que ya cuenta con la tarjeta de presentación adecuada para poder llegar a ser un éxito.

Galería relacionada

Ford Focus ST 170

Te recomendamos

Range Rover sorprendió a todos con la llegada de su último SUV. El Range Rover Velar ...

Hablar del MINI Countryman Híbrido Enchufable es hablar de un SUV camaleónico, que aú...

Uno de los motivos principales a la hora de comprar un coche de segunda mano es el pr...

Bridgestone nos presenta su nuevo neumático Weather Control A005, que mantiene un ren...

Casi todo cuanto imaginas se puede comprar con dinero, menos tu tiempo, pero MINI te ...

El Jaguar E-PACE tiene el honor de ser el primer SUV compacto de la historia de la ma...