Seat Ibiza 1.9 TDI Sport 130 CV

La fórmula empleada por la marca española en su nueva variante Diesel del Ibiza, potenciada a 130 CV, concentra las virtudes de modelos deportivos en un envoltorio muy práctico. Además de ofrecer unas prestaciones espectaculares, inéditas entre los modelos de su categoría, logra unas cifras de consumo razonables.
-
Seat Ibiza 1.9 TDI Sport 130 CV
Seat Ibiza 1.9 TDI Sport 130 CV

En la práctica, estas particularidades se traducen en un buen comportamiento general, con reacciones progresivas y previsibles en los virajes más cerrados y firmes apoyos en curvas largas de autopista, si bien la amortiguación resulta algo incómoda cuando se circula por carreteras con el firme rizado.

La inscripción en las curvas es muy sencilla (nuestra unidad de pruebas equipaba llantas de 17 pulgadas con neumáticos de perfil bajo 205/45, que proporcionan buen agarre lateral y poca deriva). Para contrarrestar los posibles “excesos” del motor, cuenta de serie con sistema de control de tracción, aunque el de estabilidad ESP se ofrece como opción a un precio de 511 euros.

Respecto al precio, 15.610 euros (2,7 millones de pesetas), no se puede decir que sea una ganga, pues se encuentra en las cifras de modelos de un segmento superior de mercado, pero tampoco hay competidores en su segmento que ofrezcan un nivel de prestaciones tan destacable como el de este deportivo TDI, con unos consumos casi insignificantes y que proporcionen un nivel de satisfacción en la conducción tan elevado.

Con estas cifras tan destacadas, el Ibiza TDI de 130 CV se queda sin rivales directos en su segmento. Los posibles competidores se encuentran en la “casa” y posicionados en segmentos superiores; es decir, el Seat León TDI de 150 CV, el Volkswagen Golf en sus variantes de 130 ó 150 CV o bien el Audi A3 TDI de 130 CV, por citar a los modelos compactos.

En la categoría del Ibiza no hay ningún competidor que se acerque a estas cifras de potencia, estando lo más cercano en torno a 100 CV. Incluso en el capítulo de equipamiento, el nuevo Ibiza se desmarca de su posible competencia, pudiendo incluir como opciones, elementos como el navegador GPS, climatizador automático, faros de xenón, techo eléctrico, sistema de control de tracción y estabilidad, sensor de lluvia o llantas de aleación de 16 pulgadas de diámetro.

En lo que se refiere al comportamiento, el nuevo modelo también aporta interesantes aplicaciones que contribuyen a mejorar su dinamismo. La variante deportiva del Ibiza incluye lo que Seat ha definido como “Chasis ágil”, que consiste en la combinación de un tarado específico de las suspensiones a base de muelle no muy duro con amortiguadores bastante firmes, con una dirección de asistencia electrohidráulica que modula la asistencia a la dirección en función de la rapidez del giro de volante, la velocidad de marcha y la posición de las ruedas. Además, el tren delantero ha sido construido con un subchasis de tres piezas: la central, que sustenta la dirección, y dos laterales que sirven de anclaje para los trapecios de la suspensión.

Galería relacionada

Seat Ibiza 1.9 TDI Sport 130 CV

Te recomendamos

SEAT, Autopista y el Máster en Styling y Diseño de la Universidad Politécnica de Vale...

Range Rover sorprendió a todos con la llegada de su último SUV. El Range Rover Velar ...

Hablar del MINI Countryman Híbrido Enchufable es hablar de un SUV camaleónico, que aú...

Uno de los motivos principales a la hora de comprar un coche de segunda mano es el pr...

Casi todo cuanto imaginas se puede comprar con dinero, menos tu tiempo, pero MINI te ...

Las capacidades dinámicas del nuevo VW Touareg lo convierten en un poderoso rodador, ...